La educación sexista del S.XXI Participa

Nota: Esta es la sección de libre publicación en la que promovemos la participación de las lectoras. Publicamos contenidos que nos parecen interesantes aunque no coincidan con nuestra línea editorial ni con nuestros criterios de edición. Máximo 3 folios.

Trabajo de estudiantes Magisterio UJI*

El sistema escolar actual continúa siendo sexista y lo muestra claramente al ámbito de la Educación Física, en el cual nos centraremos a lo largo de esta denuncia. Tanto es así, que en el DECRETO 108/2014, de 4 de julio, del Consell, por el que establece el currículo y desarrolla la ordenación general de la educación primaria en la Comunitat Valenciana., se  habla veces contadas del sexismo, y, mayoritariamente, con el fin de eliminar los estereotipos desde el punto de vista del lenguaje, apareciendo sólo un contenido que habla de la igualdad entre sexos. Por lo tanto, con esta propuesta se pretende aportar un modelo de escuela que nos encamine hacia una escuela completamente igualitaria, con la intención de formar alumnos libres y con capacidad crítica de elección.

Son diversos los temas a tratar dentro de nuestra denuncia. En primer lugar, aparece el uniforme escolar, que en innumerables ocasiones tiene connotaciones sexistas, pues es el centro quien asigna autoritariamente la indumentaria de cada alumno y alumna. Si bien es cierto que no todos los colegios en los que hay uniforme son así, la situación no mejora. Más bien empeora, puesto que no hay ninguno en el que todo el alumnado vaya vestido con falda, sino que todos los alumnos y alumnas  llevan pantalones, sin capacidad para decidir, sin ese derecho fundamental.

En segundo lugar, tal como aparece en el Decreto 108/2014, otro factor que trae siendo foco de crítica por parte de los partidarios y partidarias del igualitarismo es el sexismo latente en el lenguaje escolar. La lengua española y la lengua catalana muestran una gran ambigüedad y parecido en cuanto al significado de muchas palabras y en muchas ocasiones las palabras de origen femenino cogen un significado denotativo  y sexista, aunque en un principio las lenguas se basan en unas reglas de combinación gramatical y por esta razón un lenguaje no debería ser sexista. Otras lenguas como el inglés no se encuentran con esta problemática social, puesto que eliminan la marca de género en los sustantivos, pero en cuanto a las lenguas oficiales de la Comunidad Valenciana estos estereotipos y significados sexistas de muchas palabras y termas provocan conflictos en el ámbito socio-educativo.

En tercer lugar, también el uso del espacio a los patios de los colegios es un buen exponente de una socialización sexuada sometida a una jerarquía social. El centro del patio es para los niños más mayores, donde juegan al fútbol o a otros deportes ocupando casi todo el espacio. Por el contrario, los márgenes del patio son para las niñas, condenadas a convertirse en espectadoras de los juegos de sus compañeros.

En cuarto y último lugar la desigualdad a nivel de atención, de difusión y de remuneración que encontramos en  los deportes en cuanto al género, potenciada por los  medios de comunicación, provoca que hoy en día también se puedan observar muchas situaciones de desigualdad en  la Educación Física, y es aquí donde se empieza a producir esta separación de sexos que estamos tratando.

Con todo esto, proponemos la erradicación de todas estas conductas, que sólo nos conducen a una sociedad desigualitaria, mediante la libre elección de los uniformes escolares por parte de cada alumno y alumna y la verdadera concienciación de igualdad. Además, la distribución del patio escolar comporta la práctica de unas actividades físicas concretas, haciendo que el papel del maestro o la maestra de Educación Física tenga gran importancia para practicar todo tipo de actividades, sin dejarse llevar  por las tendencias sociales. Por lo tanto, es el maestro o la maestra quién tiene que romper con la idea de la Educación Física como deporte. Es mucho más que esto, es un espacio en el que aprender danzas populares, en el que aprender a trabajar en equipo, a competir y mejorar las capacidades motrices y psíquicas, además de aprender estilos de vida saludables para el bienestar personal, entre otros cosas.

Por último, y aquí entran en juego todos los factores de la sociedad educativa, proponemos la formación de personas que utilicen un lenguaje alejado de todo tipo de estereotipos sexistas, desde la Educación Infantil hasta la formación de postgrado; la utilización igualitaria del patio de la Escuela; la libre elección de la indumentaria escolar; y el tratamiento igualitario de niños y niñas en los deportes y la actividad física, tanto dentro de como fuera de la Educación Física. La finalidad de esta propuesta es la de conseguir que este sexismo,  que ha sido  heredado de las generaciones anteriores, desaparezca por fin de la vida cotidiana actual, puesto que, después de todo el que hemos analizado, queda claro que continúa presente en la sociedad contemporánea

 

Trabajo de estudiantes Magisterio UJI

González Nebot, Rodrigo.

García Centelles, Vicente.

Torró Galbis, Lara Maria.

Valdivieso Jordán, Daniel.

Herrero Rebollar, Francisco Javier.

Andreu Aguilar, Guillermo.

 

La educación sexista del S.XXI
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies