fbpx

‘Versos con faldas’: Una tertulia literaria con pena y Gloria (Fuertes) Ficciones, Reseñas

En 1951, las poetas Gloria Fuertes, Adelaida Las Santas y María Dolores de Pablos fundaron la tertulia “Versos con Faldas”. El nombre fue cosa de la primera de las tres. Fue la única tertulia madrileña feminista durante la dictadura franquista, toda una aventura y toda una hazaña.

De izq. a dcha.: Maria Dolores de Pablos, Gloria Fuertes y Adelaida Las Santas

De izq. a dcha.: Maria Dolores de Pablos, Gloria Fuertes y Adelaida Las Santas

Se lee en el prólogo a la antología de nombre homónimo, Versos con faldas, recuperada ahora por la editorial Torremozas, que cuando los socios de la Asociación Artístico-Literaria del teatro Gallego de Madrid comenzaron a molestarse por la tertulia de las poetas, colocaron un futbolín en la sala para boicotear la reunión. Si alguna empezaba a recitar, había que ver al grupo de socios agitarse y gritar con alborozo alrededor de la mesa. La anécdota la explicó la propia Gloria Fuertes en una entrevista de 1952. Un año después, la tertulia se disolvió. En el momento, el grupo lo componían sesenta poetas en Madrid, y otras cuantas más en provincias.

Gloria Fuertes no creía que el alma tuviera sexo, tampoco la poesía. Por eso mismo, defendió borrar del diccionario la palabra “poetisa”. Clic para tuitearEn la misma entrevista, preguntaron a Gloria Fuertes quiénes consideraba que eran mejores poetas, si los hombres o las mujeres. Respondió que ella no creía que el alma tuviera sexo, tampoco la poesía. Por eso mismo, defendió borrar del diccionario la palabra “poetisa”. A la insistencia del entrevistador en cuestionarle sobre la calidad de la poesía femenina, la poeta le refirió que más bien se trataba de que el ambiente de opresión padecido por las mujeres hasta el momento había impedido manifestar la capacidad poética de la inmensa mayoría de ellas.

Había que ser muy valiente para decir algo así en la radio en 1952. Aquella era aún la España gris de la postguerra que describió Carmen Martín Gaite en Usos amorosos de la postguerra española. El legado de José Antonio Primo de Rivera, fundador de la Falange Española, seguía vivo en la Sección Femenina, controlada por su hermana, Pilar Primo de Rivera. El entendimiento falangista de la vida era esencialmente antifeminista, convirtiendo a la mujer en un remedo de la popular muñeca Mariquita Pérez a golpe del manual La guía de la buena esposa.

A todo ello había que añadir la atmósfera anti-intelectual que dominaba en la España franquista. Así que las escritoras de la tertulia Versos con Faldas estaban doblemente marginadas, tanto en su condición de mujeres como en la de intelectuales. Y aún así dieron la campanada en los ambientes culturales de la época. Ya la primera sesión fue un éxito de público y, tal como describió Adelaida Las Santas en el prólogo a la primera edición de la antología que preparó en 1983, los flashes de los muchos fotógrafos centellearon en la sala, pero el paso del tiempo relegó a la mayoría a las catacumbas de la literatura.

Portada de la reedición de Torremozas de la antología 'Versos con faldas'

Portada de la reedición de Torremozas de la antología ‘Versos con faldas’

De allí las ha sacado una investigación de tres años que emprendieron Marta Porpetta y Fran Garcerá que, como si fueran Ulises Lima y Arturo Belano tras los pasos de la poeta Cesárea Tinajero en la novela de Roberto Bolaño, Los detectives salvajes, rastrearon en archivos y hemerotecas de ABC y la Biblioteca Nacional de España con el fin de reconstruir los perfiles de las cuarenta y siete autoras. De muchas de ellas sólo tenían el nombre. Además de los poemas de 1983, la nueva edición de la editorial Torremozas incluye abundante material gráfico y documentos como los discursos, los programas de mano de las tertulias y las dedicatorias que se dedicaban unas a otras en las obras posteriores de cada una. Porque si de algo valió la tertulia además de acabar con el silencio de la poesía de las mujeres, fue para trabar una fuerte red de camaradería entre ellas que siguió durante años.

El grupo se formó para reivindicar la autoría femenina porque todas ellas estaban en la periferia cultural. De hecho, es significativo que la primera sesión de la tertulia se celebrara un lunes 5 de marzo de 1951 en el sótano de la Asociación Artística-Literaria de la carrera de San Jerónimo. Aquello era lo más underground del momento. Ese año se celebraron once sesiones y Gloria Fuertes preparó un discurso de clausura en el que señaló cómo en la mayoría de las ocasiones eran los propios compañeros escritores los que ponían “más obstáculos que los que en realidad hay. Los que van y vienen, publican y ganan y ocupan las redacciones”. Se refería la poeta a que los propios escritores, en la práctica de la crítica literaria en los periódicos, en lugar de ayudar se dedicaban a lastrar las carreras literarias de las mujeres.La tertulia Versos con Faldas acabó con el silencio de la poesía de las mujeres, tejió una fuerte red de camaradería entre ellas que perduró. Clic para tuitear

La última sesión de Versos con Faldas como tertulia independiente se celebró en 1953. A finales de 1952, la Dirección General de Seguridad del Régimen había prohibido todos los recitales y tertulias de café. Fue el principio del fin, pero treinta años después, Adelaida Las Santas quiso recuperar la memoria de aquel tiempo y editó la antología Versos con faldas. Las Santas pidió a Gloria Fuertes que escribiera el prólogo. A pesar de que la poeta prefería mirar al futuro, al repasar aquellos años, comprendió que la tertulia fue un verdadero grupo cultural feminista. Tal vez el primero en aquella España franquista: “Que este libro, idea de Adelaida Las Santas, sea testimonio de la tertulia Versos con Faldas, que no se puede decir que pasó sin pena ni gloria, porque pena tuvo (y alegría) y gloria tuvo (Gloria Fuertes y tinto con sifón)”.

 

Autoras participantes en 'Versos con faldas':
Amparo Abad, María Alfaro, Mayda Antelo, Carmen Barberá, Gloria Calvo, Eva Cervantes, Stella Corvalán, Pilar de Cuadra, Mercedes Chamorro, María Luisa Chicote, Carolina D’Antin, Ángela Figuera, Gloria Fuertes, Amparito González Figueroa, Elvira González Sierra, Gracián Quijano, Josita Hernán, María Antonia de Ibarra, Clemencia Laborda, Adelaida Las Santas, Carmen Loyzaga, Juana Marín, Carmen Martín de la Cámara, Rosario Moncada, María Cristina Montes, Eduarda Moro, Elisabeth Mulder, María Mulet, María Ontiveros, Lola P. Quincoces, María Dolores de Pablos, María de los Reyes, Aurora Rodríguez Alonso, Lucrecia San Antonio, María José Sánchez-Bendito, Felisa Sanz, María Isabel Secades Lainz, María Settier, Josefina de Silva, Carmen Silveiro, Concha Suárez del Otero, Alfonsa de la Torre, Carmen de la Torre Vivero, Sagrario Torres, Acacia Uceta, María Paz Viloria, Nola de Villaré.
‘Versos con faldas’: Una tertulia literaria con pena y Gloria (Fuertes)
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Filólogo, caminante, disléxico y periodista vocacional. Lo único que tengo claro es que de todas las vidas posibles, me quedo con las vividas a toda letra. https://viviratodaletra.com/

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies