fbpx

Nosotras NO! Carta abierta a abolicionismo Participa

Nota: Esta es la sección de libre publicación en la que promovemos la participación de las lectoras. Publicamos contenidos que nos parecen interesantes aunque no coincidan con nuestra línea editorial ni con nuestros criterios de edición. Máximo 3 folios.

Prostitutas indignadas

Tenéis el poder, está claro.

Sois capaces de situar el debate en el absurdo, de utilizar las propias instituciones ciudadanas como la Diputación de Barcelona o la FAVB para vuestros intereses. Está claro, sois parte del poder institucional que siempre nos ha negado espacios, voz y capacidad de decisión.

Esta carta no pretende en realidad rebatir los argumentos abolicionistas pero sí poner en cuestión vuestras formas. Sois parte de un feminismo que reniega de su propia capacidad de construir alianzas y relaciones de igualdad entre mujeres, a través de vuestros constantes insultos, de vuestras calumnias, de vuestra violencia. Desde hace años, cargamos con vuestra rabia, en las últimas semanas con mayor fuerza e impunidad.

Nos despreciáis llamándonos “carne”, nos acusáis de ser delincuentes, nos convertís en objetos en lugar de reconocernos como sujetos de derecho y reproducís estigma sobre todas las mujeres.

Sois quienes dais lecciones sobre la vida desde vuestros atriles, vosotras que decís defender a las compañeras trabajadoras del sexo migrantes y a las víctimas de trata, pero os permitís excluirnos, señalarnos y criminalizarnos mientras decís públicamente que queréis “protegernos”.

Nosotras, las putas feministas y las feministas putas, no tenemos cargos de poder ni amigas poderosas pero estamos empoderadas. Nosotras no somos tan “cultas” pero somos sabias y nos preocupa ser rigurosas, nosotras no somos todas blancas sino somos diversas. Nosotras no necesitamos vuestro paternalismo, necesitamos derechos.

Nosotras no os acusamos del uso que hacéis de vuestros cuerpos, ni ponemos en duda vuestras decisiones en este marco capitalista y patriarcal que compartimos. Nosotras no le quitamos valor a vuestras estrategias o a vuestras relaciones. Nosotras no os tratamos de locas, de ignorantes ni os infantilizamos, porque esos argumentos ya los usa el machismo para quitar legitimidad a las voces de las mujeres cada día y nosotras no queremos ser cómplices de sus formas ni de sus valores.

Nosotras, como activistas y aliadas del movimiento de defensa de los derechos de las mujeres trabajadoras del sexo, no negociamos con partidos responsables de las políticas de precariedad neoliberal, de la corrupción institucional y del modelo turístico que ha arrasado a Barcelona.

Nosotras no pactamos campañas hipócritas sobre “ciudades libres de trata” justamente con los intereses económicos y políticos que se beneficiaron de las políticas de represión y de pobreza, con quienes persiguieron a las mujeres que ejercen en la vía pública y regularon los locales de alterne dando vía libre a las ganancias de sus amigos empresarios de la industria del sexo. No pactamos con quienes empobrecieron nuestras vidas y condiciones de trabajo.

Nosotras no negamos los testimonios de cada una de las mujeres trabajadoras del sexo que quiera expresarse, porque cada experiencia es respetable y única. Aceptamos con respeto que para unas sea una experiencia enriquecedora y para otras no lo sea.

Nosotras no hablamos por hablar, no exageramos, no creamos alarma social, nosotras hablamos desde el empoderamiento colectivo y las alianzas feministas. Nosotras no idealizamos la prostitución, no hace falta, pero tampoco la demonizamos desde vuestra moral.

Nosotras no confundimos trata con tráfico, ni con prostitución voluntaria. No comparamos la decisión de una mujer adulta con el rapto de una niña. No confundimos una posible regulación laboral a nivel estatal con la actual regulación municipal de Barcelona, que sigue en vigor gracias a vuestra complicidad silenciosa. Una regulación de la prostitución que acumula multas, tantas como se multiplican sus consecuencias sobre la vida de las mujeres perseguidas por años.

Nosotras no mentimos en los datos, nosotras sabemos que la trata existe porque somos quienes estamos cada día cerca de las mujeres que sufren esta situación de violencia. Somos parte y aliadas de la gran mayoría de las asociaciones especializadas con trayectorias impecables y reconocidas que dan cobertura, apoyo y asistencia directa a las mujeres que ejercen prostitución y a víctimas de trata en Cataluña.

Por ello, sabemos que no es cierto que el 90% de mujeres que ejercen prostitución esté en situación de trata. Los datos oficiales del Ministerio y de su Plan contra la Trata sitúan en un 1,09% el número de mujeres identificadas por los cuerpos de seguridad del Estado en 2015. Son cifras lastimosas y muy por debajo de las que manejan nuestras asociaciones especializadas, que calculan porcentajes más altos cercanos al 15-20%. Esto demuestra probablemente la ineficacia de las políticas públicas a nivel estatal para detectar a las mujeres en situación de trata y para defender sus derechos. Derechos que desde hace ya muchos años nosotras reclamamos en la práctica de cada intervención diaria desde diferentes colectivos y entidades.

También demuestra el desconocimiento, la distancia, la banalización y la utilización morbosa que estáis haciendo de cuestiones gravísimas como es la vulneración de los Derechos Humanos de las mujeres y de las niñas.

No todo vale. Nosotras relatamos realidades diversas y complejas que necesitan una respuesta desde una perspectiva feminista y de derechos humanos.

Os invitamos a repensar vuestro lugar de poder, a cuestionarlo para construir un debate feminista y anticapitalista sobre el trabajo sexual y por supuesto también sobre la trata, sobre las maneras de garantizar derechos, de evitar la criminalización, de combatir el estigma social y la discriminación. Os invitamos a intentar hacer de las prácticas feministas un cotidiano desde el que relacionarnos y argumentar.

*Puedes apoyar esta carta abierta aquí.

Nosotras NO! Carta abierta a abolicionismo
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Comentarios recientes

  1. paula ezkerra

    muchas gracias compañeras por compartir la carta . estoy muy erosionada , gracias desde nuestra asamblea pro derecho trabajo sexual de catalunya

  2. Pingback: Nosotras NO! Carta abierta a abolicionismo | El Blog de una Escort

  3. Laura Freixas

    Queridas compañeras de Pikara Magazine:
    Acabo de leer “Nosotras no. Carta abierta al abolicionismo” que aparece en vuestra sección de “libre publicación” y quiero deciros que siento muy decepcionada.
    No voy a detenerme en el fondo del asunto. La prostitución me parece la institución más patriarcal que existe, y absolutamente contraria por lo tanto a los valores que defendemos las feministas, pero no me voy a extender en este punto (hago míos los argumentos de Ana de Miguel en su magnífico ensayo “La prostitución femenina, una escuela de desigualdad humana”).
    No: lo que me ha parecido decepcionante es que publiquéis un texto que se caracteriza por:
    1-Anonimato. Salvo que esté justificado por causas extraordinarias, el anonimato contradice las normas más elementales del periodismo, y provoca una inevitable desconfianza. ¿Cómo podemos saber que este texto del que nadie se hace responsable no lo han redactado los empresarios de los clubes de alterne, por ejemplo?
    2-Mala fe. Es un texto que no permite el debate. Que tira la piedra y esconde la mano, no solo por el anonimato, sino por su planteamiento. Hace acusaciones muy graves, pero sin sustentarlas en nada. Por ejemplo: “Nos despreciáis llamándonos “carne”, nos acusáis de ser delincuentes… Nosotras no os tratamos de locas, de ignorantes, ni os infantilizamos… Nosotras no negamos los testimonios de cada una de las mujeres trabajadoras del sexo que quiera expresarse…” ¿Cómo? ¿Qué? ¿Perdón? ¿Tendrían la bondad de especificar quién ha llamado “carne”, o loca o delincuente, quién ha negado el derecho a expresarse, a quién? ¿Y cuándo lo ha hecho, cómo, dónde?… Si no especifican sus acusaciones, ¿cómo podemos rebatirlas?, ¿cómo podemos defendernos?
    También es una muestra de mala fe que las autoras o autores del texto aseguren: “no tenemos cargos de poder ni amigas poderosas” (contrariamente, según parece, a las abolicionistas). Vaya, como si los partidarios de la prostitución no tuvieran poder (qué raro, entonces, que la prostitución esté floreciendo desde hace miles de años), y como si los puteros, dueños de burdeles y otros beneficiarios de un negocio que mueve miles de millones no fueran “amigos poderosos”…
    3-Insultos. Es legítimo que Pikara Magazine acoja debates sobre temas que afectan a las mujeres. Pero es, en mi opinión, rotundamente ilegítimo que publique un texto en el que unas supuestas feministas (que por si acaso, se acogen al anonimato, mucho más cómodo y seguro) desgranan una retahíla de puros y simples insultos contra otras feministas. ¿Qué pretendéis conseguir con eso?, no lo sé, pero sí sé qué conseguís: desmoralizar, dividir, enfrentar, y en definitiva, debilitar al movimiento feminista.
    Queridas compañeras: soy lectora y amiga de Pikara, como sabéis, y quiero seguirlo siendo. Pero esta vez, no puedo estar de acuerdo con vosotras. Habéis faltado a la ética periodística, a la ética feminista, y a la ética a secas. Espero que no sigáis por esa vía.
    Un abrazo (a pesar de todo),
    Laura Freixas

  4. P.

    Hola Laura, no soy parte del personal de la revista, pero sí puedo responder a alguna de tus dudas acerca de la autoría de la carta.

    Puedes encontrar el texto íntegro aquí: https://prostitutasindignadas.wordpress.com/2016/04/27/nosotras-no-carta-abierta-a-abolicionismo/
    Respecto a quiénes son el colectivo Putas Indignadas, copio y pego la descripción del grupo.
    «Putas Indignadas está conformada por mujeres que ejercen prostitución, colectivos vecinales, entidades y activistas. La Campaña pretende recoger voces contra la prohibición de los derechos de las mujeres que ejercen prostitución y contactan en la vía pública. Nos oponemos a las políticas de persecución representadas por las Ordenanzas de Civismo y la Ley Mordaza.»
    Puedes seguirlas también por Twitter y Facebook y leer lo que llevan hecho hasta ahora si es que tienes dudas de su autenticidad.

    Son cosas que podrías haber averiguado tú con una simple búsqueda en Google, pero imagino que es mucho más fácil soltar todo eso de la ética cuando el texto no coincide con tus planteamientos.

    Por último, respecto a lo que dices de la acusación que os hacen: «¿Cómo? ¿Qué? ¿Perdón? ¿Tendrían la bondad de especificar quién ha llamado “carne”, o loca o delincuente, quién ha negado el derecho a expresarse, a quién? ¿Y cuándo lo ha hecho, cómo, dónde?… Si no especifican sus acusaciones, ¿cómo podemos rebatirlas?». Esto es algo de lo cual se quejan muchas trabajadoras sexuales a las que sigo en las redes: que desde las instituciones (y desde algunas corrientes del feminismo) muchas veces no se las tiene en cuenta o no se las escucha, y cuando lo que dicen se desvía del discurso marcado se cuestiona por «estar alienadas y no saber lo que hacen». Te recomiendo leer algunas declaraciones de Montse Neira, por ejemplo, al respecto de esto.

    En lo que has dicho del anonimato y de llamarlas «supuestas feministas» ya ni me meto. Que tengas un buen día, y sin acritud.

  5. Fátima Arranz

    Esta carta la mandé hace unos días a la sección «participa» de pikara. La subo directamente porque supongo que estarán con mucho trabajo. Leo en uno de los comentarios que el titulo del encabezamiento «Prostitutas indignadas» es el nombre de la asociación que lo firma. Es por lo tanto claramente un error de las editoras no hacerlo constar correctamente, pues los títulos suelen ir al comienzo y las firmas al final de los textos. Más que nada por no llevar a confusiones.

    Queridas amigas de Pikara:

    Lamento haber leído en vuestra publicación “Nosotras NO! Carta abierta a abolicionismo” entre otras cuestiones porque soy socia de vuestra publicación y me sentía muy contenta de apoyar vuestro proyecto porque pensaba, y pienso, que es necesario mantener la pluralidad de pensamientos y opiniones dentro del feminismo. También con ese texto me siento insultada por tener una posición abolicionista. No llego a entender la prepotencia de quién lo haya escrito al poner a todo el abolicionismo en el mismo saco. ¿Acaso dentro de las posiciones regulacionistas se da el pensamiento único? Como podéis comprender insultar de esa manera es un disparate mayúsculo que lo único que busca es fragmentar el Movimiento Feminista.

    Yo soy una simple funcionaria y mis amigas feministas, que son muchas, son mujeres trabajadoras de todo tipo y, por supuesto, si destacan por ser feministas es consiguientemente porque el poder, en tanto influencia en pos del cambio del orden de las cosas y de las vidas, les queda bastante lejos. Así que esos insultos quedan sin explicar más cuando no se da ni un sólo dato informativo en el escrito de a quién se refieren o en dónde y cuándo se ha dicho por parte de las abolicionistas -en su conjunto o por separado-lo que ahí se denuncia.

    Otro motivo de asombro y quizá para mi el hecho más grave es que el escrito al ir sin firmar se entiende que es Pikara la responsable de la autoría, por más que diga una nota al comienzo de que no se hace responsable de las opiniones. Salvo, claro está, que haya sido un error la omisión de las/los autores/as. Os agradecería que os manifestaseis al respecto porque es un derecho que creo que tenemos las/los lectores. Desde luego si aceptáis publicar anónimos supongo que habéis caído en la cuenta de que estáis dejando una puerta abierta a aquellos que tienen intereses en liquidar el Movimiento Feminista. Como sabéis los hay y son bastantes o ¿no pensáis, por ejemplo, que el lobby de la industria de la prostitución quiera multiplicar sus ganancias con propaganda de este tipo en el mundo feminista al tiempo que también busque enemistarnos entre nosotras? ¿por qué no?

    Saludos cordiales,

    Fátima Arranz Lozano

  6. Concha

    La prostitucion es la institución mas machista que existe, asi que no se puede ser feminista y al mismo tiempo pretender legitimar esta forma tradicional de esclavitud. ¿Que las abolicionistas tenemos el poder o tenemos amigas con poder? … ¿en este mundo patriarcal que se desentiende de las prostituidas?. Mas bien es todo lo contrario. Sois las defensoras de la normalización de la prostitucion las que teneis al patriarcado de aliado o mas bien sois sus aliadas. El 2ª negocio mas lucrativo del mundo invierte parte de sus ganancias obtenidas en la explotacion sexual de millones de mujeres en convencer a la poblacion de la legalizacion de la prostitución, ya que así se daria derechos a las prostituidas, y de paso ellos pasarias de ser criminales a hombres de negocio de éxito. Y la mejor estrategia mediática para lograrlo es a través de supuestas «asociaciones de trabajadoras sexuales». cuando defnedeis lo mismo que que los hombres que se lucran con la prostitucion, moviendo esta explotacion tanto dinero como mueve, no es dificil sospechar que estareis muy bien financiadas. Los puteros y proxenetas siempre os ponen como ejemplo de como se debe abordar la prostitución, porque decís lo que a ellos les gusta oir. Así que no sois feministas, os infiltrais para socavar al feminismo mas bien. http://traductorasparaaboliciondelaprostitucion.weebly.com/blog/los-proxenetas-seran-proxenetas-sea-hombre-o-mujer-o-se-hagan-pasar-por-trabajadoras-sexuales-activistas-y-otros-conflictos-de-intereses

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies