fbpx

Happiness Majige: la danza como conexión profunda con una misma Entrevista, Ficciones

La coreógrafa tanzana explora la identidad africana a la vez que deconstruye sus normas. Hablamos con ella sobre el panorama de la danza en su país y la necesidad de promover el empoderamiento de las bailarinas africanas como creadoras.

Happiness Majige durante su pieza para el proyecto 'She Poema/Ella Poema', de Aïda Colmenero Díaz.

Happiness Majige durante su pieza para el proyecto ‘She Poema/Ella Poema’, de Aïda Colmenero Díaz.

Lee también: Afrofuturismo para cuestionar el legado poscolonial, sobre la pieza multidisciplinar ‘Chombotrope’, presentada también en África Moment

El pasado mes de mayo se celebró en Barcelona el Festival Africa Moment, una programación dedicada a las artes escénicas contemporáneas del continente, con la danza como hilo conductor. Su directora, Aïda Colmenero, es también la creadora del proyecto ‘She Poems/Ella Poema‘, una serie de cortometrajes donde se une la poesía en español y la danza contemporánea, teniendo como protagonistas a las artistas africanas.

Con motivo del festival, se presentó uno de los videopoemas en formato performance interpretado por la cocreadora tanzana Happiness Majige. Aprovechamos su estancia en la ciudad para conversar con ella sobre el panorama artístico en su país.

¿Nos puedes contar un poco sobre ti y tus pasos en el campo de la danza?

Me dedico profesionalmente desde hace 15 años, pero siempre pensé que sería pilota de aviones y me estaba encaminando hacia ello, hasta que me di cuenta de que tendría que buscar mi pasión en otro lugar… Al principio fue difícil porque mis padres no entendieron que abandonara la carrera para dedicarme a algo tan raro para ellos como el mundo del arte. Pero para mí fueron justamente sus reticencias y dudas las que me han hecho seguir y luchar con más determinación; les tenía que demostrar que estaban equivocados.

“EN ‘IDENTITY’ EL PUNTO DE PARTIDA FUE CÓMO SE ENFRENTAN LOS CUERPOS NEGROS AFRICANOS A LA COTIDIANIDAD, A LA DIÁSPORA, A LA OPRESIÓN POR PARTE DEL HOMBRE BLANCO”
Decidí inscribirme en la Bagamoyo School of Arts en Tanzania. Sin embargo, al finalizar el segundo año seguía sintiendo que necesitaba más experiencias que las que me proporcionaban los profesores, necesitaba enriquecer mi mundo artístico, evolucionar hacia otro nivel, necesitaba retos que me pusieran a prueba. Así que empecé a explorar y conocí el instituto MUDA Africa, referente en el apoyo y acompañamiento a bailarines para el desarrollo de su carrera artística.

Tus primeras creaciones fueron un solo y un trío, ‘Tribute of My Body’ e ‘Identity’. ¿De qué tratan estas piezas y cómo fueron sus procesos creativos?

Poco después de integrarme en MUDA Africa, me propusieron participar en una audición de Aïda Colmenero. Al conocerla, lo primero que me preguntó era si yo estaba dispuesta a llevar mi cuerpo hasta los límites y probar cosas nuevas. ¡Era justo lo que yo buscaba! Fui la seleccionada y con Aïda empezamos nuestro largo y bello viaje de creación. Para ‘Tribute of My Body’ en 2013, Aïda me presentó a mí misma, me enseñó a identificar qué es lo que me gusta de mí y lo que no, cuáles han sido mis momentos más fuertes y los más débiles, lo que me hace feliz o triste… Con esta obra se conectó todo mi mundo interior, es decir, no se trató solamente de un trabajo físico con mi cuerpo sino de profundizar bien adentro.

Unos años más tarde, en 2015, Aïda me contactó de nuevo y me propuso presentarme a una beca para estudiar en la Ecole des Sables en Senegal, dirigida por la reconocida coreógrafa Germaine Acogny. Gracias a la beca estuve estudiando los tres años de la formación en danzas africanas tradicionales y contemporáneas y fue una experiencia apasionante y transformadora.

Al acabar, estaba fuerte y poderosa, lista y capacitada para empezar a trabajar como bailarina, coreógrafa y formadora. Con otros dos compañeros de la escuela, Serge Arther Dodo de Costa de Marfil y Carlos Becho de Mali, creamos un trío, ‘Identity’. En esta obra, el punto de partida fueron los cuerpos negros africanos, la diáspora, la opresión por parte del hombre blanco y de cómo se enfrentan estos cuerpos a la cotidianidad. Empezamos a investigar sobre nuestra identidad africana, qué es lo que nos define y nos une, cómo nos relacionamos con la comunidad. Se basa en la identificación del individuo como parte de algo más grande. Es una pieza que ha funcionado muy bien y se sigue moviendo, este julio la presentamos en Grecia.

Actuación de Happiness Magije en Barcelona./ Rosa para Africa Moment

Actuación de Happiness Magije en Barcelona./ Rosa para Africa Moment

En tus trabajos es también interesante el uso que haces de la voz. ¿Por qué este diálogo entre movimiento, fisicalidad y voz?

Cuando actúas o bailas, la voz tiene su propio espíritu y su propia energía, es como un elemento más a añadir a mis movimientos, lo condiciona todo y cambia la atmósfera. De hecho es curioso que muchas veces puedes no entender las palabras y sus significados pero sí percibes los sentimientos y las emociones que transmiten. Cuando usas tu voz en escena enseñas tu esencia y eso añade una capa de nuevos significados para la audiencia, la transporta a un imaginario que será diferente para cada persona. ¡Es algo muy poderoso!

El debate sobre qué es la danza africana contemporánea es un campo de fricción. ¿Cómo definirías su esencia, y qué ejemplos te inspiran?

A mí personalmente, más allá del movimiento en sí mismo, lo que me inspira es la manera en que algunas personas desarrollan sus proyectos, se aferran a ellos, los defienden y los sostienen. Como Mama Germaine [Acogny]; cuando la vi por primera vez, con su seguridad, fuerza y vivacidad, a su edad, me fascinó. O por ejemplo Aïda, su manera de defender nuestro trabajo, caminando hacia adelante y luchando con determinación. Son sus actitudes las que me inspiran, que me dan fuerza en los momentos duros y difíciles, que me hacen estar segura de que es posible ganar la batalla manteniendo siempre tu esencia.

“CUANDO USAS TU VOZ EN ESCENA ENSEÑAS TU ESENCIA Y ESO AÑADE UNA CAPA DE NUEVOS SIGNIFICADOS PARA LA AUDIENCIA, LA TRANSPORTA A UN IMAGINARIO QUE SERÁ DIFERENTE PARA CADA PERSONA. ¡ES ALGO MUY PODEROSO!”

Y sobre cómo definir este campo de la danza, quizás empezaría por preguntar si la danza africana contemporánea sólo puede ser interpretada por africanos… En mi opinión, cualquier persona puede bailarla, ¡y sigue siendo danza africana contemporánea! Es agarrar una base de los elementos rituales y tradicionales, aplicarles otra perspectiva y deviene contemporáneo, pero en su esencia podemos seguir percibiendo sus orígenes y raíces.

En Barcelona impartiste un taller sobre danzas tanzanas patrimoniales. Pero en tu formación estudiaste cómo deconstruirlas. ¿Nos puedes explicar en qué consiste esa deconstrucción?

La idea es romper las normas. En Tanzania hay muchos estilos de danzas tradicionales:, el Rizombe, Dengo, Makuake, Sindimba, etc. La idea es que cojo una de ellas y la empiezo a desmembrar en diferentes partes, de allí cojo solo algunos de los trozos y les cambio los ritmos, los tiempos, las direcciones, las dimensiones, y todo el significado cambia. Me sirve como una base de investigación para luego incorporarla al trabajo de otras creaciones.

Taller de Happiness Magije en Barcelona./ Rosa para Africa Moment

Taller de Happiness Magije en Barcelona./ Rosa para Africa Moment

Algunas bailarinas africanas se han incorporado, en los últimos años, a importantes compañías de danza contemporánea internacionales. Sin embargo, pocas son las que se asumen como coreógrafas. En tu opinión, ¿cuál es la razón para esta situación? ¿Cuáles son las dificultades con las que se encuentran las mujeres?

A una gran mayoría de africanas les resulta muy difícil acceder al mundo artístico por su condición de mujeres. Por un lado está la familia, con su percepción más tradicional y conservadora que asocia el arte a un mundo de depravación, drogas y prostitución, que no es el indicado para una mujer, y menos si está casada o embarazada. Por el otro, por un trabajo en el campo de la danza, a las mujeres les pagan muy poco, algo simbólico que solo alcanza a cubrir las dietas de alimentación y transporte. Así que incluso aunque haya muchas ganas e inquietudes, el camino es difícil, las mujeres no tienen el apoyo necesario y acaban desistiendo de su carrera artística.

“MÁS ALLÁ DE OFRECER A LAS BAILARINAS CLASES DE DANZA, SE TRATA DE DARLES HERRAMIENTAS PARA CRECER Y ATREVERSE A SALIR DE SU ZONA DE CONFORT”

También porque están acostumbradas a ver hombres, hombres y más hombres asumiendo todas estas posiciones destacadas, y les falta creer que también ellas lo pueden hacer. Hay que abrir la mente, creer en nuestro potencial e interiorizar que podemos lograr todo lo que deseemos. En general falta empoderamiento y educación, a las mujeres les falta atreverse y exponerse.

De hecho, ahora estoy empezando un proyecto en Tanzania que va dirigido principalmente a las mujeres artistas, ya que quiero empoderarlas en sus caminos artísticos. Es que quizás solamente les falten algunas palabras de motivación por parte de otras coreógrafas. Así que más allá de ofrecerles clases de danza, se trata de darles herramientas que les permitan crecer y hacerles creer que es posible, que se atrevan a salir de su zona de confort, retarse y asumir desafíos. ¡El mundo desea conocer sus trabajos! Yo creo que las coreógrafas pueden jugar un papel fundamental, compartiendo sus opiniones y experiencias; esa es la mejor ‘técnica’ que pueden enseñar.

Podemos ubicar en esa línea el proyecto de Aïda Colmenero ‘She Poems/Ella Poema’. ¿Nos puedes hablar de él?

Involucra a mujeres africanas de distintos países, en el intento de empoderarlas y visibilizar sus historias. Cada participante crea su trabajo acompañada de Aïda, en un proceso de descubrimiento íntimo para luego presentarlo en público. Y la razón por la que ‘She Poems/Ella Poema’ está compuesto únicamente por piezas de solos es porque cada solo se refiere a una historia distinta y nadie podría sumarse a mi historia, porque es mi visión, mi punto de vista, mi experiencia personal. Yo fui una de las participantes, pero han participado otras tres de Tanzania, mujeres de Camerún, Togo, Benín, Sudáfrica, Zimbabue…

‘She Poems/Ella Poema’ nos permite introducirnos en una plataforma de alcance internacional donde logramos exposición y reconocimiento fuera de nuestro ámbito local. De hecho, si no fuera por este proyecto yo no podría estar ahora aquí en Barcelona realizando esta entrevista, conociendo a todos los artistas y creadores que llevo descubriendo estos días en el festival.

SHE POEMS TANZANIA Shortfilm Trailer TRAYECTORIA DEL POLVO VII from aïda colmenero dïaz on Vimeo.

La pieza que creaste en ‘She Poems/Ella Poema’, ‘La Trayectoria del Polvo’, se basa en un poema de la mexicana Rosario Castellanos. ¿Cómo se transformaron las palabras en movimiento?

Pues cuando leí el poema me quedé sorprendida… Le dije a Aïda: “¿De verdad quieres que me muera en la pieza?”. Pero lo fuimos discutiendo y acordamos que sería interesante atacar la esencia de la vida. Y empezamos ese proceso, dándonos cuenta de que todo lo que nos rodea, aquellos a quienes amamos, a quienes vemos cada día, las historias que escuchamos, todo eso nos inspira y nos acompaña en nuestro viaje. Y también que todos somos humanos y no estaremos aquí para siempre, un día nos iremos y nos transformaremos en polvo, y ese polvo se esparcirá. Esta era la realidad sobre la queríamos hablar, tocando la consciencia del público, que descubra que no hay nada que temer porque es solamente un viaje, y hay que aceptarlo y vivir cada momento. Para transformar esta idea en movimiento, hablamos mucho de las emociones que sentimos ante determinadas situaciones, principalmente ante el amor y la muerte y, desde allí, con esto como fuente para mi imaginación, dejé salir mi más profunda verdad interior. Porque el movimiento es sentimiento, y ante lo que siento, fluye mi movimiento.

¿Cómo está siendo tu experiencia en Africa Moment? Y ¿cuál consideras que es la relevancia de este tipo de iniciativas para los bailarines y coreógrafos?

Los considero fundamentales porque son momentos de exposición para los artistas en general, además de aprendizaje y descubrimiento. Porque no se trata solo de clases y espectáculos, hay también momentos de charla y convivencia, donde aprendemos, nos adaptamos, nos sorprendemos, surgen nuevas ideas y proyectos, crecemos como artistas y personas. Y, es mi primera vez en España y Barcelona, y lo siento como una gran oportunidad… Me está dando tantas cosas, ¡es que te cambia, te marca, te construye! Son las personas de diferentes nacionalidades, los espectáculos a los que asistes, la posibilidad de nuevas miradas, las inspiraciones que me llevo, descubrir aspectos, culturas y tendencias que ni sabía que existían… Una gran experiencia, me siento honrada.

Africa Moment
Pikara Magazine ha sido medio colaborador de la segunda edición de este encuentro internacional de artes escénicas del África contemporánea. Con la danza como hilo conductor, pretende generar espacios de creación y reflexión a través del cuerpo, para la dignificación, visibilización y posicionamiento de la creación africana dentro del mercado de arte contemporáneo nacional e internacional. Os animamos a seguirles en Facebook, Twitter o Instagram para recibir información sobre la próxima edición.

Happiness Majige: la danza como conexión profunda con una misma
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies