fbpx

Humor feminista: de tu ordenador a los teatros Ficciones, Reportaje

Pocas cosas hay más transgresoras y necesarias que la risa. Y de pocas maneras llegan mejor los mensajes que con el humor. Las feministas lo sabemos. Las mujeres ocupan los escenarios y las redes sociales dando caña al sistema patriarcal mientras nos sacan las carcajadas.

El pasado 1 de junio, Andreu Buenafuente entrevistó a las cómicas argentinas Malena Pichot y Charo López, y sentenció que en España no hay humor feminista. La cantante, actriz y humorista Alicia Murillo le replicó por Twitter con el hashtag #QueridoBuenafuente, y muchas tuiteras se sumaron a aportar nombres como la payasa Virginia Imaz o la dibujante Ana Belén Rivero.

Las cómicas feministas, aunque a Buenafuente se le escape, son multitud. En los escenarios, el “desconcierto de humor” de Miss Ovarios 33 o el monológo de Pamela Palenciano ‘No sólo duelen los golpes’. En Youtube, El Tornillo, de Faktoria Lila o El Conejo de Alicia, aquí en Pikara. Su ‘Cómeme el coño con pan bimbo’ llegó a Sálvame Deluxe. Desde nuestras pantallas, y cada vez más en nuestras mejores salas, las feministas estamos dispuestas a acallar a carcajadas los ataques del patriarcado.

Internet facilita la visibilización e incluso la viralización del trabajo de las cómicas. Chirigóticas y Las XL son dos compañías teatrales que se han popularizado entre las feministas gracias a las redes sociales. Sus actrices confían en el humor como antídoto contra el estigma de la feminista amargada.

Chirigóticas: menos lecciones y más actitud

Foto promocional de la obra 'Juanita Calamidad'./ Chiri Acosta

Foto promocional de la obra ‘Juanita Calamidad’./ Chiri Acosta

Chirigóticas nace en 2005. Antonio del Álamo quiere llevar la chirigota típica del Carnaval de Cádiz a los escenarios. Se fija en la Chirigota de las Niñas, y monta el primer espectáculo, que da nombre a la compañía, con las actrices Alejandra López, Ana López Segovia y Teresa Quintero. Éxito total. Ya llevan cinco obras, giras por toda España y por el extranjero.

Ahora tienen en cartel Juanita Calamidad, donde abordan con mucha guasa qué le pasa a una Calamity Jane gaditana cuando su “reloj biológico” le exige que deje la juerga para ser madre. Y sí, son feministas. “Totalmente. Y cada vez más. Al principio, en el Carnaval, no pensábamos que hacíamos cosas feministas”, explica López Segovia, coautora de los textos de la compañía: “Las letras reflejaban nuestra actitud. Mujeres que salían a la calle a pasarlo bien, a disfrutar, a cantar cosas que no se podían decir en boca de mujeres. Pero ahora sí que cuidamos mucho más el lenguaje. Hay cada vez más conciencia. No sé si porque está el mundo peor”. Se refiere a retrocesos como que vuelva a estar a la orden del día que un joven intente controlar cómo viste su novia.

La actriz y letrista de Chirigóticas expresa su respeto hacia la teoría y el movimiento feminista, pero le parece un acierto que sus espectáculos no tratan de dar una lección sobre feminismo: “Estamos, simplemente, siendo nosotras y creo que ese mensaje es el potente. Tú puedes hacer una chirigota hablando de feminismo todo el rato o, simplemente, el hecho de que yo soy una tía y llevo 20 años saliendo a la calle, emborrachándome, riéndome, ocupando un territorio que antes era de hombres, para mí eso es feminista. No tengo por qué estar explicándolo en mis canciones. Es lo que dice Chavela Vargas: ‘Yo no vengo a ver si puedo, sino porque puedo, vengo’”.

¿Cambia el tipo de humor que hacen en la chirigota y en el escenario? Reconocen que en la primera es más salvaje, más canalla y más golfo, más espontáneo. “El teatro siempre encorseta un poco más, pero intentamos trasladarlo, no censurarnos. Y hay veces que algunas señoras mayores se despeinan en la butaca”, responde Alejandra López.

Me interesa saber si han pensado si hubieran formado la compañía sin el liderazgo de Antonio del Álamo. “Estábamos por dar el paso, pero no sé si hubiera sido posible porque ni teníamos los contactos ni yo, que soy la que más escribo, tenía la formación para ello. Ahora ya sí”, dice Ana. Sin embargo, Alejandra indica que la compañía ha crecido mucho también por la aportación de otras dos mujeres: Gina Aguiar, productura y Emilia Yagüe, distribuidora, que llevan más de 30 años en la profesión. “Al final, sin pensarlo, la mayoría somos mujeres: las tres actrices; Gina y Emilia; la coreógrafa; vestuario hasta hace poco también…” Sin embargo, la discriminación sigue presente en el gremio. Faltan directoras y autoras, y persiste la desigualdad salarial. “Escritores y dramaturgos son hombres en su mayoría, y también los técnicos, que no se mueven a ningún lado sin cobrar”, dice Alejandra.

El éxito de Chirigóticas también se apoya en las redes sociales. El vídeo de ‘La copla de las tres amigas (más conocido como ‘Yo soy bollera’) de su espectáculo ‘La Copla Negra’ fue viral. Pero es que, en sus propias palabras, el público de teatro, cultural, es mayoritariamente de mujeres y quiere espectáculos honestos. Además, también notan que el discurso feminista está tomando fuerza y hay demanda.

Las XL: feminismo en prime time

Las XL nos invitan a cuestionar el amor romántico.

Las XL nos invitan a cuestionar el amor romántico.

Esto último opina también Marta Sitjà, que forma junto con Nía Cortijo la compañía de “teatro del necesario” Las XL. “El feminismo está de moda. Hay más ganas, se entiende más, también entre los hombres; conozco a muchos que están en el movimiento feminista y en grupos de masculinidades. Yo creo que sí, que estamos en auge. Y las redes sociales ayudan”, percibe Marta.

Después de tres años en circuitos alternativos con su espectáculo ‘Abandónate mucho’, donde abordan los estereotipos de belleza, el amor romántico, el disfrute libre de la sexualidad, acaban de salir en el programa de Tele 5, Got Talent. “Teníamos cierto rechazo y miedo a la humillación, pero la artivista Yolanda Domínguez, que es una crack, nos dijo: ‘Tenéis que hacerlo. Tenemos que empezar a meternos en los medios’. Entonces, nos lanzamos”.

Para su sorpresa, la primera actuación fue un éxito. Eva Hache las mandó directas a la semifinal y en el propio plató se formó un debate muy interesante que después siguió por redes sociales. “Nos quedamos en bragas y sujetador delante de 4 millones de personas que nos estaban viendo y eso fue un shock. En el programa salía gente desnuda, una mujer haciendo danza del vientre… Pero que salgas tú diciendo ‘yo soy así y punto’, no depilada, con los pechos así, no un personaje… Lo de los pelos fue lo que más impactó: ¡¡con pelos en los sobacos!!” Después de eso, la siguiente actuación, que tenían claro que iba a ser sobre el amor romántico, no gustó. La justificación que les dio el jurado es que, aunque estaban de acuerdo con su mensaje, no les llegaba el número. Eva Hache les echó un cable: “Dijo una frase muy potente, que estábamos hablando de algo muy importante, porque hay muchas mujeres muertas por culpa del amor romántico”.

Valoran su paso por el programa de manera positiva. Lo han notado en un crecimiento en seguimiento en sus redes sociales y creen que el mensaje ha llegado. “Hubo mucho debate. Alguna gente interpretó que estábamos diciendo ‘Da igual ser obeso, no te cuides’. Pero lo que más ha calado es la idea de aceptarte tal y como eres. Seas como seas, eres así y punto”. Tampoco es que el programa haya supuesto un antes y un después en su carrera. “Nos ha llamado más gente, pero no cerramos muchas más actuaciones. La difusión sí está resultando más sencilla y suponemos que cuando vengamos a salas de Madrid y Barcelona, tendremos más público”. La experiencia les ha cargado las pilas para plantearse organizar espectáculos en institutos y montar un show más potente sobre amor romántico.

El humor es un canal directo que llega mejor a la gente que el activismo de pancarta. “Muchísimas mujeres nos han dado las gracias, a raíz de Got Talent o después de ver nuestro espectáculo: salen liberadas, como si hubieran hecho una catarsis”.

Sí. El mito machirulo de la “feminista amargada” y las resistencias al término feminismo se rompen cuando las cómicas toman las calles, los escenarios y las pantallas. Así que, no lo dudes más: busca el monólogo, videoblog, obra de teatro, performance, cómic, de humor feminista que más te guste, y muestra al patriarcado que nuestra revolución también incluye destrozarle a carcajada abierta.

No te pierdas la entrevista en vídeo de Alicia Murillo a Malena Pichot y Charo López

Humor feminista: de tu ordenador a los teatros
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Comentarios recientes

  1. CARMEN PARDO

    Gracias por el artículo. Qué necesario dedicar un ratico a investigar en este tema del humor-mujeres-feminismo… y sí, yo creo que cada vez hay más… por pura necesidad de expresarnos. Las Torpedolevel llevamos desde 2001 recorriendo bares y salas de teatro por Madrid, Almería y Euskadi, sobretodo, y hemos comprobado que choca ver y oír a dos tías hablando de sexo y de más cosas… “Las chicas serias no gustan” fue la primera obra que escribimos, soltamos muchas neuras y seguimos representándola. No está en youtube pero el momento clítoris-paja ha dejado impactado a más de uno, nosotras también cada vez que lo hacemos flipamos un poco y ahí seguimos… En el mundo escénico hay “tremendas mujeres” que lo sustentan pero sus trabajos no afloran tanto, ya lo sabemos pero nos da igual porque encontramos los espacios y ahí estás todas las que se nombran y más para demostrarlo!! Ah! y la frase, “no vengo a ver si puedo, sino porque puedo vengo”. Genial! Gracias por la reflexión y que rule…

  2. Pingback: Humor feminista: de tu ordenador a los teatros | pikara magazine | mitimaes

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies