fbpx

Katy Parra: licencia para bailar Ficciones, Portadoras de sueños

La belleza está garantizada en estos poemas donde las palabras saben poner al límite las emociones. Tened cuidado: en ocasiones, algún que otro verso se puede escapar del libro. Si os pasa, sabed que sois afortunadas.

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS

Lo supe desde niña.

Odiaba aquellas trenzas

y aquel vestido rosa.

Me resultaba inútil y aburrido

guardar la compostura,

parecer de cristal

y cumplir esas normas

tan propias de mi sexo.

Algunas madrugadas

trepaba hasta la copa de los árboles

y hablaba con mis gatos

de lo guapa que era Marisol.

Me gustaba mirar aquellas piernas

e imaginar, debajo de su falda,

un mundo diferente.

[Del libro Por si los pájaros (2008)]


 

katy-parraAsí es Katy Parra, una de las mejores poetas de nuestro tiempo. Y estamos de suerte porque ahora llega a las librerías su nuevo libro, Licencia para bailar. Un poemario imprescindible para quienes ya conocen a esta extraordinaria autora, pero también, y sobre todo, una ocasión perfecta para que se acerquen a la poesía quienes todavía no lo han hecho. La belleza está garantizada en estos poemas donde las palabras saben poner al límite las emociones. Tened cuidado: en ocasiones, algún que otro verso se puede escapar del libro. Si os pasa, sabed que sois afortunadas.


EL PENÚLTIMO BAILE

¿Quién mató a la princesa?

¿Quién descompuso el pálpito y el beso

y ordenó aniquilar las oropéndolas

que inauguran el curso del amor?

No fueron los zapatos ni la red.

Lo juro por el dios de los cristales.

La princesa murió de aburrimiento,

de un ataque de ira,

por comer calabazas

y bailar a deshoras en la noche de autos.

Liberados de culpa

quedan pues los presentes,

a no ser que llegaran antes de media noche

al baile de palacio

con perdices y besos en oferta.


 

DESALOJO

Cualquier cielo nos sirve para huir,

para cerrar las puertas al invierno

como se cierra a veces la mentira:

de un portazo, a empujones

o a fuerza de estar solos.


 

REMIX PARA UN VASALLO

La historia se repite, somos cíclicos,

pájaros que defienden la música entre rejas

por no seguir el rumbo de su rama.

Gritamos como indóciles vasallos

para servir al líder que ha vencido

sin otra santidad que su pancarta,

pero aun así seguimos tras la meta

como un número más de su rebaño,

cantando y maldiciendo al borde del camino,

pisoteando un cielo que no nos corresponde.

 


 

SOLUS VITA

 

“El hombre que no lleva la música dentro de sí mismo, aquel a quien no conmueve la armonía suave de los sonidos, se halla maduro para la traición, el robo, la perfidia”.

W. SHAKESPEARE

La música te arrastra y es tu cuerpo

un trapo a la deriva,

la causa y el efecto del placer,

sinestesia que alumbra

la oscuridad sonora del instante.

No hay más que este minuto.

Ni tú ni yo sabemos

a qué hora precisa dejará de sonar.

El amor y la danza siempre van al unísono,

cogidas de la mano,

sin más eternidad que esta aventura.

¡Haz que sigan girando las canciones!

Un, dos, tres. Un, dos, tres. Sigue bailando.

 


 

Y de propina disfrutemos de este poema recogido en uno de sus anteriores libros:

 

EL VALS DE LOS CORDEROS

Caperucita y yo

tenemos en común más de una cosa.

Ninguna de las dos creemos en los cuentos

ni usamos a los príncipes

en nuestros calendarios.

Ambas somos alérgicas

a las floristerías

y a los pobres corderos

que se ordenan y balan al unísono.

Por eso mientras yo

descuento los tejados y los tréboles,

ella cuenta las sílabas

y deshoja tu nombre imaginario

con esa esquizofrenia

que nos presta la luna

cuando sabe que todo está perdido.

[Del libro Coma idílico (Hiperión, 2008)]


Bibliografía: Katy Parra (Totana, Murcia, 1964) es coordinadora de talleres literarios desde 1998 y autora de los siguientes libros de poesía: Acordes en soledad (Murcia, 1998), Síntomas de olvido (Madrid, 2000), Espejos para huir hacia otra orilla (Toledo, 2003), Coma idílico (Ed. Hiperión, 2008), Por si los pájaros (Ed. Visor, 2008), La manzana o la vida (Ed. 4 de agosto, La Rioja, 2013), Delirium tremens. Antología personal (Ed. Raspabook, 2015) y Licencia para bailar (Ed. Valparaíso. 2016). Ha recibido, entre otros, el Premio Internacional de Poesía Miguel Hernández y el Premio de Poesía en Castellano Viaje del Parnaso.

Katy Parra: licencia para bailar
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

En mi DNI debería poner: poeta, animalista, bloguera y vegana.

    Comentarios recientes

    1. Amaia

      Toda la razón Marta, los versos de Katy Parra se escapan del libro y sí te sientes muy afortunada cuando eso pasa, cuando te sacuden, te hacen vibrar. Poeta imprescindible.

    2. Pingback: Katy Parra, poesía sublime

    Los comentarios están cerrados

    Uso de cookies

    Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies