fbpx

No compres, adopta Salida de socorro, Voces

Soy madre primeriza de una bolita de pelo negra. Estoy monógamamente enamorada de ella, Anais, así que os cuento los fascinantes descubrimientos que una puede llegar a hacer gracias a la maternidad perruna.

Ilustración: Núria Frago

Ilustraciones: Núria Frago

“¡Se sienten, coño!” A dónde vas, manzanas traigo, una cosa lleva a la otra, por debajo de la puerta te mando un ladrillo, y de golpe y porrazo, sin nueve meses de preparación ni cursillos intensivos, aunque he hecho mis pinitos con Otto y Lola, soy madre primeriza de una bolita de pelo negra. No sé explicar muy bien cómo, ya que el proceso tuvo lugar como quien no quiere la cosa. Mi vida ha pasado a girar alrededor de este pequeño gran ser que mea y caga en mi moqueta a demanda y muerde todo, absolutamente todo lo que pilla. En este preciso instante acaba de meterme el colmillo en el agujero del expiercing que tenía en la nariz y sangro un poquito. Eso me pasa por madre intrusiva pesada que todo el rato pide besos. Si sé que todavía no controla los lamidos y mordiscos, utilizándolos indistintamente uno detrás de otro como si fueran lo mismo, no sé qué esperaba que pasara al meterle la cabeza en la boca cual domadora de león de circo putrefacto y asqueroso. Putrefacto y asqueroso el circo, se entiende. “¡Se sienten, coño!” Se llamaba Rita cuando la adopté, pero yo que soy una rata inmunda, le he cambiado el nombre. Ahora su nombre de pila es Anais. Y su nombre completo: Anais Rita Simone. Nació el 23F. Su madre, Annie, fue abandonada embarazada y la encontraron en la calle, con más parásitos que el Parlamento estatal. Debe tener un miedo tremebundo a la gente. No le faltan razones. Afortunadamente la llevaron a las instalaciones de la protectora APA.S.O.S Bilbao, y dio a luz a un puñado de cachorritxs potxolérrimos. Siendo el único deporte que practico con asiduidad el de surfear por la red, al ver las adorables fotos de la camada, no pude, ni quise resistirme, les contacté, y me traje a la pequeñuela a casa cuando ya estaba destetada. Me hubiera gustado hacerme con todxs, pero mi economía, mi limitado hogar y mi sentido común no me lo permitieron. Aunque es cierto que me gustaría adoptar a una de sus hermanitas. Veremos como progresa la cosa. Ser madre perruna es fascinante. No cabe duda, que lo primero que he de gritar a los diez mil vientos, es el eslogan NO COMPRES, ADOPTA. Lógicamente soy consciente de que yo no soy absolutamente nadie para decirte lo que debes hacer, pero precisamente por eso, te lo recuerdo. Si yo, sin ser jodidamente nadie, con un cociente intelectual normal, entiendo que los criaderos de animales no hacen más que fomentar el consumo de mascotas como si fueran zapatos que te gustan en un primer momento y después pasan de moda amontonados en tu armario, seguro que a ti, eruditx de todo un poco, te parece de cajón de madera de pino. ¿No? Así que huelga decir que adoptando animalejos, ganáis ambxs: tú tienes amor a raudales 24/7 por un módico precio (130 euros con vacunas y esterilización) y ellxs, lxs animales que ya existen y están plantados en el planeta Tierra a la espera de tus mimos, consiguen ese merecido hogar para toda la vida que a nadie le debería faltar. Yo no entiendo mucho de cómo va la cosa, y supongo que en realidad los animales estarían mejor a su bola en bosques, corriendo a sus anchas y comiendo carne cruda en vez de pienso acartonado. Pero como esa opción no creo que sea válida entre tanta superautopista y gigantes de hormigón, pues se me ocurre que la opción menos mala para un animal domesticado, entre vivir entre rejas o conmigo, es vivir conmigo. No por nada, simplemente porque soy maja y le voy a querer con todas mis fuerzas. Soy muy moñas. Qué le voy a hacer. Pero vale ya. Dejo de dar cátedra y os cuento los fascinantes descubrimientos que una puede llegar a hacer gracias a la maternidad perruna. No me preguntéis por qué, pero estoy monógamamente enamorada de Anais. La veo y me parece la más guapa, la más salada, la más divertida. Por supuesto, como buena madre que se precie, opino que su mierda siempre tiene las formas más originales y el mejor olor:


¡Me vas a comparar! A mí me dijeron que era una perra, pero a menudo, no sabría distinguirla de una corderita negra. Además tiene ojitos de burrita adorable, que te miran y te meas de emoción al ver esas pestañitas negras salirle de la cara. ¡Qué bien hecha está mi perra, joder! Cuando adoptas un animal y tienes como objetivo domesticarlo para que tenga una vida similar a la tuya y os hagáis compañía mutua intentando que ambas partes salgan lo mejor paradas posibles, te asaltan miles de dudas. Pienso que lo voy a hacer fatal, se va a morir de muerte súbita mientras corre, le va a pillar un coche cuando al soltarla para mear sale saltando detrás de algún pajarillo, o mi mayor miedo secreto: que beberá detergente en un descuido mío. Bueno, estas comeduras de cabeza me pasan a mí. No voy a universalizar. Me consta que hay gente normal por el mundo que vive tranquila. Obviamente no soy la tía más segura de mí misma, así que agradecería apoyos… ¿alguien más tiene dudas de este tipo? ¿Soy la única mala madre de la galaxia? Quiero suponer que no. Así que corramos un estúpido velo. Anais tiene tres meses, una semana y algunos días, y después de exhaustivas investigaciones y complejos experimentos, sospecho que aún no conoce su nombre. Yo hago trucos de lo más variopintos para que responda como Anais segunda, pero ni premios, ni arrumacos, ni silbiditos, hacen que se entere de qué va la fiesta. When in Rome, do as the Romans do. Y es que al convivir con Otto y Lola, dos perrxs de diez años, la cachorrita bebe los vientos por que la muerdan jugando, le quiten las legañas a lametazos o le olisqueen el culo un ratillo. El proceso es lento, y aún no acaba de pasar con normalidad. Lxs perrxs mayores pasan de lxs pequeñxs en moto. Pero vamos, que Anais sólo viene cuando vienen los demás. Lo cual me hace tener teorías infundadas, sobre que quizás esta perrita piense que su nombre es Ottolola. Todojunto. Ah. Antes he mentido. Además de surfear por la red, ahora me pego unas caminatas de impresión por los parques de alrededor de casa. Tengo un morenocamionerx con marcas, que es la envidia de mis amigas. Por cierto, desde aquí mando un saludo a lxs camionerxs. Así en general. Sigamos. Según me despierto, bajo en medio camisón y con buen aliento a dar la perrivuelta a la manzana para pises y kakas urgentes. Digo con buen aliento, porque por mucho que vaya hecha un cuadro, yo de joven leía la Superpoo, y allí me enseñaron a que si quería tener un look impecable y a mi novio contento, antes de que se despertara el buen hombre, debía entrar en el baño a hurtadillas, lavarme los dientes, echarme rimmel, quitarme los rulos y lavarme los sobacos. Posteriormente aprendí a tumbarme en la cama como si nada y hacerme la dormida. Para que al despertar de nuevo, el maromo de turno, al ver mi belleza natural madrugadora, se enamorara de mi perdidamente y me quisiera para siempre. Lo cuento con todo burlón, pero lo tengo retorcidamente inculcado a fuego en la cabeza. Así que desde tiempos remotos, cada vez que me despierto a mear, aunque sean las tres de la mañana, y aunque esté durmiendo sola, me lavo los dientes. Sé que es muy heavy y totalmente loco. Pero no me rindo. No puedo estar sola también en esto: ¿¿¿Hay alguna otra paranoica de la Superpop en la sala??? Lo mismo al terminar de escribir esto, hago un grupo en Facebook a ver quién se apunta. Luego lo pienso. Ah. Y una cosa os digo. Paradojas de la vida, a lxs perrxs les gusta más lamerte cuando hueles a pocilga que cuando hueles a dentífrico. Esto es así. Ensayo, error. Total, que al volver de la perrivuelta, subo con la manada, me adecento un poco, y nos acercamos al gran parque que tengo cerquita de casa. Allí soy la envidia de las madres. No son conjeturas mías. Me lo aseguran previo juramento. Todo el mundo me dice lo preciosa y encantadora que se ve la perrita caminando bajo mis faldas y el gusto que da verla. No es porque sea mi cachorrita, pero la tía anda con estilo. Luego, también come mierda con estilo, y se zamblle en barro con estilo, tiene pus verde en el ojo con estilo y la veterinaria me dice que tiene conjuntivitis con estilo. Pero ese es otro cantar. Supongo que para marcar tendencia hay que nacer el 23F. Una cosa me tiene anonadada y levemente enfurecida: cada vez que me encuentro con gente, la primera pregunta que se me hace sobre la perra es: “¿Qué raza es?”. Al principio respondía con la retaila usual normativa de rigor: “Su madre es una pastora leonesa, pero del padre no sabemos nada porque nació en la perrera”. Pero después de mes y pico conmigo, ahora ya me empiezo a enervar un poco. ¿Qué tipo de pregunta es esa? ¿Qué leches importará? La respuesta por antonomasia a una pregunta tan boba, sólo puede ser “es un perro”. La gente insiste: “Sí, ¿pero qué razas es?”. “Es un perro”-digo sonriente. Y como soy tan maja, gorda y mona, la gente pensará que no puedo estar retándoles y me clasificarán como una personajucha incapaz de distinguir entre la clasificación raza y especie. Pues vale. Me gusta. Te lo compro. La siguiente asunción que todo el mundo hace al verla es que es “un perro”. Hablan de ella es masculino y hasta que no la llamo por su nombre, Anais, no se plantean que pueda ser perra o directamente queer. Por muy estética femme que gaste, no soy yo promotora cum laude del binarismo de género. Sea como fuere, por algún motivo, la presunción de masculinidad también como norma animal, me intriga. Y me intriga con un poco de tirantez. ¿Soy tocapelotas? ¿Estoy a la defensiva? No te digo yo que no. Pero a ver, no sé, si nos ponemos picajosxs con eso de que o falda o pantalón… ¿Me concedes el 50/50 por lo menos? ¿O tampoco? Los animales son perros y gatos con O hasta que se demuestre lo contrario. Regla inamovible. Ay, no sé. No me gusta. Así que ahora yo hablo en femenino a todxs lxs animlejxs que me encuentro. Por compensar. La gente en seguida te corrige: es perro. Y me señalan a su pene. No voy a entrar a explicar las limitaciones de relacionar pene con masculino, porque ¡ay, alma de cántaro si yo te contara! Qué simpleza y con qué tranquilidad viven tantas y tantas personas. Cambio de tercio radicalmente. La comida. ¿Qué me decís de la comida? ¿Comer ese pienso acartonado es bueno de verdad? ¿En serio? ¿Más que el apetecible pavo? ¿Más que el salivatoriamente chorreante pollo? Mientras escribo yo creo que Anais se entera y me mira fijamente. “Estás hablando de comida”- me reprocha, clavando su mirada pestañística en mi mirada azul. Bueno, yo no sé si lo del pienso es algún tipo de invento para que te dejes un pastizal en marcas o historias, pero si los animales carnívoros de toda la vida cazan… ¿Pienso? ¿En serio? ¿Alguien sabe algo al respecto? Yo sigo las normas porque quiero que Anais viva una vida larga y feliz a mi lado. Y le doy pienso de bebés. Cuando no sea bebé le daré de adultx. Y si dicen que la marca X  es mejor que la Y, también me apunto. Lo de no tener ni puñetera idea de muchos temas te limita a la hora de actuar. ¿Y la frase esa de: “Al tenerla desde cachorra podrás educarla bien”? ¿Qué quiere decir? Quitando el tema morder, que no es plato de buen gusto… ¿Qué otra cosa puedo enseñarle yo a mi cachorrita? Me he inventado una filigrana para que se siente antes de que le dé la comida. Y me gustaría aprender a dejarla solita en casa como una perra hecha, derecha e independiente por si hubiera emergencias de diferente índole y tuviera que dejarla en algunas situaciones insalvables. Pero… en realidad… ¿para qué he adoptado una perra? ¡Para estar con ella, pasear con ella, jugar con ella y cuidar de ella! ¿Me mea en la moqueta? Lógico. Hasta que aprenda a controlar su esfínter, es lo que toca. Pongo empapadores, pongo periódicos, y limpio lo sucio. ¿Broncas? ¿Por qué? Sería como gritarle a un bebé por cagarse en el pañal. ¡¡Maldito bebé de mierda…ponte las pilas que ya tienes dos meses!! ¿¡Qué te piensas que es la vida!?” ¿Hola? Por supuesto, me mordisquea las patas de las sillas y los zapatos. Le digo “No”, como hace la gente lista de la tele, y a ratos lo entiende, pero a ratos no. ¿Qué hago? ¿¡¡Grito!!? ¿¡Por qué!? El otro día mi amiga Izaskun (que está embarazada con los tobillos flojos y se hizo un esguince: un abrazo gigantesco desde aquí, ¡hermosa!) me dijo que pretender tener una casa como si no hubiera animales con animales, es cuanto menos frustrante. Aplicable también para todo tipo de criaturas que aún no tienen interiorizado que el plan central casero es ver la televisión. Así que he decidido quitar todas las alfombras y objetos potencialmente polémicos. Y ahora, mi churrigueresco hogar rococó lleno de cositas, es un lugar animal-friendly. ¿Por qué castigar a mi cachorrita cada vez que muerde algo que no debería haber mordido? Tiene dientes de leche y un tejemaneje en las mandíbulas de aúpa…¡¿ Y además yo le grito?! «¡Se sienten, coño!» No lo veo. Seguro que hay diferentes corrientes de maternidad perruna, pero yo por ahora me decanto por esta. La de los premios y el amor. Llámame loca. Acepto sugerencias, críticas y comentarios. En fin. Otro día compartiré con vosotrxs el fascinante mundo de las correas y los arneses, y no precisamente para sesiones BDSM. Sé que hablar de Anais no es un tema candente de actualidad transfeminista. Pero digo yo que a estas alturas habréis llegado a la conclusión de que más o menos, en mi columna de ladrillos sin párrafos, escribo lo que me sale del Toto. ¡Por cierto! El otro día flipé en la playa cuando descubrí que lxs perrxs parece que saben nadar «de serie». ¡¡Mi perrita nada!! Bueno. Esto es todo. Un fuerte aplauso para todas las personas que adoptan, se preocupan y cuidan animales. Y mi más profundo respeto a quienes ni se visten con ellxs, ni se los comen.

PD: Por cierto, si por algún casual, alguien quiere imaginarme contando esto que escribo de manera oral, últimamente bastante gente me dice que Ada Colau y yo nos parecemos mucho en la forma de hablar y gesticular. El tono de voz debe ser igual. La única diferencia es que ella cuenta cosas oficialmente serias. Físicamente también nos tenemos un aire. Qué honor, joder, qué honor.

No compres, adopta
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

María Unanue

Adoro aprender por ciencia infusa, las flores y las patatas en todas sus formas.

    Comentarios recientes

    1. Rocío

      Aquí una mare con dos perros locos. O más que locos, vibrantes. También tengo miedo a que mes de un chungo mientras corren como si no hubiera mañana, o que se me vayan antes de tiempo, o que huyan al oír un petardo. Los quiero ad infinitum y sin condiciones. Tampoco como animales y no me visto con ellos; en parte es gracias a estos dos, que me han empujado varios peldaños hacia arriba en la escala de la empatía. He ganado en respeto. Se lo debo.

    2. Antropofaga

      Otra igual.
      Mi miedo es que se escape tras una perrita, que coma algo y se envenene, o que le atropelle un coche.
      Pero le amo sin mesura. Y me ha ayudado mucho, mucho, muchísimo.

    3. Txirli Temple

      Yo no era gatuna, le regalé una gata a mi novia, luego un gato. Adoptadxs ambxs. Ahora estoy loquita de amor por ellos y estoy a un paso de convertirme oficialmente en una «loca de los gatos». Mi miedo, dejar la ventana abierta en un descuido y que se caigan por saltar tras una paloma

      1. Victoria Martinez

        No suelen caerse tras una paloma. Y les encanta sentarse en las ventanas a respirar el airecillo. Te lo digo que tengo 4 gatunillos de todas las edades. son más listos de lo que a priori creemos. Un saludo gatuno. Victoria.

    4. Marta

      Mi perra al natural: identificada siempre como perro.
      Mi perra con el flequillo recogido en una pinza cuando tiene conjuntivitis: identificada siempre como una perra.
      Me sigo sorprendiendo cada vez que alguien hace esa asociación.

    5. Bel

      Hola!
      Crecí rodeada de una gata, una perra y un gato. Ahora ese triunvirato ) fue reemplazado por otro ((debido a que ya tengo 28 años) compuesto por un perro, una perra y una gata. Con respecto al pienzo (el alimento balanceado como se le dice en Buenos Aires) cuando empezamos a tratar a nuestros animales por un homeópata (debido a que los bípedos que integrábamos la familia ya lo hacíamos) nos recomendó darles comida de ¡verdad! La gata sigue eligiendo la comida prefabricada antes que la casera. L@s perr@s comen carne con arroz, zapallito, zanahoria. Personalmente pienso que tener que comer la misma comida toda la vida y encima morir virgen (salvo que decidas hacerlos tener cría) son dos condenas demasiado duras. Aunque sea darles el placer de la comida. Igualmente tengo que admitir que yo no soy la que cocino ya no vivo con ell@s porque he volado de la casa de mis padres. Suerte!

    6. Janie

      Pues yo también tengo un gato mayorcito q adopte de la calle y un cachorro perruno.
      Se llevan súper bien
      Son muy amigos y hasta echan la siesta juntos
      Es una maravilla despertarme todos los días a su lado
      Y q me den besitos todas las mañanas
      Y porque tengo otros dos cansinos de dos patas q sino tendría más
      Los animales sin increíbles.
      Yo ya con gentuza antianimales paso.
      No la quiero al lado mío para nada.
      Me encanta saber q cada vez somos más los q amamos a estos peludos

    7. Eunate

      Me ha encantado el post, yo he tenido perr@s toda la vida y tengo ya 36 tacazos, ahora soy la flamante dueña de un animal de lujo y compañía ( así se describe en los papeles y me hace una gracia tremenda) un galgo rescatado de la perrera de Badajoz gracias a las chicas que tienen una prote montada para evitar el sacrificio; bueno que voy del asunto, lo de la raza y el sexo es cuasi-frustrante, en mi caso siempre dan por sentado que es una hembra y creo que piensan eso porque como vienen ya capados y son tan finos que «parecen» chicas, porque sinceramente, con la altura que tienen si no eres capaz de distinguir un pito de una pocha mal vamos.Te felicito por tu maternidad perruna y te recomiendo el parque de Ollargan y muuucha paciencia para enseñar a Anais.

    8. Enara

      Aupa Maria! Que buenoooo! Yo tengo una perra de 2 años, la cogimos de bebe también y tiene una historia muy parecido a la de Anais. Madre abandonada y padre desconocido. Siempre he pensado en lo mucho que me suena esta historia, oye! Un clásico verdad? En fin, yo también soy primeriza y desde que la cogí, digo que es mi «simulacro de bebe», la gente me mira muy raro (sobre todo lxs que no han tenido perrx), pero me da igual. Así lo siento yo. Creo que durante estos 2 años que llevamos juntas me he preguntado todas las cosas que preguntas en tu post, y he procurado irme resolviendo a mi manera. My way. Porque en el mundo perruno hay muchoooo de «hay que hacerlo así» y «asi noo, estas loca!», y si vas de parqueperrxs, pronto veras esto.
      Yo al final he optado por inventarme mi propia manera de relacionarme con ella. Jugando siempre al prueba-error. Disfrutalo, dejan de ser cachorrxs antes de lo que parece! Un abrazako y animo!

    9. michieugenia

      Hola soy de madrid y feminista radical se que no es la revista para ello pero echaba de menos algun articulo relacionado con animales ,la explotacion de animales es tambien sintoma del patriarcado no en vano el feminismo y el ecologismo estan vinculados.Ahora me gustaria denunciar la situacion de los perros en perreras ,hay por toda España y les dan diez dias a los perros y les matan con una inyeccion barata con un enorme sufrimiento convulsionsn ,se defecan etc y para que hablar de lo que sufren encerradas en los mataderos,los cachorros mueren todos,las condiciones son espeluznantes y solo en la provincia de madrid se matan doscientos cincuentamil al año,calculad en todo el pais.Porfavor concienciad que no se compre,hay de todas las razas ,tamaños ,edades,hay grupos en facebook y tambien se puede amadrinar añguno para que no maten ,yo amadrino uno ,se gace entre varias informaos,los gatos igual,porfavor si quereis uno adoptad en perrera o prote mejor verlo en pag web y reservar para que lo tengan preparado pues si os acercais a la perrera os dara un infarto de ver las condiciones en las que estan,me ahorro los comentarios a los veterinarios funcionarios que matan perros sanos porque cada uno les pagan,gracias,no tengo acentos en movil,sorry

    10. Valerie Solanas

      Viendo que os encanta la tortura en esta revista aquí tenéis un vídeo ( https://www.youtube.com/watch?v=PCU1WUQXMbs ) bastante edificante para saciar esa sed de odio y venganza que os carcome porque el patriarcado además de someter a la mujer también lo ha hecho con la naturaleza.
      Y después de ver el vídeo a solas o en grupo podéis medir la pureza de vuestro feminismo no sin antes comprobar que habéis mutado en deidades. Huelga decir que el 99,9% de las usuarias y redactoras de esta revista lo habrán visto porque toda muestra de violencia hacía los más débiles (cuanto más explicita, mejor) ayuda a afianzar la ideología feminista.
      El 101% de las fruslerías que publica esta web serían evitables si no existiese la economía de mercado. Perogrulladas aparte, es imposible que os creáis buena parte de las milongas (algunas muy loables) que posteais porque la realidad más inmediata al salir a la calle me invita a ver el esperpéntico y grotesco espectáculo de mujeres e incluso menores coreando el melifluo cántico de estos crogmanones

      https://www.youtube.com/watch?v=asQG_nemZTk

      Muchas de ellas dizque feministas!! Que lástima ver a muchas a tipas relacionar feminismo con la ayuda del marido en casa…

      Enfermedad & Monarquía!

    11. michieugenia

      Que marido en casa gañan?las mujeres trabajamos no necesitamos maridos que nos mantengan ni para nada en general

    12. michieugenia

      Que marido en casa gañan?las mujeres trabajamos no necesitamos maridos que nos mantengan ni para nada en general las mujeres q tu conoces al parecee viven del aire somos la mayor tasa de universitarias que hombres ademas y curramos aunque sea para el capitalismo patriarcal y cuando no trabajabamos remuneradamente eramos burras de carga y porque el patriarcado no nos lo permitia y desde luego no nos salia gratis que nos mantuvieran y a las pocas que mantienen tampoco valerie de que vas?

      1. Valerie Solanas

        ¿De que voy? De detector de feminazis absurdas como tu que no se diferencian en nada del dogmático político sea este de izquierda o derecha. De entrada te has ofuscado y ofendido por nombrar la figura del marido, perdone usted, se me olvidaba que esa institución burguesa llamada matrimonio lo que hace es confinar a la mujer en casa a título de puta «hasta que la muerte los separe» con el agravante de los hijos.
        Si supieses leer, además de redactar con un mínimo de coherencia sin caer en el anacoluto y el solecismo podríamos incluso deliberar pero como estás embebida por las nociones de patriarcado y capitalismo lees lo que te sale de ahí para acomodarlo a tu discurso trillado y vacío. Me encantaría que salieras en los mass media para que con tu enorme sabiduría feminista sacaras a todas las mujeres de este país del oscurantismo en el que viven por culpa de los malvados hombres que las han convertido en esposas, madres y amas de casa privándolas así de una vida digna.
        No le quito razón al ilegible truño de respuesta que me has dado pero si fueras menos altanera y centrases tu inquina en lo que de verdad importa te darías cuenta que hoy más que nunca el trabajo sucio para la subordinación absoluta de la mujer hacía el hombre lo están llevando a cabo las propias mujeres con la colaboración de hombres «buenos».
        Aquí te dejo un par de ejemplos que a mi parecer confirman lo que te he escrito

        https://www.youtube.com/watch?v=jcAqAJgeYwM (El número de visitas y de likes no tiene desperdicio)

        https://www.youtube.com/watch?v=TFINA1ne9AM (¿Que miembros de esa ficción llamada familia no quieren algo así?)

        Después de haberme leído y ver los maravillosos vídeoclips de esa mujer liberada (?), te recomiendo que le eches un vistazo al siguiente enlace

        http://pijamasurf.com/2013/03/3-libros-de-simone-de-beauvoir-digitalizados-y-listos-para-descargar-biblioteca-pijama-surf/

        No dudo de que ya conocieras todo lo que te he pasado porque además de ser una mujer liberada, erudita y polímata eres ducha en el manejo de las nuevas tecnologías. Se deja ver en tu «doble» respuesta.

        PD: Además de detector de feminazis, voy de mata hombres ¿es que acaso no me conoces, ni a mi manifiesto?
        https://es.wikipedia.org/wiki/Manifiesto_SCUM

    13. michieugenia

      No me van las tildes en el movil y va muy mal por eso se publico dos veces aunque admito no ser tan culta como tu,al menos no utilizo palabras tan grandilocuentes,dices que no quiero debatir pero ese eres tu,a simone la conozco a valerie no ni me interesa conocerla no tengo interes en exterminar a los hombres ni los odio,el feminismo no es eso.En cuanto a que los hijos son indignos etc me parece surrealista yo nunca he dicho eso ,me parece genial casarse,tener hijos ,marido etc silo eliges libremente y no por convencion y presion social como se hace muchas veces y sin feminismo es dificil ser critica en cualquier caso como la mujer no necesita casarse para tener dinero como antes porque trabajan ellas pues mejor saludos

    14. Zzar

      Mientras tanto las moritas pariendo de 3 en 3.
      Os (nos) van a barrer del mapa jajaja.
      El feminismo va a quedar tan pisoteado como el cristianismo en la antigua Roma, la que os espera.

    Los comentarios están cerrados

    Uso de cookies

    Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies