fbpx

Femen detrás de las cámaras Crónica, En red

Organizaron la acción sin aparente preparación legal y sin el apoyo del movimiento feminista. Irene Redondo, quien recibió a las activistas a su salida de comisaría, repasa la primera acción de las mediáticas feministas

Las activistas posan ante las cámaras el día de la acción del Congreso./ Irene Redondo

Femen

Tres mujeres entraron el pasado jueves en el Congreso de los Diputados con el torso desnudo al grito de “Aborto es sagrado”. Femen había llegado a Madrid.

Muchas estábamos pendientes de Twitter, un poco alucinadas de que no se estuviera retransmitiendo la acción desde ninguna de las decenas de cuentas de Femen. Las únicas noticias que llegaban eran de la novia de Lara Alcázar, quien escribió en su cuenta personal que las tres chicas estaban en la comisaría de Moratalaz esperando a que llegara la abogada de oficio ¿Cómo es posible que una acción tan contundente no tuviera preparación legal ni difusión en redes?

Para quien no la conozca, la comisaría de Moratalaz es el lugar por el que todas las activistas de izquierdas acabamos pasando. Famosa por las vejaciones, agresiones y torturas que se cometen dentro. Llevar a cabo una acción que te da muchas papeletas para acabar en esa comisaría y delegar en una abogada de oficio sin un colchón se antoja una locura.

Hetaira Femen

Tuit en la cuenta de Hetaira

Mientras, en la red, se sucedían las críticas al movimiento Femen definiéndolo como machista, putófobo, islamófobo y capitalista. No sin falta de razón, pero me pregunto si también se ataca a compañerxs de otros colectivos sociales mientras están en comisaría ¿Se deja de pedir su libertad? No hablo de supuestos falsos, seguro que todas tenemos alguno en la cabeza o quizás pensamos que todxs lxs militantes son tan feministas como nosotras, no sé . Hay que dejar Twitter, estar en la calle, haber vivido una detención o saber lo que es tener a una compañera detenida para entender que contra la represión policial del Estado tenemos que ser contundentes. Hetaira, colectivo en defensa de los derechos de las trabajadoras del sexo, a pesar de sus diferencias políticas con Femen, reivindicaba el cuerpo como campo de batalla. Había tres mujeres arrestadas por haber denunciado con el torso al aire la reforma del aborto, ¿Era el momento de criticarlas?

Unas cuantas nos trasladamos a la puerta de comisaría para recibir a Lara Alcázar, como habríamos hecho con cualquier otra compañera que fuese detenida, al enterarnos de que la habían puesto en libertad y que sus otras dos compañeras pasarían a disposición judicial. En la puerta no había ningún grupo de apoyo pero, a cambio, estaban presentes todos los medios de comunicación. Salió con la cabeza fría, directa a atender a todos los medios, acompañada de dos mujeres que decían ser sus abogadas. A lo largo de la tarde nos enteramos de que eran dos compañeras de Decidir Nos Hace Libres, plataforma por el derecho al aborto, que habían visto la acción por la televisión y se habían acercado a ofrecer su defensa. Estas dos mujeres decidían los tiempos de cada cosa, indicaban cuándo Alcázar tenía que contestar a prensa y nos presionaban para que nos pusiésemos detrás de ella y no saliese sola en pantalla, pese a que dejamos claro en todo momento que no simpatizábamos con Femen. Se tomaron hasta la libertad de anunciar por las redes un cambio en la hora de la concentración de apoyo de la tarde.

Femen

Las cuatro activistas, una vez en libertad./ I.R.

Las últimas detenciones a feministas A.F (Antes de Femen) habían sido dos días antes, durante el escrache a Rouco Varela y el panorama era muy diferente: éramos muchas apoyándolas en la puerta de Moratalaz, no había ningún medio y ni mucho menos se habían acercado dos señoras de Decidir Nos Hace Libres a prestar su ayuda.

Durante la comida con Lara Alcázar, en los ratos que su teléfono dejaba de acosarla, me di cuenta de no necesitaban haber preparado abogada ni difusión porque la marca Femen trabaja por sí misma. Alcázar reconoció que, durante la detención, la policía no se excedió con ellas salvo algún comentario como “sólo vamos a ver lo poco que no has enseñado” y unos cuantos insultos debido a su repercusión mediática internacional. Se sentían a salvo de hacer esa acción aún sin un tipo de apoyo de otros colectivos, sin que sus compañeras Femen estuvieran a su lado. La acción es brillante y su impacto en la opinión pública directo, pero no sé hasta qué punto sirve hacer la revolución si no hay compañeras que te abracen a la salida del calabozo.

La activista miraba la televisión cuando hablaban de ellas, recibía la tercera oferta de ser portada de Interviú y contaba cómo habían conseguido colarse en el Congreso con las coronas de flores en las bragas o que la policía les dedicó frases paternalistas mientras estaban esposadas en el furgón policial. Estaba magullada y con cara de cansancio, pero en ningún momento lo dejó entrever. Contestaba a todas mis curiosas preguntas sobre prostitución o el controvertido caso de Amina, defendiendo que no fue como defienden los medios de comunicación, que nunca tachó al colectivo Femen de islamófobo, sino que fueron interpretaciones posteriores.

Femen

Una de las activistas, en el momento de salir de la comisaría./ I.R.

Lara Alcázar salió del barrio de Moratalaz hacia los juzgados de Plaza Castilla en un taxi que le ofreció Cuatro. Activismo de primera división, supongo.

Frente a los juzgados, el circo ya estaba montado. Se habían incorporado para las fotos dos mujeres con corona de flores a las que no había visto en todo el día comerse ni un sólo marrón. Los pocos cánticos de “¡Aborto libre y gratuito!” que se gritaron fueron ahogados por un “¡Qué viva Femen!”.

Sólo nos quedaba asistir a un final en el que una de la protas, nada más quedar en libertad, se desabotonó la camisa entre flashes y sonrió. Sí, Femen ha llegado a Madrid.

Femen detrás de las cámaras
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

    Comentarios recientes

    1. Raquel

      Desde luego es una pena que no hubiera casi nadie en Moratalaz o en Plaza de Castilla acompañándolas y esperándolas, excepto los medios. Pero no creo que sea tan achacable a su actitud o a su defensa del feminismo, como a la inacción del resto del movimiento feminista.
      Vale que son un grupo anti-prostitución (a mi esto personalmente no me gusta), vale que su nacimiento en Ucrania es poco claro, vale que sus métodos parecen una operación de marketing muy preparada… Pero sus acciones son valientes y efectivas. Han recuperado el cuerpo de la mujer para la lucha, y no para ser usado por la publicidad, la moda, la televisión…
      No hace tanto, feministas se desnudaban en manifestaciones y no eran tan criticadas. Vale que solo eran unas pocas, pero ahí estaban.
      No pretendo defender Femen a capa y espada, pero tampoco poner en duda sus ganas de cambiar el mundo. Quiero ver su evolución, como continúan con su lucha.
      No todas sus ideas me gustan, pero también hay opiniones dentro del movimiento feminista con las que no estoy de acuerdo, pero respeto.
      A lo mejor, eso es lo que hace falta, RESPETO

    2. MaykatripleX

      Una cosa es el cuerpo como arma de batalla y otra la explotación sexual que defiende Hetaira. No nos flipemos. ¿Por qué no pegan cuando Hetaira homenajeao en su facebook a la madams o como se diga más famosa de no se dónde? o sea a una empresaria proxeneta, ¿hubiera la izquierda y las femibobas reaccionado igual si homanjea a un magnate de la industria petrolera? seguro que no, esto sería horrible ..¿pero no es lo mismo? ¿no es lo mismo? para algunas jilichichis no, porque oyen sexo y lo relacionan con libertad.

      Me daís asco explotadoras sin criterio, femibobas que soís!!!!!!!

      Y ahora borrenme el comentario.

      1. Marian

        Muchos de los que critican a FEMEN por tener «cuerpos normativos» y usarlos para luchar no dicen nada de los cuerpos normativos vendidos en la prostitución. Los que atacan a FEMEN por haber tenido un hombre en sus filas dedican luego mucha energía a defender puteros y religiones machistas (valga la redundancia)

        1. Samantha

          Cuerpos normativos vendidos en la prostitución. Me parece que no tienes mucha «calle». Las prostitutas tiene todo tipo de cuerpos, hay gordas, flacas, negras, indias, blancas latinas, con las tetas bien arriba o bien abajo, hay ancianas prostitutas, hay mujeres con celulitis y estrias. Y yo defiendo el derecho de cada una a decidir sobre su cuerpo, y de garantizarles todos sus derechos laborales.
          El tema de las religiones, ellos pueden seguir siendo todo lo machistas que quieran, siempre y cuando no atenten contra el derecho ajeno.

          1. Ahishah

            Samanta, la que no tiene calle eres tú, o eres menos profunda. Las prostitutas tienen que cumplir con ciertos canónes estéticos si quieren comer mejor, así que que las más valoradas siempre son las de cuerpos normativos y son los que persiguen la industria del sexo, cuántos más jóvenes y guapas mejor. Además de llevar una ropa, peinados bastante «normativos», y no porque quieran, sino porque sino no viven de eso. Lo mismo que tienen que dedicarse a una sexualidad normativa.Las viejitas, las más «gorditas» esas…ganan mucho menos y en el caso de las primeras compaginan la actividad con otros trabajos mal pagados.

            Y sobre decidir sobre su cuerpo, no lo defiendes, porque la prostitución es lo contrario, es una apropiación de nuestra sexualidad, señora explotadora, con argumentos de explotadora capitalista.

            1. Ainhoa

              Efectivamente, no hay nada mas normativo que la prostitución: es puta la que quiere, no la que puede, porque tu edad y tu apariencia determinan todo el trabajo que puedas realizar. La diversidad no es otra cosa que una herramienta mas del patriarcado capitalista porque enseguida nos cansamos de lo que tenemos muy visto. Y estoy de acuerdo tambien con que el aspecto de las prostitutas, sean biomujeres o trans es de lo mas normativo: la ultrafeminidad es lo que vende, no creo que haya llegado todavía el momento en el que las tomboys y las butches triunfen entre el putero medio español.

          2. Ahishah

            «prostitutas tiene todo tipo de cuerpos, hay gordas, flacas, negras, indias, blancas latinas,»

            Bueno y supongo que para ti eso es una muestra
            «diversidad», en lugar de lo que es, una muestra de lo racista que es la industria sexual.

            Y me callo ya, porque me rompes los ovarios.

          3. Ainhoa

            En la prostitución hay todo tipo de cuerpos, pero a veces su representación por parte de colectivos regulacionistas es de lo mas idealizada utilizando imagenes de personajes con cuerpos normativos como Clara de Noche.

    3. Colectivo Hetaira

      Compartimos muchas de las ideas de Irene en este artículo. Hetaira apoyó la acción de Femen porque creemos que existen temas en los que hay acuerdo entre los diferentes feminismos, en este caso, el derecho al aborto («Mi cuerpo, mi decisión») y, sobre todo, pensamos en ello si existen posibilidades reales de quienes realicen una determinada acción puedan sufrir represión posterior. Tras la acción en el Congreso de los Diputados, entendemos que no es el momento de los matices sino del apoyo explícito y solidario a las activistas implicadas. Nos da igual, que en este caso se trate de un grupo aún no asentado en nuestro país y compuesto por mujeres muy jóvenes, con unas formas de hacer activismo diferente al que estamos acostumbradas.

      Nuestras diferencias con Femen respecto a su idea de la industria del sexo son obvias. De hecho, conocemos y seguimos las acciones de este grupo desde sus inicios en Ucrania. Hoy mismo, Femen publica en su muro en facebook: «Si tú no compras, yo no vendo, acompañado de una fotografía de activistas de Femen-Suecia que se han unido a apoyar la campaña por la criminalización de clientes en Francia. Este tipo de iniciativas afecta legalmente sólo al comprador, y a nadie más, frenando la posible legalización de la prostitución. En este caso la ley sueca ya había aplicado hace tiempo esta medida”. (https://www.facebook.com/photo.php?fbid=238073559683809&set=a.182068508617648.1073741828.181466285344537&type=1&theater) y nuestra respuesta: “¿Por qué no preguntar antes a l@s trabajador@s del sexo si están de acuerdo con que los Ayuntamientos multen a sus clientes, impidan que se acerquen a ellas y las empobrezcan aún más? Mi cuerpo, mi decisión. Mi cuerpo es sagrado, yo decido (si abortar o no, si prostituirme o no)”. Esperemos que pueda existir diálogo con Femen Spain y que no se repitan acciones que perjudiquen a trabajadoras y trabajadores del sexo.

      Es importante dejar a un lado las diferencias entre los movimientos feministas, sí, hay muchas formas de nombrarse feminista y causa estupor que haya quien se empeñe en nombrar a las «verdaderas feministas» y las «falsas feministas o que ponga en duda el activismo feminista de las mujeres que conforman Hetaira (tampoco nos preocupa excesivamente, quienes nos conocen, porque trabajamos en cuestiones codo con codo con muchas organizaciones lo saben, y eso ese lo importante). Lo demás son difamaciones sin sentido. Es más, nos encantaría que nadie se escondiera tras el anonimato para referirse a nosotras, así sería más fácil el «diálogo» y, por supuesto, podríamos cursar denuncia con quienes nos acusan injustificadamente de estar siendo respaldadas por empresarios de locales de alterne, eso sí, nos acusan cobarde y sibilinamente, sin nombrarnos directamente (ni a nosotras ni a las asociaciones que forman parte de la Plataforma Estatal por la Defensa de Trabajador@s del Sexo).

      Hetaira, un grupo compuesto por más de 20 activistas, unas prostitutas y otras no, está más que acostumbrada a trabajar en unión con el Movimiento Feminista de Madrid y con muchas organizaciones (algunas de mujeres y otras no), aún sabiendo que quienes critican nuestras tres exigencias básicas y por las que trabajamos día a día (*) jamás apoyará ninguna de nuestras acciones (ni en la calle para denunciar la violencia contra las prostitutas; ni en los manifiestos que denuncian la criminalización de éstas por parte de las autoridades, ni en manifestaciones contra la represión que sufren desde algunos ayuntamientos…). No pasa nada, nadie dijo que esto fuera fácil, las feministas lo sabemos muy bien. Seguiremos apoyando aquellas cuestiones que nos parezcan de interés, independientemente del grupo u asociación que lo realice, como siempre.

      Mientras tanto: «Mi cuerpo, mi decisión» en el derecho al aborto y también a la hora de decidir o no realizar trabajo sexual.

      Hetaira, colectivo en defensa de los derechos de las trabajadoras del sexo (https://www.facebook.com/pages/Colectivo-Hetaira/247495701968861?ref=hl)

      (*) Derechos laborales para las trabajadoras del sexo; posibilidades de empleo para quienes deciden abandonar el ejercicio de la prostitución (por los motivos que sea); y, por supuesto, el reclamo de la protección a las víctimas de trata y la prevención(algo que se está haciendo muy, muy deficientemente en nuestro país, tal como anunció el informe GRETA (Grupo de Expertos sobre la Lucha contra la Trata de Seres humanos de la Unión Europea), con quienes se entrevistó hace ahora un año el Colectivo Hetaira. Lo recordamos especialmente hoy, 17 de Octubre, Día Europeo contra la Trata de Seres Humanos.

      1. MaykatripleX

        “¿Por qué no preguntar antes a l@s trabajador@s del sexo »

        Siguo yo….si quieren legalizarse y Hetaira las representa? la respuesta es NO. ¿Y por que coño ponen una @ cuando la mayoría de las prostitutas son MUJERES!!!!!!!!!!!!!???. Otra la prostitución no es ilegal…¿quieren o les interesa a esas mujeres que se regulen los proxenetas legalmente? ¿por qué nadie les pregunta?

        «; posibilidades de empleo para quienes deciden abandonar el ejercicio de la prostitución »

        y EL SISTEMA TE DIRA, ¿Para qué si ya tienen empleo?

        «Mientras tanto: “Mi cuerpo, mi decisión” en el derecho al aborto y también a la hora de decidir o no realizar trabajo sexual.»

        Mezclar el aborto con la prostitución es un argumento misógino de toda la vida. Decir que están ahí «haciendo lo que quieren con su cuerpo»….es vivir en una realidad paralela.

        Coño que hablen las putas, que al final simpre hablas tú Garaizabal.

        1. No me empoderes.

          Si respondo yo me denuncian a «delitos teemáticos», así que mejor que mejor respondan otras…

          Mimí “me recuerdan a mi proxeneta. El me decía lo mismo: ‘No te aflijas, es como cualquier trabajo’”.

          «“los innumerables intentos de apropiación del patriarcado capitalista sobre los cuerpos, como por ejemplo la negación del derecho al aborto, con apropiación de la reproducción, y un sistema prostituyente apropiador de la sexualidad. Así como la derecha esgrime la prohibición del aborto y de decidir sobre nuestros propios cuerpos, creemos que estas construcciones también desde la derecha, autodenominadas prosexo, son manifestaciones conservadoras, reconfiguradas ‘posmodernas’, y que también nos prohíben decidir sobre nuestra sexualidad cada vez que está dirigida al placer ajeno”.»

          “que haya una prostitución libre y otra forzada. Esta cuestión de la libertad sexual estaría en hacer aquello que desde hace siglos nos dijeron que debíamos hacer y ahora lo reconceptualizamos y convertimos en derecho a decidir sobre el propio cuerpo. Es una vieja consigna del feminismo pero que nunca fue tomada como ‘tengo derecho de convertir el cuerpo en mercancía’. Estos sectores de supuestas sexualidades disruptivas plantean entonces que los géneros existen, pero no las relaciones de poder entre los géneros. Se cuestiona la sexualidad heteronormativa, cumpliendo sin embargo con los parámetros de la heteronormatividad, que reflejan una sexualidad en la que un individuo decide y paga, y la otra tiene ‘el gran placer’ de provocar placer pero ajenamente, no sintiéndolo”.

          “hablar en primera persona, contar con nuestras voces. El nivel de violencia a que han llegado dirigentas como Elena Reynaga (presidenta de la Red Latinoamericana de Trabajadoras Sexuales, Red TraSex, y fundadora de Ammar, sindicato integrado en la CTA que lidera Hugo Yasky) es de un grado de fundamentalismo que desconoce nuestra condición de víctimas cuando hacemos relato de lo enajenante, lo traumático, las pérdidas de identidad. Qué pasa cuando frente a ellas, en vez de una travesti abolicionista, se encuentra una víctima, cuál es su respuesta. Históricamente fuimos sujetos selectivos de la represión del Estado, por eso también observo violencia en los discursos prosexo. Confunden el debate porque nos ponen como prohibicionistas, como dueñas de una moral victoriana saliendo a la caza de prostitutas y de trans, cuando somos organizaciones de derechos humanos y colectivos feministas. Creo que si otros y otras siguen tomando la palabra por nosotras, no sé cómo la sociedad puede desear un cuerpo que ni siquiera logra imaginar”.

          1. MaykatripleX

            Sí, si en algo se parece en debate del aborto y de la prostitución es el de la apropiación de nuestros cuerpos, los antiabortitas creen que tienen derecho a decidir sobre nuestra sexualidad (y ojo el día que el aborto se haga a mujeres pobres a cambio de dinero estaré en contra en plan «si abortas te pagamos»…que la cosigna feminista es «aborto libre y gratuito»), y los puteros y proxenetas quieren reglamentar y regular nuestra sexualidad ya propiarse de ella.

            Luego se ponen a llorar si se mezcla prostitución con venta de órganos.

            Dejo el tema aquí para no calentarme, porque me están rompiendo los ovarios desde hace unos añitos.

          2. Amazona

            Como prostituta que lleva muchos años ejerciendo la prostitución tengo que decir que aquí se está hablando de prostitución como si fuera un sinónimo de proxenitismo.

            La prostitución es una cosa y el proxenitismo otra.

            Dejad de hablar de la prostitución como si todas estuviéramos obligados por un proxeneta. Mentir sobre la realidad que nos rodea no beneficia a nadie.

            Y viéndome venir el típico comentario de turno os contesto ya: No, no soy una prostituta de lujo. Ejerzo mi TRA-BA-JO en la calle. Sin traumas, sin miedo, sin que alguien me obligue.

    4. Ainhoa

      El texto es bastante confuso:
      Intenta defender o hundir a Femen. La autora rechazaría el transporte si se lo ofrece cuatro? Se queja de que no haya gente para recibir las de Femen o quiere decir que se lo merecen por no construir unidad en el movimiento? Son unas listas porque no llevan abogadas o dan pena?
      En general creo que lo que subyace es que Femen no se caracteriza por hacer red con el movimiento feminista y actúan por su cuenta, creo que no han hecho ningun contacto con colectivos y actúan desde cierto punto de partida un tanto naif. Entonces lo que pasa es que vienen las sociatas de Derecho a Decidir y se apropian de la defensa de la acción, ya, pero en el mismo texto dice que nadie había ido a defenderlas. Entonces es bueno que las defienda alguien o solo si no es del PSOE? pues a lo mejor el movimiento feminista debería haber dejado recelos bastante estupidos y consignas dogmáticas y habernos plantado alli para defender a unas tías que dieron voz a lo que pedíamos en la mani de una semana antes.
      Sigamos llamandolas putofobas porque no defienden nuestra postura, o islamofobas pero ejerciendo proteccionismo y colonialismo, sigamos defendiendo solo lo que hacen nuestras amigas, asi nos luce el pelo.

    5. Pingback: Femen detrás de las cámaras – por Irene Redondo | Difama, que algo queda

    6. Pingback: La presión consigue que la Eurocámara debata la ley del aborto española | Los antisistema son:

    7. Pingback: La presión consigue que la Eurocámara debata la ley del aborto española | AraInfo | Achencia de Noticias d'Aragón

    8. Pingback: La presión consigue que la Eurocámara debata la ley del aborto española | nosotrasdecidimos

    9. CanisCanem

      ¡SOMOS FEMINISTAS! ¡NO SOMOS OBJETOS SEXUALES! PERO PARA LLAMAR LA ATENCIÓN NOS QUITAMOS LA ROPA, NOS DESNUDAMOS Y ENSEÑAMOS LAS TETAS PARA PROTESTAR.

      Curiosa contradicción 😉

    10. Pingback: Lo que opinan otras feministas de Femen | Círculo Atenea

    Los comentarios están cerrados

    Uso de cookies

    Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies