fbpx

La invisibilización de la feminización de la pobreza Participa

Nota: Esta es la sección de libre publicación en la que promovemos la participación de las lectoras. Publicamos contenidos que nos parecen interesantes aunque no coincidan con nuestra línea editorial ni con nuestros criterios de edición. Máximo 3 folios.

Vanessa Esteban Pino

Cinco mujeres africanas cargan con bidones de agua cerca del río

Foto de archivo del Foro Alternativo Mundial del Agua (FAMA)

El pasado 16 de enero se presentó el informe “La pobreza y la prosperidad compartida: abordar la desigualdad” del Banco Mundial en la sede de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). En la presentación de dicho informe se contó con la participación de Ana Revenga, Mario Negre y José Cuesta que formaron parte del proceso de elaboración del mismo. Una de las contribuciones del Informe es que contiene cifras actualizadas en materia de pobreza, prosperidad compartida y desigualdad. A continuación se exponen algunos de los datos de la presentación:

Casi 11 personas de cada 100 habitantes del planeta, el equivalente al 10’7% de la población eran pobres en 2013. Las y los pobres del planeta viven en zonas rurales, son jóvenes, tienen escasa educación, trabajan en su mayor parte en el sector agrícola y forman parte de hogares con un número creciente de hijos e hijas.

El 80% de las y los pobres del mundo vive en áreas rurales; el 64% trabaja en la agricultura; el 44% tiene 14 años o menos, el 39% no ha recibido ningún tipo de educación formal. Las y los niños menores de 18 años representaban la mitad de los pobres mundiales en 2013, pero constituían menos de un tercio de la muestra de población (32%).

La pregunta que cabe formularse es por qué no están los datos desagregados por sexo teniendo en cuenta que, entre otras cuestiones, “las personas pobres enfrentan riesgos más altos de malnutrición y muerte en la niñez y tienen menos probabilidades de recibir servicios clave de atención de la salud”. En el informe sobre Desarrollo Humano de 1995 del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) se afirma que “las mujeres siguen constituyendo el 70% de los pobres del mundo y de ellas, las dos terceras partes son analfabetas”.

Las alumnas de la XIII Edición del Máster de Género y Desarrollo de la UCM fuimos invitadas a la presentación del informe. Una de nosotras interpeló a los y la ponente acerca de la falta de visibilidad de la feminización de la pobreza en los datos, cuando es una de las demandas de la Agenda Feminista Global de los Movimientos y las Organizaciones de las mujeres. Ana Revenga se excusó diciendo que el dato de las mujeres pobres en el mundo se desconoce.

Teniendo presente que cada año el Banco Mundial actualiza la información sobre el número global de pobres y el índice de recuento de la pobreza en todo el mundo demandamos a esta institución que a partir de ahora se desagreguen los datos por sexo. Esta disparidad entre hombres y mujeres, que resulta intolerable, debe encararse con intervenciones de políticas concretas.

La invisibilización de la feminización de la pobreza
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies