fbpx

Llegamos este año al 8 de marzo con sabor a sangre y hiel Participa

Nota: Esta es la sección de libre publicación en la que promovemos la participación de las lectoras. Publicamos contenidos que nos parecen interesantes aunque no coincidan con nuestra línea editorial ni con nuestros criterios de edición. Máximo 3 folios.

Texto del Servicio de Mujer del Módulo Psicosocial de San Ignacio
Fotografía de Marian Alcázar

Fotografía original de Marian Alcázar

Fotografía original de Marian Alcázar

El día de nuestra fiesta, de nuestro orgullo de ser y haber nacido mujeres va a estar empapado del dolor, de la impotencia y de la rabia que nos han dejado las últimas mujeres asesinadas por las manos de los hombres.

Este 8 de marzo tenemos que gritar como nunca, exigir como nunca, plantarnos, hacernos oír más que siempre, ponernos serias más que nunca, prometiéndonos y comprometiéndonos a seguir haciéndolo todo el año.
En las felicitaciones, en las celebraciones de ser mujeres y libres, este año llevamos en los brazos y en los abrazos a las que ya no pueden estar porque las asesinaron.

Por eso, en este 8 de marzo no vamos a olvidarnos de los hombres, aunque esta no sea su fiesta, porque nuestra reivindicación tiene que ser su vergüenza; porque en su mano está parar los asesinatos, dejar de mirar para otro lado, porque se mata en nombre de todos los hombres, se mata en vuestro nombre. Aquí no vale el” yo no soy machista, yo no hago eso”, se mata también en tu nombre porque quien ha matado se sigue sintiendo avalado por ti desde tu silencio.

A los hombres os decimos ¿qué vais a hacer? ¿Qué estáis dispuestos a hacer? Al estado y a los responsables políticos os decimos y os exigimos igual ¿Qué estáis haciendo? ¿Qué vais a hacer? Sois corresponsables de que en nuestra sociedad 18 hombres hayan asesinado ya en estos dos meses y otros tantos sigan asesinando cada año de nuevo a otras tantas mujeres. ¿Qué vais a hacer para evitar que la mitad de nuestra sociedad viva amenazada y esté siendo atacada?

Porque vuestra neutralidad es permisividad, vuestra equidistancia consentimiento y vuestra pasividad, complicidad.

Como dice el poema de León Felipe, tan soolo digo lo que he visto y afirmo que se acabaron los cuentos, que no queremos que nos entierren con cuentos, ni que nos callen con cuentos, porque las mujeres ya nos sabemos todos los cuentos.

Vamos a seguir construyendo igualdad a pesar de la violencia machista y vamos a seguir exigiendo vuestra implicación y vuestro compromiso urgente para matar el machismo.

Gora emakumeak! Zorionak emakune, eta beti aurrera!!

Llegamos este año al 8 de marzo con sabor a sangre y hiel
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies