fbpx

Los jueces se suman a la estrategia de “me victimizo para derivar la causa” Participa

Nota: Esta es la sección de libre publicación en la que promovemos la participación de las lectoras. Publicamos contenidos que nos parecen interesantes aunque no coincidan con nuestra línea editorial ni con nuestros criterios de edición. Máximo 3 folios.

Sandra Solo

Digo que las sociedad me están presionando para no decir que a las mujeres las están violando, matando y culpabilizando mientras nosotros excarcelamos a los criminales, eso sí, garantizando que se cumpla la ley.

Solo la ley puede estar por encima de los jueces; ni políticos, ni ciudadanía, tan solo la ley, para garantizar el ejercicio de la Justicia de forma independiente a intereses políticos o personales (esa es la teoría).

Es precisamente la ley lo que se cuestiona en el caso de La Manada. El debate está en QUÉ ES VIOLACIÓN SEGÚN LA LEY, es ahí donde el activismo feminista ha presionado con el extendido: NO ES ABUSO ES VIOLACIÓN.

El caso de La Manada ha puesto a la vista de la ciudadanía que lo que hoy significa violación según La Legislación Española deja en un estado de indefensión a las víctimas, a las personas más en riesgo de sufrir una agresión de este tipo, mujeres y niños, y deja en la calle a los agresores.

Considerando que según el artículo 24 de la Constitución “todas las personas tienen el derecho a obtener la tutela efectiva de los jueces y Tribunales en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos, sin que en ningún caso pueda producirse indefensión” y que jueces y magistrados están sometidos únicamente al imperio de la ley, es de cajón que hay que cambiar la ley.

Y en esto, al contrario de lo que nos están tratando de hacer creer, la oposición de jueces y magistrados no es fundamental ni determinante. Porque si lo fuera entonces estas personas serían ciudadanía “de primera” y estarían por encima de todo. Su concepto personal de la Justicia, que difiere según la asociación profesional e ideológica a la que están afiliados, vendría a imponerse por encima de la del resto que seríamos entonces ciudadanos de segunda.

Así, es legítimo que las personas solicitemos el cambio de la ley cuando ésta no nos está garantizando protección . Manifestarnos en la calle y hacernos oír no es volver a la Edad Media como muchos jueces y ciudadanes argumentan, es la garantía de la protección efectiva de todas las personas y sin ninguna duda de la democracia.

Los jueces se suman a la estrategia de “me victimizo para derivar la causa”
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies