fbpx

La oh!-peNación beachkini Salida de socorro, Voces

Con la llegada del verano, a María Unanue le asaltan preguntas como: ¿Nos odian los diseñadores de bikinis? ¿Se pondrán de moda los pelos en cuanto terminemos de pagar la depilación láser? ¿Por qué nadie habla de las quemaduras de calvas y rayas del pelo?

llustración: Núria Frago

llustración: Núria Frago

Vale. Siento que tengo que decir algo sobre la operación bikini. Porque empieza a entrarme esa necesidad imperiosa de rociarme el cuerpo con aceite de coco y tostarme hasta que me salgan ampollas en la piel. Y lo peor de todo es que ya no se lleva estar morena. Ni quemarse, perlarse y arrancarse los pedacitos de piel a tiras. Qué gustirrinín daba aquello. Casi tanto como hacer un safari facial y presionar todos y cada uno de los puntos negros que te encuentres por la cara. ¡Ay! Pequeños miniespasmos en zonas centrales de mi tren inferior. Cosquilleos subiéndome por la espina dorsal. Escalofríos. Antes no sabía lo que eran. Orgasmos. Eran orgasmos. El caso es que la futura tronista del “rey-no de España” (citando a Medeak en Transfeminismos) hizo un vídeo hace unos años en el que explicitaba lo importante que era darse protector solar. Lo cierto es que no sé cuál es la diferencia entre exPLICITAR y exPLICAR, pero como todo el mundo usa la primera últimamente, yo también me subo al carro. Bueno, a lo que íbamos, que luego tuvimos anuncios del estilo “yo te doy cremita, tú me das cremita” y sobre todo, puede decirse que la aristocracia que marca tendencia, con personajes tan idolatrados como la gran Duquesa de Alba, está tan blanca nuclear que no sé por qué sigo yo con la mosca detrás de la oreja y ese deseo incontrolable de verme los dientes más blancos al contraste con mi piel. No sé por qué maldita razón, cuando hablamos de operación bikini, aunque hay más cosas, a la mayoría siempre nos viene a la cabeza nuestra imagen en ese dos piezas imposible que está claramente hecho para amargarnos la vida a todas. (A otras la operación bikini nos sugiere un corte de mangas, o demás improperios). Pero en general, puede decirse que los que confeccionan los bikinis nos odian. Nos odian a todas. A las que tenemos mucha tripa, a las que no tenemos tripa, a las que no tenemos culo, a las que tenemos mucho culo, a las que tenemos mucha teta, a las que tenemos poca teta, a las que tenemos más teta que culo, o más culo que teta, a las que tenemos joroba, a las que tenemos la espalda arqueada hacia adentro… en fin. Las combinaciones corporales sabemos que son infinitas, porque las vivimos, pero las tallas de bikini son finitas. Muuuuuuuuuuuuuuy finitas. Si las armas las carga el diablo, también se en-carga en sus ratos libres de confeccionar bikinis. (Dijo ella con su mentalidad educada en esta sociedad judeocristianacatólicapostólicayrromana) ¡Jesusa! ¡Qué horror! Y luego están, por supuesto, los maravillososo trikinis, que son algo tan moderno que se me escapa. ¿Alguien sabe algo de trikinis? Que hable ahora, hable luego, o calle para siempre. Lo mejor, sin duda alguna, siguen siendo los bañadores de piscina de cuello alto y pata, con gorro a juego. El gorro si puede ser blanco, mejor. De los de silicona. Con correa que va de una oreja a la otra. Ay, no sé. Qué manía tenemos de llevar atuendos imposibles a lugares donde todo el mundo, presuntamente, se siente igual de mal (¿¿??) con sus dobleces, su celulitis, sus pelos en zonas inesperadas y calvas en zonas todavía menos esperadas… ¡Maldita manía de seguir tapándonos a poquitos! El otro día veía en algún lugar una foto de mujeres de Chicago siendo arrestadas por llevar prendas de baño demasiado cortas. Las fotos eran como de hace cien años. ¿Hace cien años había fotos? Da igual. La exactitud es algo que me cansa. Como ya sabréis. El caso es que me preocupa que me preocupen las cantinelas de siempre. Ahora ya no me estreso con eso de meter tripa cuando me levanto de la toalla al agua. Entre otras cosas, porque soy tan guay que voy a playas de rocas y no me baño por no caerme tropecientas veces antes de llegar a la orilla. Ahora tampoco tengo que preocuparme por no depilarme las ingles, porque voy desnuda como mi santa madre me trajo al mundo (aunque admito que en ocasiones, según con quién vaya, ¡¡¡me echo rimmel en las pestañas!!!) y con mis dobleces corporales, las ingles no existen. ¿Qué es eso de las ingles? –me pregunto yo ahora. Campamento de ingles, colegio ingles, canciones en ingles… ¡Ah, noooo! Son esas dobleces que se abrazan con amor en las comisuras de mis piernas, y no permiten que se me vea ni un pelo de lista. Anda, anda, por favor, ¡a mí que no me diiiigan! Una de las múltiples ventajas que tenemos las gordas, es que no tenemos ingles. Y, bueno, si tengo ingles, yo con mi barriga no me las veo. Problema resuelto. Una vez mi profesora del curso de Educación sexual dijo (y cito): “Cuando la última persona termine con su depilación láser. Cuando no quede ni un pelo sobre la faz de la tierra. Entonces, en ese preciso instante, empezará a llevarse la gente peluda. Porque los pelos se pueden comer” (fin de cita). Bueno, igual no dijo exactamente eso, creo que eso era otra cita sobre árboles y dinero, pero era algo del estilo. El caso es que ya han empezado a aparecer, por ahora a cuentagotas, escaparates repletos de maniquís femeninos con pelucas en sus vulvas de plástico, sobresaliendo de un minúsculo cacho de tela elástica que se hace llamar bikini. Así que avisadas estáis. En cuanto acabéis de pagar la depilación láser a plazos, tendréis que endeudaros de nuevo para pagaros microinjertos. Yo lo digo desde ahora, para que vayáis ahorrando. Que en mi caso, como tengo una escasez de pelo (¿des?)afortunadamente alopécica, no tengo que preocuparme demasiado. Se habla mucho del pelo de las mujeres en lugares (in)sospechados. Pero no se habla NADA de mujeres calvas, medio calvas, alopécicas o con calvas puntuales en lugares puntuales. Estas últimas son las que se arrancan el pelo cuando se ponen nerviosas. Yo soy una de las segundas. A veces llevo moños falsos. Otras veces me lo suelto, pero atuso el pelo en los WC cada equis tiempo para resituar cada mechón donde tiene que estar. Tengo alopecia androgenética. ¿¿¡¡Que tienes qué!!?? ALOPECIA ANDROGENÉTICA. ¿Qué quiere decir esto?-dices clavando tu mirada en…¡ay qué anticuada está esta broma ya-! La cosa es que mi pelo escasea por la coronilla y algunos lugares centrales de mi cabeza, y que en unos años me veréis pasear por la calle de la siguiente manera: OPCIÓN A) calva, reluciente y feliz. OPCIÓN B) con diferentes gamas de pelucas de lo más rocambolescas. OPCIÓN C) la a y la b son correctas. Posiblemente me decante por la última opción. Por aquello de que no tengo fuerza de voluntad ni para ceñirme a un plan de vida durante más de diez minutos. Pero vamos, que lo iremos viendo. Lo que yo quería hacer en este trivial artículo sin rigor alguno, es un guiño a esas que vamos a la playa y acabamos quemándonos la raya del pelo. ¿Os ha pasado? Llegas a tu casa satisfecha sin una rojez, porque te has embadurnado de crema de arriba abajo. Incluso has hecho de las tuyas y has pedido a la moza de la toalla de al lado que te aplique loción protectora por las partes de la espalda a las que no llegas. Eh…bueno. ¿Esto alguien normal lo ha hecho alguna vez? ¿O sólo sale en las películas hetero? Corramos un (es)-tú-pido velo. El caso es que, tú te has preocupado de comprar la crema más cara en la farmacia, con factor 50. Porque aunque cobres la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) y haya rumores de que van a empezar a controlar lo que te gastas en necesidades no-básicas, sabes que el Gobierno ve con buenos ojos que prevengas futuros cánceres de piel, por aquello de que la sanidad no está precisamente burbujeante de salud. No te has descuidado ni una milésima de segundo. Has ido al agua, has jugado a palas, y seguías sobeteándote la piel cada X tiempo para no arriesgarte a males futuros innecesarios y (dicen) evitables. ¿¿¿Pero y tu raya del pelo??? Querida alopécica, no estás sola. A mí también se me ha quemado la raya del pelo CADA VERANO DE MI VIDA. Es más: a mí también se me ha pelado la raya del pelo CADA VERANO DE MI VIDA. ¿Y qué pasa? Nada. Creo. (¿¿Alguna médica en la sala?? No pasa nada, ¿¿no??). Quiero enviar toda la fuerza del mundo, y más, a las que vivimos estos meses previos al verano-oficial con algún tipo de angustia. Las gordas, las flacas, las tripudas, las culonas, las calvas, las peludas, las que tienen granos, las que tienen cicatrices, las que no tienen granos ni cicatrices pero quisieran tenerlas, las demasiado blancas, las demasiado negras, las amarillas, las verde aceitunas, las que no se cortan las uñas de los pies todo lo que deberían y ven moverse su pintauñas negro como si fuera indeseable chapapote, las que no juegan a palas porque les botan las tetas, las que no se bañan porque temen caerse en las rocas, las que no se bañan por no saber nadar, las que se bañan sin saber nadar y temen ahogarse, las que tienen vulvas de anuncio, las que tienen vulvas de no-anuncio, las que tienen dos pezones, las que tienen tres o cuatro pezones, las que no tienen ningún pezón, las que tienen chepa, las que tienen culo-pollo, las que tienen el ombligo para afuera, las que no tienen ombligo, las que viven con alguna diversidad funcional, las que van a la playa sin que les guste, las que no van a la playa aunque les guste… Y, que diosa me perdone por los puntos suspensivos, pero no puedo seguir enumerando más variedades de maravillosos cuerpos absolutamente estupendos, ni realidades que seguramente desconozca por ser corta de miras. A todas ellas, a todas nosotras, ¡¡ÁNIMO!! Ya sabemos que todo es fruto del maldito patriarcado, de su asquerosa violencia simbólica y de la manía persecutoria por exterminarnos las ganas de vivir felices. ¡¡Deformes y taradas del mundo!! No estáis solas. ¡¡No estamos solas!! Nos tenemos las unas a las otras. Y como leí el otro día en algún lugar junto a una foto de Angela Davis: “NO ESTÁS SOLA, TIENES EL FEMINISMO”. ¡Nos vemos en las playas!

La oh!-peNación beachkini
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

María Unanue

Adoro aprender por ciencia infusa, las flores y las patatas en todas sus formas.

    Comentarios recientes

    1. Zzar

      «Pero en general, puede decirse que los que confeccionan los bikinis nos odian. Nos odian a todas.»
      Claro, porque como es bien sabido son siempre hombres quienes los diseñan.
      Por cierto, no se que me perturba más, si la de las 3 tetas, la ausencia total de hombres o la que parece estar masturbandose en público.

    2. Yapaso

      «la ausencia total de hombres»
      Ahora te enteras que en esta revistan los odian hasta la muerte? Todo con el beneplácito del Gobierno Vasco y su ayuda (sueldazo) económica.

      De todas maneras vaya contradición verdad? siempre enseñando las tetas pero no se puede enseñar el chocho? la nueva generación de odia-hombres os verá como unas mogigatas que no enseñaron transgresoramente el chocho.

      ridículo, como siempre

      1. Yapaso

        Otra contradicción: que el gobierno vasco, encabezado por el PNV, partido tradicionalista y católico, os dé tanta pasta? Es que a la burguesía le interesa el feminismo radical??

        Porque no creáis que el PNV regale pasta porai! sospechoso que el dinero que debería ser para familias condenadas a vivir en la calle, la tengáis que recibir para que las odiahombres podáis vivir del cuento.

    3. Yo

      El articulo está muy bueno pero es dificil de leer sin puntos a parte. Hagan párrafos que los textos tan grandes sin espacios son muy desagradables de leer.

    4. Lorena

      ¿pero cómo dejáis publicar algo tan mal escrito? sin puntos, ni nada? por favor, que somos feministas, no imbéciles.

    5. Cristina

      Una pequeña cuestión lingúística. Explicitar es hacer explícito, hacer patente, aquello que está oculto, y no quiere decir lo mismo que explicar. Hay mucho posmoderno que utiliza palabras rebuscadas para darse pisto, pero no deja de ser pura prestidigitación y en ocasiones puedes acabar diciendo cosas muy ridículas. Recuerdo una ocasión que me quedé sin un doctorando entre otras cosas porque tuve a bien explicarle, que no explicitar, que por mucho que él quisiera, observancia no era una manera fina de decir observación, como bien se puede apreciar en expresiones como «la observancia de las leyes» u «órdenes religiosas de estricta observancia».

    6. sara

      Genial. No iba a comentar porque no tengo más que decir, pero leídos los comentarios me apeteció decir lo obvio.

    7. Rita

      Pues yo opino que, para publicar un comentario aquí, los varones deberían demostrar con anterioridad si son seres pensantes o si, en cambio, no son más que loros, que se repitan más que el ajo!!

    8. jaja

      Osea, contra la depilacion pero toditas depiladas… esta clase de jente rebaja al feminismo al nivel cultural de un insecto… que ni siquiera sois capaces de cantar 4 lineas sin mirar el papel!

      1. Surfera

        Pues chico a mi tu J de G-ente me ha dejado alucinada. Supongo que sí que sabes que G-lipollas se escribe con G. (uhmm…. también lo dudo….)
        Tu insecto tiene mucho más cerebro y cultura que tú sesera.
        Te recordaria la capacidad de las abejas para sentir campos eléctricos en las flores, de la existencia de hormigas mercenarias, su maestra orientación, y de la inteligencia animal en general…..osease más que la tuya… fijo, pero me da que no llegas hasta ahi…
        En fin.

        También veo que hay «clases» de feministas. Se ve que las hay «golden» y encima cuRtas, que se quejan si está mal o bien escrito algo que se publica. Pasa igual en el lesbianismo….pero eso seria otro tema.(las hay «golden» lesbianas, y estamos las «otras» que nos llaman «hetero curiosas» porque somos…..digamos… guapas, atractivas, y no estamos en ese estereotipo social que incluso las mismas lesbianas marcamos. Pero este seria otro tema, y muy muy largo de hablar ….)
        Yo como feminista pienso que el feminismo no consiste en explayarse en pomposas frases ni en citas feministas, el feminismo está y lo vivimos en la calle, y ¿acaso en la calle y entre nosotras vamos hablando de otra manera ??.
        Anda ya!, dejemos «el «corsé» mental» de nuestras abuelas en el pasado.

        Aunque pienso que al texto le sobran muchas cosas que se repiten y puede resultar largo y pesado, está escrito de una manera natural.

        En cuanto al tema……..¿bikini? trikini?………Maria , cuantas pajas mentales nos hacemos aún las mujeres! por dios!.
        Estamos llenas de prejuicios y miedos en pleno sigo XXI. Triste !
        Vamos a ver, yo no sé si muchas saben que muchas mujeres practicamos el NUDISMO, sin complejos ni nada. Y además sin ir con la cara tapada, tal y como se ve en el video.
        Con todo respeto me ha parecido ridiculo e infantil el video. Totalmente infantil.
        Hoy en dia se vive, o al menos algunas (muchas) lo vivimos con más naturalidad nuestro cuerpo que todo eso, y esa situación de desnudez que aún sigue avergonzando a algunas mujeres.
        Te invito e invito a todas a que os paseis por cualquier playa nudista y veais que , por suerte, muchas mujeres lo vivimos con naturalidad, con total naturalidad, sin montar semejantes videos infantiles, y a cara descubierta, porque el cuerpo, la desnudez, es algo natural, y hasta que no nos quitemos tanta paja mental y tantos prejuicios de la cabeza, seguiremos con tonterias como esta.
        Seamos ya de una puñetera vez nosotras mismas!

        1. jaja

          Perdona por no saber español tan bién como las feministas monolingüistas españolas. Te defenderías tan bién en francés tu?? Nada nuevo al sur de los Pirineos. Estais un siglo atrás al resto, INSECTO.

          1. Surfer

            jajaja txato, eres tan sumamente «listo» que has acertado….jajaja yo sí que me rio de verdad.
            Entrais a insultarnos a las mujeres feministas y no teneis neurona alguna !. Dais pena , de verdad, PENA porque realmente pensais con otra palabra parecida.
            No se puede ser tan sumamente tan tonto ni entrenando !. Te falla la sinapsis…. entre otras muchas cosas….
            Me defines como feminista monolinguista española? jajaja, me rio y mucho.
            Siempre pensais saberlo todo de nosotras y ha quedado más que obvio que no sabeis nada de ná. Te defines tú mismo haciendo el ridiculo, Y es que sois tremendamente ridiculos.
            Siento decirte que no soy monolingüe……tu sí que eres monGOlingue….(procendente de MonGOlia…estado mongol….
            No confundir con «-gol», ya se sabe que hay que explicaroslo todo…..porque solo» pensais» en dos cosas, es lo que tiene el deficit neuronal…..

            Siento decirte que soy vasca y mi lengua materna es el Euskera, (y orgullosa de ello),por tanto has dado «en el clavo» con lo de «monolingüista española…..jajaja ,
            Y siento decirte que además de defenderme con el español, pese a no ser mi lengua materna, hablo perfectamente frances, además de un perfecto Holandes puesto que he vivido en Holanda, Ingles, e italiano. Y me defiendo en catalá y aleman. Asi que sí que eres tú muy muy inteligente.. Se te nota. Ha quedado reflejada tu capacidad neuronal. Tú mismo.

            Y gracias!! por tu piropo de INSECTO !. Teniendo en cuenta la inteligencia de los insectos con conexiones neuronales que les permiten volar, aprender más deprisa que un bebé y hasta contar números! entre otras mil cosas más que «seres humanos» como tú no podeis….es todo un piropazo!.
            Asi que no menosprecies a los insectos….aprende de ellos que te superan.

            Y tú si que estas a veinte mil siglos detrás del resto porque defiendes, aún, ideas arcaicas !.

            Y decirte que no voy a perder más el tiempo con G…ilis, ¡uy!perdon! «G-ente» como tú, ni me voy a molestar en contestarte más puesto que ha quedado obvio que es perder el tiempo y tengo cosas más importantes que hacer que perder el tiempo con un descerebrado sin neuronas, diciendo sandeces !
            Aurevoir….. !!

    9. sol

      Pues , sólo me sorprende (o me sorprenderia si no pasara siempre) que cuando una mujer habla como mujer para otras mujeres, siempre aparezca quien dice que es una odia hombres y que hay feminazismo o como se diga. No importa lo que diga… a no ser claro que sea una «revista de mujeres» (tales como vogue elle, no se me ocurren otras) que perpetuen los canones de belleza y los roles de género. En esas no hay exclusión a los hombres porque claro, es cosa de mujeres.

    10. mara

      Lo que me parece hipócrita ante todo es quienes reclaman que muestren su cara cuando han mostrado ya prácticamente todo. El cuerpo también te da identidad. Las veces que me han dicho: tienes una cara tan bonita, pero si te depilaras… o a las gordas a quienes llaman pues, gordas y no: morocha, ojos verdes, pecosa. Es simplemente gorda. El cuerpo también es identidad y llevarlo desnudo es (comparable) a cuando loa famosos salen sin maquillaje. No estamos acostumbrados. Salen humanos, fuera de su identidad dw adornos, colores, tapaduras. Creo que mostrar el cuerpo es un acto de valentía en sí mismo.
      Y vamos, si no quieren mostrar la cara por cuanta razón sea, que bien! Somos todos libres.
      Bonito artículo, comparto la idea de agregar más separaciones (párrafos, puntos) pero se lee. Que somos todos seres pensantes después de todo

      1. Valiente

        «Creo que mostrar el cuerpo es un acto de valentía en sí mismo.»
        Prueba de la cobardía y dejadez feminista. Si esto es algo valiente para vosotras… preparad las maletas e iros a vivir a cuenta de la seguridad social y subvenciones.

    11. Laura

      Cuánto machito con tiempo libre para criticar! Muy buen artículo. Me ha alegrado la tarde!

    Los comentarios están cerrados

    Uso de cookies

    Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies