Harriti: La tradición en otras manos Crónica, Cuerpos

Estas vizcaínas remolcan 500 kilos por una plaza o recinto acondicionado a tal efecto. Es uno de los pocos grupos de mujeres dedicadas a las ‘giza-probak’, pruebas humanas de arrastre de piedras como alternativa al arrastre de bueyes tradicional en el deporte rural vasco.

Mikele Iturri

Harriti Taldea es un grupo de mujeres vizcaínas que han tomado el relevo de una antigua tradición vasca: las pruebas de arrastre de piedras. Antiguamente los caseros apostaban quién tenía los animales más fuertes y para ello organizaban competiciones de acarrear piedras. Cuando los animales de tiro dejaron de ser una imagen habitual en los caseríos, a la tradición se le añadió otra modalidad: en la ‘giza-proba’ son cuadrillas de personas las que compiten en arrastrar la piedra la mayor distancia posible en un tiempo limitado, valiéndose de cadenas y cintos. Harriti es uno de los pocos grupos de mujeres dedicados a este deporte rural.

Si antaño los desafíos consistían en que bueyes arrastrasen entre 1.500 y 4.000 kilos, estas vizcaínas remolcan 500 kilos por una plaza o recinto acondicionado al efecto. Lo que parecía prácticamente olvidado ha tomado otro impulso en nuevas manos.

 

Foto del Facebook de Harriti Taldea.

Foto del Facebook de Harriti Taldea.

¿Te ha gustado este vídeo?
El apoyo económico de las lectoras de Pikara es imprescindible para que podamos seguir haciendo periodismo en distintos formatos y documentando la memoria de las mujeres. Hazte amiga de Pikara, recibe la revista en papel y colabora con la sostenibilidad del proyecto.
Harriti: La tradición en otras manos
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

¿Quieres debatir en un espacio tranquilo, seguro y libre de (machi)trols? Vente al foro de debate de Pikara Magazine

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Te necesitamos para seguir haciendo #PeriodismoFeminista

Descubre qué significa ser #AmigaDePikara

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies