fbpx

Olímpicas y extraordinarias Participa

Nota: Esta es la sección de libre publicación en la que promovemos la participación de las lectoras. Publicamos contenidos que nos parecen interesantes aunque no coincidan con nuestra línea editorial ni con nuestros criterios de edición. Máximo 3 folios.

Ana Isabel Jiménez

Pues sí, seguramente ya sabrás de quiénes estoy hablando. Te hablo de mujeres ambiciosas, fuertes y sin nada que temer en su camino para llegar, cada cuatro años, a lo más alto del Olimpo. ¿Te suenan, no? Ellas baten récords, superan la media, consiguen el oro, o a veces, simplemente saltan sobre las críticas de una manera prodigiosa.

¿Qué más se puede decir? Pues que tienen nombre y apellidos, y me dispongo a presentártelas brevemente por si todavía no las conoces.

Me refiero a mujeres olímpicas como Simon Biles, Dooa El-Ghobashy, Yushra Mardini entre otras muchas. Mujeres que no solo han conseguido ganar medallas o romper tiempos, sino que han vencido estereotipos y prejuicios enseñando al mundo mucho más que deporte.

Y por qué te preguntarás…

Porque son capaces de enterrar un pasado a golpe de sonrisas y mucha disciplina, y dejando atrás los límites de la física. Porque son capaces de inventar pasos que llevan su nombre… Y ganarlo casi todo. O seguramente porque no son el próximo Usain Bold o Michael Phelps, sino mujeres con nombre y voz propia.

Porque pueden sentirse orgullosas de sí mismas y de todo lo que representan, aunque eso unas veces implique aceptar una lluvia de titulares sexistas (otras veces islamófobos) sobre qué deberían llevar o no puesto, escritos desde la ignorancia y el etnocentrismo más absoluto.

Porque son capaces de abandonar su país buscando un lugar para vivir lejos de la guerra, lanzarse al mar para salvarse de la deriva. O simplemente arriesgarlo todo por conseguir un propósito mucho más grande que el de sobrevivir a sus circunstancias.

Y es que la lista sigue con nombres como Margaret Wambui, Alexa Moreno o  Fu Yuanhui. Porque todas ellas han decidido no conformarse y salirse de la norma, de lo establecido, del qué dirán. Todo en busca de una meta. En busca de su felicidad.

Y, en definitiva, es precisamente eso lo que las hace extraordinarias.

Pero, por todo esto, ahora aprovecho y te hablo a ti, sí a ti. Para decirte que tú también puedes y no importa de qué se trate. Así que, por favor, deja de lamentarte y empieza a moverte. Ya no valen más excusas. Es tu turno, te toca a ti mover ficha. Y no, ya no hablo solo de objetivos deportivos. Hablo de que te levantes y hagas aquello que te ilusiona, lo que hace que te brillen los ojos. Porque no hay tiempo para más “no puedo”. Es ahora o nunca. Es la hora de intentarlo al menos. Porque tú también mereces ser extraordinaria… ¿o no?

Olímpicas y extraordinarias
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies