fbpx

De Franco a Superpop, enseñando a ser mujer por los siglos de los siglos Análisis, En red

‘Complace al hombre, vive por y para sus necesidades, porque sólo así lograrás cazar uno y conservarlo. Ese es tu objetivo vital. Lo necesitas’. Desde comienzos del siglo XX hasta nuestros días éste ha sido el mensaje de las revistas femeninas españolas. Basta echar un simple vistazo a las viejas páginas de Sección Femenina (revista para mujeres de la dictadura de Franco) y otro a las de Cosmopolitan o Superpop para ver con claridad cómo las ideas siguen siendo las mismas: consejos que alimentan estereotipos de género desiguales y que, de manera intencionada o sin intención, contribuyen a invisibilizar la violencia de género.

Miriam Lucas Arranz y Cristina E. Lozano

Superpop

Desde que nacemos, las mujeres recibimos pautas sobre cómo comportarnos, qué juguetes elegir, cómo ser dulces y educadas, cómo no ser marimachos o bastas, etc. Nos enseñan a ser NIÑAS. Esos mensajes son más o menos implícitos hasta llegar a la adolescencia, momento en que se tornan absolutamente explícitos. En las revistas femeninas españolas de más tirada se observa este fenómeno con alarmante claridad.

Al llegar la pubertad, la mujer empieza a ser abiertamente entrenada para gustar y ser amada de acuerdo a la heteronormativa. Pero sobre todo, recibe instrucciones y trucos para saber cómo cazar a un hombre y conservarlo porque, como se decía en Sección Femenina, “la vida de toda mujer, a pesar de cuanto ella quiera simular –o disimular– no es más que un interno deseo de encontrar a quién someterse. La dependencia voluntaria, la ofrenda de todos los minutos, de todos los deseos y las ilusiones, es el estado más hermoso”. Esto se publicó en 1944, hace 70 años. Desde entonces los tiempos han cambiado y los mensajes de las revistas también, ¿o no?

Superpop: “A los chicos no les gustan las chicas que montan escenitas. Les molan las chicas más bien tímidas, que sepan defender sus objetivos pero no aquellas que siempre se están quejando por todo y que les van las discusiones”.

Aunque las revistas más actuales han perdido ese cariz de obligatoriedad que se percibe en las viejas publicaciones, bajo la apariencia de consejos se sigue instruyendo a la mujer sobre cómo debe comportarse para conseguir un hombre, y se la anima a hacer méritos constantes para que él la quiera y desee estar a su lado por siempre jamás. Si bien no es malo querer gustar, hay varias razones por las que este bombardeo de mensajes resulta perjudicial para la mujer.

En primer lugar, las necesidades e intereses de ella siempre quedan relegados a un segundo plano. Nunca se pone el foco en el bienestar de ella, tan sólo en el bienestar de ÉL. Parece que no importa cómo te sientas haciendo esto o aquello si es lo que tienes que hacer para gustarle. Esta tendencia contribuye a perpetuar los estereotipos de género más dañinos y a invisibilizar la violencia de género.

Se les dice a las adolescentes que es normal que su chico se enfade si no le priorizan ante cualquier otra cosa (“no le dejes de lado en el móvil. Si te ha llamado o escrito será porque quiere hablar contigo. No des más prioridad al resto de mensajes que al suyo”, recomienda Cosmopolitan), que es algo natural que ellos sean celosos (“ellos pueden ser celosos pero tú no. Es injusto pero el amor está lleno de pequeñas injusticias”, en Superpop nº 465), y que procures no mostrar nunca enfado (“¿Cuentas mentalmente eso de ‘1, 2, 3, 4, 5…, yo me calmaré y todos los veréis’ antes de montar un pollo? Pues genial, porque a los chicos no les gustan las chicas que montan escenitas. Les molan las chicas más bien tímidas, que sepan defender sus objetivos pero no aquellas que siempre se están quejando por todo y que les van las discusiones”, en Superpop). Si una joven normaliza estos consejos, es más que esperable que al sufrir violencia de género haga recaer en ella la culpa y responsabilidad de esa violencia.

Hasta aquí mal, pero desgraciadamente hay textos mucho más graves que éstos. “Tus líos y contradicciones mentales” es el título del epígrafe “si quieres hacerlo tuyo, ¡ataca!”, un contenido que incluye el libro Love de Superpop. “Ellos no soportan que nos lancemos a sus brazos y minutos más tarde les digamos como monjas arrepentidas que no podemos seguir adelante, que va contra nuestros principios morrearnos cuando en realidad lo que pasa es que estamos muertas de miedo. Si no estás segura, espera, no te lances, pero cuando te decidas, no te eches atrás”, sentencia esta publicación. Este mensaje culpabiliza a niñas adolescentes de tener líos y contradicciones mentales cuando es lo natural a su edad y, lo que es peor, les dice que una vez que empiecen algo no tienen derecho a parar. Este párrafo lo deja claro: complacerle a él está por encima de cualquier duda o contradicción mental que pueda tener ella. ¿No suena demasiado a la violó pero es que ella le seguía el juego?

Superpop y las contradicciones

FEMENINA EN TODO MOMENTO

Podrían decirlo más alto pero no más claro. Entre las reglas de oro de Superpop para seducirle se encuentran entre otras “ser positiva, saber sonreír, ser sincera y espontánea, ser femenina al máximo en todo momento, lugar y circunstancia, hacerle reír, ser atrevida y apostar fuerte cuando se debe hacer y mostrar independencia”. Eso sí, después de dar más de 20 pautas de conducta se lanza un “ante todo sé tú misma”. ¿Cómo va a ser una adolescente ella misma después de recibir 80.000 instrucciones para convertirla en otra persona?

Peor aún. “Ser femenina al máximo en todo momento, lugar y circunstancia” entra en conflicto directo con cualquier posibilidad de defensa de los derechos de la mujer. Con demasiada frecuencia en caso de agresión sexual se acusa a la víctima de no haber respondido contundentemente, de no haberse negado con más fuerza, de no haber demostrado suficiente lucha u oposición. Pero si a la mujer se la educa para “ser femenina al máximo en todo momento, lugar y circunstancia”, ¿cómo puede mostrarse contundentemente agresiva y luchar?

Superpop: “Sé comprensiva con todo el mundo y, sobre todo con ÉL. No juzgues, no critiques, no rechaces a cuantos no actúan como tú. Serás más bella”.

La amabilidad y la dulzura deben ser cualidades inherentes a la mujer. “Una sonrisa a tiempo es un corazón tocado. Sé supersimpática con todo el mundo, no sólo con él, gánate a sus amigos, a su gente, a los camareros y camareras de los locales que frecuentáis. Derrocha simpatía, pues es muy sexy y puede con todo. Sé comprensiva con todo el mundo y, sobre todo con ÉL -‘él’ viene escrito en mayúsculas-. No juzgues, no critiques, no rechaces a cuantos no actúan como tú. Serás más bella”, explica la misma revista.

¿No juzgues? ¿Sé comprensiva con todo el mundo? ¿Qué tiene que ver la comprensión y los juicios con la belleza? Una mujer tendrá que juzgar y valorar si las personas a su alrededor la hacen feliz, si la tratan con respeto y si merece la pena tenerlas en su vida. No obstante, desde mediados del siglo XX las revistas femeninas animan a comprender al hombre. Entre el discurso falangista (“Ponte en sus zapatos. No te quejes si llega tarde, si va a divertirse sin ti o si no llega en toda la noche. Trata de entender su mundo de compromisos, de presión, y su verdadera necesidad de estar relajado en casa”) y el de Superpop (“No rompas ese momento de misterio con la típica preguntita ¿en qué piensas? Si tu chico se queda colgado en las musarañas déjalo disfrutar del cuelgue. Lo más probable es que esté pensando en el final de la liga, en las caderas de Pamela Anderson o en el maldito examen de química, así que no vale la pena agobiarlo ni ponerte pesada”) han pasado muchos lustros pero en esencia refuerzan la misma idea: mujer, no molestes a tu hombre con tus tonterías.

Es curioso, a la vez que desgraciadamente previsible, comprobar que no existe un equivalente masculino a este tipo de publicaciones. Las revistas masculinas están mucho más enfocadas a su ocio y disfrute en cualquiera de sus formas. Así, mientras a ellas se las insta a detectar y cubrir cualquier mínima necesidad de él sin dejar de estar siempre divinas de la muerte, a ellos se les dice que somos sumisas, estamos disponibles y necesitamos desesperadamente un macho que nos arregle la vida. “Dile algo ingenioso (…), lo más normal es que sonría. Lo más normal es que si está soltera y ha sonreído quiera ligar contigo”, explica un artículo jocoso de Revista GQ, mientras Superpop insiste en que “la sonrisa es algo que valoran mucho los chicos. Enséñale que eres una persona alegre, activa y con muy buen rollo. ¡Serás irresistible para él!”.

En este ejemplo, como en muchos otros, los roles de género son claros y se complementan a la perfección para cumplir su objetivo: mantener en funcionamiento el complejo engranaje del heteropatriarcado sin importar que por el camino se genere discriminación, diferencia de oportunidades o violencia de género.

EL SEXO POR Y PARA ÉL

“Si tu marido sugiere la unión accede humildemente, teniendo siempre en cuenta que su satisfacción es siempre más importante que la de una mujer. Cuando alcance el momento culminante, un pequeño gemido por tu parte es suficiente para indicar cualquier goce que hayas podido experimentar. Si tu marido te pidiera prácticas sexuales inusuales, sé obediente y no te quejes”, decía Sección Femenina en 1958. En 2014 estas palabras son muy políticamente incorrectas pero se sigue transmitiendo el mismo mensaje: la mujer tiene que complacer al hombre por encima de todas las cosas hasta el punto de sugerir que si él se marcha será culpa tuya por no haberlo cuidado bien (popularmente ha tenido que buscar fuera porque no lo tenía en casa).

“Tú necesitas aprender cómo hacerle el amor de forma salvaje y apasionadamente a tu hombre para así mantenerlo siempre interesado en ti. El sexo es una parte muy importante en una relación. Esto es lo que te separa de ser tan sólo una amiga más de tu pareja”, apremia Cosmopolitan TV.

Cosmopolitan TV: “La postura del perrito es algo que anhela todo hombre. Haz esto y le darás una imagen que no se le olvidará tan rápido”.

En el artículo Consejos sexuales que toda mujer debe dominar en la cama (para complacerle a él, no para obtener una vida sexual plena como mujer) enfatiza la importancia del sexo oral para él antes del coito, utilizar un lenguaje “caliente” y el deber de que la mujer llegue a la cima porque él desea llegar y que todo funcione muy bien.

Asimismo, ofrece consejos de posturas sexuales siempre dirigidas a él, sin ni siquiera mencionar el placer femenino. “La mayoría de mujeres no utiliza la posición del perrito con la frecuencia que deberían y es una lástima. Esta posición es muy excitante y es algo que anhela todo hombre. Haz esto y le darás una imagen que no se le olvidará tan rápido, debido a los efectos visuales excitantes que esta posición ofrece” dice el texto. En estas relaciones no se tienen en cuenta los intereses de la mujer, no se la concibe como una igual en la relación sexual, sino que esta constituye un complemento para que el hombre obtenga un máximo disfrute.

LA MUJER, UN COMPLEMENTO ÚTIL

“La misión de la mujer es servir. Cuando Dios hizo al primer hombre pensó: no es bueno que el hombre esté solo. Y formó a la mujer, para su ayuda y compañía, y para que sirviera de madre. Pensó en la mujer como un complemento necesario, esto es, como algo útil”, explicaba Sección Femenina en la década de los sesenta.

De esta misma fuente se extrae la idea que las mujeres carecen de “talento creador”. “Las mujeres nunca descubren nada, les falta el talento creador reservado por Dios para inteligencias varoniles; nosotras no podemos hacer más que interpretar mejor o peor lo que los hombres han hecho”, dijo Pilar Primo de Rivera en 1942. Parece increíble que esta opinión fuera expresada tan abiertamente, ¿verdad? Pues el mensaje se ha mantenido hasta nuestros días aunque dicho de forma más sutil.

“Haz que siempre sea él el que tenga las ideas geniales (aunque te repita algo que tú le hayas sugerido dos días antes). Las frases tipo ¡pero eso ya lo había dicho yo! O ¡tú cállate y déjame hacer a mí! le darán ganas de estrangularte. En cambio, decirle algo así como no sé qué haría sin ti o nunca se me habría ocurrido lo harán totalmente feliz”, publicó Superpop nº 465 casi 60 años después en Enamóralo para siempre.

Portadas de revistas que han acompañado a varias generaciones de adolescentes

Revistas que han acompañado a varias generaciones de adolescentes

Pero que no cunda el pánico, porque nuestra supuesta falta de “talento creador” es algo que resulta sexy. “Lees un mapa y no te enteras de nada. Suena a tópico, pero les encanta porque, además de resultarles gracioso, les da la oportunidad de lucirse ellos” o “te resbalas en la calle, te caes de bruces en el suelo y sales de la situación con unas risas, el sentido del humor les resulta realmente sexy”, son actitudes que se anima a poner en práctica desde Centro Mujer, una página web que va dirigida exclusivamente a ellas.

SER INÚTIL COMO TÉCNICA DE CONQUISTA

Desde algunas tribunas se sugiere que hacerse la inútil es una eficaz técnica de conquista. “En lugar de tratarlo como a tu mayordomo particular utiliza la táctica ‘patosilla’: ¡Ay Javi, soy una inútil, me he dejado el monedero en casa! (…) Javi eres un genio, si pudiera estudiar con tus apuntes de mates seguro que aprobaría”, dice la Superpop nº 465.

Mensajes como “muchas veces infravaloramos la importancia de preguntarle qué tal le ha ido en el trabajo. Aunque sea algo rutinario, él sentirá que te preocupas por cada minuto de su día” (Cosmopolitan) recuerdan demasiado a “escúchalo, puede que tengas una docena de cosas importantes que decirle, pero a su llegada no es el mejor momento para hablar. Dejarlo hablar antes, recuerda que sus temas son más importantes que los tuyos” (revista Sección Femenina) .

“Ellos te quieren ver fantástica, magnífica, estupenda, brillante, seductora, encantadora, simpática, y genial. ¿Imposible? ¡Qué va! Te contamos todos los trucos para que los chicos se te coman con los ojos”, promete la Superpop nº 468 en otro artículo titulado Chica Top que después de un sin fin de consejos para cumplir con el estereotipo de belleza inalcanzable concluye: “Memoriza: a los chicos les van las chicas naturales, las que les piden prestado el jersey y se lo ponen sin mirarse al espejo, las que llevan zapato plano y las que usan ropa interior blanca de algodón. No soportan la bisutería, los perfumes asfixiantes, los zapatos de plataforma o las medias de color carne”.

En pleno siglo XXI las adolescentes españolas continúan siendo educadas en el viejo sistema patriarcal de siempre. Un sistema patriarcal que les inculca pautas de conducta incoherentes entre sí (sé natural pero perfecta, arréglate siempre pero no demasiado, sé dulce en todo momento pero defiende tus intereses y derechos, etc.); que se caracteriza por perpetuar lo peor de los estereotipos de género hombre–mujer (él sigue siendo el premio a conseguir, ella debe servirle para ser digna de su atención); y que tiene por objetivo supremo priorizar la satisfacción de las necesidades del hombre por encima de las de la mujer. Así, a las jóvenes españolas se les sigue enseñando lo mismo que se les enseñó a sus madres y abuelas. Ha cambiado la forma, pero el injusto fondo sigue siendo el mismo.

De Franco a Superpop, enseñando a ser mujer por los siglos de los siglos
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Comentarios recientes

  1. Inma

    Me ha gustado muchísimo este articulo y estoy de acuerdo en todo.
    Tenemos que luchar por nuestros derechos, empezando por infundir esos valores a nuestros hijos e hijas.

  2. Eli

    De pre-adolescente me tragaba la Súper Pop y la Bravo como una posesa por todo lo que publicaban de Take That y Backstreet Boys (ehem, otros dignos de estudio…) y ciertamente, ahora que lo veo con mis 30 añacos, a menuda comida de tarro nos sometíamos!!! Ahora entiendo por qué mi madre no quería que las leyera! Pero bueno, con años y mucha pedagogía, he borrado ésta losa de mi conciencia. Por otra parte, en mi doctorado dedico un capítulo a Sección Femenina y había cosas que pensaba “Joder, si yo ésto lo leí de pequeña!” Y lo triste es que hay chicas de nuestra generación que han asimilado el discurso.

  3. Aitziber

    Lo primero… Uala! Toda mi admiración por el artículo.
    Yo como Eli, leia Superpop y Bravo muy a menudo de preadolescente y adolescente. Y queda claro que a esa edad no nos damos cuenta de lo que se nos inculca. Y es dificil salir de eso, desaprender lo aprendido. Y más si lo has aprendido de forma inconsciente.
    Por cierto, las fotos son de revistas de aquella época. Me ha dado nostalgia y todo. Por si no me sentía suficientemente identificada.

  4. Sara

    Yo leía la Bravo, que era la misma cosa. Recuerdo que mi madre solía leerla conmigo, a veces mi padre también. Se reían un poco de estos comentarios y me hacían ver lo estúpidos que eran haciéndome cómplice de las bromas. Me vino super bien, así que si alguno tiene una hija adolescente, que sepa que es una buena técnica. Mejor que prohibírselas, porque o bien no puedes evitar que lean estas revistas, o si consigues que no las lean, las “sacas” de su habitat y no se entenderán bien con sus amigas y compañeras.

    1. Almu

      Lo suyo es que las revistas dirigidas a mujeres/adolescentes cambiaran el mensaje/discurso pro-patriarcado que dan. Dicho esto, para sentirte integrada con tus amigas hay otras muchas cosas de las que hablar (incluso durante la adolescencia). De hecho, yo nunca hablaba de la “sección consejos” con mis amigas, como mucho leíamos juntas los “relatos eróticos” (por llamarlos de algún modo) de la Vale y nos reíamos un rato.
      La problemática de la “sección consejos” es precisamente esa: que la leías tú solita y la dabas por válida, no daba paso ni a un debate de opinión, porque se suponía que las que escribían eso eran mayores que tú y sabían más de la vida (lxs redactorxs de estas revistas también merecen una entrada aparte, porque OJITO…). Para ser honesta a mí este tipo de secciones me hacía pensar que los hombres eran como robots prefabricados: todos igualitos, con el mismo comportamiento. Lo cual me hacía tener la opinión de que eran seres humanos poco interesantes y algo aburridos. Conmigo consiguieron el efecto contrario que pretendían provocar.

      1. Sara

        Claro, lo ideal sería que las revistas para adolescentes no fueran semejante basura. Pero dado que existen y son de uso general entre las chiquillas,no queda otra que enseñarles a criticarlas. Yo recuerdo leer con mis amigas el horóscopo, los cómics (o fotonovelas) los relatos… y la costumbre de leer los consejos y reírnos de los simples y estúpidos que eran, con ironía y retranca (que es como mis padres me enseñaron a reírme de ellos) la trasladé a mis amigas, y nos echábamos unas risas todas juntas.

        1. Almu

          Lo suyo es eso, saber reírse de esta clase de publicaciones. Pero claro, a esa edad es cuando una persona es más influenciable, e intentar hacerles ver que lo que les cuentan en esas revistas no es más que machismo camuflado de buenas intenciones, es complicado. Justamente otra persona (María) ha comentado que su hija, que tiene 16 años, vive por y para agradar a los demás.

          1. Sara

            Por supuesto, no es nada facil. Yo sólo ponía como ejemplo la estrategia que siguieron mis padres: Darme herramientas de defensa a través del humor. En mi caso fue muy efectivo, y no creo que mi yo de 13 años fuese una niña especialmente lista, ni especialmente rara, si funcionó conmigo, puede funcionar con otras niñas.

  5. Pingback: De Franco a superpop, enseñando a ser mujeres por los siglos de los siglos

  6. María

    Aparte de todo lo que comentáis en el artículo, que me parece realmente genial, como todos los que publicáis (aunque me pone los pelos de punta, pues es doloroso comprobar que seguimos igual en tantos aspectos), el tema de ser encantadora y sobre todo, el de “ser o parecer inútil” es muy heavy. En casa lo he vivido y lo vivo con mi hija de 16 años. Cuando eclosionaron sus hormonas y se puso “buenorra”, dejó de estudiar. De la noche a la mañana. Me decía “mamá, estudiar no es popular, nadie quiere a una chica inteligente. Lo popular es ser guapa y ahora todo el mundo me quiere en el instituto y me siguen por Twitter.” Y lleva 3 años sin coger un libro, es cierto que es muy guapa y por ello, vive por y para ver vídeos de maquillaje y peluquería para prepararse para salir el sábado. Es su vida y su universo. Guapa y tonta. Ella insiste en que es tonta de verdad y sólo le queda ser guapa, que deje de insistir en que es inteligente y muchas otras cosas. Para demostrarle que no es así, la llevé a hacer pruebas de inteligencia a un centro especializado y salió por encima de la media. Me pidió que no se enteraran sus amigas ni nadie o iban a dejarla de lado. Y ahí sigue, queriendo ser tonta y obsesionada con estar guapa para el gran momento de salir el fin de semana. Objetivo de su vida: ir a Hombres, mujeres y viceversa y hacerse famosa por guapa. 16 años de educación feminista que no sé dónde se han ido. Es horrible. Esta sociedad las fagocita con una voracidad que neutraliza todos los intentos de sacarlas de esa vorágine. El mensaje que hoy les dan puede que sea incluso peor, porque lo lanzan disimulado, soterrado, con mucho marketing, disfrazado con frases, como bien dice el artículo, del tipo “sé tú misma”, para disimular. Lo que no dicen es que SER TU MISMA TIENE QUE COINCIDIR CON LO QUE ELLOS TE DICEN Y ADEMÁS, TE TIENE QUE GUSTAR. Si no, como siempre, culpa tuya, que algo has hecho mal. Es como lo de “chúpamela, tonta, si te va a gustar…” ¿Por qué me tiene que gustar chupártela? Buff… esto duele. Besos y buen día.

  7. meriendacena

    Estoy flipando con lo que decis en el artículo. ¿De qué año estamos hablando? Hay cosas que cuesta trabajo creer que sean de hoy en día… GRACIAS!

      1. Almu

        90s,00s,10s… sigue siendo aplicable a la mentalidad del españolitx medix

    1. Cristina E. Lozano

      Las Superpop que se mencionan en el artículo son de 1996, año arriba, año abajo Meriendacena. No obstante, Superpop sigue existiendo en digital. Echa un ojo y valora por ti misma. Saludos.

  8. Pereza

    A ver, amigas, todo esto es muy fácil de comprender cuando se analiza quién gana más con el contrato sexual. ¿Qué es el contrato sexual? Es el origen de la monogamia y el antecesor al matrimonio. La hembra obtiene alimento, techo y protección del macho a cambio de estar sexualmente disponible para él. Las raíces son meramente biológicas. La mujer es esclava de su capacidad de gestar. Y de eso nadie tiene la culpa. No hace falta ser un lince para ver que la mujer obtiene del contrato sexual mucho más de lo que obtiene el hombre. La desproporción es absolutamente injusta y, por tanto, con el fin de equilibrar la balanza – y de mantener contenta a su fuente de alimento y protección -, la mujer ofrece sumisión y servicio. Al hombre, por tanto, nadie le tiene que explicar demasiado qué hacer para contentar a la mujer – no la de hoy, sino la de antaño, eso del amor es un invento de la burguesía -. Es sencillo: Debe traer alimento a casa, pagar un techo y cubrir los gastos. La tarea de la mujer , sin embargo, es la de servir al hombre. Lo digo desde el punto de vista del contrato sexual, eh? No me seáis picajosas. Esta es la dinámica que funciona en TODAS las economías de subsistencia, esto es, allí donde por la mañana no se sabe bien si se va a poder cenar por la noche. Y esta es la tendencia hacia la que se inclinan todas las sociedades cuando entran en crisis. Solo tenéis que observar un poco y veréis cómo la crisis devuelve a la mujer al hogar, a la búsqueda del proveedor. Y como el mundo entero ha sido una economía de subsistencia hasta prácticamente la Revolución Industrial y hasta la invención de los anticonceptivos, pues la mayoría de las sociedades, usos y costumbres han incorporado y refinado miles de años de contrato sexual. Algo que, además, está incluso en la fisiología de las personas. ¿Por qué, si no, la mujer es de las pocas especies que no tienen periodo de celo y que está siempre sexualmente disponible? En sencillo: Porque necesita mantener a su lado a uno o varios machos que le proporcionen lo necesario para su propia supervivencia y la de su prole. Una hembra que no esté sexualmente disponible será abandonada por el macho. Y eso es precisamente lo que menos conviene a la hembra humana cuando tiene tantos problemas para subsistir debido al obstáculo que supone su capacidad de gestar. Una mujer está biológicamente predispuesta al servicio a los demás, de ahí que las hembras tengan niveles mucho más altos que los machos de oxitocina, por ejemplo.

    Todo esto para decir que no es por tanto sorprendente que los consejos hacia las mujeres se orientaran a servir al hombre cuando la mayoría de la sociedad en esos años seguía guiándose en mayor o menor medida por el contrato sexual en el que la mujer obtiene bastantes más beneficios que el hombre.

    ¿Ha cambiado la sociedad? Vosotras os creéis que sí, pero no es así. No lo suficiente como para sustentar un cambio de actitudes. Y, desde luego, la situación económica es la mayor enemiga para el cambio.

    1. Yopi

      Estas feministas ven el universo con gafas opacas por su adoctrinación, y se inventan lo demás. Están tan ciegas que no se dan cuenta de que las mujeres se llevan el mejor lado del contrato siempre. Y los hombres? Todo lo que nos inculcan? Me acuerdo que de pequeñito los chicos eramos porquería y las chicas sensibles, sabias y responsables. Las profesoras nos daban de hostias de lo lindo, y las chicas mimadas.

      1. Almu

        “Estas feministas ven el universo con gafas opacas por su adoctrinación”.
        Claro que sí. El feminismo es adoctrinamiento puro y duro. No como el machismo y el patriarcado, que es lo más natural y sano para la sociedad en general, y para las mujeres en particular.

        1. Pereza

          Del patriarcado – invención del feminismo – poco puedo decir. Hablar de seres imaginarios no me parece útil. En cuanto a los beneficios para las mujeres del feminismo, los datos parecen indicar que la esperanza de vida de la mujer disminuye en la misma medida en que progresa el feminismo, así como aumenta la incidencia de cánceres y depresiones. La mujer actual es más infeliz que nuestras madres y abuelas. “La paradoja de la felicidad femenina decreciente” estudio de Betsey Stevenson y Justin Wolfers, http://users.nber.org/~jwolfers/papers/WomensHappiness.pdf

    2. Pereza, ¿estudiaste Biología? Si lo hiciste debías ser de bota. Poseer genitales femeninos no esclaviza. Sólo los humanos esclavizan. Sigue recolectando bayas para tu comunidad de H. neanderthalensis. Muy buen artículo Miriam Lucas Arranz y Cristina E. Lozano, enhorabuena.

      1. Pereza

        Lo que resulta evidente es que el estudio no te alcanzó. ¿La biología no esclaviza? Intenta independízarte de tu esfínter a ver qué tal te va… Si tan libre te crees, prueba a estar un mes sin hacer popó, así demuestras el control de tu mente sobre el cuerpo y la existencia del libre albedrío. ¿Por qué no propones un “supervivientes” con una mujer embarazada de ocho meses y que dure seis meses? A ver qué tal le va… Para bota, la tuya.

    3. Fe

      Esa teoría es incorrecta y se ha mantenido para apoyar los intereses de los machos, reproductivamente hablando , claro.

      Estamos e acuerdo de que una gestante sola , sin grupo ni macho que la apoye es débil .Bueno , si la madre no sobrevive la cría humana tampoco.Y al macho progenitor no le interesa esto , aunque hubiera inseminado a 100 hembras si ni una de ellas sobrevive ni sus crías el macho pierde descendencia. Así pues le es más efectivo especializarse en cuidar a unas pocas crías y cuanto más pobre es a menos.Por ello le ofrece monogamia a la hembra.Sale ganando.Una cría bien cuidada es mejor que 2000 gestaciones fallidas.Los machos son monógamos.

      Por ello en el Paleolítico , machos y hembras cuidaban igualmente de las crías comos los pigmeos aká. Fue en el Neolítico , cuando el macho inventó el contrato “natural”(jajaja) para engañar y controlar a la hembra humana para evitar que tuviera cachoros con otro macho .

      1. Pereza

        Resulta curioso que quienes os declaráis feministas tengáis tan pobre opinión de la mujer, ese ser tan tonto como para dejarse engañar por el hombre. El macho no tiene el menor interés en cuidar de sus crías. Su instinto es la reproducción, no la crianza. Por eso puede tener cientos de hijos. Solo necesita una cosa: que la hembra le permita aparearse. Y evidentemente la hembra no le dejará hacerlo si ello va a suponer para ella arriesgar su vida. Es ella, por tanto, quien pone las condiciones. Está bastante claro, no? Machos y hembras nunca han cuidado igual de sus crías por la sencilla razón de que el amamantamiento duraba varios años, así que la cría siempre tenia que permanecer junto a la madre.

    4. Asombrada

      Lo siento, Pereza, pero necesito que me expliques, por favor, qué contraprestación exactamente crees que obtiene a día de hoy (y no en la prehistoria) ‘la hembra humana’ en virtud de ese ‘pacto sexual’ que defiendes como un concepto actual. Porque si según tú (y cito textualmente) ese pacto supone que “La hembra obtiene alimento, techo y protección del macho a cambio de estar sexualmente disponible para él”, ¿Qué se supone que obtiene de ese pacto la hembra actual que gana su salario, paga su casa y es perfectamente independiente, y que además de trabajar como hace el hombre tiene que llevar el peso de la casa? Amig@, creo que en los tiempos que corre ese pacto solo beneficia al hombre, que (siempre según tu teoría) tiene barra libre de sexo a cambio de…¿qué?

  9. Maria Montana

    Pues a mí me dijo mi profe en 6º que siempre que pudiera leyera la prensa diaria y no me ha ido tan mal. Las mujeres inteligentes ligan igual que las tontas, pero eligen ellas. No tengo a mi pareja por guapa, sino por inteligente.
    Como dijo el profesor Cojonciano: las tetas se caen, pero mi mujer es sabia.

    1. Fe

      Me resulta decepcionante que tus conocimientos sobre etología sean tan pobres.Imagino que no tengo más remedio de explicarte en que consiste la reproducción.

      La reproducción no es solo pasar unos genes , es asegurarse que tus genes pasarán de generación en generación .No es solo tener crías , sino que tus crías tengan crías y así lo máximo posible.Esto es el éxito reproductivo.Un macho cuyos bebés mueran antes de estos puedan reproducirse es un perdedor evolutivamente hablando.

      Por ello , entre las mamiferas solo hay dos tipos de hembras .Las que pueden criar exitosamente en solitario y estas nunca son fieles a un solo macho y las que no y estás son fieles a cambio de que el macho crié con ellas.Como deberimos hacer las mujeres y como los monos titi.

      Te recomiendo que leas:

      http://educacion-enrique.blogspot.com.es/2012/12/roles-de-genero-el-papel-del-padre.html

      1. Pereza

        No tengo el menor interés en que me des una versión distorsionada de lo que crees que es la reproducción. De nuevo, insisto en decirte que el macho no tiene demasiado interés en la crianza. Si la naturaleza hubiese querido del macho que se involucrara en la crianza, le habría puesto bastante más “cara” la reproducción. Pero no. Un macho puede copular con varias hembras al día. Con más de las que jamás podría mantener. Mis conocimientos de etología no son como para sentar cátedra, pero llegan hasta saber lo que es el efecto Coolidge. ¿Sabes lo que es? Un macho, tras copular con una hembra, entra en un periodo refractario que le impide volver a copular. Aunque la hembra esté receptiva a un nuevo coito, el macho no podrá tener una erección. Pues bien, basta con introducir una hembra distinta sexualmente receptiva y el macho recupera el poderío sexual. ¿Tu crees que la naturaleza habría creado los mecanismos hormonales para esto si quisiese que el macho se involucrara con la primera hembra? No flipes. Las hembras tampoco tienen interés en que el macho críe con ellas. A ellas les basta con que el macho provea. Y esa es la condición que ponen ellas. Las hembras podrían abandonar a las crías y quedar liberadas. Pero es precisamente el instinto reproductivo el que les lleva a intentar sacar adelante esa camada después del esfuerzo del embarazo. ¿Y cómo? Mediante la sumisión al macho.

        Ahora, si quieres hablar de la importancia del padre en la vida de un hijo, eso es un tema radicalmente distinto. Aquí estamos hablando del origen biológico de la división de roles, un origen que antecede a nuestro nacimiento como especie. Y no tengo duda alguna de que ha sido la división de roles y el contrato sexual lo que ha permitido que la raza humana evolucione hasta este punto y se sitúe en la cúspide de la cadena evolutiva.

        1. Fe

          Si la naturaleza …¿crees que la naturaleza es una especie de dios cristiano , o qué?

          La naturaleza no piensa.No existe una naturaleza única para todos los animales. Hay tantos comportamientos como especies .Por cierto el macho humano segrega después de la eyaculación enormes cantidades de prolactina y oxitocina , hormonas relacionadas con el vinculo .La prolactina le poduce somnolencia para que no se pire y cree un vinculo con la hembra gracias a la oxitocina . Así que la hipótesis de que el macho humano huya después del coito es totalmente errónea ,en cuanto a su aspectos puramente biológico , la cultura puede modificar el comportamiento y lo hace .

          Por otra parte , los últimos estudios han demostrado que los padres modifican sus niveles de hormonas siempre y cuando estén junto a mujeres gestantes y bebés.
          http://www.bebesymas.com/ser-padres/papas-mas-femeninos-la-paternidad-reduce-la-testosterona

          Así que definitivamente al macho humano le conviene criar a su prole.

          1. Pereza

            Nuestro comportamiento está fuertemente influenciado por la biología. Más de lo que estamos dispuestos a admitir. Eyaculación y oxitocina: No existe vículo entre oxitocina y orgasmo, sino entre oxitocina y excitación sexual. Y la oxitocina está relacionada con als contracciones genitales que propicián la fecundación. El efecto de la oxitocina, por cierto, es mucho más acusado en mujeres que en hombres, de forma que en la hembra reducir exprimentalmente los niveles de oxitocina reducen el deseo sexual, mientras que en los hombres, la reducción de oxitocina no incide en el deseo sexual.

            En cuanto a la reducción en los niveles de testosterona en los machos que cuídan de sus hijos, la razón es la misma que lleva a los machos de sociedades en las que no hay amenazas externas a bajar sus niveles de testosterona. La testosterona es una hormona que cataliza la reacción ante situaciones de riesgo. Cuando la situación es de riesgo, aumentan los niveles de testosterona. Cuando la situación es segura – por ejemplo, cuando permaneces largos periodos en un entorno seguro como la familia -, disminuyen los niveles de dicha hormona.

            Al macho humano no le conviene especialmente criar a su prole. Sin embargo, a la prole humana sí que le conviene la presencia de un hombre. Muy distinto.

  10. Joana Ortega

    Me ha gustado mucho el artículo, aunque no su tono crítico con la mujer tradicional, que es la que realmente triunfa.

    Mi primer matrimonio fracasó porque me creí lo de la igualdad y no hice caso a mi madre. Afortunadamente no tuve hijos del mismo. En cambio, mi segundo matrimonio va viento en popa (¡y en pompa, je,je!, sabio consejo). Siempre estoy atenta a las necesidades de MI hombre y le complazco en todo lo que puedo, incluso dándole toda la libertad para hacer de su capa un sayo con tal de que yo no me entere (y ya no soy tan tonta como para preguntarle nada cuando es de suponer que podría mentirme).

    Gracias a eso tenemos cuatro hijos y yo vivo como una reina trabajando sólo en casa. ¡Y mi madre, feliz y repitiéndome, ves hija!

    1. Eli

      Madre mía, creo que no has entendido nada… el tema es muy complejo, y ahora mismo me he tomado 5 minutos de estudiar la presentación de mi tesis doctoral. De la cuál mi novio está sumamente orgulloso, dicho sea de paso. En unos días vamos a ser Doctor y Doctora.

      A lo mejor te parecerá una tontería, pero no lo es. Ser feminista, estudiar, quererse, hacerse valer, no permitir ciertas cosas como la falta de respeto y la infidelidad (una cosa es el amor libre y la otra es que te pisoteen…) NUNCA, y repito NUNCA está reñido con cuidar a tu pareja. Igualdad no es descuidar, ni mucho menos. Justo ésta semana yo estaba enferma el martes y él ayer… las cenas que nos dedicamos el uno al otro estaban que cantaban los ángeles. Esas sopas ricas, ricas! Y el amor con el que cocinó la cena el martes y el amor con el que preparé la sopa ayer te juro que es precioso. Y no por eso soy menos feminista, faltaría más.

      Te pregunto sólo una cosa: ¿Tu marido te cuida igual que tú le cuidas a él? ¿Dedica el mismo tiempo a vuestros hijos del que dedicas tú?

      No es sólo feminismo, es RESPETO.

      1. Pereza

        Creo que la que no entiende nada eres tú. Verás, lo que las feministas llamáis igualdad consiste en realidad en hacer una lista de tareas, un seguimiento y un balance periódico. Lo malo es que esa lista está enormemente incompleta y sólo parece tener en cuenta las labores típicamente femeninas. Cuando hacéis una tarea de las que cuentan para vosotras, lo apuntáis. Y esperáis a que vuestra contraparte realice otra tarea que iguale lo que habéis hecho. Que funcionas de esa forma lo dejas claro en la última frase: ¿Te cuida igual que tú a él? ¿Dedica el mismo tiempo a los hijos que tú? Para empezar, ignoras que cada persona es distinta y tiene distintas necesidades. Y, segundo, ignora el aspecto más básico del amor: El amor no espera nada a cambio. El amor acepta a la otra persona como es.

        Pero bueno, ya te darás cuenta de estas cosas. Ahora vives en la adolescencia emocional y la vida parece sonreirte. No parece que te hayas enfrentado a muchas dificultades si es que has sido capaz de permitirte el lujo de un doctorado… Por cierto… ¿trabajas?

        1. Eli

          No tienes ni idea… ¿He dicho yo que espere nada a cambio de mi pareja? NO, sólo respeto h cuidados mútuos… Y sí, trabajo y estudio a la vez, como he hecho toda mi vida.

          Y sabes que… La vida me va a sonreír siempre porque estoy con un hombre que me ama, le aml y nos respetamos tal y como somos. Ni yo soy su chacha ni él mi siervo.

          Por cierto, que de lujo nada. Soy hija de familia obrera, lo que pasa es que soy inteligente y he trabajado muy duro para estar donde estoy… Ah, además de ser hija de mujer maltratada, así que lecciones, las justas.

          1. Pereza

            Naturalmente que has dicho que esperas algo a cambio. Esperas que tu pareja dedique a los hijos el mismo tiempo que tú. Esperas que tu pareja te cuíde tanto como tú la cuídas a ella. Y me imagino que eso será así en la mayoría de los aspectos de la vida. Lo que hace pensar que eres una persona con problemas para dar sin recibir a cambio. Pero bueno, allá cada cual con su forma de entender las relaciones…

            En cuanto a que la vida te vaya a sonreir, pues mira, quizás te sorprenda pero las cien mil parejas que se divorcian cada año también se amaron en algún momento y se respetaron mutuamente. Espero sinceramente que tu caso sea distinto.

            En cuanto a lujos, no hablo de tu familia, sino al lujo de poder dedicar tu esfuerzo a obtener un doctorado y no a pensar cómo vas a llegar a fin de mes. Me importa bastante poco que seas hija de mujer maltratada. Las lecciones de la vida se aprenden en carne propia, no en la carne de los demás. Es triste pero es así. No aprendemos de los errores de los demás, sino de los nuestros. Y tendemos a repetir sus mismos errores.

        2. Fe

          “El amor no espera nada a cambio. El amor acepta a la otra persona como es.”

          Incluido si te está maltratando ¿no?

          Menuda BURRADA.

          1. Pereza

            Evidentemente, si la mujer maltrata al hombre no hay trato que valga. Y viceversa.

      2. Juana Ortega

        La que no entiende nada eres tú, Eli, con perdón si te parece faltona la expresión, que no lo pretendo.

        Está muy bien lo de tu doctorado; yo también lo tengo. Y también está muy bien lo de trabajar fuera de casa; pero para la que lo quiera o para la que no tenga propia familia. Yo lo hice durante mi primer matrimonio, durante el cual prefería dedicarme antes a mi profesión que a mi marido y así me fue.

        Tras mi fracaso matrimonial, dejé de hacer oídos sordos a mi madre y probé si ser una maujer tradicional era mejor que ser una mujer “moderna”. Y los resultados me sorprendieron: vivo a cuerpo de rey y estoy rodeada de una familia encantadora que sabe que su principal sostén emocional soy yo (y por eso me corresponden en consecuencia), aunque el proveedor de los medios económicos sea mi marido, que es quien se come todo el estrés y sinsabores del “exterior”.

        A los dos nos va genial y mi propia calidad de vida, no te digo ya la de mi familia, es superior. No importa que mi marido sólo “colabore” en casa, que para llevar la carga fundamental de la intendencia familiar y el cuidado emocional y educativo de mis hijos estoy yo, que lo hago mejor que el mejor de todos los varones, como cualquier mujer que sea maternal.

        Me imagino que mi actual marido me habrá sido infiel alguna vez, pero es que los hombres no son como nosotras en el sexo (culo veo, culo quiero, al parecer) y sus infidelidades habrán sido meramente físicas, pero no emocionales. Tengo la seguridad de que me quiere, me respeta y jamás me abandonará por otra, porque le doy todo lo que precisa sin hacerle cuentas de lo que hace ni amargarle con celos inútiles, que no siento ni me da motivos para sentir.

        No seas tonta, Eli, y fuerza a tu pareja a trabajar más fuera de casa y tú dedícate a tenerla calentita para que quiera volver a ella todos los días. Os irá mejor a los dos y no te digo a tus hijos el día que los tengas.

        Las moderneces, para las jovencitas o las amargadas solteronas o feministas.

        No hace falta más que ver la prensa femenina para saber lo que realmente deseamos íntimamente y cuáles son nuestros intereses reales.

        Yo ahora me entretengo cocinando y no veas cómo me va. Es divertido y familiarmente muy agradecido, además de que me da tema de conversación con mis amigas.

        1. Fe

          XD .¿Con cuatro hijos y te da tiempo para charlar con las amigas?

          XDXD. En fin , fantasías de un jubilado.

          1. Pereza

            Teniendo en cuenta que los hijos suelen estar escolarizados entre nueve de la mañana y cuatro de la tarde, sí, me parece que tiene tiempo de sobre para charlas con amigas. ¿O quién crees que abarrota las cafeterías a las once de la mañana? Las pobres y explotadas amas de casa…

          2. Fe

            Serán las mamis de posibles.

            Como debes de tener la casa…madre mía.

          3. Fe

            ¿Hasta la 5 de la tarde?

            Osea que estarías pagando 4 servicios de comedor pufff.

            ¿La asistenta bien , no?

          4. Pereza

            Yo trabajo, tengo tres hijos que comen en casa al salir del instituto y se apañan solos. Les preparo la comida por la mañana mientras desayuno o la noche anterior mientras cenamos. Lo hago en cantidad suficiente como para dos servicios, esto es, la mitad es para el día siguiente y la otra mitad la congelo para la semana siguiente, así que solo cocino una semana de cada dos. Ya ves qué misterio. Si yo me apaño de maravilla teniendo que ir a trabajar, imagina una mujer que trabaja en casa…

          5. Pereza

            Pues sí, la misma llave que llevan todos sus compañeros cuyos dos padres trabajan, que son la mayoría en estos tiempos en que para las mujeres los hijos han pasado a ser ya no la segunda, sino la tercera o cuarta prioridad.

          6. Fe

            Qué triste. Mi feminismo consiste en que sea la primera para el padre y la madre.Y que ambos sean económicamente independientes.

          7. Pereza

            Independencia económica, hijos y estar en casa a las dos y media de la tarde me parecen conceptos bastante incompatibles. No sé si te has dado cuenta de eso… Aunque ya veo que tú funcionas por conceptos, no por vivencias…

        2. Sara

          Si yo fuese hombre, un hombre medianamente inteligente, tu comentario me parecería muchísimo más ofensivo y molesto que cualquier artículo feminista.

          Primero, me habrías reducido al estado de burro de carga que solo sirve para llevar dinero a casa, incapaz para educar y proveer afecto a su familia . Mientras yo trabajo, tu en casita como una reina “entreteniendote” cocinando.

          Segundo, me habrías reducido a una bolsa hormonal incapaz de controlar sus impulsos sexuales y de respetar a mi pareja.

          No se me ocurre porqué ninguna mujer querría compartir su vida con un elemento así.

          1. Fe

            Si es un troll , es lo que ellos piensan que hacen las amas de casa.Como cuando llegan están todo hecho y pueden dedicar la tarde a llamar feminazis a las feministas no saben lo que manchan 4 niños y el padre de las criaturas.

          2. Sara

            No me cabe en la mente que pueda el interés en trolear un artículo con un contenido tan “de cajón”. Con la de temas polémicos que tiene el feminismo entre manos donde las opiniones son más encarnizadas, hay que estar aburrido.

          3. Pereza

            Pues mira, yo soy hombre, tuve como pareja a una chupasangres que se las daba de ama de casa pero que luego me exigía mi 50% de labores domésticas y ojalá hubiese topado con alguien como Juana. Primero: Educar no consiste en limpiar culos de niños ni en hacerles papillas. Una clase semanal de piano de una hora es suficiente para llegar a la excelencia. Lo mismo sucede con la educación de verdad. No necesito pasar mil horas con mis hijos para evaluar comportamientos, detectar fallos, alabar logros y ponerles metas para los siguientes días. Naturalmente que me gustaría pasar más tiempo con ellos, pero proveer es primordial, sin olvidar atender a la familia, claro. Lo mismo para los afectos. Yo siempre estoy cuando se me necesita. Pero cuando se me necesita de verdad, no para pataletas y caprichos. Y a mí, cómo se entretenga mi pareja me la trae al pairo mientras cumpla con su parte. En cuanto a los impulsos sexuales, esto es lo mismo que pensar que porque me masturbe ya no amo a mi pareja. ¿Te ha dado tu pareja algún indicio importante de que te respeta menos? ¿Te grita? ¿Te maltrata? ¿Te descuida? ¿Cumple con lo importante? ¿Entonces qué narices te importa lo demás?

            Chicas, os recomiendo que dejéis Pretty Woman…

          4. Fe

            Si no es educar , pero hacer papillas y limpiar culos es igual de importante.
            Pa que no se te mueran de una infección y eso.

          5. Pereza

            Pues mira, no. No es igual de importante. Porque limpiar culos lo hace cualquiera. Y traer pasta a casa, es una historia totalmente distinta. El que trae la pasta puede pagar a otro para limpiar culos. El que limpia culos… ¿puede conseguir la pasta tan fácilmente? Lo dudo.

          6. Fe

            Entonces que dejen de limpiar el culo a tus hijos pequeños y ya nos contarás cuanto han durado sin que estiren la pata.

          7. Pereza

            La cuestión es que si quien tiene que limpiar los culos en mi casa mientras yo me ocupo de traer la pasta no lo hace, pues a tomar viento. A diez euros por hora, me busco otra persona que lo haga. Tan sencillo como eso.

          8. Fe

            Pues mira , haz eso mejor que buscarte una mujer porque al menos así , valoras con tu dinero su trabajo.

          9. Pereza

            Hombre, naturalmente, a las chupasangres para quienes no existe sino su propio ombligo, ni agua.

          10. Fe

            Que gracioso , si se casa contigo es una chupasangres , si no ,una trabajadora
            XD

          11. Pereza

            Vaya empanada mental la tuya. Si se aprovecha de los demás, chupasangres, trabaje o no.

      3. Ejem

        Típico ejemplo de las feministas: lo único que os importa es vuestro estatus de DOCTORAAAA (OOOHHH!!) y que además el pringado al que habéis engañado esté orgulloso de vosotras. El día que una feminista diga: “necesitamos más paridad en las obras de construcción, en las minas, en los andamios, en el transporte, en el ejército…” empezaré a dejar de reirme de ellas.

          1. Pereza

            Menudo misterio. Yo cuido de mis tres hijos y mantengo en buena parte a mi ex, que, a la postre, es como tener un hijo tonto, con todo el respeto hacia los hijos tontos, pero es que no sé llamarla de otra manera. Y es que nada mantiene más tranquila a una ex que cubrir sus gastos…

          2. Fe

            Pues cuando termines ya me contarás el secreto .

            PD. Estoy segura que no es un trabajo de estos :obras de construcción, en las minas, en los andamios, en el transporte, en el ejército…”

            Es que imposible , sin desdoblarse.

        1. Pereza

          ¿El secreto de qué? El secreto es que no hay secreto. Esfuerzo mucho, eso sí. Y poco sueño.

  11. Chico

    Desde luego que bueno….son mensajes seguramente feos …pero no mentira…a una chica tampoco le gusta que discutas…eso no le gusta a nadie. Pero claro…son revistas dirigidas a chicas…y son a chicas en estos terminos porque consumiis este tipo de mierads. Como este articulo mismamente, dirigido a un publico claro como se puede ver en comentarios. Yo interpreto dia tras dia en los temas de chicas el yo, yo, Yo, yo, yo, yo, yo. una y otra vez. Ejemplo: barbie no es un buen ejemplo porque se la presenta como tonta y determinda por su fisico (He-man no lo esta claro…que mas da si es un chico…y que Ken sea un objeto decorativo parece importar poco). Estoy de acuerdo con que los articulos ridiculamente generalistas de estas revistas son algo absurdos, pero lo que esta claro es:
    1.- son como este post, subjetivizados por lo que siente quien lo escribe
    2.- Se escriben apra chicas y lo consumen chicas…pocos chicos leemos las mierdas de cosmopolitan y superpop…proque son eso…enormes mierdas.
    Así que igual no se, un poco de mea culpa en este mundo de quejicosas no estaria mal.

    Por lo demas viva el ser humano Saludos

  12. maixabel

    Todo esto me conduce al artículo de Noam Chomsky sobre las 10 técnicas de manipulación de las masas aplicado al sexo femenino. A las ya no adolescentes nos manipulan con la moda y la figura imposible de conseguir que hacen que dudes de tus valores y no te dejan concentrarte en lo realmente importante.
    Si no encajas en su visión no eres
    nada.
    Otro tema candente LA CIRUGÍA ESTÉTICA a la que muchas mujeres se puede ven impedidas sólo para seguir gustando principalmente a los hombres.
    Una cuestión más EL CONTROL DE LA MATERNIDAD. Me entero de que una empresa ofrece a sus trabajadoras congelar sus óvulos para que las pobres no vean sus carreras profesionales afectadas por esas inconvenientes esferitas

  13. maixabel

    Sigo con el tema: si las mujeres consentimos que externalicen nuestros óvulos (los congelen) dejarán de ser nuestros y serán del .. sistema. Eso significará que los usarán como una mercancía: te vendo a tanto la docena. Los seleccionarán, seleccionarán los cuerpos idonéos para su cultivo, la conveniencia de cuántas veces han de engendrar para no perder calidad, la necesidad de obtener machos o hembras según convenga´. Se volverán los óvulos una mercancía y por ende el cuerpo de las mujeres. Y como seremos capaces de luchar entre nosotras (ya nos han convencido de que somos enemigas unas de otras) para ser seleccionadas en la materia de la MATERNIDAD ………………….

    1. Sabe

      Exactamente lo que decía vuestra querida Valerie Solanas sobre los hombres, solo que en vez de esterilizar al resto de hombres no idóneos quería exterminarlos.

  14. Irene

    Con 13-14 años leía esas revistas. No me sentía identificada con nada de lo que supuestamente había que hacer para tener novio. Siempre he sido una persona muy fuerte y reivindicativa. Así que llegué a la conclusión de que si se supone que eran esas cosas las que había que hacer para tener novio, yo no estaba hecha para los chicos. A día de hoy, mi novio se enamoró de mí porque decía que “odia las mujeres bolso y tú eres una mujer de verdad” y que nunca querría estar al lado de una chica que nunca opina, propone ni se queja. Además, he tenido y tengo a varios chicos detrás de mí justo por eso mismo. Es gracioso que en esas revistas digan que no te quejes, que le dejes tener las ideas, que le sirvas y lo hagas todo para él, cuando yo tengo éxito con los chicos justo por hacer todo lo contrario.

    1. Procaz

      Seguramente tienes éxito comportándote de forma no inteligente con los chicos porque no eres guapa y tienes que ser rara para atraer a alguno. Esa es la verdad, aunque os duela.
      En cambio, las que son guapas o atractivas tienen garantizado el éxito sin hacer nada, porque eso es lo que nos importa a los hombres. Esa es también otra verdad, aunque nos duela.

      Somos una pura bolsa hormonal a la que no le interesa cotrolar sus impulsos sexuales, como ha dicho una ingenua más arriba, que debe de ser muy joven porque no nos conoce a los hombres, ni conoce tampoco a las de su género, que son el espejo de lo que somos los hombres, otra bolsa hormonal dedicada a provocar y atraer a los hombres para hacer su nidito de amor y tener proveedor.

  15. Fe

    ¿Que te esperas cuando lo guay es imitar la parte mala de la masculinidad?

        1. aburrida

          Chica no te canses, es un pesao, yo tuve una discusion com el en otro hilo y es agotador y no aporta nada. Yo creo que esta resentido porque tuvo mala suerte con su ex y odia a las mujeres. Seguro que ha elegido a la madre de sus hijos fijandose en su culo y no en sus ideas. Si se hubiera buscado una buena chica feminista e independiente capaz de mantenerse a si misma seria otro cantar…

          1. Fe

            El secreto es no tomarlos demasiado en serio.Son como niños , que quejan que el jarabe es lo que les ha causado la gripe.

          2. Pereza

            Que es precisamente como me tomo vuestra pataletas. Como niñas malcriadas a quienes se les niegan los caprichos. Y aburridas. Aburridísimas… Qué pereza….

  16. Pereza

    Teniendo en cuenta que para tí aportar significa decirte lo que quieres oir, pues no, me alegro de no aportarte nada. Resulta curioso que hables de rencor en una revista digital que se cimenta sobre el rencor hacia todo lo masculino y cuyo eje-guía es ese mismo rencor. Y para prueba, este artículo, que no se queja de que las revistas les digan a las mujeres cómo deben de ser, sino cómo deben de ser respecto a los hombres. Porque al fin y al cabo, Píkara no es tan distinta de superpop, sólo que dogmatiza adoptando otro punto de vista. Mientras superpop te explica las distintas formas de depilación, Píkara te explica que lo último es no depilarte. ¿Qué hay más Superpop que Alicia Murillo? La Elena Francis del hembrismo… En cuanto a los beneficios de las chicas feministas e independientes, no me hagas reir. La chica feminista e independiente es la primera que te deja tirado ante la menor dificultad, ante la menor crisis. Esperar compromiso de una persona así es misión imposible.

      1. Pereza

        Pereza: “Fumar provoca cáncer”. Fé: “Tú te lo pierdes”. Pereza: “Comprar ropa fabricada por niños esclavos solo porque sea más barata es injusto”. Fé: “Tú te lo pierdes”.

  17. Aurora Portero

    Que diferente postura con lo que han realizado en Suecia como solución legislativa en 1999 cuando la prostitución es considerada como un aspecto de la violencia masculina contra mujeres, niñas y niños. Es reconocida oficialmente como una
    forma de explotación de mujeres, niñas y niños, y constituye un problema
    social significativo… la igualdad de género continuará siendo
    inalcanzable mientras los hombres compren, vendan y exploten a mujeres,
    niñas y niños prostituyéndoles”. Os dejo este enlace http://esnoticia.co/noticia-8739-la-solucion-sueca-para-la-prostitucion-por-que-nadie-intento-esto-antes

    1. Pereza

      Algunos de los posicionamientos del feminismo me descolocan, especialmente aquellos que solo se explican creyendo que la mujer es un ser moralmente inferior. El caso de la prostitución en Suecia es así. La prostitución es legal, se castiga a quien paga por sexo pero no a quien vende el sexo. Para que entendamos bien lo que esto significa, voy a poner un símil: En los casos de corrupción, esto sería equivalente a castigar a quien paga la comisión y a perdonar – y probablemente permitir que se quede con el dinero – a quien la cobra. Quien paga la comisión, se aprovecha de la necesidad de dinero que tiene el corrupto,y obtiene a cambio de dinero lo que no puede obtener de forma legítima. Insisto: multar al cliente y no multar a la prostituta es como multar a quien corrompe y perdonar al corrupto. Y, encima, considerarle víctima del corruptor, como si estuviese desposeido de capacidad de decisión moral.

      Son muchas, pues, las similitudes entre corrupción y prostitución. Debo aclarar, por cierto, que no estoy hablando del trafico de personas, cosa que cualquier persona con dos dedos de frente condena, ni la prostitución que se ejerce bajo amenazas y coacciones. Hablo de ejercer libremente esa labor, algo que hace un enorme porcentaje de mujeres. Y, vamos, ya me diréis si no permitir que una mujer que desea ejercer la prostitución lo haga, no es decirle lo que debe hacer con su cuerpo…

      Me sorprende también que, en los inicios de esa ley, al no producirse ningún cambio en los niveles de prostitución, se decidiese aumentar el número de policías dedicados a ello. ¿Por qué no hicieron eso mismo para luchar contra las mafias de tráfico de mujeres en lugar de prohibir de facto la prostitución? La labor de la policía no es impedir las transacciones acordadas entre un hombre y una mujer libres, sino en impedir que mujeres esclavas ejerzan esa labor.

  18. Carlos Melero

    Sigo pensando que el sexismo está creado por la sociedad en su conjunto.
    El machismo es un síntoma y no el origen de un problema.
    Tenemos sexo para hombres por todas partes, hasta para anunciar coches y las mujeres son educadas para gustar.
    La violencia de género no es más que el extremo de una realidad social, hay que cambiar la realidad y no sólo el extremo.

    http:carlosmelero.com

  19. Carlos Melero

    Sigo pensando que el sexismo está creado por la sociedad en su conjunto.
    El machismo es un síntoma y no el origen de un problema.
    Tenemos sexo para hombres por todas partes, hasta para anunciar coches y las mujeres son educadas para gustar.
    La violencia de género no es más que el extremo de una realidad social, hay que cambiar la realidad y no sólo el extremo.

    http://carlosmelero.com

  20. Laura

    Por suerte nunca tuve interés por esas revistas, las chicas de mi clase siempre daban por culo con la revista.

  21. vic

    Y hacer una contra a estas revistas?? No des del paternalismo, sinó con una participación activa de ellas?

  22. Pingback: Adolescència i Patriarcat | Juvenópolis

  23. Pingback: Juguetas · Diretes y dimes

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies