#PikaraCrece: os contamos los cambios y apuestas para 2019 Crónicas desde el sofá

Después de más de un mes sin publicar, la redacción de Pikara Magazine vuelve a la carga con nuevos objetivos. Necesitamos terminar el año con 2.600 amigas, es decir, convencer cada mes a 120 lectoras de que se unan a nuestra comunidad. Si quieres ser una de ellas, rellena este formulario.

¡Hemos vuelto! ¿Nos habéis echado de menos? Como muchas sabréis, a principios de enero anunciamos que #PikaraPara porque habíamos terminado el año agotadas y abrumadas con este proyecto maravilloso pero cada vez más descomunal.

En este mes y medio sin publicar contenidos, hemos sentido vuestro calorcito. El contador de visitas de Pikara no se ha resentido apenas porque habéis seguido consultado nuestra hemeroteca y compartiendo nuestros contenidos en redes sociales. Y nos habéis mandado muchos mensajes de apoyo y de aliento, entendiendo que parar las máquinas es imprescindible para identificar y resolver inercias, nombrar malestares, aprender juntas a organizarnos mejor, encontrar fórmulas para poner los cuidados en el centro… y esas cosas imprescindibles para poder decir con la boca grande que lo que hacemos es periodismo feminista.

Ahora bien, este mes y medio paradas hacia afuera no ha sido un descanso, sino que volcarnos en el cambio organizacional ha sido un proceso intenso y exigente. No hemos publicado contenidos, no hemos participado (salvo excepciones) en jornadas o proyectos de otras entidades, no hemos publicado en nuestro blog de eldiario.es +Pikara ni en la edición en papel de El Salto, porque hemos estado inmersas en reuniones diarias para redefinir el proyecto.

Tened en cuenta que el panorama informativo y activista ha cambiado muchísimo desde que empezamos en 2010. Entonces hablábamos de contar aquello que los medios convencionales no cuentan o de acercar el feminismo a la gente no convencida. Pero en 2019, la mayoría de medios publican contenidos “sobre” feminismo y también ha habido una eclosión de medios feministas que admiramos. Así, parte del objetivo de parar las máquinas ha sido pensar qué podemos y queremos aportar en este contexto y qué buscáis en Pikara que no encontráis en otros medios.

Queremos ser útiles en un momento de rearme conservador y fascista, y eso pasa por hacer pedagogía e incidencia política feminista, antirracista y antifascista. Queremos potenciar nuestra vinculación con el movimiento feminista. Queremos seguir dando pasos para que nuestro medio sea realmente plural e inclusivo. Queremos publicar más en lenguas minorizadas, lengua de signos y lectura fácil. Queremos estar más presentes en la vida política, social y cultural del lugar que habitamos: el barrio de San Francisco, en Bilbao. Queremos sacar más jugo a nuestras colaboraciones con otros medios críticos. Queremos hacer más periodismo de datos, periodismo de investigación, periodismo en papel y también en vídeo.

Sabemos lo que queremos pero sabemos que no podemos hacerlo solas. Las cuatro trabajadoras actuales estamos ahogadas entre tareas administrativas, comerciales, de difusión, de formación y consultoría… Todo lo necesario actualmente para sostener la estructura de Pikara. Por eso, el primer reto para este 2019 es:

Ampliar el equipo:

Necesitamos más manos y cabezas en el día a día. Por lo pronto, hemos propuesto a nuestra querida maquetadora, Señora Milton, que pase a ser coordinadora de arte. Hasta ahora le encargábamos proyectos como freelance (el principal, maquetar el anuario); ahora pasará a ser trabajadora de Pikara con lo que velará por la calidad y coherencia gráfica en todo lo que hacemos. Pero Milton tiene un pequeño condicionante exótico: vive en Shangai. Sí, sí, en la China. Igualmente no se nos ocurre ninguna compañera mejor, así que será una relación laboral a la distancia.

Así, necesitamos una compañera más en la redacción. En febrero ha empezado a apoyarnos en la coordinación de la sección Participa y en la actividad en redes sociales Andrea Liba, nuestra querida pikara murciana. La idea sería poder aumentar su implicación y consolidar su puesto de trabajo. Pasar de cuatro a seis trabajadoras es un salto grande que implica un esfuerzo de financiación tremendo. Está previsto reforzar las distintas fuentes de financiación, pero en la que más creemos en la implicación de las lectoras. Llevas hasta 8 años leyéndonos, aprendiendo junto a nosotras y contribuyendo de muchas maneras. Si no lo haces ya, te animamos a que nos apoyes también económicamente para contribuir a esa estructura necesaria para que puedas seguir disfrutando de nuestros contenidos.

Pero espera, porque todavía te tenemos que contar más retos que implican una inversión económica.

Reformas en el local:

Tal vez sabréis que nuestra querida Irantzu Varela trabaja en la acera de enfrente a Pikara, literalmente. Faktoria Lila es el proyecto desde el que ofrece formación feminista y una tienda de productos supermolones. Mil veces hemos comentado que es bastante absurdo que cada proyecto tenga que pagar alquiler, luz, agua, internet, etc. estando tan cerquita. Además, en el día a día, cuando Irantzu se va de viaje hay gente que viene a Pikara a pedirnos que le abramos su tienda, y ella colabora cada vez más con Pikara también. Cada mañana se asoma para ofrecernos un café y nos alegra la mañana, pero más nos alegraría tenerla en la mesa de al lado. Así que le hemos propuesto que compartamos local.

Nuestro local es grande, pero para aprovechar el espacio tenemos que tirar paredes. También necesitamos cambiar el suelo, que está hecho un desastre y es frío. A largo plazo, compartir espacio saneará las cuentas de ambos proyectos, pero en lo inmediato supone también un gasto importante.

Una nueva web

Nuestra plantilla de WordPress tiene sus limitaciones, es muy rígida y no nos permite integrar bien todos los proyectos de Pikara online: el foro, la Almanaka, el glosario, el Pikara Lab, la tienda onlineA finales de 2019 queremos empezar a pensar una nueva web en la que probablemente habrá un espacio exclusivo para las amigas de Pikara, para cuidaros aún más y agradecer así vuestra implicación.

El salto a la cooperativa

Pikara Magazine es un proyecto de la asociación EME Komunikazioa. Decidimos esa forma jurídica porque al principio se ajustaba a la realidad, pero ahora que hay una redacción física con personas asalariadas, una revista en papel, una tienda online, y que hacemos muchas más actividades económicas para sostener el proyecto, la figura de asociación se nos queda pequeña. Como antes El Salto o La Directa, queremos pasar a ser cooperativa, aprendiendo de su experiencia (y la de La Marea, un referente de periodismo cooperativista).

Seguir con el proyecto sobre acoso en redes

En diciembre del año pasado iniciamos junto con la abogada feminista Laia Serra, Front Line Defenders y el Fondo de Mujeres Calala este proyecto de incidencia política y mediática. No podemos normalizar que nuestras colaboradoras y otras compañeras activistas y periodistas reciban constantemente insultos, amenazas y hostigamiento. El año pasado publicamos el informe de Laia Serra y lo depositamos en el Congreso de los Diputados. Este año vamos a seguir investigando, recabando estrategias y socializándolas tanto en publicaciones como en foros presenciales.

Conclusión: te necesitamos más que nunca

Estamos pegando un estirón y estamos dispuestas a arriesgar porque sabemos que tenemos una comunidad fuerte que nos sostiene y que puede crecer tanto como está creciendo nuestro proyecto. De hecho, ahora que hemos aprendido a hablar de dinero y transmitiros que vuestro apoyo económico es necesario para seguir funcionando, hemos superado la frontera de las 1.000 amigas de Pikara. Pero para pegar el nuevo estirón, necesitamos duplicar ese número. Ahora mismo sois 1.280 amigas. Hemos hecho números y calculamos que este año vamos a tener unos 40.000 euros más de gastos estructurales (salarios, gastos ordinarios y la reforma del local) que el año pasado. Necesitamos terminar el año con 2.600 amigas, es decir, convencer cada mes a 120 lectoras de que se unan a nuestra comunidad.

Si quieres ser una de ellas, rellena este formulario.

Sabemos que la precariedad marca la vida de la mayoría de vosotras, así que si no veis asumible aportar una cuota anual o mensual (30 euros al año como mínimo para recibir la revista en papel en casa), podéis apoyarnos de muchas otras maneras: sugiriendo esa posibilidad a vuestras amigas, proponiendo a vuestra biblioteca (o a vuestra dentista, o a vuestro peluquero) que nos compre la revista en papel, dando a conocer nuestro medio en más y más espacios…

¡Contamos con vosotras!

#PikaraCrece: os contamos los cambios y apuestas para 2019
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Periodista. Madre orgullosa de Pikara. Colaboro con eldiario.es, Diagonal y Argia. Me gusta contar historias de personas libres y rebeldes. También me gusta romper tabúes y provocar cortocircuitos contra los sectarismos (el mío incluido).

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies