La canción agresiva y machista de la que renegó John Lennon Análisis, Ficciones

Nancy Sinatra hizo una versión en la que la parodiaba y fue retirada de una radio canadiense.

En 1980 John Lennon reconoció que, por machismo, había omitido mencionar la contribución de Yoko Ono a 'Imagine'./ Eric Koch - Anefo

En 1980 John Lennon reconoció que, por machismo, había omitido mencionar la contribución de Yoko Ono a ‘Imagine’./ Eric Koch – Anefo

De Elvis a los Beatles. De Alejandro Sanz a Maluma. Si uno se pone a rebuscar estrofas y frases que se pueden identificar como machistas no le costará demasiado. Algunas hablan de sexo explícito. Otras tienen directamente letras amenazantes. ‘Mátalas’ de Alejandro Fernández. O ‘La mataré’ de Loquillo, cuyo compositor Sabino Méndez, defendió que era una denuncia contra el maltrato y empleó la primera persona para meterse en la mente del agresor.

Sin embargo, lo que no hay son muchos autores que se identifiquen a sí mismo como machistas o reconozcan que algunas de sus canciones lo eran. Se pueden contar con los dedos de la mano. Los mexicanos Café Tacvba ya no tocan  ‘Ingrata’ en sus directos, un tema que termina con el verso “por eso ahora tendré que obsequiarte un par de balazos pa’ que te duela”. Y en España hay dos ejemplos en el mundo del rap. Los Chikos del Maiz confesaron en más de una ocasión que se arrepentían de las letras “machistas de los inicios”. Toteking ha retirado de su repertorio en directo canciones como ‘Ven’ (“son putas, ya lo sabéis…”). “No quiero volver a cantar una canción en la que haya comentarios que rocen lo machista”, comenta en entrevistas.

Si hay un caso al otro lado del Pirineo que llama la atención es el  de John Lennon y su ‘Run for your Life’, la última canción del sexto álbum de los Beatles, ‘Rubber Soul’.

Es 1965. ‘Preferiría verte muerta que con otro hombre. No pierdas la cabeza, chica, o no respondo de mis actos’ (‘Well i’d rather see you dead, little girl than to be with another man / you better keep your head, little girl or I won’t know where I am’). Así empieza el tema escrita por el beatle de gafas. La singularidad fue que el propio Lennon renegó de la canción, consciente de su virulencia.

El verso estaba sacado de una canción de Elvis Presley, “Baby, Let’s Play House” (la parte ‘I’d rather see you dead, little girl than to be with another man’ la recoge tal cual). Sin embargo, el tono instrumental de la canción de los Beatles podría interpretarse como más agresivo, aunque hay quienes defienden que era una parodia del tema de Elvis.

Cada vez que John Lennon hablaba de ‘Run for your life’ y su significado destacaba que no cantaba nunca ese tema. Que había dejado de contar para él. No la sentía como suya. Sobre la parte de la letra más agresiva, que destilaba machismo, decía: “No pensaba que era ese verso lo importante”. Lo repetía en el libro ‘Lennon Remembers’ de Jann Simon Wenner, fundador de la revista Rolling Stone. “Nunca me ha gustado esta canción”.

La consideraba la peor de la banda mientras que su compañero George Harrison, quien tocaba el riff y se lucía en el solo de guitarra, decía que era una de sus favoritas. Todavía se albergan dudas sobre si el tema era un posible descarte del álbum ‘Rubber Soul’, porque fue el primera en grabarse del disco pero el último en mezclarse. En los créditos, la canción aparecía firmada junto a Paul McCartney, que reconoció que no había participado en su escritura: “Yo en ese tiempo tenía una relación abierta. Tenía novia pero quería estar con otras chicas. No estaba tan triste como para escribir eso que escribió John”.  

Con el paso de los años, la canción no solo dejó de contar para Lennon sino que se advertía una cierta autocrítica. Él mismo nos acercaba a su lado más despreciable en el libro ‘La última entrevista con John Lennon y Yoko Ono’ del periodista David Sheff. Cuando se le pregunta por  ‘Run for your life’ se confiesa: “Siempre he sido muy estúpido y machista en mis relaciones. Muy delicado e inseguro al mismo tiempo que agresivo”.

Muchas de las canciones de ‘Rubber Soul’ fueron versionadas. Rod Stewart tocó ‘Get back’, Bobby McFerrin ‘Drive my car’. Esta canción, escrita por McCartney, destilaba una actitud rampante: ‘Baby you can drive my car,  Yes I’m gonna be a star’ (‘Chica, puedes conducir mi coche, sí, voy a ser una estrella’). Entonces la beatlemanía llevaba un par de años como cinturón del grupo de Liverpool, la mitomanía y los gritos de fans en los conciertos se escuchaban tanto o más que la música.

Sin embargo, la versión más destacada fue la que hizo Nancy Sinatra de ese ‘Run for your life’. Apenas tres meses de publicación del disco de los Beatles, Sinatra la cantaba en ‘Boots’ (1966), su trabajo más exitoso.  El ‘little girl’ lo cambió por ‘little boy’, y ‘baby boy’. Le había dado la vuelta a la canción cantando: ’Well I’d rather see you dead, little boy, than to see you with another girl’ (‘Prefiero verte muerto que con otra chica’). Eso es apropiación. De alguna manera parodiaba ese verso que destilaba desprecio hacia las mujeres y que, pronunciado por un hombre, evocaba la realidad cotidiana de los asesinatos machistas. “Me gusta adaptar canciones compuestas por hombres y cambiarle el sentido”, contaba la hija de Frank Sinatra en el libro ‘The dark Side of the Beatles’. Para ella, la sustitución del “girl” por “boy” suponía “una declaración muy poderosa para cualquier mujer blanca en los años sesenta en los que se empezaba a tener cierta libertad para expresarse sexualmente”.

En la carrera de Lenon se pueden encontrar otras canciones que de alguna manera son la contraparte a ‘Run for your life’, siempre deslizando una disculpa. Es el caso de ‘Jealous Guy’ –que salió en el disco ‘Imagine’ (1971) –coproducido con Phil Spector– donde se describe como alguien muy inseguro. “Era muy celoso y posesivo”, contaba en las entrevistas. Cantaba acompañado de un piano celestial, como rogando perdón: ‘Nunca quise herirte, siento haberte hecho llorar’ (‘I didn’t mean to hurt you. I’m sorry that I made you cry’). ‘Me sentía inseguro. Puedes no quererme’ (’I was feeling insecure. You might not love me anymore’), continúa en otro verso. El fin de los Beatles y los últimos coletazos de su carrera también aparecían en Lennon como un rechazo a la visión mediática que se había tenido de él.

Si esa canción era una manera de disculparse por su actitud, un año después se publicaba el sencillo ‘Woman is the nigger of the world’  (1972) que representaba un cierto compromiso feminista –musical por lo menos– y en la que el de Liverpool cantaba ‘la mujer es la esclava de los esclavos (‘woman is the slave of the slaves’). En el mayor éxito de Lennon, ‘Imagine’  (1971), el himno por la paz, tuvo un papel crucial una mujer. En 1980, Lennon reconocía que gran parte del concepto de la canción se la debía a Yoko Ono. “En esos días yo era un poco más egoísta, un poco más machista y omití mencionar su contribución”, aseveraba refiriéndose al momento de registrar los créditos que lo reconocían como autor exclusivo de la letra. Fue el año pasado cuando el sindicato de compositores US National Music Publishers Association se anunció que la autoría sería compartida con la artista japonesa.

Retirada de las radios canadienses

El recorrido y la controversia en torno a ‘Run for your life’ llegó hasta Canadá doce años después del asesinato de Lennon. Fue en 1992 cuando la radio CFRA-AM retiró de su emisión la canción de su lista de éxitos tras la protesta de algunas y algunos oyentes. Solo tres años antes se había producido la Masacre de la Escuela Politécnica de Montreal en la que un joven de 25 años asesinó a catorce mujeres al grito de “sois un puñado de feministas y odio a las feministas”.

¿Te ha gustado este artículo?
El apoyo económico de las lectoras de Pikara es imprescindible para que podamos seguir haciendo periodismo feminista. Hazte amiga de Pikara, recibe la revista en papel y colabora con la sostenibilidad del proyecto.
La canción agresiva y machista de la que renegó John Lennon
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

A. Ramón

Periodista multimedia

Comentarios recientes

  1. Pingback: La canción agresiva y machista de la que renegó John Lennon | SOS Kultura

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies