fbpx

Vuela Ekai Tocador de señores, Voces

Ante la muerte de un chico trans de 16 años en Ondarroa (Bizkaia), queremos sumarnos al duelo y al recuerdo con este texto de José Luis Serrano y recogiendo también las palabras de Chrysallis Euskal Herria: “Demasiadas batallas cotidianas para un adolescente. Esta batalla la hemos perdido como sociedad”.

Imagen de Chrysallis Euskal Herria en recuerdo de Ekai

Imagen de Chrysallis Euskal Herria en recuerdo de Ekai

No necesito saber de ti nada más que tu nombre, Ekai, para quererte. Será que tengo cincuenta años y tú dieciséis. Pero tú los tendrás ya para siempre. Será que yo no tengo hijos y que cada vez que pasa algo así, algo tan terrible, uno se hace padre o madre de repente, se apodera de los hijos de otras por un momento. Se pregunta si pudo hacer algo, si podrá hacerlo por otres en el futuro. Será que uno piensa en que alguna vez, hace años, en una habitación llena de libros de Asimov, de Arthur C. Clarke, de posters de la Superpop y de cajones en los que escondía fotos en pantalón corto de Maradona o Corbalán, alguna tarde, se asomó por la ventana a un patio interior lleno de ropa tendida y contempló el vacío, lo duro que estaría el suelo, lo frío que estaría. Que alguna vez estuvo cerca de acabar como tú (pero nadie acaba como nadie porque cada uno somos cada una; pero todas acabamos como todes porque cada uno somos las otras, o así debería ser).

Ni puedo siquiera acercarme a imaginar lo que siente tu familia, los que te querían de verdad (no como yo, que te quiero a posteriori, cuando ya no lo necesitas, cuando ya no hay remedio. Ni siquiera sé si este querer mío, si hubiera llegado a tiempo, al tiempo que debía, habría servido: seguro que te quiso mucha gente). Leer tu nombre, mirar al cielo y sentir que vuelas, que por fin, vuelas. No sé si te consuela (nunca sabremos si tú sabrás de nosotros, si sabes de nosotras), no sé si consolará a los tuyos, a las tuyas, a les tuyes saber que el mundo es más rico, más noble, más justo, más feliz, más bueno, más honesto, con personas como tú. Las que se plantan delante, las valientes, las que te enfrentan con tus propios miedos y miserias y te dicen: así soy. Te guste o no, así soy.

Así que, como no te conozco, déjame imaginarte como yo quiera: volando por el cielo, saltando por una pradera verde, de esas que hay por el norte, brincando con las olas salvajes un verano, jugando con los perros, acariciando a alguien, sonriendo y guiñando los ojos con el reflejo del sol en un vaso, oliendo flores, pegándole patadas a un balón, rodando por la arena.

No te conocía, pero no lo necesito para quererte, Ekai, adiós, mi niño, mi hijo. Vuela.

Comunicado de Chrysallis Euskal Herria
La mañana del 15 de febrero las familias de Chrysallis Euskal Herria recibíamos en el whatsapp en el que compartimos nuestras alegrías y tristezas, la peor de las noticias. Ana nos comunicaba que había encontrado a su hijo de 16 años Ekai muerto.

El inmenso dolor de Ana y Elaxar es también el nuestro, al igual que lo han sido sus batallas. Batalla por lograr el cambio de nombre en el registro; batalla por recibir en la “unidad de género” de Cruces el tratamiento hormonal que necesitaba y que nunca llegó; batalla por conseguir que en su instituto se realizara la formación para que la comunidad escolar pudiese comprender su realidad y así poder respetarla, y que no se hizo… un cúmulo de batallas cotidianas. Demasiadas para un adolescente, en este caso. Esta batalla la hemos perdido como sociedad y a Ekai nadie puede devolverle ya la vida.

Pero vamos a seguir luchando. Por la memoria de Ekai. Por aquellos chicos y chicas que siguen esperando a recibir en el Hospital de Cruces el tratamiento que necesitan. Por aquellas chicas y chicos a quienes han denegado el cambio de nombre. Por todas esas niñas, niños y jóvenes a quienes se les está negando una y otra vez su identidad. Por los que vendrán detrás. Por una ley que les proteja. Por una sociedad informada que comprenda y acepte los hechos de diversidad y en la que estas chicas y chicos puedan crecer, puedan desplegar todo su potencial, puedan vivir. Para que nunca, nadie, tenga que volver a pasar lo que Ana y Elaxar están pasando. Con lágrimas en los ojos y el corazón roto, Ana, Elaxar eta familia, maite zaituztegu.

Chrysallis Euskal Herria convoca a una concentración este sábado 17 de febrero, a las 17:00 en la Plaza del Ayuntamiento de Ondarroa.

Lee también este post en la web de la asociación estatal Chrysallis.

Vuela Ekai
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

José Luis Serrano

Matemático sin teorema, historiador sin publicaciones, inmigrante con papeles, poeta sin libro, director de cine sin película, eurofan sin bandera, católico sin iglesia, oso sin pelo, queer sin seminario sobre teoría de género. Nacido en Ciudad Real, a los dieciocho años emigró a Madrid a estudiar Matemáticas, donde descubrió a Gödel y Turing, perdió la fe en las ciencias y se dedicó a la contemplación de la perversa obra de Dios. En 2012 publicó su primera novela (Hermano) y una colección de relatos de viajes, cuentos y escritos contra la homofobia (La tumba del chicle Bazooka). En 2014 publicó su segunda novela, Sebastián en la laguna. En 2015 publicó su tercera novela, Lo peor de todo es la luz. Fue coordinador durante 10 años de la sección cultural de la web www.dosmanzanas.com, donde se dedicó cada viernes, con la columna Desayuno en Urano, a comentar películas y libros de temática LGTB.

Comentarios recientes

  1. Pingback: ¿Y si las palabras salvasen vidas? « L'esquella de la torratxa

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies