Anticoncepción hormonal: lo que nos venden y no nos cuentan Cuerpos, Reportaje

Las farmacéuticas destinan millonarias indemnizaciones extrajudiciales para ocultar los graves efectos de algunos fármacos anticonceptivos. Yaz, Yasmin, Dianne 35 (de la farmacéutica Bayer) o el anillo hormonal Nuva Ring (de Merck, Sharp & Dohme) han sido denunciados por estar directamente relacionados en la generación de coágulos sanguíneos y otras afectaciones que en algunos casos han resultado letales.

Irene Cuesta / SINC (www.plataformasinc.es)

Irene Cuesta / SINC (www.plataformasinc.es)

La farmacéutica alemana Bayer anunció en su último informe financiero (junio de 2014) que ha destinado 1,8 mil millones de dólares para cubrir las 8.900 demandas que tiene en Estados Unidos por las reacciones adversas que causan los anticonceptivos con drospirenona de las marcas Yaz, Yasmin, Ocella y Gianvi. Bayer también ha comunicado que aún quedarán más de 4.000 demandas para cubrir por otras lesiones y fármacos que incorporan drospirenona y que aportará por resolver los pleitos individualmente. En 2012 la farmacéutica alemana ya tenía más de 12.300 demandas interpuestas en los tribunales de Estados Unidos (EEUU) en relación a las marcas de Yaz y Yasmin.

De hecho, el mismo año, Bayer alcanzó un acuerdo extrajudicial, sin admisión de responsabilidad legal, con 1.877 demandantes en EEUU por un total de 402,6 millones de dólares, según publicó en un artículo el periodista especializado en temas de salud y ecología Miguel Jara. Según datos del 2012 de la Food and Drug Administration de Estados Unidos, al menos 50 muertes están vinculadas a fármacos de anticoncepción hormonal con drospirenona entre 2004 y 2008 en todo el territorio federal. También en Canadá se abrió una investigación en la que se relacionaban los productos Yaz y Yasmin con la muerte de 23 mujeres entre 2007 y 2013.

Muchas mujeres que toman estos fármacos, y en edades muy adolescentes, no lo usan como contraceptivo sino como tratamiento del acné, el hirsutismo o la alopecia. Algunos colectivos médicos critican que no se mire otro tipo de remedios

La marca Nuva Ring también acumula más de mil demandas sólo en EEUU por graves daños y su probable vinculación con varias muertes. Uno de estos casos fue difundido en 2013 por la revista Vanity Fair, dónde se exponía la vinculación del anillo hormonal con la muerte por embolia pulmonar de Erika Langhart. En febrero de 2014, el laboratorio Merck anunció un acuerdo de 100 millones de dólares para resolver extrajudicialmente los litigios pendientes en relación a Nuva Ring.

Respecto a Diane 35, la Agencia Francesa del Medicamento anunció a principios del año 2013 que retiraba su comercialización por motivos de seguridad, ya que éste fármaco estaba relacionado con 125 casos de “efectos no deseados” y con la muerte de cuatro mujeres por tromboembolismo, según detallaron diversos medios de comunicación. A pesar de los datos y después de la decisión del Estado francés de retirar Diane 35 del mercado, la Comisión Europea (CE) emitió un comunicado, a principios del mismo año, confirmando el perfil positivo de seguridad, manteniendo vigente su comercialización.

En el Estado español existen también casos de denuncias contra farmacéuticas e incidencias sanitarias por los efectos ocasionados por el consumo de contraceptivos hormonales, pero lamentablemente no hemos podido obtener datos concretos puesto que desde las instituciones pertinentes nos remiten al argumento de “información confidencial”.

Los anticonceptivos hormonales

La anticoncepción hormonal combinada comprende todos los métodos contraceptivos que utilizan más de un tipo de hormonas (un estrógeno y un progestágeno). Este tipo de fármaco, que se presenta en comprimidos, parches sobre la piel o anillos vaginales, tiene un efecto de retroalimentación entre la hipófisis y los ovarios, evitando la liberación de óvulos. Con las fórmulas combinadas y secuenciales, el ovario se vuelve inactivo por falta del estímulo de las gonadotropinas. También existen los anticonceptivos hormonales sólo con progestágeno que se toman de manera continuada sin dejar días de descanso en su consumo y producen, en muchos casos, amenorrea o ausencia de la regla. En otras palabras, los anticonceptivos hormonales “engañan” a nuestro cerebro para que este rompa y vuelva a adecuar el ciclo menstrual. Se calcula que a nivel mundial el 13,5% de mujeres en edad reproductiva toman anticonceptivos hormonales, siendo la píldora el tercer método anticonceptivo más utilizado en el mundo, según datos de la World Contraceptive Patterns 2013 de Naciones Unidas.

Los efectos positivos de estos anticonceptivos, más allá de prevenir el embarazo, están relacionados con la menor incidencia de infecciones de trompas (enfermedad inflamatoria pélvica), más protección contra la endometriosis, gran disminución de los quistes funcionales de ovario, la disminución del riesgo de cáncer de ovario, de colon y de endometrio, el aumento del colesterol bueno y disminución del malo o un aumento de protección sobre la arteriosclerosis. Al tener menor o ausencia de sangrado (según los prospectos de los anticonceptivos),los efectos positivos se asocian con la disminución del riesgo de anemia, dismenorrea (disminución del dolor de la regla) o mejoras en la tensión premenstrual, entre otras.

Pero estos fármacos también tienen efectos adversos que son causantes de otras dolencias. En la parte más emocional, son numerosos los casos que narran la desaparición de libido sexual, la depresión o el desequilibrio emocional con la ingesta de anticonceptivos hormonales1. Según describe la endocrinóloga Carme Valls, en un artículo sobre los anticonceptivos hormonales de la revista Mujeres y Salud, los síntomas en el plano fisiológico y a corto plazo son la ganancia de peso, nauseas, dolor y tensión mamaria, disminución de la frecuencia de los ciclos menstruales, dismenorrea, metrorragias o edemas.

Otros síntomas a largo plazo vinculados a estos anticonceptivos son las posibles afectaciones al sistema endocrino, riesgo de infertilidad, incidencia en enfermedades auto inmunes o la formación de trombos, entre otras. En concreto, los efectos más graves se asocian al riesgo de tromboembolismo venoso (TEV) o tromboembolismo arterial (TEA), que consiste en la formación de coágulos de sangre causando en algunos casos embolia pulmonar, infarto de miocardio o accidente cerebrovascular. Este riesgo aumenta en los anticonceptivos hormonales de tercera y cuarta generación, los cuales presentan dosis altas de progestágenos de síntesis como el levonorgestrel. Según la nota de prensa hecha pública en octubre de 2013 por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) el riesgo de usar hormonas y tener TEV está entre 5 y 12 casos por cada 10.000 mujeres que las utilizan.

Hay diversos estudios que apuntan que los anticonceptivos hormonales también se han considerado factor de riesgo para el cáncer de mama especialmente en la etapa de la premenopausia y utilizando estos fármacos durante muchos años. En junio de 2005, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer de la OMS, clasificó la anticoncepción hormonal y la terapia hormonal sustitutiva en la menopausia como cancerígeno en seres humanos.

Alternativas como el diafragma o los métodos naturales de control de la fertilidad requieren un conocimiento pleno de la anatomía femenina y del ciclo menstrual. Profesionales críticas con la medicalización anticonceptiva lamentan el poco interés de la institución médica para promoverlos

También cabe señalar que muchas mujeres que toman estos fármacos, y en edades muy adolescentes, no lo usan como contraceptivo sino como tratamiento del acné, el hirsutismo o, en menor medida, la alopecia. En estos casos, y sobre todo en el tratamiento por acné, algunos colectivos médicos han criticado el hecho de que no se mire otro tipo de remedios (corrección dietética, hábitos u otras fórmulas farmacológicas menos peligrosas) antes de recetar anticonceptivos hormonales. Un ejemplo de esto es el fármaco Diane 35 de los laboratorios Bayer, ya que es uno de los más utilizados para el tratamiento del acné y uno de los más denunciados por reacciones adversas graves, como se ha comentado anteriormente. También desde otros colectivos afectados, piden la retirada de este tipo de tratamientos y que se avalúen alternativas con menos riesgos. En este sentido, la Asociación de Afectadas por la Endometriosis lleva 5 años denunciando este tipo de fármacos, ya que la terapia hormonal es muy frecuente para la endometriosis. En mayo de 2014 la misma asociación denunciaba al Ministerio de Sanidad y al Observatorio de la Salud de la Mujer por “pasar por encima de la salud de las mujeres, los intereses farmacéuticos” al no valorar posibles alternativas a los productos hormonales de Bayer como Yaz o Yasmin.

A pesar de estos datos, la mayoría de organizaciones e instituciones recomiendan este tipo de anticonceptivo por ser uno de los métodos más eficaces en la prevención de embarazos no deseados, “cuyos beneficios superan sus posibles riesgos”, como detalla la AEMPS. Pero por un lado se da una información tranquilizadora a la opinión pública y a las mujeres para que no frenen su consumo de anticonceptivos hormonales, y por el otro se da instrucciones al personal sanitario para que revisen escrupulosamente la receta de este tipo de fármacos, ya que a finales de enero de 2014 la AEMPS difundía un comunicado dirigido a profesionales insistiendo en la “importancia de la evaluación de los factores de riesgo individuales y de vigilancia de signos y síntomas” a la hora de prescribir algunos anticonceptivos2 por su asociación al TEV y al TEA. Un doble juego tal y como expresa el periodista Miguel Jara: “Están escondiendo la información y la sueltan como les da la gana para vender más. Tienen miedo a informar por si pierden clientela”.

A finales de 2013, la AEMPS anunció la actualización de los prospectos de estos medicamentos, ya que la mayoría no informaba con concreción los efectos secundarios que podrían tener estos anticonceptivos según las últimas investigaciones farmacológicas.Un pequeño paso hacia las demandas de diversos colectivos que pedían información real sobre los pros y contras de estos fármacos. Aun así, diversos colectivos profesionales aconsejan incrementar la investigación a medio y largo plazo sobre los efectos de los anticonceptivos hormonales.

Métodos anticonceptivos alternativos a las hormonas

El sistema sanitario español recomienda y receta prioritariamente los anticonceptivos hormonales como método primordial en “relaciones estables”, desaconsejando otros métodos naturales y autogestionables como los métodos basados en el control de la fertilidad o métodos barrera como el diafragma. Este rechazo de la institución médica hacia estos métodos viene argumentada por la “baja eficacia” de estos, a pesar de que la OMS tasa una eficacia del 95 y 97% cuando se usan de manera correcta.

El método sintotérmico (combinación del método Billing y de la revisión de la temperatura basal), en sintonía con el método del calendario, son los sistemas de control de la fertilidad más utilizados y los que representan una alternativa real y natural a los anticonceptivos hormonales. Otro método que queda en la opacidad de la recomendación médica es el diafragma, a pesar de que la medición y revisión ginecológica sí estén cubiertos por la seguridad social. Este es el anticonceptivo barrera descrito como el método por excelencia de la autogestión femenina, pero requiere conocimiento y reconocer la anatomía. “Usar un diafragma implica independizarse del control médico y es la mujer, y en algún caso la pareja, la que debe manejarlo”, como expresa la doctora homeopática Mónica Puga en un artículo3 sobre el uso del diafragma.

Todas estas alternativas requieren un conocimiento pleno de la anatomía femenina y del ciclo menstrual, motivo por el cual autoras y profesionales de la salud, críticas con la medicalización anticonceptiva, argumentan el poco interés de la institución médica para promoverlos. “Aconsejar métodos cómo el diafragma o métodos de planificación naturales implica formar a las mujeres (y a sus parejas en caso de que tengan), implica tiempo… En definitiva, darles el poder de la autogestión y el creer o confiar en sus capacidades”, señala la comadrona Ana Moreno.

Los hombres han sido excluidos de muchos programas de planificación familiar bien sea deliberadamente o por omisión, siendo el cuerpo de la mujer el centro de experimentación para el control de la fertilidad

En el mismo sentido se expresó la ginecóloga Enriqueta Barranco en el artículo ‘Control de la fertilidad y autoconocimiento: La revolución pendiente’, sobre el control médico-farmacéutico y la delegación de la contracepción: “No olvidemos que, en muchas ocasiones, lo que la ciencia patriarcal hace mediante el control de la natalidad es el muy bien disimulado control de las mujeres fértiles. La industria, desprestigiando los eficaces métodos de autogestión de la fertilidad en beneficio propio, no hace otra cosa sino socavar la autoconfianza de las mujeres que se niegan a someterse a sus agresivas propuestas”. Y

No hay que obviar que la medicalización contraceptiva supone un movimiento económico importante para la industria farmacéutica. Los anticonceptivos orales, tanto los de marca como los genéricos, son un gran negocio, puesto que se tienen que comprar periódicamente al no ser un método anticonceptivo de larga duración como podría ser el DIU. Yaz, Yasmin y productos que contienen drospirenone significaron para Bayer 1,6 billones dólares en ventas globales en el año 2010, según publicó la Associated Press.

Según datos de la encuesta Dahpne 2011 (vinculada a la multinacional Bayer) en España más del 21% de las mujeres que utilizan métodos anticonceptivos lo hacen con un método hormonal. En el Estado español, el precio de las pastillas puede oscilar entre 3€ y 20€ mensuales, según la marca y tipo de fármaco.

Posiciones feministas

La píldora anticonceptiva fue considerada por algunos colectivos de mujeres como un elemento de liberación que daba poder a las mujeres para decidir sobre su reproducción. Paralelamente a la popularización de la píldora, el movimiento feminista de los años setenta impulsaba grupos de autoayuda que hacían hincapié en la auto-exploración y el auto-conocimiento para una mayor capacidad de autogestión del cuerpo. Estos grupos criticaban que la institución médica contribuía a conformar los roles de género y pretendía hacerse con el control reproductivo, “colonizando el cuerpo de la mujeres”. De esta manera, la planificación familiar y el control sobre la fecundidad se convertían en materia exclusiva del sistema médico, al delegar en él y en su tecnología el sistema de anticoncepción de la mujer.

En el Estado español la píldora se introdujo tarde a causa del régimen franquista. Si bien se recetaba en casos puntuales o se consumía clandestinamente en los 60’ y 70’, su legalización para uso público no sé dio hasta el 1978. Eso explica, en parte, que la actual tasa de consumo de anticonceptivos hormonales de España se sitúe en la cola de la Unión Europea, muy por debajo de Alemania, Francia o Portugal. Pero también intervino en el proceso de propagación de estos métodos el fuerte impacto del movimiento feminista, con la creación de centros autogestionados de planificación familiar, cuyas teorías y prácticas iban encaminadas hacía la aceptación y el respeto a las dinámicas naturales del cuerpo. Estos centros comienzan en un momento en el que los métodos anticonceptivos son aún ilegales y el aborto está penalizado en todo el Estado español. Así pues, parte de este movimiento no dejaba de ver la aceptación de la píldora como un acto de rebelación contra las prohibiciones moralistas autoritarias de tantos años.

En la actualidad, diversas autoras vinculan las prácticas normalizadas de anticoncepción hormonal con el biopoder o, en términos de Beatriz Preciado, “el farmacopoder”. Para Preciado, los anticonceptivos hormonales son “microprótesis hormonales que permiten, además de regular la ovulación, producir el alma del sujeto heterosexual mujer moderno”. Así, alguna autoras ponen de relieve que, más allá de un uso contraceptivo, las hormonas suponen una domesticación del cuerpo de las mujeres y una nueva forma de control social del género, ligando sus efectos secundarios (como la citada bajada de la libido o el crecimiento de los pechos) a un proceso de feminización.

Otro aspecto relacionado con el uso de los anticonceptivos hormonales es que propicia la falta de implicación de los hombres en el control de la fecundidad. “Podría decirse que la píldora significó la revolución sexual de los hombres y la panacea económica de los laboratorios farmacéuticos”, tal y como expresó Leonor Taboada en el Cuaderno Feminista de introducción al Self Help del año 1978. De esta manera se perpetúa el rol de género atribuido a las mujeres, las cuales supuestamente, tienen que ser las únicas responsables de las relaciones sexuales seguras.

Los hombres han sido excluidos de muchos programas de planificación familiar bien sea deliberadamente o por omisión. Tal es así que, de todos los métodos anticonceptivos posibles, sólo hay dos masculinos y actualmente ninguno está cubierto por la sanidad pública: los preservativos masculinos y la vasectomía. Sobre el primer método, la institución médica sólo lo recomienda en relaciones “no estables” o en usuarias jóvenes, criterio que contiene una carga simbólica dentro de la normalidad patriarcal. “Esto supone que los preservativos estén asociados a una sexualidad ‘no normativa’ y preferiblemente sustituible, a no ser que haya situaciones especiales que constituyan atenuantes”, afirman dos autoras de la organización Creación Positiva4.

Por otro lado, son muy pocos los ensayos e investigaciones clínicas para encontrar un método de anticoncepción química para hombres, puesto que la tecnología médica siempre se ha centrado en el cuerpo de la mujer para experimentar sobre el control de la fertilidad. Es más, tal y como apunta Beatriz Preciado el estudio de las hormonas masculinas siempre ha estado dirigido a virilizar y sexualizar a los hombres, mientras que las hormonas femeninas buscan controlar la sexualidad y la capacidad de reproducción de la mujeres. Margarita López, documentalista de salud de la Red-CAPS, alerta de que “fenómenos vitales como la menopausia, la menstruación, el embarazo, el parto o la propia vejez dejan de contemplarse como procesos naturales, para ser vistos como problemas médicos”. Muchas autoras inciden en la idea de que es posible tener una buena sexualidad sin pasar por la medicalización, casi perpetua, de la vida de las mujeres.

_____

2 Sobre todo los anticonceptivos hormonales combinados que contengan etinistradiol o estradiol (Qlaria) con clormadinoma (Balianca, Belara, Elynor, Etinilestradiol/drospirenona EFG), desogestrel (Bemasive, Gracial, Microdiol, Regulon, Suavaret, Desogestrel/Gestodeno EFG), dienogest (Ailyn,Danielle, Donabel), drospirenona (antón, Antinelle, Aranka, Arankelle, Cleodette, Cleosensa, Daylette, Drelle, Dretine, Dretinelle, Drosiane, Drosianelle, Drospil, Drosure, Drosurelle, Eloine, Liofora, Yasmin, Yasminelle, Yaz, Yira, Etinistradiol/drospirenona EFG)),etonogestrel (NuvaRing), gestodeno (Gestinyl, Gynovin, Harmonet, Meliane, Melodene, Melteva, Minesse, Minulet, Tevalet, Trigynovin, Tri-minulet, Etinistradiol/Gestodeno EFG), nomesgestrol, norelgestromina (Evra parche) o norgestimato (Edelsin).

3 “Antiguo método, que no anticuado”. Mujer y Salud, 25.

4 “El preservativo masculino. Cuando los derechos sexuales se envuelven en látex”. Mujer y salud, 25

Anticoncepción hormonal: lo que nos venden y no nos cuentan
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Comentarios recientes

  1. Endometriosis

    Gracias por el artículo! Muy necesario!

    Es horrible depender de un medicamento tan opaco, tras el cual hay tan oscuros y horrendos intereses… En mi caso, absolutamente tod@s l@s ginecólog@s que he consultado me han recomendado la anticoncepción hormonal para mi endometriosis. La falta de información (o el ocultamiento de ella, más bien) es un crimen en general, pero en lo referente a la salud no tiene nombre…

    Buen artículo, aunque a veces echo de menos un poco más de énfasis en el hecho de que la anticoncepción hormonal no sólo la toman las mujeres heterosexuales para no quedarse embarazadas: los motivos médicos a menudo se obvian. No en este caso, claro, pero me he quedado con ganas de más! A ver si la autora se anima 🙂

    Abrazos feministas

    1. Estornudo Hormonal

      Hola bella!
      El tema de la endometriosis es otro de los grandes vacios que existen en la medicina (otro Gran ejemplo es la fibromialgia). Supongo que ya estarás cansada de haberlo oído miles de veces, pero la endometriosis, por desgracia y de momento, no tiene tratamiento específico. Por si no te lo han explicado, la endometriosis se trata de una enfermedad en la que el endometrio (la parte interna que recubre el útero) se encuentra también en otras zonas fuera del útero. El dolor se debe a varios factores entre otros, irritación de los nervios, células inflamatorias…(se podría decir que es un dolor de regla a lo bestia). Los anticonceptivos hormonales se dan con la esperanza de que pueda aliviar el dolor (se puede decir disminuyen esas zonas inflamatorias). Hay otras técnicas pero ninguna asegura su curación, extirpación del endometrio extrauterino por ejemplo, pero está comprobado que al cabo de unos años vuelve a aparecer.

      Por si no la conoces, aquí te dejo el link de la Asociación Endometriosis Española: http://www.endoinfo.org/

      Ánimo y un abrazo!

      1. Endometriosis

        Gracias guapa 😀

        Sí, las explicaciones me las sé todas: de hecho, desde que me diagnosticaron y fui operada (ahora ya hace cinco años) me he «aficionado» a leer todo lo relacionado con la enfermedad. Los anticonceptivos me han ayudado un montón con el dolor (horrible!), pero aun así me da rabia que no se investiguen otros tratamientos. La esperanza sois las futuras médicas 🙂

        Un besazo, y gracias de nuevo!

      1. Endometriosis

        Aún no… Me da un poquitín de miedo eso de que me hagan crujir cosas 😛
        La recomiendas?

        1. mery

          Hola guapa me puedes decir de eso de crujir de que te da miedo..me urge que me responda alguien me..de ante mano gracias

    2. bronze

      Para la endometriosis recomiendo las pautas de la doctora CHRISTIANE NORTHRUP, “Cuerpo de mujer, sabiduría de mujer”. A mí me funcionó y es un excelente libro de cabecera y consulta 😉

  2. Susanna

    Muchas gracias por el articulo. Es muy necesario que las mujeres tomemos conciencia de lo que hacemos y queremos hacer con nuestro propio cuerpo, sobretodo si es algo con un efecto tan fuerte como introducir compuestos con actividad hormonal en el.

    Yo use el anillo Nuvaring durante dos años, estando en una relacion en la que sufria maltrato y en la que perdi, entre otras cosas, el control de las decisiones tomadas sobre mi cuerpo. Des de que empece a usarlo estaba convencida de que me estaba causando efectos negativos, aunque se me hacia dificil discernir hasta que punto eran consecuencia del anillo (quizas porque no estaba suficientemente informada, quizas porque no se investiga lo suficiente sobre ello?). El peor de ellos fue un permanente estado de animo de depresion, ansiedad y apatia, que entre otras cosas contribuyo a perpetuar la situacion de maltrato en la que me encontraba.
    Por fortuna, deje el anillo. Casualmente (?) pocos meses despues sali de la relacion y rompi la dinamica negativa.

    Mi experiencia es solo un ejemplo de como de dañino puede resultar medicarse con compuestos que alteran la actividad biologica global del cuerpo, especialmente el cerebro (con el cual el sistema endocrino esta intimamente relacionado).

    Entiendo que en los años 60 (como mencionas), la mera posibilidad de acceder a cualquier anticonceptivo era ya un gran logro para el empoderamiento de las mujeres. Pero actualmente me parece una barbaridad que el uso de anticonceptivos hormonales este tan normalizado.

    El patriarcado y el capitalismo (las farmaceuticas en este caso) nos empujan a un sistema de control de la natalidad en que por una parte, como dices se desresponsabiliza totalmente a los hombres, y por otra parte se accepta como algo completamente normal que el cuerpo de las mujeres sea medicalizado de una manera tan fuerte durante años, sin tener en cuenta las alternativas.

    Gracias otra vez por visibilizar la cuestion.

    1. Cristina

      Hola Susanna,
      Tu experiencia con el anillo es idéntica a la mía. Lo tomé durante unos 6 meses en el marco de una relación de maltrato psicológico. Al mes de empezar, me hinché como una bota, empece a sufrir horribles dolores de piernas por problemas circulatorios (que no había tenido antes jamás) además de sentirme como una auténtica piltrafa, con la libido y la autoestima por los suelos. Lógicamente, igual que en tu experiencia, esto dio motivos (es un decir…) para que mi pareja de entonces siguiera despreciándome y tratándome fatal. Afortunadamente, un año después salí de la relación.
      Lo gracioso es que cuando consulté a mi ginecóloga sobre todos estos efectos adversos se mostró sorprendida y prácticamente era imposible porque el anillo tenía “poquitas hormonas” (en ese lenguaje condescendiente que usan algunos médicos para hablar con sus pacientes). En los meses siguientes me despedí del anillo, de la ginecóloga y de la pareja, por este orden… 🙂
      Uno de los asuntos que más me escaman en toda la cuestión de la contracepción hormonal (y que aparece brevemente en el artículo) es la total desconexión del hombre en todo el proceso. La conversación normal en las parejas heterosexuales, que surge cuando la “cosa va en serio” y ya no quiere seguir contando con el preservativo es algo así como “tenemos que hacer algo, ve al ginecólogo a ver que te dice” y la mujer vuelve con una solución (generalmente la píldora o similares). Desde pequeñas se nos educa de que la sexualidad y la reproducción de la mujer “son un problema” del que tenemos que responsabilizarnos si no queremos cargar con sus consecuencias negativas. Y así sucede también con la salud reproductiva. Me encantaría leer un artículo más amplio sobre el (inexistente) rol del hombre en toda esta cuestión.
      ¡Gracias! 🙂

  3. Marta

    Yo llevo utilizando el Diane 35 varios años por culpa de mi acné hormonal, cuando llevaba tres lo dejé, convencida de que era el causante de que mi libido hubiera prácticamente desaparecido y notando que no me estaba haciendo demasiado bien. He vuelto este año tras un año sin tomarla porque mi acné empeoró un montón y no soportaba verme llena de granos. Y todos, absolutamente todos los médicos (ginecólogo y dermatólogo incluídos) por los que he pasado me han dicho que es lo único que hay para tratar el acné hormonal. Y por miedo a verme otra vez igual la estoy tomando, pero me he vuelto a notar los síntomas de nuevo, la falta de libido y la sensación de que algo no va bien, no me gusta nada, y no sé qué hacer para solucionar mi problema sin tomar las pastillas. Es una mierda y estoy hasta las narices de que nos utilicen para ganar dinero y para controlarnos.

    Muchas gracias por el artículo, como este hacen mucha falta para que nos vayamos dando cuenta de cómo nos trata la medicina actual a las mujeres.

    ¡Un abrazo!

    1. Endometriosis

      Entiendo perfectamente lo que dices: el desfile interminable de profesionales, expertos, etc… que te dicen lo mismo. Y lo que tú sientes, experimentas, que no suele coincidir con esas cosas que te dicen…

      Qué asco, de verdad. Mierda de patriarcado.

    2. Marga

      Hace años deje de tomar la píldora por la misma razón que tú: el deseo había desaparecido y lo que me pudiera mejorar el acné tampoco merecía la pena. Después han sido varios especialistas los que han vuelto a insisitir en el tratamiento hormonal, pero me he negado. Durante otros cuantos años he tenido que cargar con los granos y las marcas rojas hasta que he conseguido controlarlo con la alimentación, suplmento de Omega 3 y bebiendo mucha agua.

    3. caliope

      Marta, te recomiendo el aceite de Onagra. Me lo mandó una ginecóloga para regular la regla y para el acné y viene de maravilla 🙂 Un saludo.

    4. maite

      Hola!
      Te entiendo perfectamente. Yo tambien he tenido acne y todos los medicos (dermatologos, ginecologos, endocrinos…) me aconsejaban el anticonceptivo hormolas. La desesperacion me llevo a usa Nuvaring unos meses. Es cierto que mientras lo lleve puesto mis granos desaparecieron de una manera considerable pero enseguida empeze a notar efectos secundarios (estaba muy nerviosa, engorde un poco, mis pechos estaban mas grandes…) y me dio muy mal rollo y deje de usarlo. Despues de quitar el aro el acne reaparecio y ademas, me parecio que de una manera mas agresive. Empeze a mirar diferentes alternativas y al final fuy a donde una dietista que trabajaba junto con un medico especializado en hierbas naturales y homeopatia. Ellos me recetaron una dieta depurativa y alguna pastilla homeopatica. Me ha llevado tiempo y sacrificio pero al final mi piel esta libre de granos. Ademas, me parece que con todo esto del acne he aprendido mucho sobre alimentacion. Asi que me ha valido para sacar algo positibo.

      Yo te recomendaria que probases algo asi y que lo tomes con paciencia. Al fin y al cabo, son solo unos granos.

    5. @_pranamaya

      Ánimo, Marta.
      En mi caso también me formularon Diane 35 para tratar el acné hormonal hace unos años, sólo lo usé por nueve meses más o menos, porque tuve un cuadro de depresión tremendo, subí de peso y empecé a acumular líquidos. Por esa época fue cuando prohibieron la píldora en Francia, y al consultar a mi médico al respecto dijo que eran ”casos aislados”. Sin embargo, suspendí la píldora. Era eso o mi bienestar mental y físico, más allá de una piel de bebé. Al dejarla se fueron sus efectos secundarios gradualmente, pero reapareció el acné de forma más fuerte.

      Querida Marta: Si te sirve de algo, en mi caso me sirvió acudir a otro profesional, quien me recetó Espironolactona de 100mg. Estas son unas pastillas diuréticas, que contrarestaron la acumulación de líquidos de las Diane, y también tienen efecto hormonal. Duré tomándolas un buen tiempo, el dermatólogo fue bajándome la dosis y es el punto en que ya no las necesito tomar. CLARO ESTÁ que cada organismo requiere un diagnóstico y formulación distintos, así que sería bueno que busques otro profesional cuya consulta te satisfaga, y pronpenda por quitar medicamentos y no formular en exceso.

      Abrazos y me cuentas!

  4. Estornudo Hormonal

    Hola!
    Os habla una futura médico! Me ha parecido un artículo la mar de interesante, pero me gustaría matizar algunas cosillas. Desde el punto de vista médico (o por lo menos los cuentos que nos cuentan en clase), el riesgo de TEP o TEA se incrementan considerablemente (43 veces más vs la población normal) cuando se solapan dos situaciones: mujeres mayores de 35 años y fumadoras. Esto ¿por qué?, el tabaco, a parte de los miles de efectos negativos que tiene, daña el tejido que cubre los vasos sanguíneos, incrementando el riesgo (tomando o no hormonas) de sufrir problemas en la coagulación. El riesgo aumenta mucho más (30 veces más), en el caso de que tengamos la mutación genética del factor V de Leiden. Esto lo digo porque es verdad, que cuando vas a la ginecóloga no suelen dar este tipo de información, ni mucho menos hacerte pruebas para detectar esta mutación. Por otro lado, situaciones que no corresponden a éstas y que se toman anticonceptivos hormonales sí que hay mayor riesgo, pero éste corresponde a 3-4 veces más que la población normal (como referencia saber que un embarazo incrementa las posibilidades de TEP 12 veces más).

    En cuanto a las terapias naturales, soy absolutamente partidaria de que TODAS de nosotras (y ya puestos también ellos) entendamos y conozcamos a la perfección nuestro cuerpo, y sí que se tiene que dar formación a las mujeres para que sepan la base teórica de lo que ocurre dentro de nosotras, para poder identificar esos signos cuando se dan los cambios en nuestros cuerpos. Lo malo de utilizarlos como anticoncepción natural o “fisiológica” es que debes conocer a la perfección los cambios que se dan en tu cuerpo, por ejemplo la toma de la temperatura basal se debe hacer en unas condiciones específicas, siempre a la misma hora y diariamente y esto no siempre es posible, pudiendo llegar a “cagarla”; pero la mayor pega de todo esto es que los días que te privan del buen sexo es cuando más salida estás (el cuerpo humano no es tonto, y los días próximos a la ovulación nuestra libido salta por las nubes).

    Con ésto solo quería aclarar unas cosas que me parece que a ninguna de nosotras nos lo han explicado nunca. El artículo cuenta a la perfección el chiringuito que tienen montado las farmaceuticas y la falta de interés en buscar métodos alternativos que vinculen más a los machos en este tema de fecundarnos.

    Un saludo!

  5. Olga

    Tomé la píldora casi durante una década y tuve múltiples problemas de salud, entre ellos una gastritis crónica porque me fastidió la mucosa grástica. Si pudiera volver atrás…

  6. Pingback: Anticoncepción hormonal: lo que nos venden y no nos cuentan | Arsenal Terapéutico

  7. Lula

    me gustaria saber si pasa lo mismo usando un metodo intrauterino como jaydess. He estado investigando y no he podiso encontrar mucha informacion. Me podrian ayudar?

  8. silvia

    No se habla en el artículo de la píldora del día después, por ejemplo Norlevo… que he tenido que tomar varias veces. Y me gustaría preguntar: cómo se puede recuperar el equilibrio hormonal después de haber dejado de tomar las pastillas? Es eso posible o el efecto es irreversible?

  9. Marina

    Muy completo el artículo. Pikara, me gustaria conocer cómo funcionan los métodos naturales, algún artículo que nos de información, que hay mucho mito en torno al tema. ¿funcionan?¿cómo? Por ejemplo, si somos jóvenes y no somos regulares con la regla ¿en verdad son confiables? ¿cuánto es el riesgo? y tambien ¿Qué opinan del DIU? Leí sobre el diafragma y me parece una buena opción, solo que no se puede tener relaciones sexuales sin cierta planificación previa y a alguns nos gusta más la espontaneidad del momento.

  10. Zeta

    Un punto importante a aclarar me parece el de la información sobre los efectos secundarios de los anticonceptivos orales (ACO): No confundir ginecólogos idiotas, quemados con su trabajo y con falta de tiempo, que son muchos, con ginecólogos interesados. Como en la mayoría de las especialidades médicas, la falta de información se debe principalmente a la falta de tiempo y al poco interés que algunas de las mujeres tienen al respecto (Las que vienen porque sólo quieren follar a gusto y no quieren oír hablar de nada más, que son bastantes). Eso crea un círculo vicioso de mujeres desinformadas y profesionales hartos muy peligroso. Considero un gran problema tanto la falta de interés por parte de ese grupo de mujeres como ese hastío profesional, que llevan a una perpetuación de la desinformación. En el primero el feminismo tiene mucho que decir, una mujer no puede tomar algo sin ser consciente de cómo le puede afectar y no mostrar el más mínimo interés por ello. En el segundo… es el eterno problema. He vivido en primera persona el esfuerzo de un ginecólogo por informar y el desinterés absoluto de algunas de las pacientes por ello, mujeres que entran en consulta exigiendo ACO sin negarse a escuchar nada, y otras burradas similares. Por eso no me sorprende que muchos de ellos se limiten a prescribirlos sin ofrecer alternativas, aunque me he encontrado a algunos que lo hacen. (Que conste que no soy ginecóloga, si bien pasé por el servicio en mis años de formación). En todas las especialidades hay algunos profesionales interesados especialmente en prescribir ACO por interés económico (intermediarios entre las farmacéuticas y la población), suele ceñirse más a un tipo de anticonceptivo que a recetarlos en sí: Les pagan por uno en concreto, y es el que recetarán casi siempre. Lo cual tiene peligro de que hagan la vista gorda o poco esfuerzo en detectar un caso con riesgo de TEV [Trombo Enbolismo Venoso) (como bien explican en otro comentario, muy alto en mujeres fumadoras mayores de 35 años). La lista de factores de riesgo de TEV incluye una larga lista de cosas, de las cuales las más importantes son: Antecedentes personales de riesgo de TEV, Cirugía mayor con inmovilización prolongada, mutaciones genéticas, y obesidad >40 IMC, embarazo reciente. Hay bastantes más, algunas de las cuáles son enfermedades muy raras y poco frecuentes que puede la paciente no sepa que tiene, lo cual, pese a ser un pequeño porcentaje, es un riesgo. Siempre que se recetan ACO hay que hacer una buena historia clínica para detectar todos estos posibles factores, y depende de la veracidad de la información de la paciente.

    En cuanto al resto de efectos secundarios, desde mi experiencia personal, no me avisaron de ninguno. Me encontré hinchada como un globo y con unos altibajos emocionales muy preocupantes. Tardé en darme cuenta de la razón, ya que no estaba enterada. En cuanto a los dispositivos de anillo, es muy típico la ausencia de líbido y apatía emocional. Todo eso debería informarse mucho más, ya que causan importantes efectos que son la principal causa de abandono de estos dispositivos.

    Sobre el diafragma: Entre los mayores inconvenientes, tenemos la dificultad de uso: Deben tomarse medidas previamente, debe usarse con espermicida para que la eficacia sea del 96% (el cual puede causar irritación genital), y no se puede retirar hasta 6h después del coito. La principal ventaja es, que a diferencia del preservativo masculino habitual, no interfiere en el coito. ¿El problema? Es mucho más sencillo tomarse una pastilla al día y olvidarse de todo esto. La comodidad, muy exigida, es la principal ventaja de los ACO respecto al resto de opciones. A título personal, claro.

    En cuanto a la falta de implicación de los hombres en la Anticoncepción oral, es un tema complicado. La principal razón por la cual en los años 70 se impulsó la toma de anticonceptivos, fue porque dotaba a la mujer de decisión propia sobre su cuerpo: Ella decidía si tomarla o no, no dependía de nadie. El problema del condón es que debe ponérselo él, al fin y al cabo. El hombre tenía el poder respecto a un futuro posible embarazo de la mujer. De esta forma, se pasó el poder de decisión a la mujer. Si bien, con el paso de los años fueron fomentándose los métodos hormonales para mujeres, no pasó lo mismo con los métodos para hombres. Paremos a pensar un momento… imaginaos que existen. La responsabilidad de tomarlos es de ellos. ¿Realmente se lo tomarían tan en serio? A ellos no les pasa nada si no funcionan. Un hombre que se encuentra a una chica que toma ACO no dudaría en mantener relaciones sin más medidas (suponiendo que ambos son unos inconscientes desconocedores de las ETS, polvos de una noche con sólo ACO son tremendamente frecuentes). Al revés, ¿una mujer se fiaría? Las consecuencias son para ella. El problema es mucho más de fondo, al hombre puede darle igual lo que le ocurra a ella después, puede darle igual las consecuencias con tal de pasar un buen rato., consecuencia de la sociedad machista en la que vivimos. Estos métodos tendrían una aplicación en parejas estables, donde sí sería recomendable su uso. De todas formas, como opinión personal, sigo pensando que la responsabilidad de tomárselo sería más ligera en algunos casos, por ser menos conscientes de la implicación de ello. Y dudo que muchas mujeres aceptaran, ya que pierdes el control sobre tu propio cuerpo. Creo recordar que hace un par de años había algunos ACO para hombres en desarrollo, desconzco el estado actual de esos proyectos. La implicación del hombre en estos casos pasa por la feminización de un colectivo (el masculino) poco formado en estos temas.

    1. iker

      Claro, tener un bebé sólo les afecta a ellas… nos obligan a manutención por niños que mediante estas trampas son concepcionados, y además dicen que sólo les afecta a ellas! será cuando les convengan!

      Quién tiene que dar la pasta? Es asunto de ellos.
      Quién es pobre víctima de fallos de métodos anticonceptivos? Las pobres víctimas, las mujeres víctimas del cisheteropatriarcado. Quiero subvención.

  11. Elizabeth

    Creo que los datos, totalmente alarmistas, son utilizados como una bomba expansiva. En 2013, en Estados Unidos había censadas 160.567.653 mujeres. De acuerdo con el texto hay “50 muertes vinculadas a estos medicamentos entre 2004 y 2008 y 23 entre 2007 y 2013”. Además, tenemos que tener en cuenta que desconocemos totalmente los antecedentes médicos o condiciones de esas mujeres, por lo que se debería tomar una mayor precaución a la hora de estigmatizar a los anticonceptivos hormonales.

    En el texto también se habla del negocio de las farmacéuticas y se utiliza como fuente a una “doctora” homeopática. Quizás debamos hablar también del negocio de la homeopatía.

    Si se desea prescindir de los anticonceptivos hormonales, se tenga o no una pareja estable, la solución no es volver a la cuenta de la vieja sino utilizar el preservativo, método anticonceptivo fiable y el único efectivo ante ETS.

  12. Aloe

    ¿”Doctora homeopática”? 8-/ ¿Pero qué es esto? Un recurso así a la charlataneria deja una pobre impresión sobre lo fiable que pueda ser lo demás.
    No hay medicamentos inocuos. Los únicos medicamentos inocuos son los que no son medicamentos, sino fraudes o complementos alimenticios (y tampoco siempre son inocuos). Por eso yo no veo contradicción entre que se recomiende un tratamiento y que a la vez se den avisos detallados de cuándo o con qué síntomas estaría contraindicado. Todo lo contrario. Lo mismo pasa con analgésicos, antibióticos y todos los demás.
    Otras cosas del artículo no soy capaz de valorarlas, pero las que sí (como el nulo conocimiento estadístico, o lo que ya he comentado) no inclinan demasiado a la credibilidad.

  13. iker

    Tan jodidamente difícil es ponerse el condón? No, asi ahora algunas piden métodos anticonceptivos que no sean ni físicos, ni hormonales, SINO MÁGICOS!! Tú piensa en tu poder-maná de hembra prehistórica y conócete a tu cuerpo y no te quedarás embarazada.

    El feminismo que se dedique si quiere a vivir de subvenciones y a patalear, pero que no engañe ya en cosas tan graves como métodos anticonceptivos que no funcionan.

    Qué pasa, que ahora las feministas no quieren utilizar condón? Que aparte de pastillas utilicemos la sabiduría de nuestro cuerpo? Esto sólo tiene una razón: no quieren que los hombres también formen parte de las decisiones de paternidad/maternidad. Yo no he follado sin condón en la vida, a mí ni que me obliguen a tener un niño no deseado ni me contagien enfermedades.

  14. valkyria

    genial hacer eco sobre una realidad tan patriarcal y capitalista;
    en mi caso personal he tenido siempre dos opciones -de las cuales excluyo el condón pues soy alérgica y no hay caso-:
    1. si estoy en una relación, opto indudablemente x el anticonceptivo más ingenuo (o la ingenua seré yo), para mí es casi imposible utilizar cualquier otro método anticonceptivo;
    2. cuando no estoy en pareja, me abstengo de tomar hormonas, pero frente a eso mi situación se torna horrorosa pues dejo de sangrar hasta x meses y cuando me llega es totalmente dolorosa y larga, como un grifo abierto. desde que me llegó a los 11 años he tenido un desorden hormonal terrible y lamentablemente los anticonceptivos son lo único que me han ayudado a regular mi período que como muy bien leí en otro comentario, no sólo sirven para la anticoncepción.
    la libertad está en poder tomar la decisión, es así, las píldoras constituyen cierta libertad claro que a cambio de un pedazo nuestro…
    sigo pensando.

  15. Nanuk

    Buenas
    Pues yo harta de los dolores menstruales, decidí con 22 años tomarme la pastilla anticonceptiva. Me fue muy bien durante los dos primeros meses que la tomé. No tenía dolores, tan solo una simple molestia. El problema fue, que a los dos meses y medio de tomar la pastilla, como consecuencia tengo una trombosis venosa profunda o flebitis. Notaba síntomas raros antes de saber que se estaba formando un coagulo, me dolían mucho los tobillos y rodillas, tenía mas frío de lo normal.
    Ahora 5 años más tarde, sigo arrastrando, las secuelas por asi decirlo….y en relación con los dolores menstruales, sigo sufriendolos y si le sumas los dolores que me produce en el miembro inferior izquierdo pues se junta todo vaya.
    Saludos

  16. Laura

    Gracias Píkara, gracias Maritxell!! Cuánta falta hacen artículos como este.

  17. Marta

    Hola! Yo sí he tenido un problema grave con los anticonceptivos. Llevaba 2 años con anillo Nuvaring, por prescripción ginécológica, pues tengo mioma, endometriosis, algún quiste… fui con horrible dolores al gine y me lo recettó. Al ppio encantad pq me eliminó totalmente los dolores. Pero notaba las piernas doloridas, sobretodo en verano. En la revisión se lo comenté al gine y ni caso. Pues bien, este verano me di un golpe en el dedo del pie, anduve coja unos días, casi sin poder moverme… y bingo, trombosis venosa profunda en la pierna. Que por cierto, la médico de urgencias no detectó (no hizo ni caso de mis explicaciones) y me diagnosticaron al principio sobrecarga muscular). Conseguí que un trauma me viera a las 2 semanas, y este mandó hacer una ecografía de la pierna, menos mal! Total que el médico vascular me dijo que anticonceptivo más golpe en la pierna y casi inmovilización es un paciente de riesgo. La de urgencias se ve que no lo pensó… lo digo con rabia pq me atendió fatal. Ahora ya o podré nunca más tomar anticonceptivos, ni falta que hace! Estaré con tratamiento anticoagulante durante 3 a 6 meses, y luego ya veremos si quedan secuelas!

  18. Pingback: Anticoncepción hormonal: lo que nos venden y no nos cuentan | Oaxaca

  19. Afrindong

    Hola! Me ha encantado este articulo,pues soy Monitora de conocimiento Natural de la Fertilidad,desde hace 11 años por la Universidad Alfonso X El Sabio y la asociacion española de monitores de ACODIPLAN…y no sabeis que estos efectos secundarios ya los conociamos desde hace años,pero nadie se atrevia a contarlos ,nos tildaban de locos alarmistas.El caso es que otro efecto que no se menciona aqui es la Infertilidad que adquieren muchas mujeress(a veces temporal otras permanente), que sobretodo llevan años y años hormonandose.De hecho son las que más suelen demandar aprender estos modernos Métodos Naturales de Conocimiento de la Fertilidad(Sintotérmico,Billings)..Que sí,que son serios(Reconocido por OMS,SEGO e impartidos en algunas Universidades) y modernos, ya no son la cuenta de la vieja o abuela(Ogino).Gracias a tener esta informacion,la pareja puede decidir buscar embarazo o espaciar.Eso si cuando toque espaciar,hay dos opciones…Continencia temporal de mantener relaciones sexuales con penetracion(Que por cierto tenemos capacidad de saber contenernos sin morir..Que no somos animales por favor!..y hay muchas formas de expresar el amor,no todo tiene que ser con un coito)..y otra opcion.. usar esos dias preservativos..En estos métodos procuramos hacer participes y tambien responsables de su correcto uso a los hombres.Fomentando asi la comunicacion entre la pareja,ya que la responsabilidad es de los dos.
    Esto es un metodo serio y como tal para que sea EFICAZ(98,9%),hay que formarse con supervision de una Monitora titulada…Que comprobara que habeis adquirido los conocimientos y destrezas en este Metodo.
    Ya cada vez hay mas sitios donde formarse…Aqui os pongo algunos…
    http://www.fundacioncofgetafe.org/#!curso-monitores-rf/c1vqd
    http://www.woombeuskadi.org/symposium/ponencias/31_francoise_soler/anexos/%C3%ADndex.htm
    http://www.planificacionfamiliarnatural.es/
    http://www.woombesp.es/

  20. Pereza

    No me ha parecido un mal artículo a pesar de las teorías conspiranoicas y de las alusiones al patriarcado, aunque supongo que incluir esa palabra forma parte de las exigencias de Pikara para su publicación. Dicho lo cual: Primero, no sé si os habéis dado cuenta del pequeño detalle de que quienes os quedáis embarazadas sois vosotras… ¿Será por eso que quizás se espera que vosotras seáis las principales responsables de la anticoncepción? Porque esa misma es la razón por la que no se han desarrollado más anticonceptivos masculinos… Vosotras no os fiaríais ni de broma de un anticonceptivo que no pudiéseis ver. Exigiríais que, aunque el hombre os dijese que tomaba la píldora, se pusiera un condón porque, lo dicho, quienes os quedáis embarazadas sois vosotras. Así que los hombres acabarían no tomando la píldora. Para que me hagan ponerme un condón de todas formas, pues no la tomo… Fracaso comercial.

    En cualquier caso, a mis hijos varones sí que pienso darles mucho la matraca para que nunca NUNCA eyaculen en el interior de una mujer sin un anticonceptivo de barrera, salvo si desean tener un hijo, aunque ella diga que toma anticonceptivos orales. A día de hoy, un hombre que deja embarazada a una mujer tiene muchísimo que perder. Y no merece la pena.

    En cuanto a mis hijas, mis recomendaciones serán que siempre exijan preservativo en relaciones esporádicas. Siempre. Y en relaciones estables, preservativo los días previos a la ovulación y un método de control de temperatura o de control hormonal quizás combinado con un método físico como el DIU. Eso si sus reglas son regulares, claro…

  21. Pingback: CHAJARIVIRTUAL Noticias | Anticoncepción hormonal: lo que nos venden y no nos cuentan

  22. Pingback: Anticoncepción hormonal – lo que nos venden y no nos cuentan | The Fuckington Post

  23. Pingback: Píndoles anticonceptives i altres substàncies | Xarxa Perifèrics

  24. Norma

    He leído hasta “Doctora homeopatica”
    Me escamaba ya tanto “valorar alternativas” que es típica retorica magufa, y adornándolo con un poco de “las alternativas no te las ofrecen porque te hacen mujer más libre” y salpimentado con conspiración farmacéutica.
    Las píldoras anticonceptivas tienen pros y contras, y debe valorarse su eficacia en cada caso, pero el diafragma es un sistema sensiblemente menos efectivo que el condón, el preservativo femenino y la píldora, y los métodos basados en ciclos son muy inseguros, complejos y poco fiables…

  25. Chio

    No entiendo, las feministas no apoyan el uso de píldoras anticonceptivas, pero sí apoyan el aborto??? si es mucho más doloroso y riesgoso para la mujer, WTF! no lo entiendo….en mi experiencia, llevo años tomando Yazmin de 21 días y no he tenido problema alguno, no tengo dolores menstruales, el mal genio del SPM mejoró, se me regularizó la menstruación y el líbido no lo he notado para nada afectado. Todo medicamento lleva un riesgo y todos los empaques los ennumeran. Honestamente prefiero el riesgo de algún efecto secundario que quedar embarazada utilizando métodos que ya se ha comprobado, no funcionan!

  26. Pingback: Antisorgailu hormonalak askatzaileak al dira emakumearentzako? | Jalgi hadi plazara

  27. churruflisquis

    No es asunto de poca importancia pues a todos nos gusta y necesitamos follar . Como tío no quería preocuparme por los posibles efectos adversos de la bendita píldora anticonceptiva de liberación femenina . ¿Liberación femenina ? Volvemos a lo de antes ; ¿Quien necesita follar ? ¿Los tíos o las tías ? La píldora anticonceptiva era la jauja para los tíos ; la tía se preocupa , la tía se la toma y sólo tienes que “cogértela” cuando la ocasión lo propicie . Liberación femenina , una mierda , otra forma de esclavitud y con contraindicaciones . Y es que a las tías les gusta tanto tenernos contentos , que sacrifican como madres y esposas amantes su propias salud . Que no voy a hablar de los científicos ni las farmaceúticas , que esos no iban inventar una píldora con contraindicaciones para los tíos . Al final es la ignorancia ; te dan pastillitas que interfieren en tu funcionamiento hormonal ¿ y crees que no tendrán consecuencias ? No quería preocuparme , por suerte mi novia enseguida se dio cuenta y pasó de tomarla . Y sí , el método ogino y los de barrera , y el conocimiento del cuerpo y la implicación del varón en la fisiología reproductiva me parecen lo mejor ; la píldora masculina no la voy a tomar y la vasectomía ya tendré que informarme .

    1. macho

      Y una mierda. La píldora es una jauja para las mujeres. Es una trampa para la paternidad obligada, que “uy, se me ha olvidado”, y a cargar el resto de tu vida por un niño que no has deseado, ya que no tienes derecho a abortar. Aparte que la gente que folla con píldora a la larga se pilla como mínimo dos enfermedades de transmisión sexual. Típico que de jóvenes flipábamos cuando algunx follaba sin cóndón, decía que no pasa nada, y resulta con los años está cascadete por estar infectadx. Yo con condón. A timar a otros.

      FUERA EL FEMINISMO!

  28. macho

    FUERA EL FEMINISMO
    JUNTOS PODEMOS
    YA BASTA DE MENTIRAS
    YA BASTA DE ENGAÑOS
    YA BASTA DE ATACAR AL GÉNERO MASCULINO A BASE DE AYUDAS ECONÓMICAS DEL GOBIERNO VASCO
    YA BASTA DE QUE NOSOTROS VIVAMOS 10 AÑOS MENOS
    YA BASTA DE QUE NOSTROS MORIMOS EN EL TRABAJO EL 97%
    YA BASTA DE QUE NOSOTROS NO PODAMOS DECIDIR LA PATERNIDAD
    YA BASTA DE QUE NO TENGAMOS PROTECIÓN DE LA LEY DE VG
    YA BASTA DE QUE EL 80% DE LOS SINTECHO SEAMOS LOS HOMBRES
    YA BASTA DE QUE EL 57% DE LOS INFANTICIDIOS SEAMOS LOS HOMBRES
    YA BASTA DE MENTIRAS

  29. Pingback: Anticoncepción hormonal: lo que nos venden y no nos cuentan

  30. Pingback: Anticoncepción hormonal: lo que nos venden y no nos cuentan | publicogt.com

  31. Violeta

    ¡¡¡VIVA EL CONDÓN!!!
    Tengo 46 años. Soy mujer. Hace veintitantos años de mi experiencia con el mencionado Diane 35. NEFASTA. Lo ingerí diariamente durante 3 meses y por aquellos entonces en Osakidetza te hacían analíticas de sangre cada 3 meses si tomabas anticonceptivos orales (¿no os parece mosqueante?)… Siguiendo el protocolo me hicieron una analítica antes de empezar a tomar la píldora y otra exactamente 3 meses después. Mi tasa de transaminasas se había disparado una burrada y aunque no noté aumento de pechos ni bajada de libido, los resultados de la analítica eran en general bastante desastrosos. El ginecólogo que me correspondía en el centro especializado de Txurdinaga (Bilbao) acumulaba un montón de quejas interpuestas contra él por maltrato verbal y absoluta falta de empatía a sus pacientes. Era un borde de mucho cuidado. Me dijo en plan echándome la bronca: “Señorita, usted sabrá si lo único que le importa es poder fornicar (sí, sí, en 1992 dijo “fornicar”) sin preocuparse de un embarazo, pero a su edad quizá debería plantearse que lo más importante es la salud porque estos anticonceptivos las destrozan a ustedes, así que usted sabrá”. Salí llorando de la consulta, asustada y encima, embroncada sin que me hubiera explicado porqué me daban tan mal aquellos resultados que ni siquiera sabía interpretrar… Con el tiempo reconozco que el tío fue un borde, sí, gilipollas y tosco, sí, pero lo cierto es que no le faltaba razón… Con el canguelo que tenía en el cuerpo abandoné la Diane 35 y ¡¡¡milagro!!! los siguientes análisis volvieron a ser normalitos-normalitos… Y desde entonces, veintitantos años con el bendito condón, que dicho de paso, además de seguro, es limpísimo y para mí lo más eficaz para “un aquí te pillo, aquí te mato”… Tenía entonces y tengo ahora pareja estable (el mismo chico con el que llevo casi toda la vida) y el condón ha sido y es nuestro método anticonceptivo. Probé algún tiempo supositorios vaginales pero aquello era un peñazo, la verdad, había que meterlos por la vagina un tiempito antes de la eyaculación, esperar a que se deshicieran… Vamos, una cortada de rollo total y una inseguridad (¿lo habremos puesto bien? al final acábabamos usando condón además del puñetero supositorio). No me he planteado jamás volver a ingerir ningún anticonceptivo oral, el aro supone igual descarga de ponzoña hormonal y para tener el engorro de la colocación del diafragma, hemos preferido siempre el condón, más fácil de poner y más divertido, los hay de colores, de sabores, de formitas con relieve…

  32. kam

    Genial información!
    Mirad, a mí nunca me han gustado el tema de los anticonceptivos hormonales, siempre he leído textos sobre el tema y no he visto más que cosas negativas sobre las 4 positivas. Hace un tiempo hablé con mi ginecólogo por el tema de los dolores menstruales (he llegado a pasarlo tan mal que pensaba que tenía algo peor…) y me dijo claramente que no necesitaba tomar pastillas anticonceptivas y que era incluso preferible que combinara sin abusar Ibuprofeno con la vitamina B12, B6 y B1 (Hidroxil). Unas veces se nota más el resultado que otras, no es que sea mano de santo siempre pero en fin, prefiero eso a las pastillas hormonadas. Bien podría haberme recetado las pastillas anticonceptivas para el dolor menstrual pero no quiso, prefirió recomendarme analgésico y vitaminas, digo yo que por algo sería.

  33. ingeniero

    El mejor anticonceptivo es la ausencia de penetración. Hay que evolucionar a un deseo sexual que ignore completamente el pene, falo o cipotón. Con el adoctrinamiento adecuado de jóvenes y jóvenas, el frota-que-te-frota del percebe vaginal (o clítoris) se podría convertir en el acto sessuá de referencia. Haya orgasmo o no, que tampoco hay que obsesionarse con correrse!

  34. Ana

    Hola!

    Sé que el artículo es de hace tiempo, pero bueno, quería opinar sobre el mismo.
    He tomado Diane 35 diario durante unos 14 ó 15 años, desde los 22 o así hasta los 37 (hace dos meses que la dejé porque quiero tener niños) y me la recetaron porque tengo ovario poliquístico, así que tomando la píldora se controló y además dejé de vomitar cada vez que tenía la regla. Lo primero que hice, que es lo que todo el mundo debe hacer, fue leer el prospecto larguísimo de Diane, y leí que es muy importante no llevar una vida sedentaria para no tener tanto riesgo de trombosis, con lo que he estado haciendo ejercicio de forma regular todos estos años, aparte de que no he fumado nunca, con lo que la contraindicación a partir de los 35 no me influía. En mi caso no tuve efectos indeseables, no cambió mi talla de sujetador ni se me quitó la libido ni nada, simplemente mis reglas duraban unos 6 días, igual que antes, pero esta vez no vomitaba ni me pasaba un día entero metida en la cama por el dolor.
    Creo que los problemas denunciados y con resultado a veces de muerte han sido consecuencia de no adaptarse a lo que la píldora exige, que es simplemente llevar una vida activa respecto al ejercicio físico y no fumar. Por otro lado creo que es un porcentaje tan pequeño el de mujeres con problemas graves que está contemplado en los porcentajes de efectos secundarios, que también aparecen en el prospecto (1 de cada 100, 1 de cada 1000… etc). Evidentemente cualquier medicamento tiene efectos secundarios y es importante conocerlos, pero creo que no es lógico demonizar una medicina que en mi caso, y en el caso de muchas mujeres, ha funcionado muy bien respecto al control del ovario poliquístico y al de mi concepción, aparte de que al hacerme una analítica cada año he estado muy controlada y, aunque sólo he tenido anemia de hierro (porque tengo unas reglas abundantes), si hubiera tenido cualquier otra cosa se hubiera podido prevenir rápidamente.
    Aún así creo que concretamente la píldora Diane 35 se ha recetado en el caso de mujeres que no querían o no podían decirle al marido o novio que se pusiera un condón, y también porque es la única (que yo sepa) que está subvencionada por la seguridad social en España, y no es lo mismo pagar menos de 1 euro al mes que pagar 10 ó 20 euros, sobre todo si tu economía no es bollante. Sea como sea esas mujeres hubieran necesitado un anticonceptivo adecuado a sus características y hábitos, pero se ha tenido que adecuar a su economía.
    Creo que las cosas no son tan drásticas y creo que hay que informarse muy bien antes de tomar otras cosas que no sean alimentos, y eso pasa por leerse los prospectos y preguntar al médico en caso de duda.

  35. ANDREA

    Tengo 20 años, hace 7 meses me realizaron una laparoscopia y me diagnosticaron endometriosis grado 1, lamentablemente seguí enferma, no podia tener relaciones sexuales, los dolores eran muy fuertes, mareo vomito etc……fui a donde otro especialista y me diagnostico hace un mes algo llamado tabiques vaginales (de la cual el no me dio mucha información y no he encontrado tampoco) me realizo un procedimiento quirúrgico para removerme dicho tabique, muy dolorosa la verdad, pero no he visto mejoría, he visto muchos especialistas, me han hecho dos cirugías pero no veo mejoría, yo quisiera saber si depronto en colombia conocen de algún especialista o tienen información de que son los tabiques vaginales, agradecería infinitamente tu ayuda
    O de algún tratamiento de medicina alternativa que me ayude a recuperar mi vida, me formularon a raíz de la endometriosis un medicamento llamado Diomenet y eso a sido una tortura tuve que suspenderlo, vomitaba, me desmayaba, desde agosto no me llega el periodo y a raiz de eso me salieron ovarios poliquisticos, entre en una depresion horrible……….Agradezco cualquier ayuda que me puedan brindar

  36. Victoria

    gracias por el artículo!
    Tengo 21 y tengo varices en mi pierna izquierda ya operada dos veces y hace mas o menos 5 años tomo pastillas, las primeras se llamaban cerazette y estube sangrando por mas o menos 3 meses seguidos con un flujo oscuro. Ahora tomo arlette 28 y me llega la regla cada 2 meses y con un flujo casi nulo…me preocupa.

    Un saludo chicas c:

    1. mery

      Hola a todas…necesito ayuda si alguna me lee xfavor,estuve tomando yazmin durante siete años y decidi descansar de ella hace tres meses luego poco tiempo despues de dejar amaneci que me crujia todo el cuerpo,unos dolores e las manos. Y rodillla,no me baja la regla hace dos meses ..alguien con experiencia similiar os agradeceria!!ya de ante mano muchas gracias

  37. Pingback: Anticoncepción hormonal: lo que nos venden y no nos cuentan | Cuerpos hablados… cuerpos vividos

  38. Carol

    Hola!
    llevo dos meses utilizando el anillo Nuva Ring, de momento no he notado ningún efecto secundario adverso, pero me preocupa los efectos que pueda tener ésta a largo plazao ¿alguna me puede contar su experiencia con este anticonceptivo? Sea positiva ó negativa…!

  39. Ra

    Hola! Y muchísimas gracias por el artículo!!
    Muchas veces es necesario desvelar esta clase de cosas, tan agazapadas entre las recomendaciones médicas habituales. Me ha interesado especialmente porque me veo muy preparada para empezar a tomar la píldora, y justo iba a empezar esta semana! El artículo me ha dejado un poco impresionada, ya que desconocía muchas de estas cosas… Sin embargo considero que el riesgo puede ser mitigado siempre que se usen los anticonceptivos de forma correcta, y la verdad es que no tenía pensado utilizarlos durante un margen muy amplio de tiempo, pero a veces la curiosidad aparece y exige!! Aún no he llegado a los 18 y no he encontrado a casi nadie que haya pasado la experiencia, ¿alguna puede contarme la suya en los primeros meses y efectos secundarios y demás…? Muchas muchas gracias y saludos!!!

  40. amanita muscaria

    odio los textos normativos, pero en cualquier sentido.
    los anticonceptivos son útiles para muchas mujeres, evidentemente como medicamentos tienen muchas contraindicaciones.
    en mi humilde opinión creo que cada persona debería probar lo que mejor le venga, pero no criminalizar a quien quiera usarlos.
    no estamos en pro de la libertad?

  41. Pingback: Anticoncepción hormonal: lo que nos venden y no nos cuentan | Juventudes Libertarias de Málaga

  42. Ryuk

    La verdad que no me ha dado tiempo de leerme el articulo con calma, yo quería preguntar si alguien lleva el DIU Jaydess. Me lo ha recomendado mi ginecóloga. Os explico el caso ya que veo que hay alguna doctora y futura doctora. Hace 2 años tuve un accidente de trabajo, a lo corto mala praxis medica, con lo que se me hicieron 3 trombos, me diagnosticaron trombofilia con resistencia a la proteína C, hace como 4 años que deje de tomarme la píldora. Me tomo el sintrom y la doctora me receto hace 3 meses la progevera de 10mg ya que tenia unas reglas muy dolorosas, muy abundantes y no me venia cada mes, sino cada dos, me habló de ponerme el DIU ya que con mi caso no les gusta mucho recetar pastillas. La verdad que ando muy perdida en este tema, lo siento si no me explico muy bien. Simplemente quiero saber que es mejor para mi, ya que tanto pastillas como DIU llevan hormonas. Gracias!

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies