fbpx

40 privilegios payos que quizás desconocías Participa

Nota: Esta es la sección de libre publicación en la que promovemos la participación de las lectoras. Publicamos contenidos que nos parecen interesantes aunque no coincidan con nuestra línea editorial ni con nuestros criterios de edición. Máximo 3 folios.

Cuando el derecho se convierte en privilegio.

Rebeca Santiago Heredia

Pintada en la barriada El Arenal, Chiclana de la Frontera.

Eso no es racismo es clasismo”,  “ todos somos seres humanos “,  “yo no veo razas”,  “yo no soy más privilegiada que tú”,  “no me gusta que me llames paya“,  “con vuestro egocentrismo rompéis el movimiento”.

Como mujer gitana y feminista me veo muchas veces en la fastidiosa situación de tener que recordar a compañeras payas en la lucha por los derechos de las mujeres que a las mujeres gitanas no sólo nos oprime el género sino también la raza, o mejor dicho, el sistema sociopolítico racista que rige nuestras vidas desde hace más de cinco siglos y que favorece irremediablemente a las personas payas. Es por ello que el feminismo tiene que ser, además de antipatriarcal y anticapitalista, un movimiento en su esencia antirracista (que no es lo mismo que no racista) si lo que pretende es realmente la emancipación de todas las mujeres, ya que si derrocamos el patriarcado y el capitalismo pero no la estructura antiRrom o antigitana que subyuga a las Romnja o mujeres gitanas, estas últimas nunca nos liberaremos, sólo las mujeres payas lo haréis.

A continuación y para ahorrarme el trabajo de tener que repetirme, presento un listado de privilegios payos para hacer corta-pega (parafraseando a una conocida feminista blanca que confundió el concepto de privilegio blanco, no sé si deliberadamente o no) cada vez que una feminista paya me diga: ¿y qué privilegios tengo yo si soy mujer igual que tú, eh a ver?

Recordad que los derechos dejan de serlo y se convierten en privilegios cuando les son privados a unas personas en beneficio de otras. Que ya os veo venir. Los derechos humanos universales, o son para absolutamente todas las personas, o no son tan derechos ni tan universales.

Es posible que alguna de vosotras hayáis sufrido en menor medida también algunas de las siguientes situaciones y es entonces cuando género, clase, edad, orientación sexual, diversidad funcional, religión, ideología política y raza interseccionan, dándonos a nosotras las mujeres gitanas por todos lados.

Esta concisa recopilación surge de la necesidad de dar a conocer las múltiples opresiones que los gitanos y gitanas sufrimos a diario en el marco del sistema de opresión interseccional, con el fin de ayudar a crear alianzas sólidas con las feministas payas y poder establecer relaciones horizontales exentas de actitudes colonialistas tales como la dominación intelectual y/o espacial, la jerarquización o la privación de condición de sujetos de derecho sentipensantes, así como la privación también de la condición de agentes transformadores, actitudes que perpetúan la subordinación de las activistas feministas gitanas en círculos de acción social e institucional. Porque un feminismo que no es antirracista es un feminismo racista y por tanto opresor.

Escribo esto desde la visceralidad y la rabia por haber sufrido tanta discriminación y odio pero trataré de hacer un análisis lo más sosegado y objetivo posible, aunque no prometo nada.

Haré un breve recorrido por las diferentes etapas de nuestra vida. Seguro que me dejo muchos más. Primas y primos os invito a señalarlos.

ANTES DE NACER:

  1. Privilegio de tener un ORIGEN claramente identificado, o de que tu pueblo no haya sido considerado “fuera de la ley” o apátrida en los últimos 500 años, condenándole a vagar por tierras desconocidas de habitantes hostiles que impedían un asentamiento permanente.
  1. Privilegio de que tu familia no haya sufrido el SAMUDARIPEN o genocidio gitano por los intentos de la Alemania nazi y Austria nazi de exterminar a la mayoría de los pueblos gitanos de Europa durante el Holocausto en la Segunda Guerra Mundial.
  1. Privilegio de que las POLÍTICAS ANTIGITANAS en España hayan protegido a tu familia y no hayan pretendido vuestro exterminio. Casi 300 pragmáticas desde 1499 que perseguían la desaparición de mi gente y de mi cultura en nuestro país. Como consecuencia tus ascendientes pudieron establecerse y progresar en un lugar exclusivo para ellos y ellas y los y las descendientes de las familias favorecidas por el racismo ejercido desde las instituciones ocupáis/ocupan puestos de poder político y económico.
  1. Privilegio de que tu grupo social no haya sido social e institucionalmente demonizado y criminalizado, por lo que al nacer no llevas el peso de nuestro DESPRESTIGIO social bajo el brazo (tú en cambio llevas un pan).
  1. Privilegio a que tu familia siempre haya sido contada en los CENSOS NACIONALES, posibilitando así que hayáis podido adquirir la categoría de ciudadanos y ciudadanas titulares de derechos mucho antes que nosotros, contribuyendo a la mejora de la imagen social y al reconocimiento cultural e institucional.

A día de hoy aún no existen datos fiables sobre la Población Gitana en España.

  1. Privilegio de SUFRAGIO FEMENINO, o de poder elegir a los representantes políticos en tu lugar de residencia. Si vergonzosamente las mujeres payas votáis en España desde sólo 1933 las mujeres gitanas hemos podido ejercer nuestro derecho al voto mucho más tarde. Nuestro acceso a la vida política llegaría cuatro o cinco décadas después, y aún hoy muchas no pueden acudir a las urnas debido a su lamentable estado de exclusión social.
  1. Privilegio de la REPRESENTACIÓN POLÍTICA. Como consecuencia de lo anterior.
  1. Privilegio de que tu familia haya recibido una EDUCACIÓN básica. La educación universal y gratuita para todos los miembros de la sociedad llegó con la Transición. Antes de este período los gitanos y gitanas estábamos vetados de todas las instituciones.
  1. Privilegio de que tu familia haya tenido acceso a la SANIDAD, y de que hayáis podido tratar o prever las enfermedades congénitas.
  1. Privilegio de que tu grupo social haya sido el grupo COLONIZADOR de territorios y de otras culturas y pueblos y ser presentado como “los conquistadores” o vencedores dándose así las condiciones históricas de opresión que dan lugar al Privilegio Blanco que nos ocupa y del que disfrutarás nada más nacer.

AL NACER Y EDAD TEMPRANA:

  1. Privilegio de nacer LIBRE de estereotipos ni clasificación por raza, con una patria y una nacionalidad y en plenas condiciones de libertad y dignidad.
  1. Privilegio de acceso al DESARROLLO URBANÍSTICO, o de crecer en un lugar reconocido por las diferentes administraciones como NÚCLEO HABITABLE y que no constituya un gueto marginal sin servicios básicos y apartado de la sociedad donde ni el demonio quiere acercarse, corriendo el riesgo de quedar en situación de exclusión social por siempre y por tanto sin acceso a los derechos fundamentales como la educación, la atención sanitaria o la seguridad social.
  1. Privilegio de que tus padres puedan mantener a tu familia con a un TRABAJO DIGNO y reconocido que no les sea negado por su color de piel.

ETAPA ESCOLAR:

  1. Privilegio de recibir una EDUCACIÓN DE CALIDAD, o de asistir a una escuela que no sea un centro de internamiento de niños y niñas gitanas y que favorezca la igualdad de oportunidades entre todo el alumnado, independientemente de pertenencia étnica. En la actualidad aún existen más de 200 escuelas guetizadas en España.
  1. Privilegio de recibir una EDUCACIÓN LIBRE de prejuicios por raza, o de que el equipo docente de la escuela no minimice tus expectativas y por ende tu potencial dándote por causa perdida porque total, “si a los 12 años abandonará la escuela, como todos los gitanos”.
  1. Privilegio de conservar tu INTEGRIDAD física y emocional o a que, en el caso de que asistas a una escuela con alumnado mayoritariamente payo, no sufras bullying en el patio por parte de “adorables” niños payos y payas que te gritan “gitana piojosa” y demás antigitanismos, con la consiguiente merma de la autoestima que ello supone a esa edad.
  1. Privilegio de la PRESUNCIÓN DE INOCENCIA, o que no sea tu mochila la que revisan cada vez que desaparece algo, lo cual ya te estigmatiza socialmente de por vida.
  1. Privilegio de conocer tu HISTORIA, a que estudies tu cultura, profundices en tu lengua, se valore la aportación de tu Pueblo en la cultura general y a que en los libros de texto aparezcan tus antepasados con quienes identificarte y que te servirán como referentes y modelo a seguir.
  1. Privilegio de no pertenecer al grupo social con más tasas de FRACASO ESCOLAR, como consecuencia de todo lo anterior.

EN LA ADOLESCENCIA:

  1. Privilegio de que los CÁNONES DE BELLEZA occidentalocéntricos presenten positivamente tu blanquitud, tus ojos más o menos claros, tu cabello liso y tu relativa esbeltez, influyendo en tu autopercepción y facilitando que puedas dirigir tu formación hacia el desempeño de una profesión relacionada con la imagen, el cine o la música. Las morenas de piel, voluptuosas, de ojos oscuros y pelo acaracolado o recogido en un moño son representadas como la antítesis de lo bello y elegante.
  1. Privilegio de ser objeto de un TRATAMIENTO INFORMATIVO veraz y libre de sesgo o que en los medios no expliciten la raza cuando un blanco comete un delito, y a que no se criminalice a tu comunidad empleando vocablos con carga peyorativa como “clan”, “patriarca” “venganza”, “reyerta” por lo que no serás vista como peligrosa o una posible delincuente.
  1. Privilegio de encajar en el ESTÁNDAR del imaginario colectivo, que no ridiculicen tu acento ni tu forma de expresarte cuando quieres participar en clase, provocando así que calles para siempre en contextos mixtos (payos y gitanos).
  1. Privilegio de la HONORABILIDAD e imagen, o a que los medios presenten el paradigma cultural euroblanco como el modelo a seguir mientras emiten programas tipo “Palabra de Gitano” o “Gypsy Kings” que estereotipan y caricaturizan a los miembros de mi comunidad, haciendo que tengamos que desmentir los clichés todo el tiempo.
  1. Privilegio de la ACEPTACIÓN SOCIAL, que tus tradiciones sean las válidas e incuestionables, o que no te pregunten constantemente ¿y ya te has casado? ¿Y en tu raza cómo hacéis esto?¿Y el rito del pañuelo en qué consiste? Incomodándote y haciendo de tu convivencia con vosotros y vosotras un calvario para después acusarte de que no quieres “integrarte”.

EDAD ADULTA:

  1. Privilegio de ASILO POLÍTICO. Los Rroma del centro y del este de Europa tienen que huir de sus países ante la creciente ola de racismo y de ataques violentos que hacen temer por sus vidas, viéndose obligados a solicitar asilo político o refugio en los Estados de la Unión. En la mayor parte de los casos, las autoridades fronterizas de la Unión Europea impiden que entren en territorio comunitario.
  1. Privilegio del libre acceso al ESPACIO PÚBLICO, como poder ir a comprar en el pleno ejercicio de derechos como ciudadana libre sin tener que sufrir el acoso y hostigamiento del equipo de seguridad en la tienda o de la policía en las calles.
  1. Privilegio de acceso a una VIVIENDA de alquiler. A los gitanos nos dicen que el piso ya está alquilado en cuanto te ven o conocen tus apellidos. Aquí las personas como tú tenéis la preferencia. Lo que nos lleva al privilegio número 12.
  1. Privilegio de acceso a un EMPLEO. Misma situación que en el privilegio número 27.
  1. Privilegio de poder decidir sobre tu CAPACIDAD REPRODUCTIVA, o a no sufrir violencia etno-obstétrica antigitana. Mi prima Silvia Agüero lo cuenta mejor que yo en su blog La Revolución de las Rosas Romaní, en el que explica que “los proyectos de “integración” destinados a mujeres gitanas son en su esencia de planificación familiar o que tengamos “asignada” una habitación específica para gitanas en las plantas de maternidad.”
  1. Privilegio a no ser objeto de ESTERILIZACIONES FORZOSAS. Siguiendo con Silvia Agüero: “Las gitanas somos sometidas en diferentes lugares de Europa ‒sí, sí Europa‒ a la esterilización sin nuestro consentimiento. Chequia y Eslovaquia han sido condenadas por ello pero esta práctica continúa.”
  1. Privilegio de no ser víctima de APROPIACIÓN CULTURAL, más de 200 años llevamos de ninguneo y de expolio del flamenco, de vestimenta, de lengua y gastronomía.
  1. Privilegio de que las políticas estatales inclusivas no dependan de una ONG formada principalmente por personas payas que diseñan planes de perpetuación de roles y del mantenimiento del statu quo.

EN CÍRCULOS FEMINISTAS:

  1. Privilegio de mayor PRESENCIA NUMÉRICA, por razones obvias. Las gitanas somos la minoría dentro de las minorías. El proletariado del proletariado. Las marginadas de las marginadas.
  1. Privilegio de tener AUTORIDAD MORAL e INTELECTUAL, ser a ti a quien se dé voz y credibilidad por tradición, por haber tenido acceso a una formación superior y/o por supremacía blanca interiorizada.
  1. Privilegio de tener la seguridad y AUTOESTIMA que te da el pertenecer a la mayoría numérica y el no haber sido diana de cuestionamientos y actos racistas a lo largo de tu vida.
  1. Privilegio de no ser tratada con PATERNALISMO y condescendencia, como consecuencia de lo anterior.
  1. Privilegio de que tu discurso sea el hegemónico, y no recibir ‘ whitesplainings’, otra vez como consecuencia de lo anterior. Lo que implica una negación de tu subjetividad y de tu existencia.
  1. Privilegio de no recibir ‘white tears’ con la consiguiente relativización de tus opresiones.
  1. Privilegio de la PROPIEDAD INTELECTUAL, o de que las propias instituciones no plagien tu trabajo sin que haya responsabilidades políticas, como recientemente les ha ocurrido a las Gitanas Feministas por la Diversidad.
  1. Finalmente, privilegio de pertenecer al grupo social con HEGEMONÍA en todas las esferas: política, cultura, medicina, educación, Academia, artes, discurso, producción de textos…

Si después de leer esto sientes la necesidad de a hacer un ejercicio de “yoísmo” y de “notallwhites” recomiendo una segunda lectura, porque eso significaría que no has entendido nada. No se trata de hacerte sentir culpable pero sí de hacerte sentir responsable y de que tomes conciencia de la necesidad de identificar los privilegios propios para así, en la medida de lo posible (pues habrá privilegios de los que te será imposible desprenderte) poder actuar en consecuencia y dejar de ejercer las relaciones de poder que oprimen a las mujeres gitanas o Romnja. Estoy segura de que te resultará fácil de aceptar, al fin y al cabo es exactamente lo mismo que le pides a los hombres.

¡OPRE ROMNJA!

¡Arriba las mujeres gitanas!

Para más y mejor información consultar los trabajos y publicaciones de:

Silvia Agüero Fernández

Ana Gimenez Adelantado

Asociación de Gitanas Feministas por la Diversidad

María José Jiménez Cortiñas

Nicolás Jiménez

José Heredia

40 privilegios payos que quizás desconocías
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies