fbpx

Queridx heterosexual ofendidx Participa

Nota: Esta es la sección de libre publicación en la que promovemos la participación de las lectoras. Publicamos contenidos que nos parecen interesantes aunque no coincidan con nuestra línea editorial ni con nuestros criterios de edición. Máximo 3 folios.

Stéphanie Papin

Queridx heterosexual ofendidx:

Durante la mani del orgullo crítico, publiqué en mi facebook una foto de una pancarta que decía «La heterosexualidad no es una práctica sexual, es un régimen político.»  Al leer esta frase, te sentiste ofendidx, a lo mejor incluso pusiste un comentario para expresar tu desacuerdo porque «no se puede ser tan radical como para caer en la heterofobia». Quizás no pusiste un comentario y solo pensaste que esta frase era poco inclusiva con lxs heterosexuales como me comentaste luego. La verdad es que te agradezco todo el debate que generó porque ha sido muy enriquecedor. Sin embargo, para ti se trata de un debate de opinión sin más, pero a mí me ha removido porque tu opinión me afecta, no solo porque eres mi amigx o mi hermanx, sino también porque tus opiniones tienen repercusiones en mi vida. Esta oposición que te parece excluyente en un frase lo es en la vida real para mucha gente.

No bastaba con explicarte que no se trata de juzgar a las personas o las prácticas sexuales en sí, sino al hecho que sean diferenciadas en su relación a la norma, que la heterosexualidad es la norma porque está por todas partes y encarna realidades de dominación. Para ti, visibilizar tu privilegio era excluyente y culpabilizante. Hubieras preferido una frase menos radical, que no interpele la heterosexualidad de esta manera.  Te contesté que justamente ser radical es coger los problemas desde la raíz y que se trata de cuestionar la estructura que dicotomiza las personas y las practicas en heterosexuales y homosexuales. Pero en tu opinión, «esta frase es violenta para las personas que se identifican como heterosexuales». Pero ¿ por qué  te agarras tanto a la heterosexualidad? ¿Qué significa esta identificación tan fuerte? ¿Acaso las prácticas sexuales no son tan variadas como las personas? Si me identifico como lesbiana no es por referencia a una práctica sexual en sí (no creo que exista) sino por apropiación a una identidad que me permite existir (ya que la norma me limita bastante esta posibilidad).  ¿Por qué identificarse a la norma? ¿Por qué sentirse representadx por un régimen de enunciación violento en sí mismo?

Por eso te invité a desidentificarte  de la heterosexualidad o resignificarla. Y tú, queriendo darle la vuelta, argumentaste que era mejor no  reutilizar los términos de la dicotomía de la que hablaba y que entonces era mejor hablar de heteronormatividad pero que sin embargo no era muy accesible porque se refiere a «códigos de pensamiento particulares». Y yo casi lo dejé allí, de puro agotamiento. Pero me parecía muy injusto no poder expresar la realidad en los términos en la que la vivo.  A mí no me han dicho: «Lo siento señora, no puede adoptar porque el sistema es heteronormativo, pruebe a volver dentro de cinco años a ver si ha evolucionado». Me han dicho: «La adopción es para lxs heterosexuales» y punto. Por eso es necesario (d)enunciar los regímenes políticos que organizan las relaciones de poder como el de la heterosexualidad. Además, ¿no crees que hay cierta hipocresía en etiquetar pensamientos como poco accesibles solo porque no son hegemónicos? De todas formas,  no se trata tanto de que la sociedad «comprenda», «tolere» o «acepte» , se trata de supervivencia y de visibilizar esta discriminación institucionalizada.

En realidad, la orientación sexual o la opción sexual no existe. La heterosexualidad no es una orientación sexual, es una obligación. Pensaras: nadie te pone una pistola en la frente, y de hecho lxs homosexuales existen. Sí, pero todxs hemos sido heterosexuales. Todxs hemos pasado por un proceso de vulnerabilidad. Todos hemos estado en un armario. Pues la identidad es una acción política, es una voluntad de cambio sobre lo real. Por eso la heterosexualidad no puede constituir una identidad, es la norma. Por eso, la heterofobia no puede existir. No pasa nada por ser heterosexual, si reconoces los privilegios que eso te otorga y si no te agarras a la heterosexualidad como el lugar de expresión de tus «preferencias sexuales». Las prácticas sexuales son tan variadas como las personas, sin embargo las hacemos categorías  según su relación a la norma. No existen orientaciones sexuales en sí, son ficciones políticas, son categorías que performan la realidad, son ficciones que encarnan relaciones de poder, son ficciones vivas. No hay una esencia de la orientación sexual, solo hay realidades construidas por ella.

Por eso, no se puede ignorar. Como no puedo ignorar que soy blanca, porque tengo privilegios de blanca, pero otra cosa es identificarme con lo blanco, con lo válido, con la norma. Otra cosa es saltar cuando se apunta la estructura de dominación, cuando se revela que tu «orientación sexual» no refleja para nada una práctica sexual sino una construcción social que te da más derechos, que te permite «tolerar»,  que te hace ver los armarios desde fuera.

La heterosexualidad no es una práctica sexual, es un régimen político impuesto que va de la mano con el patriarcado. Y tampoco la homosexualidad es una práctica sexual, es el invento de una sexualidad subordinada. La heterosexualidad no puede ser una opción sexual porque no la eliges, porque te viene dada, y si te conviene, no la cuestiones. Entonces a partir de ahora, vamos a dejar de hablar de «discriminación al revés» cuando se visibilizan las fórmulas de dominación, porque tal cosa no existe, porque tú quizás no eres ningún opresor, pero la sexualidad con la que te identificas tanto, sí lo es. Así que la próxima vez que veas una pancarta o escuches un lema que apunta a la heterosexualidad, por favor, no te sientas ofendidx. Y si lo estas, piensa ¿que hay en mi heterosexualidad ofendida, que viene a decir? ¿Por qué te aferras tanto a ella? Cambia tus proyecciones sobre tu heterosexualidad. Así quizás algún día dejaremos de hablar de orientación sexual, dejaremos de hacer esa estúpida dicotomía,  porque cuando ya no encarnara ninguna valorización social diferenciada, veras que sin la jerarquización que las sostienen, esas categorías dejaran de tener sentido…, creo yo.

En el próximo orgullo crítico, ¡cambia de acera y únete a la lucha!

Un abrazo.

 

Queridx heterosexual ofendidx
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Comentarios recientes

  1. Graciela

    Voy a comentar algo por demás burdo, pero que no por ser burdo deja de ser cierto; la heterosexualidad es y será siempre la norma por simple biología, niños y niñas producen más niños y niñas y de ello depende la supervivencia de la especie y el desarrollo de nuestras sociedades, y por este simple hecho la heterosexualidad será siempre la regla y la homosexualidad la excepción de la misma. Lamentable que socialmente las minorías sufran y tengan que luchar tanto por obtener derechos básicos, lamentable que debido a la heteronormatividad (término con el que estoy 100% de acuerdo) se vean en posiciones desfavorecedoras, pero así son las cosas, y dudo que cambien, no queda más creo que seguir luchando por derechos civiles y asumir, como todos lo hacemos, la realidad que nos toca vivir de acuerdo a quienes somos. Una cosa es pedir empatía, solidaridad, apoyo, y otra muy distinta pedirle a los demás que renuncien o se desvinculen de parte de su identidad para favorecer la tuya. No me siento culpable ni victimaria, hago lo que puedo para borrar el prejuicio y los comportamientos dañinos hacía otros en mi familia y entorno, a más no puedo llegar, y considero que tu lucha debe darle prioridad al nivel político e institucional en lugar de tratar de construir una falsa igualdad (no equidad, igualdad) en donde claramente existen diferencias. ¿Por qué me «aferro» tanto a mi heterosexualidad? porque eso es lo que soy ¿o tu no te «aferras» a tu identidad sexual para definirte, me atrevo a decir, mucho más que los heterosexuales?

    1. Alex

      Ana ya te ha contestado divinamente, pero quiero hacer un apunte. Me parece muy falaz eso de «sólo la heterosexualidad puede engendrar vida, así que es normal que sea la norma» por varios motivos.

      Primero, una persona perfectamente puede tener sexo reproductivo sin que haya atracción. La heterosexualidad permite que ese encuentro se DISFRUTE, pero no es condición sine qua non dos personas de distinto género puedan acostarse y tener descendencia.

      Lo segundo, que es lo más olvidado, dos personas del mismo género pueden tener descendientes. Hombre cis+hombre trans y mujer cis+mujer trans da como resultado nueva vida. Que estoy ya harto del cissexismo tránsfobo que se esconde detrás del argumento de «sólo con la heterosexualidad puede haber reproducción», leñes.

  2. Juan Carlos

    Estoy de acuerdo con que la heterosexualidad es un régimen político, vaya, comprendo a lo que te refieres, pero también comprendo a los ofendidos, porque hay una gran diferencia entre la «heterosexualidad de Estado» y la heterosexualidad como esencia personal del individuo (y si, la sexualidad es motor de vida y por ello considero la «orientación» sexual como esencia) Podemos pedirle al estado que deje de lado su heterosexualidad y se vuelva neutro, así como le pedimos que deje su religión de lado y atienda a todos, pero no podemos pedirle al individuo que deje de identificarse con parte esencial de lo que es. Con ese Estado neutral, «asexual» y equitativo, muchas de las diferencias se desdibujan, y se terminan los privilegios, pero muchas otras seguirán existiendo en los planos personales, y con esas no podemos hacer gran cosa, es más, algunas no son tan malas

  3. Ana

    Efectivamente Graciela, tu alusión a la biología es burda y además antigua, desfasada y no es cierta. Los seres humanos no somos caracoles, y aunque seamos mamíferos, ni siquiera somos chimpancés (que junto con múltiples especies animales más, mantienen relaciones homosexuales). A estas alturas de la historia, utilizar la biología como argumento para establecer la heterosexualidad como NORMA, es igual de patético, lamentable y atrasado como quienes aludían al mismo motivo para justificar las diferencias raciales, las diferencias de clase y las diferencias de género. Si las prácticas sexuales humanas estuvieran condicionadas por la reproducción de la especie también tendría que ser una NORMA el procrear en cada encuentro sexual. Me pregunto si tienes tantos hijos como encuentros sexuales en tu vida, lo contrario iría contra la biología o como les gusta decir a quienes odian a todo el que no es como ellos: contranatura.
    Los seres humanos somos fundamentalmente producto de nuestro entorno y no somos, cmo decía al comienzo, caracoles cuyo determinismo biológico les lleva a nacer, crecer, reproducirnos y morir. Los seres humanos somos mucho más que eso y tenemos no sólo la posibilidad de decidir sino ciertos medios tecnológicos que nos alejan cada vez más de ese determinismo biológico como por ejemplo la técnica de clonación que no requiere de espermatozoides para crear otro ser vivo de la misma especie.
    Te dejo aquí un artículo que explica muy bien los peligros del determinismo biológico actual http://marxismocritico.com/2014/12/15/el-resurgimiento-del-determinismo-biologico-en-la-era-neoliberal/

    1. Susanna

      Muy de acuerdo contigo Ana, solo un apunte: ni siquiera un organismo tan aparentemente «sencillo» como los caracoles no van de acuerdo con la concepcion binaria heteronormativa de la reproduccion. Las gonadas de los caracoles cambian durante su vida en funcion de diversos estimulos ambientales, de manera que no se hable de machos o hembras, sino que la reproduccion se da al juntarse dos individuos con gonadas que estan en estados distintos en ese momento de su vida. Curioso verdad?

      Como biologa, me cabrea que se usen argumentos supuestamente «cientifiscistas» en el sentido mas retrogada del termino para justificar la supuesta norma, que no es mas que represion y imposicion de estandares heteropatriarcales.

      La biologia es el descubrimiento de la naturaleza tal y como es, no tal y como queremos ver des de nuestras ideas prefijadas. Y no hay nada mas contrario a la naturaleza que negar la increible diversidad biologica en todos los sentidos y quererla «encajonar» en categorias que se acomoden a la ideologia imperante.

  4. Humberto

    Yo pienso que la homosexualidad puede mezclarse perfectamente con cualquier otra actividad humana . Es una forma mas amplia de ver y sentir el sexo . Que problema es tan grave como para que lo investige la escuela cientifica , cada uno es como es . Lo que no estoy de acuerdo en hacerlo notar publicamente pues es algo muy privado , especialmente cuando opta en ese momento por disfrutar del otro rol.
    Lo que veo que realmente es un problema para el que lo sufre y para el que observa sus habitos es ser GAY , pues el gay no es transgresor como el homosexual sinó que realmente siente el deseo de vivir todos los actos de la vida como si fuera ajena a su rol .congenito .
    El homosexual puede enamorarse de alguien del otro sexo y casarse pues disfruta del sexo distinto como una perversion agradable , como una aventura , pero que en lo comun se relaciona con el rol de nacimiento.

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies