fbpx

Comunicado de las compañeras racializadas de Madrid tras el 8M Participa

Nota: Esta es la sección de libre publicación en la que promovemos la participación de las lectoras. Publicamos contenidos que nos parecen interesantes aunque no coincidan con nuestra línea editorial ni con nuestros criterios de edición. Máximo 3 folios.

Concentración del 12N Antirracista en Zaragoza. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo).

Madrid, 11 de marzo de 2019.

Este comunicado es de parte de las compañeras y compañeres racializades que marchamos juntes el 8M en Madrid, España.
Antes de comenzar con nuestro comunicado, queremos dejar claras unas cuantas definiciones que utilizamos en nuestro discurso para no dar lugar a malentendidos.

●  Persona racializada: no es una categoría que defina a las personas por sus rasgos físicos en relación a su lugar de origen, sino una manera de referirnos a los cuerpos que sufren la violencia racista que puede partir de las instituciones y los estados, así como de la sociedad como tal y la forma de relacionarnos. Va más allá del fenotipo, incluye también el acento, idioma, la religión y las costumbres. Todo ello hará que un cuerpo racializado esté en distinta posición que el de un cuerpo blanco.

●  Persona blanca: no solamente se refiere a la definición de una persona por su color de piel sino como sujeto político que se beneficia del sistema supremacista colonial tanto económica, social y culturalmente en el que se sustenta el racismo. Entendemos que tiene unos privilegios por encima del sujeto racializado. Como por ejemplo no sufrir las trabas burocráticas de la ley de extranjeria, no sufrir discriminación racial en las aulas, o simplemente tener papeles.

●  Feminismo blanco: es un término que usamos para referirnos al modelo feminista hegemónico que tiene en cuenta únicamente los intereses de una parte de las mujeres, que desde sus privilegios crean una “cortina de humo” haciendo invisibles las necesidades y los derechos de otras mujeres menos privilegiadas. Muchas veces sin tener en cuenta disidencias de género, saliéndose éstas del modelo binarista colonial, personas neurodivergentes, discapacitadas y trabajadoras sexuales.

El día 8 de marzo del 2019, varias compañeras y compañeres unimos fuerzas para salir a manifestarnos como bloque crítico de mujeres e identidades no binarias y no hegemónicas racializadas y trabajadoras sexuales, éramos un grupo inferior a cincuenta personas. El objetivo de este bloque era crear un espacio seguro y en el que encontrar nuestra representatividad, ya que consideramos que el feminismo blanco hegemónico nos excluye en discurso y prácticas.

Las personas que nos unimos este día tenemos realidades muy distintas tanto entre nosotres como con las mujeres blancas.
Llaman división del feminismo a la lucha por un espacio que también nos pertenece y por llevar un discurso que señala a las feministas blancas como cómplices en un sistema que nos criminaliza, nos violenta y nos mata.

Éramos conscientes a la exposición y violencia a la que íbamos a ser sometidas, sabíamos que era un entorno peligroso y hostil para todes y en especial, para compañeres neurodivergentes.
Algunas de estas medidas eran: grupos de 4/5 personas para una mayor red de cuidados. Tres personas voluntarias para acompañar a quien necesitase salir de éste entorno violento (el año pasado en el 8M ya hubo compas que sufrieron ataques de ansiedad en mitad de la marcha). Y una de las cosas más importantes, pedimos constantemente que NO se tomaran imágenes de nosotras, ya que teníamos menores en nuestro bloque y no queríamos ser utilizadas como una atracción de circo para que las feministas blancas puedan decir que su lucha es inclusiva cuando la realidad es otra.

Antes incluso de llegar a la manifestación, en nuestro punto de encuentro recibimos la primera agresión por parte de una mujer que nos increpó por gritar cánticos como “Colón fue un violador” a lo que ella contestó “Qué tendrá qué ver Colón en esto!”

A otra compañera, apenas empezar el recorrido, en Atocha, cuando gritamos el cántico “MI MADRE NO SE LLAMA CHACHA”, le respondieron “Grita, grita más fuerte a ver quién te va a escuchar”. Otro comentario fue a una compañera con hijab “Vete a reivindicar a la mezquita. Ahí es donde haces falta”.

Nos dijeron también que no deberíamos defenderlas (refiriéndose a las compañeras musulmanas) porque al final nos iban a traicionar.
Recibimos constantes agresiones a lo largo la marcha tales como insultos, empujones, invasión de nuestro espacio, risas… Frases como “¿dónde están vuestros hombres?”, “No es el día de manifestación del antirracismo”(como si pudiéramos separar el hecho de ser racializadas del feminismo, cómo si no formara parte de nuestra identidad), “Regrésate a tu país, que seguro que allí están mejor”.

También nos topamos con un grupo de mujeres que cuándo una compañera les señaló que el tipo de opresiones que vivimos no son iguales la llamaron fascista, después usaron la violencia empujando a compañeras que protegían el avance del bloque.
A pesar de las medidas tomadas, hoy en día hay un vídeo en las redes en el que tergiversan las palabras de nuestras compañeras y se incita al odio y al racismo al añadir a dicho vídeo un comentario en donde se indica que ella dice: “PUTA BLANCA” cosa que en ningún momento fue así. En el video que se ha extendido por las redes, solo muestra los últimos minutos del altercado y no se muestra el ataque y la agresividad de las personas de alrededor, QUE INCLUSO NOS LLEGARON A ACORRALAR, enfrentandonos en un momento, delante de un grupo de más de 100 personas.

Este vídeo fue GRABADO por grupos organizados neonazis y fascistas y DIFUNDIDO por ÉSTOS mismos en redes sociales tergiversando y utilizando nuestro discurso para sus intereses de criminalización de personas musulmanas, migrantes y racializadas. Es de destacar cómo a la extrema derecha le interesa el feminismo cuando pueden utilizarlo a su favor para atacar a otras mujeres, siempre y cuando éstas no entren dentro de su estereotipo colonial de mujer.

Consideramos que si hubiese existido algún tipo de sororidad por quienes dicen ser nuestras compañeras, este tipo de agresión y acoso no hubiesen tenido lugar. También dar a conocer que estamos recibiendo un acoso masivo en redes sociales tanto por parte de fascistas como de feministas blancas que insisten en que estamos dividiendo el movimiento y recibiendo todo tipo de comentarios y amenazas puramente racistas. Exigimos posicionamiento real tanto de individualidades como de colectivos feministas ante éstas agresiones, exigimos que esa sororidad con la que llenan carteles hablando también de inclusión y diversidad se lleve a la práctica denunciando y señalando toda información tergiversada que se encuentra publicada en redes. También hemos sido conocedoras de que ha habido otras agresiones a compañeres de bloques no mixtos racializados en Zaragoza y otras ciudades del territorio español, dónde podemos ver que estos hechos no responden a un caso aislado sino a todo un sistema racista que nos quiere callades y complacientes.

Por último dejar claro que nuestro activismo no sólo en manifestaciones sino en nuestra vida diaria es el que precede a una lucha que se lleva desarrollando desde hace siglos, que empezaron nuestres ancestres incluso desde antes del colonialismo, también creando espacios no mixtos de personas esclavizadas, comunidades indígenas y cimarrones que se juntaban para resistir al genocidio llevado a cabo por colonos. Nosotres creamos estos espacios para resistir y crear la comunidad y afectividad que nos fue arrebatada, y lo seguiremos haciendo pese a la violencia constante a la que nos enfrentamos tanto en nuestro día a día como en los entornos politizados.
Y desde aquí mandamos todo nuestro apoyo a todes les compas que viven realidades distintas a las nuestras y que son igual de apartadas del discurso blanco, hegemónico y cisheteropatriarcal.

Hoy y siempre el feminismo será con las racializadas, las trans, les no binaries, las neurodivergentes, las psquiatrizadas, las discapacitadas, las putas o no será.

Comunicado de las compañeras racializadas de Madrid tras el 8M
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Comentarios recientes

  1. Pingback: EN APOYO A LAS COMPAÑERAS RACIALIZADAS |

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies