Curandera Participa

Nota: Esta es la sección de libre publicación en la que promovemos la participación de las lectoras. Publicamos contenidos que nos parecen interesantes aunque no coincidan con nuestra línea editorial ni con nuestros criterios de edición. Máximo 3 folios.

M. D. Hernández

Un grupo de mujeres latinoamericanas ejercen su labor como curanderas en la calle

Las mujeres a lo largo de la historia hemos tenido acceso al mundo de la medicina natural con plantas medicinales desde tiempos ancestrales. Sin embargo, en la actualidad, en el amplio mundo de la sanación con plantas en Sudamérica encontramos que la mayoría son hombres los que practican este conocimiento.

De esta hipótesis parte el documental CURANDERA, que cuenta la historia de tres mujeres curanderas en Perú y que utilizan tres plantas maestras de la costa, sierra y selva peruana. Estas plantas son la Ayahuasca, hoja de Coca y Wachuma.

Actualmente, el documental se encuentra en la fase de pre-producción y en octubre iniciaremos el rodaje en Perú. Durante esta etapa, hemos tenido la oportunidad de conocer a mujeres curanderas y conversar con ellas sobre las dificultades que se les presentaron para iniciarse en el conocimiento sobre el uso de las plantas. No nos sorprendía que todas ellas resaltaban que, por el hecho de ser mujeres, habían tenido que enfrentarse a un mayor número de dificultades y que por esta razón cada vez hay menos mujeres que se dediquen a ello.

Cuando hablamos del enfoque holístico de la salud, estas mujeres, sin utilizar esas palabras, también se refieren a ello de manera natural. Cuando una persona viene a pedirles ayuda porque el médico le diagnosticó una enfermedad o tiene dolor físico, siempre le preguntan: “¿Cómo está tu vida? ¿Sueles enfadarte mucho? ¿Estás triste? ¿Hay problemas en tu familia?” porque entienden que cuerpo y mente son una sola cosa y que en muchos casos, los dolores físicos tienen un origen por un bloqueo psíquico, emocional o también espiritual.

“Muchos pacientes vienen con mucho dolor y lo que tienen son problemas. Las plantas ayudan a limpiar su cuerpo pero también su mente y espíritu. Por eso muchas plantas medicinales también te hacen soñar y en los sueños te dicen lo que tienes que hacer” nos cuenta Otilia, una de las protagonistas del documental, maestra curandera en el uso de la liana de la Ayahuasca en la Amazonía peruana.

También nos cuenta sobre las dificultades a las que se tuvo que enfrentar para conciliar su vida laboral y familiar: “Cuando me quedé embarazada de mi hija, tuve muchas dudas sobre si seguir mi trabajo. Y cuando nació me sentía muy culpable por dejarla sola y yo dedicarme a lo que ha sido y es mi sueño que es curar con plantas. Ese sentimiento de culpa, todavía se me presenta pero intento que se vaya cuando me doy cuenta de que conseguí lo que quería hacer desde que era muy joven”.

“Este mundo de la salud con plantas medicinales y del curanderismo también es muy machista. Tuve un maestro curandero que intentó abusar de mí. Las mujeres tenemos que tener mayor cuidado”.

Con este documental conoceremos el testimonio y la historia de tres mujeres que lucharon por defender su posición como guardianas de un conocimiento ancestral que niegan que les sea arrebatado por el hecho de ser mujer. También nos contarán cómo aprendieron a utilizar las plantas medicinales para curar enfermedades. Ellas son curanderas, mujeres, madres, hijas, migrantes, sabias.

Si quieres colaborar con nosotras para que este documental sea posible, te invitamos a que participes en la campaña que hemos lanzado a través de Verkami. Las recompensas son piezas de artesanía hechas a mano por asociaciones de mujeres artesanas de Perú, por lo que colaborando con el proyecto también estás participando en una iniciativa de comercio justo con mujeres.

Te agradecemos tu participación, difusión y colaboración con el proyecto de todo corazón.

Para más información pincha este enlace.

Curandera
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies