fbpx

La culpa la tiene Toni Cantó Opinión, Planeta

Andrea Momoitio presencia cómo la policía trata como sospechosa a una mujer agredida por su pareja. Una cuestionable actuación policial escudada tras el mito de las denuncias falsas.

La culpa la tiene Toni Cantó

Once y media de la noche. Aún, cinco de junio. Bilbao. Pequeña ciudad de un país desarrollado (o arrollador). Estoy haciendo la cena y escucho unos gritos desgarradores. De mujer, como prácticamente todos los gritos desgarradores que he oído en mi vida. Mi novia y yo bajamos las escaleras corriendo. Vivimos en un sexto. Llegamos al portal y nos encontramos a una mujer, una de las nuestras, sangrando de diferentes cortes en las dos manos. A su lado, él. Su pareja. El agresor. Ella se esfuerza en explicarnos lo que ha pasado:

-Él ha ido a la cocina. No sé que ha traído y me ha hecho esto.

-Pero, ¿ha sido un accidente?

-No, accidente, no.

Él se defiende. Dice que no ha hecho nada. Mientras yo me quedo con ella, mi novia sale en busca de alguna patrulla. Vivimos en San Francisco, un céntrico barrio bilbaíno atestado de agentes. Su presencia siempre es evidente y se hace evidente en cada uno de sus gestos. Hoy, sin embargo, parecen estar escondidos.

Apenas quince minutos después de escuchar los gritos, el portal está lleno de policías. Cinco miembros del cuerpo de la policía autonómica vasca y tres municipales. Todos, hombres. Preguntan, con insistencia y sin tacto, qué ha pasado. Ella, responde con el rostro asustado:

-No sé. Ha ido a la cocina y me ha hecho esto. No sé con qué.

Piden que se identifique. Ha nacido en Nigeria. Ella dice que en 1990, pero lo cierto es que parece mayor. El resto de los policías desplegados en la escena fuman, charlan, atienden el teléfono. Otro, habla con el agresor. Él argumenta que ella le ha robado 350 euros. Intervenimos:

-Hemos escuchado unos gritos terribles. Ella no se ha movido de aquí.

-Aunque parezca mentira – responde uno de los uniformados- también hay hombres víctimas.

-Claro, claro que parece mentira – respondemos a la vez.

Meten a la mujer a nuestro portal. Le piden que saque todo lo que tienen en el bolso y en todos los bolsillos.

-Tranquilas, que a registrarla va a venir una mujer – matizan.

Y así es. Una policía, que podríamos confundir con una de las nuestras, llega en taxi a la escena. La situación ya era entonces kafkiana. Registran a la mujer y, tal y como era de suponer, no lleva el dinero que le acusaban de haber robado encima. Los agentes buscan por debajo de los coches y en las papeleras. Nada. Ni rastro.

-Es increíble cómo habéis actuado – criticamos.

-No deis nada por hecho. Hay muchísimas denuncias falsas.

Y para cuando queremos reaccionar, tres policías nos están explicando cómo es tan hartos de vivir situaciones en las que las mujeres denuncian a sus maridos porque eso, y cito textualmente, “les aporta grandes beneficios, sobre todo a las de ciertas etnias”. La víctima sigue en el portal. Entran y salen. Cierran la puerta y no podemos ni ver ni escuchar qué está pasando dentro.

-Eso no es cierto. Hay datos que demuestran que las denuncias falsas son anecdóticas.

-No es verdad – sigue el que parecía más dolido con el tema-. Incluso hay un juez imputado por demostrar que es habitual poner denuncias falsas. No es políticamente correcto, pero es así.

-No hay que juzgar -prosigue el que parece el jefe del grupo – pero es lo que vemos habitualmente.

Mientras tanto, llega la ambulancia. Atienda a la víctima y deciden, previa llamada telefónica a un médico, que es buena idea llevarla al hospital. Uno de ello sigue hablando por teléfono intentando saber quién es. No tienen documentación y la información que les ha dado parece falsas. Se la llevan al hospital y tendrá que acudir como requerida por tener papeles. Eso dicen los hombres uniformados, que siguen entonces argumentando lo común que son situaciones en las que las mujeres denuncian a sus parejas para ganar algo a cambio.

 -¿Cómo ha quedado el otro VG? – se preguntan entre ellos.

-¿VG es violencia de género – consulto.

-Sí

-¿Atendéis muchos casos?

-Sí. Llamadas muchas. Denuncias ciertas, no tantas.

La discusión continua. Argumentan y argumentan, dicen que no están valorando, que sólo se limitan a contarnos lo que han podido observar. Intentamos hacerles entender que ellos, como policías – no seres humanos- no pueden juzgar, que la justicia es cosa de los jueces y las juezas y que ya respondieron al llamado de Toni Cantó con datos.

-El Supremo no es Dios – sentencia uno de ellos.

Tú tampoco, pienso. Y menos mal. Nuestro futuro sería más cierto y menos peligroso en manos de un dios arbitrario. Al menos no iría uniformado.

El agresor sigue aquí. Cinco pisos debajo de mi casa. La sangre aún puede verse en el portal.

La culpa la tiene Toni Cantó
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Andrea Momoitio

Periodista. En la coordinación de Pikara Magazine. Adicta a los macarrones con tomate. Extímida, incombustible e indomable. Lesbiana y feminista, en ese orden. Contacto: andreamomoitio@pikaramagazine.com

Comentarios recientes

  1. Bea

    Qué mal cuerpo, Andrea… 🙁 Y qué real, y qué desgracia.
    A veces pienso que la única defensa posible que queda a las mujeres que sufren violencia machista es la autodefensa… 🙁

  2. Itsaso

    Gracias. Alguien tiene que contar estas cosas. Mecagoenlamierda. Este mundo patrarcal de sus cojones apesta. Las fuerzas de seguridad. Bleh. Mierda seca. FEMINISMO O BARBARIE.

  3. pedro

    No mezcléis churras con merinas. Estáis utilizando el racismo y la brutalidad de los policías como excusa para criminalizar a los hombres y, paradójicamente, ponerlos a merced de esos mismos bestias fascistas.

    Además estáis manipulando las estadísticas. Para que una denuncia se considere “falsa” tiene que celebrarse otro juicio por “denuncia falsa”. Después de ser declarado inocente en un juicio de violencia de género, pocas personas tienen las ganas, el tiempo, la energía o los recursos económicos para meterse en otro juicio. Cuando te han denunciado injustamente y el juez lo ha desestimado, tampoco te quieres meter en un juicio. Sin embargo esa denuncia pasa a engrosar las estadísticas y hasta puede suponer una ventaja en casos de divorcio y de custodia. Por eso el número de “denuncias falsas” es tan bajo. Si queréis realmente saber cuantas denuncias falsas se producen, lo que tendríais que consultar es el número de denunciados que son declarados inocentes o directamente no se llega ni a juicio. Esas estadísticas no son tan fáciles de encontrar ¿verdad? ¿por qué será? ¿son muy izquierdistas los que nos gobiernan y los que controlan los medios de comunicación? Os llevarías una sorpresa…. o a lo mejor no…

    Una mujer puede ser una mala persona y una sinvergüenza exactamente igual que un hombre. Si se hacen leyes discriminatorias, las sinvergüenzas no dudarán en utilizarlas en su beneficio. Agredir a otra persona siempre ha sido delito, la superioridad física siempre se ha considerado un agravante. Lo nuevo es que por el hecho de tener pene se pierda el derecho a la presunción de inocencia y las consecuencias de tus actos se repriman de una forma mucho más salvaje que si tienes vagina.

    Por último recordaros que vuestros hijos, padres, hermanos y amigos tienen pene. Flaco servicio les estais haciendo intentando aprovecharos de la histeria mediática y la ola represiva que nos apesta para arrimar el ascua a vuestra sardina. Un saludo.

    1. pedro

      ¿Algo más que aportar? ¿Algún argumento? Yo utilizaría el “post” más que para el machismo para describir a movimientos, tradicionalmente de izquierdas como el feminismo, la ecología o la militancia homosexual que, a partir del colapso sovietico (con el cerdo Bill Clinton -aquí con ZP-) han sido transformados en excusas para aumentar el control social y la represión. Habeis sido absorbidas por el sistema y tranformadas en su herramienta. Quitaos las anteojeras y mirad hacia dónde nos estais llevando. Años de lucha por la igualdad, la libertad y la tolerancia para acabar reclamando la represión y la desigualdad. El izquierdista Monago acaba de instituir multas de 40.000 euros para quien se mofe de los homosexuales en extremadura. El Bélgica ya te meten en la cárcel por piropear a las mujeres. La Botella va a castigar a los clientes de las prostitutas… Habeis perdido el norte. Recapacitad, por favor. Daos cuenta de quién es el enemigo.

      1. LaTomasa

        Es que es lo de siempre, Pedro, claro que hay mujeres sinvergüenzas, igual que hombres sinvergüenzas…. la cuestión es que la violencia hacia las mujeres está generalizada, en sus muchos niveles e intensidades (incluso aquellas vejaciones que hasta a algunas mujeres les parecen normales…y las aguantan!!…) No se trata de dar impunidad a los sinvergüenzas, nunca se trató de eso… se trata de que nos educan como objetos, como seres que tienen que inclinarse siempre ante los demás, que tienen que estar guapas, y enfadadas no están guapas, respondonas no están guapas….están guapas calladitas y valen en función del precio que les pongan otros… luego su misión es complacer y complacer porque si no, el precio es bajo… etcétera etcétera…una serie de premisas colectivas que hacen que unos piensen que tienen derecho a soltar la mano… y otras que se lo “merecen”… por eso es tan complicado de solucionar…cuando la víctima está atrapada en ese bucle!!!!! y no es una lucha contra los hombres… hay muchísimos hombres majos y buenos, y también mujeres majas y buenas y otras sinvergüenzas… es una lucha contra esas premisas asquerosas que casi todos tenemos en mayor o menor medida en la cabeza…embutidas por el sistema!!!! la virgen!!! me da muchísima rabia que cada vez

      2. LaTomasa

        Es que es lo de siempre, Pedro, claro que hay mujeres sinvergüenzas, igual que hombres sinvergüenzas…. la cuestión es que la violencia hacia las mujeres está generalizada, en sus muchos niveles e intensidades (incluso aquellas vejaciones que hasta a algunas mujeres les parecen normales…y las aguantan!!…) No se trata de dar impunidad a los sinvergüenzas, nunca se trató de eso… se trata de que nos educan como objetos, como seres que tienen que inclinarse siempre ante los demás, que tienen que estar guapas, y enfadadas no están guapas, respondonas no están guapas….están guapas calladitas y valen en función del precio que les pongan otros… luego su misión es complacer y complacer porque si no, el precio es bajo… etcétera etcétera…una serie de premisas colectivas que hacen que unos piensen que tienen derecho a soltar la mano… y otras que se lo “merecen”… por eso es tan complicado de solucionar…cuando la víctima está atrapada en ese bucle!!!!! y aunque parezca mentira, con la nueva “mujer independiente, trabajadora”… siguen vigentes!!!!! y no es una lucha contra los hombres… hay muchísimos hombres majos y buenos, y también mujeres majas y buenas y otras sinvergüenzas… es una lucha contra esas premisas asquerosas que casi todos tenemos en mayor o menor medida en la cabeza…embutidas por el sistema!!!! la virgen!!! me da muchísima rabia que cada vez que se saque este tema, los hombres se sientan tan amenazados… es cosa de todos! en verdad… porque vuestro rol os da privilegios y poder, que si no…. no sé cómo soportáis vosotros las exigencias de vuestro guión, no sé cómo no mandáis el orgullo, la fuerza, la masculinidad a la mieeeeskerrr y simplemente, os sumáis… (qué sofoco, illa…)

        1. pedro

          Gracias Tomasa. Lo que tenemos que hacer es intentar ser razonables y hablar entre personas. Hay que impedir que los cerdos que mandan nos enfrenten a todos con todos y metan sus asquerosas leyes y sus policías fascistas en todos los ámbitos de nuestras vidas. Un saludo.

    2. TxikiMirin

      ¿Porqué a cualquier comentario crítico le ponen esa “etiqueta”?
      En lo que dice Pedro, hay verdades también.
      Se puede ser feminista sin ser ciega.

  4. The Omega Man

    “Piden que se identifique. Ha nacido en Nigeria. Ella dice que en 1990, pero lo cierto es que parece mayor. El resto de los policías desplegados en la escena fuman, charlan, atienden el teléfono. Otro, habla con el agresor…”

    “El agresor sigue aquí. Cinco pisos debajo de mi casa”

    Disculpe, ¿cómo sabe usted que el “agresor” es tal agresor?.

    Usted sólo ha oído gritos. ¿Cómo sabe lo que ha pasado?.

  5. The Omega Man

    “…encontramos a una mujer, una de las nuestras”

    Cambien ustedes la categoría “Sexo” en su propio texto y pongan la categoría “Raza”.

    Vean como queda y cómo les suena:

    “…encontramos a un hombre blanco, uno de los nuestros”

    ¿Qué?, ¿Qué les parece?.

  6. LaMedinaVirtual

    Tremendo! En manos de quién estamos? Mucha policía, poca protección!

  7. The Leader

    Bueno, yo nada que objetar, pero tengo que preguntar: “una de las nuestras”, por qué? Como dice The Omega Man sustituye sexo por raza y te quedará el comentario de un nazi. Y por qué ese hombre es un agresor si todavía no ha habido sentencia? Y la presunción de inocencia? Y por qué dice “tal y como era de suponer no llevaba el dinero encima…”, por qué era de suponer? por ser mujer? por haber tenido la suerte de nacer con vagina? no existen mujeres que roban? no existen mujeres delincuentes? Si, si , patriarcado y tal, pero… que exista un sistema que oprime a las mujeres las exime de cualquier tipo de maldad o picaresca? Y eso de lesbiana ante todo? Desde cuando la orientación sexual de alguien es importante? Muchas preguntas, y mucho me temo, que escudándose en ” no doy clases de feminismo” (tampoco creo que pudiese darlas) , no responderá, salud y república.

  8. Pingback: Anónimo

  9. Rodrigo

    Bonita narrativa. El poli es el que atiende los casos y el que por tanto tiene una experiencia más extensa. Tu opinión se basa tan solo en un caso anecdótico.

    En lugar de criticar a estos maderos, deberíais perseguir las denuncias falsas que son las verdaderas desencadenantes de este tipo de situaciones. Pero eso sería asumir que hay mujeres que son culpables de algo, y en vuestro credo la mujer está más libre de responsabilidad que el rey.

    1. Kira

      Como mueren tantos hombres a manos de mujeres… Que una mujer denuncie falsamente no pone en peligro de muerte a un hombre n cambio que no se crea a una mujer sí.
      Hay que tener cuidado con eso.

  10. Solución

    La solución es sencilla. Tanto él como ella deportados a Nigeria y todos tan contentos.

    1. Juan

      Pongamos un caso hipotético. Imaginemos que la Guardia Civil de tu localidad empieza a multar por exceso de velocidad simplemente con base a observaciones visuales, es decir, por comparación de la velocidad que ellos llevan con la que llevan el resto de vehículos, sin que haya ningún medio que mida de manera material la velocidad en cuestión. Como agentes de la autoridad su palabra equivale a prueba en infracciones administrativas como esta. Debido a su celo en cuanto a la medida, ponen multas incluso a vehículos que circulan a la velocidad adecuada en esa vía. Es decir, generan denuncias falsas. Según tu argumentación, como una denuncia no mata a nadie pero el exceso de velocidad es el causante de un gran número de accidentes con consecuencias fatales, no se podría ni rechistar acerca de la actuación de los agentes.
      ¿Te parecería justo, moral e incluso lógico que se actuara de esta forma? Desde luego a mi no. Y por lo tanto, me parece igual de injusto, amoral e ilógico que sea cual sea el delito cometido, si se denuncia falsamente, no se persigan estas falsas denuncias. Por ello, tanto en el caso expuesto como en las denuncias falsas por LIVG, me parece que debería de perseguirse y estudiarse cada caso que se archiva, para depurar responsabilidades en caso que hubiera sido una denuncia falsa.

  11. Antilesbofeminismo o barbarie

    Me encanta esto de que en un artículo en un web feminista haya más comentarios antifeministas que feministas que hay dos o así. Gracias a Dios el mundo progresa.

    1. pedro

      Yo NO soy anfifeminista, perdona. Creo que tanto el feminismo como la lucha por la libertad sexual son causas muy legítimas. El problema es estos colectivos ya han cruzado la meta y con la carrerilla han seguido por sendas contrarias a la libertad y la igualdad que desde siempre reclamaban. Las mujeres ya tenían los mismos derechos que los hombres ante la ley. El resto era un reto cultural y social, no un trabajo para imponerlo por medio de la violencia de leyes discriminatorias y chulos con porra y pistola. Los homosexuales tres cuartas partes de lo mismo. Han pasado de reivindicar su derecho a hacer lo que les de la gana sin que el estado les reprima, a exigir ser considerados “normales” por el resto de los integrantes de la sociedad y pretender que se obligue a otras personas a comportarse como ellos quieren a base de multas, censura y hostias. Una vergúenza.

    2. pedro

      Lo que hay que reivindicar no es el derecho a ser considerado normal. Eso es una reivindicación FACHA. Lo que hay que reivindicar es que NADIE tiene por qué ser normal. En cuanto a la discriminación de las mujeres, un ejemplo curioso… Ya hay mas mujeres que hombres en la universidad. ¿Empezamos a discriminarlas y a favorecer que se matriculen los hombres? ¡Pues eso!

      1. Willey

        Te has quedado a gusto, ¿no? Vaya argumento más cojo acabas de utilizar. Es cierto que hay más mujeres que hombres cursando estudios universitarios, sin embargo, ahora te reto a que me digas cuántas mujeres en base a su formación académica consiguen acceder a puestos directivos y de responsabilidad (por no entrar en el tema de la brecha salarial que también está relacionado. Eso lo dejamos para otro día). Venga, vuelve a recalcular porque es todo un reto. Es más, para que no sea tan general y puedas ir a algo más concreto vamos a quedarnos en el ámbito de la universidad, así seguimos jugando en el mismo terreno. Dime cuántas mujeres catedráticas y rectoras hay en las universidades. ¿Concretamos un poco más? Porque hacer un estudio de todas las universidades te va a llevar su tiempo. Vamos a dejarlo en la Universidad Complutense de Madrid. Yo sé lo números, pero voy a dejar que hagas el ejercicio tú para que luego no me digas que manipulo los datos y lo interpreto como me viene en gana.

  12. Zzar

    Disfruten lo inmigrado y lo multiculturizado en vuestro ‘céntrico barrio bilbaíno’, jajaja!

  13. Raúl

    “(…) escucho unos gritos desgarradores. De mujer, como prácticamente todos los gritos desgarradores que he oído en mi vida”.

    Es lo que tiene ponerse “las gafas violeta”, que luego te vuelves ciega y sorda al sufrimiento de los que no son “de las tuyas”. Si quieres oír gritos desgarradores de hombres baja por ejemplo a una mina turca y verás las condiciones en las que viven los miles de hombres que mueren anualmente en accidentes de trabajo para que las mujeres de los países desarrollados puedan acaparar hasta el 80% del poder de consumo.

  14. Perra chica

    Viva África, los africanos, el turismo sexual y el multiculturalismo.

    Viva el odio al hombre blanco por los ataques irracionales del hombre negro.

    Pretender negar las denuncias falsas es de esquizofrénicas, mentirosas, no informadas o estúpidas con escasa capacidad de comprensión.
    Denuncias echas por cuatro zorras, ladronas, falsas (quien dice cuatro, dice la inmensa mayoría de denuncias por violencia doméstica. Uy perdón, violencia machista, uy perdón, violencia sexista, uy perdón, violencia de género…. ¿Estoy siendo políticamente correcto? por favor si no es así, que alguien me indique que palabra debo sustituir para que suene mejor.

    Para mas exactitud en su forma de expresarse, consulte su diccionario de neolengua.

    Así están las cosas…

  15. JEJEJEJEJE

    Estas lesbopsicópatas odiahombres echan heces cada vez que abren sus fétidas bocas. Menos mal que son 4 gatas y no les hace caso ni su madre…. Fíjate en esta página, Pikara Magazine, que tiene más comentarios de haters que de “buscadores de la igualdad” xD

    1. pedro

      Y vosotros cuatro cerdos que os dedicais a reafirmar a estas mujeres en su fanatismo. ¿Qué pretendeis? ¿Exacerbar aún más el problema? Me parece que los mas lesbopsicópatas y odiahombres sois vosotros.

    1. Willey

      O sea, a ver si me he enterado. ¿Tú tienes toda la libertad del mundo para insultar a las mujeres pero Pedro, después de la cantidad de improperios que has soltado por tu fétida boca, no tiene derecho a llamarte cerdo? Echale un ojo a la vara de medir que utilizas porque la tienes desequilibrada.

  16. Perra chica

    Nadie las reafirma en nada, y menos los que las critican, no necesitaron ´´haters´´ antes del inicio del movimiento, ni durante sus inicios, ni los necesitan ahora.
    ¿ ´´lesbopsicópatas´´? ¿´´odiahombres´´? xDDDDDDDDDDDDDDDDD
    ¿ De verdad eres un tío?

  17. Hay censura

    Que se sepa en Pikara hay censura. No soy neomachista y se me censura por defecto.

  18. Hay censura

    Al equipo de Pikara:

    No queréis feminismo , queréis hordas de neomachistas y otras clases de troll dando la murga para subir en los buscadores.Solo os interesa el dinero. Es muy triste.

    1. Willey

      Bueno, si te quejas de censura yo que tú me leería las advertencias que se hacen en “aviso legal” sobre cómo se utiliza este foro de supuesto debate.

  19. expedro

    !Qué fuerte! Me habeis censurado. ¿Por qué? He llamado bocazas a un troll, he hablado de mis experiencias en yanquilandia con las leyes de violencia de género, y poco más. ¿Cual es el problema? ¿Que aporto argumentos? ¿Queréis hablar de las cosas o sólo jugar al tú mas con los cavernícolas? ¿Sois la cara y la cruz de la moneda? Porque una cosa y la otra, aunque parazcan lo contrario son parte del mismo juego. Que os den (y espero que a mi no, pero me temo que a mi y a mi pobre hijo nos van a dar también en la barra libre represiva que estaís organizando) Se os debería caer la cara de vergënza. Un saludo.

  20. kunta kinte

    Seguro que la pobre mujer, mientras espera en un campo de concentración (CIE) a que la deporten, se acuerda mucho de dos chicas muy lesbianas y muy feministas que llamaron a la policía. Posiblemente está siendo violada en este momento gracias a vosotras y, suponiendo que la soltasen, la próxima vez no gritará -ni ella ni ninguna de sus amigas-, no vaya a ser que haya algún feminista cerca. FELICIDADES.

  21. Guerrera Feminista

    Lo único que podrá traer la igualdad es una medicina que dé a la mujer el raciocinio que le falta. Hasta entonces, políticas discriminatorias contra el hombre.

  22. Luisa

    Hola Andrea, enhorabuena por tu lesbianismo y por tu feminismo, espero lo disfrutes, pero deberías formarte un poco más. Ser más objetiva, en fin y no verlo todo desde gafas de tortilla- bollo y ser un poco más respetuosa con la policía q me recuerdas a la payasa e impresentable de Esperanza Aguirre. Y si, hay muuuucha denuncia falsa y aunque te cueste creerlo también hay mujeres MALAS, que si, y por sí no lo sabías los reyes son los padres, jeje….saludo niña.

  23. Abertzale

    Toní Canto tiene toda la razón. La mayoría de las denuncias son falsas y por tonterías, lo que desprestigia a las verdaderas víctimas de la violencia doméstica y machista.

  24. trollkien

    Se os nota que

    Sin haber visto nada, solo cortes y una declaracion ya hablais de agresor.
    Parece que os jode que los policias sean “todos hombres”. Que pasa que por eso hacen mal su trabajo?…
    Le decis al policia que el no es juez, pero vosotras sin serlo, ni siquiera sin ser policias ya habeis hecho de juez, jurado y si pudierais verdugo.

    Mucha misandria veo yo aqui…

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies