Y yo, ¿dónde estoy? Participa

Nota: Esta es la sección de libre publicación en la que promovemos la participación de las lectoras. Publicamos contenidos que nos parecen interesantes aunque no coincidan con nuestra línea editorial ni con nuestros criterios de edición. Máximo 3 folios.

Marta Farré

Una mujer se seca el pelo con secador de tal potencia que el pelo le cubre todo el rostro

El día de la mujer. Y yo encerraíta en casa. No sé porqué pero algo no me sienta bien. De hecho, me sienta muy mal. Harta. Del bombardeo de videos, whatssapssss. Hasta mi madre, mi tía, mi hermana, amigas, no amigas, ¡también amigos y no amigos!… bombardeándome con ese surtido de imágenes, representaciones, definiciones, categorías, sobre quiénes somos.

Buffff. Algo me sienta mal. Muy mal. Distorsión. Distorsión. Parece ser que es mi día. Que es nuestro día. Y a mí me sienta como el culo. Bufff. Lo hablo con compañeras. Nos pasamos vídeos y llegamos como mucho al minuto de verlos…y lo paramos, asqueadas, hay algo que no nos cuadra. ¿Qué es? ¿Qué es eso que nos rechina tanto??? ¿que nos rechina y nos toca tanto en las profundidades????

Bufffff. Y llega, de repente, iluminación. Vómito. Vómito. Vómito de palabras y de sentir. Ahí va. Bufff. Harta. Harta de tanta mistificación de la mujer. Ahora resulta que somos diosas. ¡Diosas! Soy diosa! ¡Toma ya!. O somos madres, cuidadoras, afectivas, dulces, procreadoras de futuras generaciones, fértiles, sobretodo fértiles, muy fértiles-toma carga cargaíta de tanto, mi god-, con capacidad de aguantar, de callar, de tirar palante ante las adversidades, o somos brujas, rebeldes, revolucionarias, transgresoras, luchadoras, atrevidas.

Bufffff. ¿Y yo quien soy? No me encuentro. No me encuentro entre tanto discurso sobre mí. Sobre nosotras. Entre tanto eslogan. Sobre mí. Me incomoda. Que hablen de mí. De nosotras. Desde esas dicotomías. Desde ese definir. Que al final se vacía de sentido. Eslogan vacío de contenido. Eslogan que al final aleja de la realidad, de la cruda y bonita realidad. De nuestras luchas diarias. De nuestros propósitos y despropósitos cotidianos. De nuestras pequeñas victorias. De nuestros pequeños fracasos. De nuestras tantas contradicciones. Tantas y tantas. Y no me encuentro entre tanta categoría y definición.

Buffffffffffffff. Día de la mujer y yo me siento incómoda. Yo no me siento entre ellas. No me siento entre nosotras. Cansaíta. Cansaíta de tanto mensaje simplificador sobre mí. Sobre nosotras. Sobre la mujer. Precisamente mi día, nuestro día.

Precisamente, este día, también este día, no me encuentro. Toma ya.

Y yo, ¿dónde estoy?
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies