De la frivolidad a la transgresión Ficciones, Reseñas

El éxito de ventas de Caitlin Moran, ‘Cómo ser mujer’ ha difundido las reivindicaciones feministas a un público amplio, gracias a un relato ocurrente en el que el recurso de la frivolidad es virtud y pega al mismo tiempo

Arantxa Elizondo

Catlin MoranCaitlin Moran (Brighton, 1975) es una conocida escritora y periodista británica. Desde muy joven trabajó como redactora en diversas revistas, sobre todo del ámbito musical, y fue locutora en programas de radio. Actualmente, es crítica de televisión y columnista en el diario The Times. Con 16 años, escribió la novela ‘The Chronicles of Narmo’ y en 2011 publicó ‘How to Be A Woman’ (Cómo ser mujer) libro que se convirtió en un éxito de ventas inmediatamente y que se publicó en castellano en junio.

En el libro ‘Cómo ser mujer’, Caitlin Moran se propone responder a la pregunta que plantea su título a partir de la narración de su propia experiencia personal, familiar y profesional como mujer feminista de procedencia proletaria en lo que resulta un interesante ejercicio biográfico interseccional. A lo largo del texto, Moran aborda temas como la sexualidad, el cuerpo, el machismo, el feminismo, las amigas, la alimentación, la belleza, la familia, las relaciones de pareja, el amor, el aborto, la maternidad o los hombres desde planteamientos bastante cómicos, que consiguen ser originales con frecuencia.

A través del ocurrente relato de sus peripecias y vivencias personales, nos acercamos a una forma de entender el feminismo como opción de vida con múltiples y diversas posibilidades descritas de forma muy divertida. De hecho, una de las grandes aportaciones del lenguaje de Caitlin Moran es su estilo irónico, alejado de la sutileza que muchas veces entra consciente y deliberadamente en la categoría de humor procaz y burdo. El resultado es una mezcla de libro de memorias y de observación sociológica escrito en tono de comedia.

Si alguien me preguntara qué es lo que he aprendido al leerlo le diría que poca cosa, pero que me he divertido mucho, lo que no es irrelevante en absoluto. Además, no sería justo subestimar su impacto y potencial iniciático para conocer el feminismo

Indudablemente, a cualquier persona que comparta con la autora la cercanía (más o menos acentuada) con el feminismo, su lectura le resultará muy entretenida. Está claro que la frivolidad es una estrategia muy potente para identificar las infinitas situaciones de desventaja a las que se enfrentan las mujeres diariamente; así, los problemas cotidianos que, analizados de forma seria, podrían resultar ridículos por su banalidad adquieren una relevancia singular a través de su tratamiento frívolo, lo que contribuye a desmontar muchas de las manifestaciones sutiles del machismo en la sociedad, uno de los objetivos explícitos de la autora.

La principal pega del libro se deriva paradójicamente de su máxima virtud, la frivolidad, puesto que la autora parece sentirse obligada a abordar todas las cuestiones, sean más o menos profundas y relevantes, desde idéntico enfoque. Obviamente, los planteamientos excesivamente frívolos corren el riesgo de quedarse en mera apariencia de audacia, cosa que ocurre en este libro. Esto, además, no puede interpretarse como una consecuencia indeseada de una desproporcionada utilización del recurso de la frivolidad pues, según sus propias palabras, la autora no quiere dar la vuelta a la sociedad, es decir, a pesar de su pretendido afán transgresor, en el fondo pone límites claros a la verdadera emancipación, lo que puede convertir el alcance de su crítica en simple y llana provocación.

En todo caso, no me resulta fácil hacer una valoración clara y unívoca de este libro. Si alguien me preguntara qué es lo que he aprendido al leer el texto le diría que poca cosa, pero que me he divertido mucho, lo que no es irrelevante en absoluto. Además, no sería justo subestimar su impacto: gran éxito de ventas en el Reino Unido y en los Estados Unidos, en la difusión de las reivindicaciones feministas. La autora es consciente de que el feminismo tal como se entiende en general, serio y académico, queda a años luz de las preocupaciones de la mayoría de la sociedad. Por ese motivo, es posible que para numerosas lectoras y lectores su planteamiento sencillo y directo sea realmente iniciático en lo que se refiere al conocimiento del feminismo. No creo que en los últimos años haya habido muchas publicaciones que puedan apuntarse este tanto.

Caitlin Moran. 2013. ‘Cómo ser mujer’. Barcelona, Anagrama.

De la frivolidad a la transgresión
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

¿Quieres debatir en un espacio tranquilo, seguro y libre de (machi)trols? Vente al foro de debate de Pikara Magazine

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Comentarios recientes

  1. Dora

    Yo sólo puedo decir , que a mí me gustó muchísimo y que si ya admiraba a esta periodista, después de leer ‘Cómo ser mujer’ la admiro más. Lo que no quita que haya cosas con las que no esté de acuerdo, por supuesto.

  2. Relatoras

    En nuestra librería “Cómo ser mujer” ha sido un éxito de ventas y un libro muy compartido y recomendado. Nos parece que tiene dos cualidades increíbles (a parte de ser muy divertido): en primer lugar, su lenguaje y enfoque ha resultado ideal para las personas que tenían una relación desigual con el feminismo (sí, pero no, pero no sé, no me convence… etc.). Estas personas sí nos comentan que han aprendido mucho y se han relajado y divertido con el feminismo (cosa inaudita!). En segundo lugar, para las que ya llevamos tiempo inmersas en la materia violeta, el libro nos resultó un pellizco muy útil, una pequeña jarra de sentido común: nos ha encantado como la autora aborda temas muy conflictivos y contradictorios dentro del propio feminismo. Y bien, puede ser que en algunos momentos su frivolidad sea excesiva, pero se lo perdonamos: ¡hemos llorado de risa con un libro feminista!

  3. Pingback: Cómo ser mujer | ¿qué estás leyendo?

  4. Marga

    Estoy de acuerdo en que a veces puede parecer excesivo el nivel de frivolidad, pero a mí si me ha servido para recordarme que de vez en cuando tengo que tomarme menos en serio. Ser mujer tiene un plus, o varios, de complicación pero la lucha continua nos arrastra y algunas veces, a mi me pasa, me hace demasiado seria. Así que bienvenida la risa y la frivolidad.

    La reseña es estupenda, tanto que os la he tomado prestada en un pequeño blog sobre libros que escribo. Por supuesto con mención de la autoría y enlace a vuestra página. Espero que nos parezca mal, pero si preferís que lo quite sólo teneis que decirlo
    http://questasleyendo.wordpress.com/2013/10/01/como-ser-mujer/

    1. Lucía

      Pues a mí no me gusta que la copies entera, porque la autora no la ha escrito para ti, sino para Pikara. Si te ha gustado y te interesa, lo que deberías hacer es poner el principio y redirigir a tus lectores a que acaben de leerla en Pikara.
      Y ahora que tu esperanza de que no nos parezca mal está desvanecida, porque a mí sí me lo parece, ¿qué vas a hacer?
      Por cierto, tampoco está mal que con la tontería, te llevas visitas a tu blog. Oye, y todo sobre los lomos de otras.

    2. Pikara Magazine Artículo de la Autora

      Los contenidos de Pikara Magazine se publican bajo una licencia Creative Commons que establece las siguientes condiciones: atribución de autoría y compartir bajo la misma licencia. Por tanto, legalmente, una persona que republica un post completo de Pikara en su blog, citando la autoría, no está vulnerando nuestros derechos de autoría.

      Pero estamos de acuerdo con Lucía en el llamado a cuidar la forma de republicar contenidos, de manera que eso revierta en visitas a nuestra web, algo que nos parece de justicia. La práctica de publicar el título y la entradilla, y un enlace del tipo: “Sigue leyéndolo en Pikara” nos parece la solución más justa. Como bien dice Lucía, sacar esta revista adelante supone un esfuerzo y unos recursos importantes, por lo que nos gustaría que quienes nos apoyáis utilicéis nuestros materiales de forma que la gente llegue a la revista, que el debate se genere en la revista y que sirva para que descubran otros contenidos de Pikara.

      Gracias.

      1. Marga

        Os pido disculpas si os he molestado, en ningún caso era mi intención. Aunque lo haya parecido no buscaba de ninguna manera visitas a un blog que me hago casi para mí. Lo copie porque muchas veces cuando vemos un enlace nos da pereza y no lo seguimos y a mí me apetecía que se leyera la entrada. De nuevo os repito mis disculpas y ahora mismo borro el texto y dejo sólo el enlace a Pikara, que por supuesto seguiré leyendo y recomendando.

      2. irene

        Hola, en mi opinión colgar la entrada entera en el blog no es tanto drama sino una buena manera (y legal) de hacer llegar vuestra revista al público. En cualquier caso considero que la respuesta de Lucía (cuando Marga había dejado claro que iba a quitar la entrada si no os parecía bien) ha sido un tanto belicosa por no decir muy borde y acusandola de usar la revista para llevarse visitas a su blog. Nos pasamos la vida diciendo que debemos tratarnos bien entre nosotras y luego esto no se aplica, y es una pena.

      3. Pikara Magazine Artículo de la Autora

        Creo que nos faltó decir que en ningún momento hemos dudado de la buena voluntad de Marga. Perdónanos si te hemos transmitido hostilidad. Nos molesta que ciertas agencias de noticias con ánimo de lucro utilicen sistemáticamente nuestros contenidos, pero en el caso de las lectoras tenemos claro que queréis apoyarnos. Sólo os sugerimos que lo hagáis de forma que la gente llegue a Pikara. Abrazos.

  5. gonzalo

    Pikara Magazine, a falta de leerse esos aburridos artículos científicos o estudios veraces y rigurosos, se escuda en que el feminismo necesita frivolidad, comedia, estilo fresco y demás bobadas. Total que pasarán otros 100 años y el feminismo seguirá siendo el movimiento que hoy para el resto de la humanidad: un grupo de comedia

  6. gonzalo

    “no he sido capaz de leerme un libro serio en mi vida! viva la frivolidad!”

  7. Angela Irazu

    y en vez de presentarlo en versión doblada no podíais hacerlo en la original “How to be a woman”? como es lo normal y lógico?

  8. Angélica

    No me gustó, también es que yo soy de novelas (y me cuesta leer libros que no sean novelas), y cuando busco algo que no sea una novela no busco entretenimiento sino que me aporte algo y este no me aporto nada, no aprendí, no me llego y es algo frivolo-

    Estoy un poco deacuerdo con Gonzalo, abajo la mediocridad, el feminismo no es un anuncio de Desigual.

  9. Lola

    La pena Gonzalo es que que esos artículos “pseudo”científicos que mencionas, “veraces y rigurosos” se asientan en pilares fangosos y socialmente contruidos, sin ninguna visión de género; y en consecuencia su resultado es tan cuestionable como la frivolidad de los argumentos feministas. Todo en esta vida es cuestión de óptica, y la decisión de ponerse las gafas violetas es individual pero su resultado es colectivo.

    1. Gunzalo

      Los problemas sociales requieren análisis empíricos, demostrados, falseables… científicos. Y las soluciones han de basarse en ello.

      Y la ciencia no entiende de género.

      1. Carmen Flores Morales

        No he leído aun el libro peroGonzali, quiero matizarte que la ciencia SI ENTIENDE DE GENERO, tanto que a la mayoría de las cientificas se las ignora o se las “ningunea”

  10. Planeta feminista

    Gracias, Arantxa por tu artículo. Yo no he leído el libro pero gracias a esta reseña me animaré a hacerlo.

  11. Fuen

    Hola.
    Me ha gustado mucho leer esta reseña. Me ha picado la curiosidad, y seguramente me animaré a leerlo.
    Gracias por la aportación, a Arantxa por escribirla y a Pikara por publicarla.

  12. Pingback: ‘Cómo ser mujer’ (Caitlin Moran): kritika feminista ironia handiz | Jalgi hadi plazara

  13. Pingback: Es compatible ser feminista y tener empleada doméstica? | publicogt.com

  14. Pingback: Recortes | Marzo Violeta.

  15. Pingback: ¿Es compatible ser feminista y tener empleada doméstica? » Antropologia Masterra

Los comentarios están cerrados

Te necesitamos para seguir haciendo #PeriodismoFeminista

Descubre qué significa ser #AmigaDePikara

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies