fbpx

Nuestras capas y katanas Crónicas desde el sofá, En red

¿Quieres conocer la historia de nuestra Caperucita con katana? ¿Te animas a disfrazarte estos carnavales y aprovechar así la ocasión para apoyar nuestro proyecto de periodismo feminista?

Teníamos un artículo sobre criminalidad con perspectiva de género listo para publicar, pero necesitábamos alguna imagen que lo ilustrase. Hablamos con Emma Gascó, que entonces estaba en El Puerto de Santa María enfrascada en la redacción de Crónicas del estadillo, el libro del que es autora junto con Martín Cúneo. Aún no era mi amiga.

El 13 de abril de 2013, exactamente a las 19:52, Emma escribió este correo. Ninguna de nosotras imaginó la que estábamos a punto de liar:

Hola carabola! ¿Cómo andas?

Aquí te mando a lo que he llegado. La verdad es que me ha costado un poco. Se me ocurrían cosas, pero acababan siendo victimizadoras, o súper obvias y aburridas o lo contrario, casi de apología del delito y en muchas la verdad es que dudaba (dudo) si no son perspectivas machistas las que acabo trasladando a lo gráfico… En fin, todo un debate conmigo misma 🙂 y los pajaritos del jardín. Qué pena no vivir en la misma ciudad, porque me encantaría preguntaros vuestras opiniones a vosotras y siempre por mail es más complicado.

En fin, te mando dos, a ver que te/os parecen.

Un beso grande desde los sures!

 
Estas eran los dos imágenes que nos mandaba. No nos decantamos por ninguna e ilustramos el artículo de Lohitzune Zuloaga con ambas:

 

Las dos propuestas de Emma Gascó para ilustrar un artículo sobre criminalidad con perspectiva de género

Las dos propuestas de Emma Gascó para ilustrar un artículo sobre criminalidad con perspectiva de género

 

Nadie podía imaginar entonces todas las alegrías que nos iba a traer esa Caperucita con katana. Ahora es todo un símbolo de nuestro proyecto, que ha crecido y ha ido ganando estabilidad a la vez que nosotras aprendíamos lo importante que era construir una personalidad gráfica propia y poderosa. La ilustración de Emma Gascó lo evidencia. Un chico de Barcelona la tiene tatuada en la pierna, es un emoticono de Telegram, unas compañeras de Medellín la utilizan como logo, hemos vendido cientos de bolsos y chapas y hace unos años que nuestras compañeras de Mamiki, nuestra konpartsa favorita de Bilbo, nos dieron la idea: ¡Disfrazarnos de Caperucita con katana! ¿Cómo no se nos había ocurrido antes?
El pack incluye: la capa de Caperucita, la bolsa de 'Cambia el cuento', tres chapas, un puñado de pegatinas y las instrucciones para construir tu propia katana

El pack incluye: la capa de Caperucita, la bolsa de ‘Cambia el cuento’, tres chapas, un puñado de pegatinas y las instrucciones para construir tu propia katana

Bueno, más vale tarde que nunca, ¿no? O eso decimos siempre las tardonas. Este año nos hemos animado a lanzar una campaña que hemos llamado ‘Este carnaval no se nos esCAPA’. La promoción incluye todo el pack de Caperucita (cruzamos los dedos para que no exista ningún sindicato de Caperucitas porque tenemos que reconocer que la tenemos explotada), así que si te animas a echarnos una mano y hacerte con el disfraz, te llegará todo nuestro amor y un paquetito con:

La capa de Caperucita. Hecha a mano por una compañera de Bilbo
-La bolsa de ‘Cambia el cuento’
-Un puñadito de pegatinas
-Tres chapas de Caperucita
-Instrucciones diseñadas por Susanna Martín para que te construyas tu propia katana
Pensamos en incluir una katana también a la promoción, pero no queríamos tener problemas legales por enviar armas. Además, siendo honestas, tampoco sabíamos muy bien cómo hacer el envío.

 

Sabemos que lo valioso de la campaña es la idea y que podéis comprar la capa en cualquier tienda de disfraces; pero, ¿no os parece una forma chulísima de apoyar nuestro proyecto? Si ya tienes pensado el disfraz, puedes hacerte socia o apoyarnos en la difusión de esta campaña: #haztecontucapa

 

Hemos preparado estos vídeos chulísimos, que también podéis difundir si os gustan

 

Nuestra Caperu, obviamente, apuesta por el transporte público

pero también está deseando que la lleven en bicicleta…

Si hay que utilizar transporte privado, ¡que sea una furgo!

pero a veces también nos sobran ruedas y ¡se va en monociclo!

Sea como sea, este carnaval no se nos esCAPA, ¡llenemos las calles de Caperucitas con katanas! Que sí, que estamos muy cerca de cambiar definitivamente el cuento.

Una cosa más: un millón de gracias por estar ahí.

Nuestras capas y katanas
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Andrea Momoitio

Periodista. En la coordinación de Pikara Magazine. Adicta a los macarrones con tomate. Extímida, incombustible e indomable. Lesbiana y feminista, en ese orden. Contacto: andreamomoitio@pikaramagazine.com

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies