fbpx

Hasta el moño de quienes reparten ‘los carnets de feminista’ Participa

Nota: Esta es la sección de libre publicación en la que promovemos la participación de las lectoras. Publicamos contenidos que nos parecen interesantes aunque no coincidan con nuestra línea editorial ni con nuestros criterios de edición. Máximo 3 folios.

M. José López

Estoy hasta el moño de esas personas que reparten carnets de feminista. Aparentemente, se está poniendo en práctica una cada vez más asidua tendencia a negar la entrada al Olimpo de las Feministas a todas aquellas que no estén de acuerdo con ciertos parámetros que según ‘algun@s’ no se consideran feministas, y así públicamente son quemadas en la hoguera, no sin antes, por supuesto, retirarles el carnet de feminista.

No, no se me ha ido la olla. Me explico. He aquí este preciado titular “Amarna Miller no es feminista”*. Y antes de que empecéis a linchar a quien escribe, os diré, que sí, que lleváis razón. Amarna Miller habla desde una posición de privilegio, cumpliendo a raja tabla los encorsetados y patriarcales cánones de belleza y bla, bla, bla. Pero esto no va de Amarna Miller, no va de Amarna Miller.

Esto va de sororidad y de división.

“Las apariciones y opiniones de Amarna Miller no consiguen sino dividir el movimiento” dice el autor (que también tiene lo suyo que el autor desde su posición de privilegio venga a decidirle a esta tal Amarna – que no es feminista y que se encuentra en una posición de privilegio. Pero vaya, ese es otro tema. A mí sinceramente me ha igual que el dichoso artículo lo haya escrito él, ella o elle.

¿Dividir el movimiento? Lo dividen quienes a diario conceden y retiran carnets de feministas, lo dividen quienes trabajan desde un feminismo exclusivo y desde una legitimidad auto-impuesta para dictaminar lo que significa ser feminista o no serlo, lo dividen quienes no trabajan desde las relaciones sororarias, lo dividen quienes realizan crítica pero sin el adjetivo constructiva.

La nefasta capacidad del movimiento feminista para trabajar desde un enfoque inclusivo, desde la horizontalidad de nuestras posiciones nos rompe, nos debilita.

Esto va de las divisiones entre feministas que apoyan la despenalización de la prostitución, las que apoyan su legalización o aquellas que apelan por su abolición; de las divisiones entre las que opinan que el feminismo islámico no existe y las feministas que acusan a las primeras de feministas neo-coloniales; de las divisiones entre feministas a nivel intergeneracional por priorizar unas luchas u otras; de las divisiones entre las feministas que consideran el térmnino ‘pornografía feminista’ un oximorón y aquellas que defienden el ‘postporno’; esto va, a fin de cuentas, de sororidad.

Amo infinitamente la capacidad de crítica y auto-crítica del movimiento feminista, señal latente de que sigue vivo y en lucha. Pero me desconciertan y me frustran las relaciones adversas que, hoy más que nunca, se elevan frente a nosotras. No creo que el movimiento feminista nunca antes haya estado tan aterradoramente dividido.

Utilicemos los espacios feministas para el análisis crítico de una manera constructiva y sororaria, porque desgraciadamente para debilitarnos, fragilizarnos y dividirnos ya existe una amplia comunidad.

Por eso, esto no va de Amarna Miller, ella es solo la excusa para visibilizar una lucha que nos debilita, que no es otra que la feroz deslegitimación de unas frente a otras a la que asistimos de un tiempo a esta parte.

*Artículo de Carlos Criado en Tribuna Feminista 

Hasta el moño de quienes reparten ‘los carnets de feminista’
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Comentarios recientes

  1. Carlos

    Hola,

    Por alusiones creo que debo opinar al respecto de tu artículo. Para hacerlo de forma correcta, trataré de enumerar por qué no estoy de acuerdo.

    “Esto va de sororidad y de división.” Criticas mi falta de sororidad, entiendo, y lo haces atacando un artículo que no solamente es mi opinión, sino que pasa unos filtros a través de unas compañeras que se encargan de elegir la línea editorial y la temática a tratar, así como la calidad de los supuestos artículos. ¿Es coherente acusarme de falta de sororidad al mismo tiempo que tú me criticas? Te dejo un artículo en el que otra conocida feminista también se posiciona contra elementos que no son feminismo. http://www.eldiario.es/zonacritica/capitalismo-neoliberalismo-barbijaputa-feminismo_6_485811450.html

    “dice el autor (que también tiene lo suyo…” Me acusas de una posición de privilegio. Supongo que te refieres a que soy hombre, blanco, heterosexual, he nacido en un país europeo… Y yo te pregunto, ¿es mi posición de privilegio mayor que la de Amarna Miller?¿hago más daño al feminismo yo con mi artículo que ella con su multitud de artículos y apariciones públicas en las que defiende y perpetúa un sistema heteropatriarcal? Pues bien, antes de lanzar dardos contra mí, creo que sería conveniente desgranar el artículo y entrar a debatir lo que en él se comenta, en lugar de criticar de forma fácil y gratuita al autor sin siquiera conocerlo.

    Por último, “Amo infinitamente la capacidad de crítica y auto-crítica del movimiento feminista”, eso es precisamente lo que pretende el artículo, una crítica hacia una parte del feminismo que entendemos no ayuda a seguir avanzando en la igualdad.

    Espero haber explicado mi punto de vista y que el análisis no se haga quedándose en lo anecdótico del titular.

    PD: Estoy de acuerdo en que el feminismo no es único (http://tribunafeminista.org/2016/03/hay-feministas-y-feministas/), pero debemos tener una capacidad crítica para no aceptar cualquier cosa.

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies