fbpx

Las expertas reclaman enmarcar la lucha contra la trata en las políticas contra la violencia de género Especial 25-N, Especiales, Planeta

Las entidades critican que la Ley de Extranjería regule la concesión de permisos de residencia especiales para las víctimas y que se exija a estas colaborar con la policía

Acción de la Red Española contra la Trata de Personas en 2008

En el mundo, el 80% de las víctimas de trata de personas con fines de explotación laboral y sexual son mujeres y niñas. Diversas entidades especializadas en detectar, identificar y atender a víctimas de trata en el Estado español recuerdan que la trata de personas es una forma de violencia de género y reivindican un abordaje integral del fenómeno que lo desvincule del delito de tráfico irregular de personas, penado en la ley de Extranjería.

«Es un error que la Ley de Extranjería regule los permisos especiales de residencia para víctimas de trata que no tienen papeles y el período de reflexión y restablecimiento que necesitan las víctimas”

Organizaciones como Proyecto Esperanza reclaman una Ley Integral Contra la Trata, que incluya un Estatuto de la Victima que garantice su protección y recuperación integral y aborde la lucha contra la trata desde una perspectiva de derechos humanos.

Prostitución, tráfico y trata no son lo mismo

Un año después de la promulgación del Protocolo de atención a Víctimas de Trata que aplicaba las nuevas disposiciones del Reglamento de la Ley de Extranjería en cuanto a detección, identificación y atención de víctimas, entidades especializadas como Dones Juristes, Genera y Sicar-Cat consideran que la perspectiva de intervención del Protocolo sigue asentada en la confusión entre tráfico irregular de personas (cruzar fronteras ilegalmente, lo que está penado por la  ley de Extranjería –denominado smuggling en inglés-) y la trata de personas (explotación laboral y sexual de personas mediante amenaza o medios coactivos-amenaza, secuestro, fraude, engaño y vulnerabilidad, que no requiere necesariamente trasladarse de un país a otro; en inglés, trafficking).

El nuevo Código Penal distingue entre los delitos de tráfico irregular de personas y de trata, tal y como venían reivindicando las entidades expertas, agrupadas en la Red Española de Lucha contra la Trata, desde la promulgación del Plan Nacional de Lucha contra la Trata con Fines de Explotación Sexual, en marzo de 2009.  Sin embargo,  la confusión entre tráfico y trata subyace, por ejemplo, en el hecho de que la Ley de Extranjería regule los permisos especiales de residencia para víctimas de trata que están en situación administrativa irregular y no tienen papeles, así como el período de reflexión  y restablecimiento que necesitan las víctimas.

Lorena Garrido, de l’Associació de Dones Juristes y miembro del Grup Antígona, Mujeres y Derechos en Perspectiva de Género de la Universitat Autònoma de Barcelona,  considera que esto es “un error,  porque no todas las víctimas de trata son extranjeras [no nacionales de la Unión Europea]. Algunas tienen pasaporte europeo, son de Rumanía, Bulgaria”.  Según Garrido,  esto demuestra  que “nos traicionan los estereotipos  sobre quiénes son víctimas de violencia de género,  en este caso el arquetipo son las  migrantes”.

«La trata puede cometerla el crimen organizado o no: un hombre que obligue a su mujer a hacer trabajo doméstico o ejercer prostitución en contra de su voluntad, lo que está directamente vinculado a la violencia de género en el ámbito de la pareja»

Además, Garrido critica que el Reglamento condicione la obtención del permiso de residencia de las víctimas de trata en situación irregular  “a la colaboración eficaz con las autoridades en la investigación contra las mafias . No olvidemos que son víctimas de una vulneración de derechos humanos”.

De hecho, la  Directiva Europea 2011/36  del 5 de abril de 2011, relativa a la prevención y lucha contra la trata y protección de las víctimas, que el Estado español debe transponer a su ordenamiento jurídico antes del próximo mes de abril, establece que,  para brindar protección “a las personas en situación de trata,  no es necesaria la  denuncia ni la participación en la persecución criminal”, explica Garrido,  que recuerda que las víctimas de trata “tienen miedo sobre su propia integridad y la de sus seres queridos. No esperemos que siempre quieran denunciar y mantener la denuncia”.

Para Garrido, otro equívoco que dificulta un abordaje eficaz de la trata es que “se confunde trata con fines de explotación sexual y prostitución”. Reivindica distinguir entre la prostitución no ejercida de forma voluntaria y la voluntaria “, tal como hace el Convenio de Europa de 2005 sobre lucha contra la trata, vigente desde el 2009 en el Estado Español.

El Convenio considera trata “el servicio doméstico forzado, el matrimonio y  la prostitución forzadas y otras formas de explotación sexual contra la voluntad de la mujer”, explica  Garrido, que aclara que “hay mujeres  que sabían que venían servicio doméstico o a prostituirse, pero no que les iban a quitar el pasaporte, las condiciones, el horario…etc. Puede haber tráfico irregular de personas con consentimiento, pero no hay consentimiento en la coacción, el engaño y las amenazas”.  Además, abunda, «el Código penal aún mantiene el Art. 188.1 que castiga a quien se lucra de la prostitución  de otras personas, aún con el consentimiento de éstas , lo que genera más confusión entre trata y prostitución no forzada».

La trata de mujeres es violencia de género

Además, la Directiva Europea de 2011 “establece que la trata puede cometerla el crimen organizado o no. Podría ser un hombre que obligue a su mujer a hacer trabajo doméstico o ejercer prostitución en contra de su voluntad, lo que está directamente vinculado a la violencia de género en el ámbito de la pareja. Las redes se aprovechan de la idea del amor que potencia la violencia en este ámbito”, expone la integrante de Dones Juristes.  En su opinión, en la lucha contra la trata es esencial usar “los conocimientos, los mecanismos de intervención y los recursos especializados que se aplican en la violencia de género”.

«Para desvincularse de las situaciones de violencia machista, las mujeres tienen que ser protagonistas del proceso. Hay que darles la capacidad de decidir, si no ejercemos paternalismo institucional”

Noelia Igareda, también integrante del Grupo Antígona,  investiga sobre los matrimonios forzados, que,  por  trasposición de la Directiva Europea sobre prevención y lucha contra la trata, pasan a ser delito en el anteproyecto de reforma del Código Penal para 2013, y coincide en esta perspectiva: “obligar a ejercer servicio doméstico o prostituirse o a contraer un matrimonio de forma forzada son formas de explotar a las mujeres en base al rol tradicional de los trabajos informales dentro del matrimonio, el trabajo sexual, reproductivo y de cuidados”.

Esta visión es compartida por entidades como Genera, que atiende a mujeres que ejercen prostitución y a menudo detecta mujeres que presentan indicios de ser víctimas de trata. A veces, explica Clarissa Velocci, de Genera, “las mujeres mantienen relaciones afectivas con un tratante.  Pero los protocolos de persecución se piensan en términos de intervención espectacular, como si los GEO (grupos especiales de operaciones) entraran en casa de una mujer maltratada: asustado todo el mundo, ella la primera. Las instituciones no reconocen el trabajo diario de las entidades que hacen detección y atención de víctimas de trata, y no ven que, para desvincularse de las situaciones de violencia machista, las mujeres tienen que ser protagonistas del proceso. Hay que darles la capacidad de decidir, si no ejercemos paternalismo institucional.

Políticas de protección a las víctimas que las revictimizan

Según la directiva europea, basta el más pequeño indicio para identificar a las víctimas de trata, pero su texto no aclara de quién es la responsablidad de la identificación. En el Estado español es la Policía quien debe hacerlo,  según establece el artículo 59.bis del Reglamento de la Ley de Extranjería, aunque en otros lugares las entidades tienen mayor protagonismo en la identificación de las víctimas y en todo el proceso, tal y como vienen reclamando las organizaciones expertas en la materia en los últimos años.

En 2011 las fuerzas de seguridad detectaron a 14.370 personas en riesgo de ser víctimas de trata. De ellas, sólo 1.082 fueron finalmente catalogadas como tales. Según Proyecto Esperanza, tan sólo se otorgaron 59 permisos de residencia a víctimas

La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, emitió a finales de septiembre un informe sobre trata de personas en el que expresa su preocupación por  las posibles deficiencias en el proceso de identificación de las víctimas:  según el informe, en 2011 las fuerzas de seguridad detectaron a 14.370 personas  en riesgo de ser víctimas de trata en todo el Estado español. De ellas, sólo 1.082 fueron finalmente catalogadas como tales.  Se ofrecieron 763 periodos de restablecimiento y reflexión, de los que  680 fueron denegados o rechazados por las víctimas y 98 concedidos. Según Proyecto Esperanza, el año pasado en todo el Estado español tan sólo se otorgaron 59 permisos de residencia a víctimas de trata .

Los obstáculos para la correcta identificación de las personas víctimas de trata son diversos: Velocci  considera que «el estereotipo “joven, migrante y sin papeles juega un papel importante en la detección de las víctimas de trata. Hasta las profesionales trabajan con ideas que tienen más que ver con la criminalidad que con los derechos”. En Catalunya, explica Velocci,  las entidades  “no tenemos la potestad de abrir puertas de derechos a las víctimas, pese a disponer de una Ley de Violencia Machista que incorpora la explotación sexual como forma de violencia de género”.  Además, explica,  “se ha incorporado con normalidad la ordenanza cívica que persigue la prostitución en las calles de Barcelona, la ley  que multa con 3.000 euros la prostitución en las carreteras catalanas y la posible incorporación al Código Penal del delito de prostitución en el ámbito público”.

Según Velocci, «las políticas de persecución de la prostitución persiguen también a las mujeres víctimas de trata por prostitución forzada y dificultan su detección, la tarea policial y la investigación”. De hecho, explica, «el  Conseller d’Interior, Felip Puig asegura que el personal del Servei Català de Trànsit, que impone las multas a las prostitutas en las carreteras catalanas, está formado para detectar indicios de trata, cuando no es cierto. Están revictimizando a las mujeres”, concluye.

Tanto la Ordenanza como la Ley de Carreteras, añade,  “vulneran el derecho a la libre circulación y no discriminación de las prostitutas, pero a las víctimas de trata les generan una nueva situación de violencia que se suma a la que sufren cotidianamente,  porque no pueden irse. Multarlas por estar en una calle o una carretera es tan grave como multar a una mujer que grita cuando la maltratan”.

Un abordaje no punitivo de la trata

En Catalunya, además, la aplicación del Protocolo de Atención a las Víctimas de Trata de 2011 se complica por la convivencia de dos cuerpos policiales: la Policía Nacional, que debe realizar la identificación de las víctimas, y los Mossos d’Esquadra, que también tienen competencias y una Unidad especializada en la Lucha contra la Trata.

Según Sandra Camacho, de Sicar CAT, entidad que brinda recursos y atención integral a las víctimas tras la identificación, “la Policía actúa bajo el enfoque de extranjería, mientras que los Mossos, lo hacen desde el de lucha contra el crimen organizado: de conformidad con la legislación prevista, los primeros tienen la exclusividad de identificación y, por ahora, no están teniendo en cuenta a las entidades. Hay que invertir en formación para no revictimizar a las mujeres: a las víctimas no extranjeras no se les está aplicando el articulo 59 bis de laLey de Extranjería, aún cuando hay una disposición adicional que lo  hace extensible a las nacionales de la Unión Europea”.

«La Ordenanza barcelonina y la Ley de Carreteras catalana que persiguen la prostitución en la vía publica suman una nueva violencia a las que sufren cotidianamente las víctimas de trata. Multarlas es tan grave como multar a una mujer que grita cuando la maltratan”

Además, explica Camacho, “en  ocasiones se ha llegado a expulsar a mujeres extranjeras que no han sido identificadas como víctimas de trata a su país de origen, pese al riesgo que corren”; se les exige que se autoidentifiquen y colaboren como tales, pero no siempre se les otorga un período de restablecimiento y reflexión. El permiso de residencia y de trabajo está condicionado en la mayoría de los casos a la colaboración policial».

De hecho, durante la presentación en Madrid de la II Evaluación de impacto de víctimas de Trata: Recuperando derechos, progresando en dignidad , trabajo conjunto de Sicar-Cat y Proyecto Esperanza, la Asesora Responsable del Área de Migraciones e Igualdad de Trato de la Defensora del Pueblo, Elena Arce, reconoció  que «los periodos de restablecimiento y reflexión solicitados y concedidos siguen siendo muy bajos. Por ello, es necesario revisar el procedimiento».

Según Camacho, “tal y como está previsto en la normativa, se parte del previo si colaboras, te doy el permiso. Y luego las que lo hacen una protección real ni efectiva para ellas, y mucho menos para sus familiares en origen,  durante el proceso de investigación, que puede llegar a durar un año y medio.

Por ejemplo,  la Reforma de la la Ley de Asilo de 2009 incluyó la persecución por motivos de género y la trata entre los motivos para obtener el asilo que se contemplan en la Ley. Sin embargo, no han dado ni un permiso por esta causa”.  Camacho  remarca que “los tiempos de la Administración no son los mismos que los de las víctimas”, y denuncia que “ durante el procedimiento judicial, no se las informa debidamente de los encarcelamientos de tratantes, archivos o sobreseimientos, sentencias absolutorias, etc, y no siempre se les brindan medidas de seguridad efectivas; como mucho,  el estatus de testigo protegido”.

Velocci la secunda y recuerda que «a los tratantes condenados por las redadas contra mafias de trata en el Raval en 2006 les han impuesto sólo dos años de cárcel, y nadie sabía dónde estaban las víctimas, porque no las han cuidado. Priorizar la perspectiva judicial y penal por encima de sus derechos es un error”.  Según la evaluación de impacto de lucha contra la trata de Proyecto Esperanza, sólo el 50% de las mujeres entrevistadas que denunciaron conocen que en su caso ha habido sentencia, y ninguna ha cobrado indemnización alguna.

 

Las entidades reclaman más protagonismo en la lucha contra la trata

Camacho puntualiza que, «tal y como se ha planteado y plasmado en la legislación, existe el riesgo de que tanto las mujeres víctimas de trata como las Ong’s que las atienden puedan ser instrumentalizadas» y critica que no haya ninguna legislación al margen que contemple los derechos de las víctimas de trata.

La Reforma de la la Ley de Asilo de 2009 contempla obtener el asilo por la persecución por motivos de género y la trata. Sin embargo, no han dado ni un permiso por esta causa

El 18 de octubre, día europeo de lucha contra la trata de seres humanos, Proyecto Esperanza, que atiende a víctimas de trata desde 1999, y es miembro de la Red Española contra la Trata de Personas,  reclamó la puesta en marcha de una Ley Integral Contra la Trata.

Posteriormente, Carmen Quintanilla, Presidenta de la Comisión de Igualdad en el Congreso de los Diputados anunció la promulgación de una Ley Integral contra la Trata en 2013. Marta González, coordinadora del Proyecto Esperanza, ha valorado positivamente el anuncio y ha reclamado que la futura Ley “incluya un Estatuto de la Victima que garantice el acceso efectivo a derechos desde un enfoque de derechos humanos,  y  aborde  todas las formas de trata. Su finalidad debe ser  prevenir, sancionar y erradicar esta violación de derechos humanos y proteger y prestar asistencia a sus víctimas. Se debe articular una  respuesta institucional coherente a todos los niveles en la que se contemplen medidas de prevención y sensibilización, así como detección, protección a las víctimas y acceso efectivo a  derechos”.

Desencuentro entre entidades e instituciones en la adaptación del Protocolo a Catalunya

Mientras tanto, la aplicación del protocolo estatal genera desencuentros entre la Generalitat y las entidades expertas en la materia. Desde 2011, las entidades agrupadas en la Xarxa Catalana sobre la Trata de Persones reclaman a la Generalitat que elabore un protocolo de atención a las víctimas que adapte el de ámbito estatal a las particularidades del territorio catalán.

El Departament de Justícia de la Generalitat ha creado una comisión de trabajo que tiene previsto presentar el borrador del nuevo protocolo catalán en diciembre de 2012 o enero de 2013. Según Elisabeth Saltor, Responsable de Apoyo Jurídico a la Organización Judicial del Departament, “el Protocolo incluirá todas las formas de trata y prevé la participación activa de organizaciones expertas desde la detección hasta el final del proceso”.

Integran la comisión, explica Saltor, «la Fiscalía Superior de Catalunya;  la Delegación de Gobierno, los ayuntamientos; l’ Assemblea y Federació de Municipis; cinco departamentos de la Generalitat; los Mossos d’Esquadra y l’Institut Català de les Dones (ICD), que a su vez participa en la Xarxa Catalana sobre la Trata”.

Sin embargo, explica Velocci, “no es cierto que las entidades de la Xarxa estemos informadas,  ya que hace meses que solicitamos el borrador del protocolo, y tampoco representadas por el ICD, porque éste ya no forma parte de la misma, dado que en la última reunión de la Xarxa pedimos la salida de las instituciones”. “El ICD”, explica Velocci, “es una institución y tiene su propio rol. Las organizaciones de derechos humanos, feministas y de mujeres tenemos otro papel. Además, el protocolo necesita un conocimiento experimentado del territorio y la perspectiva de las instituciones es de seguridad, incompleta”.

Las expertas reclaman enmarcar la lucha contra la trata en las políticas contra la violencia de género
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Periodista especializada en género y comunicación de organizaciones. Activista en movimientos sociales desde su adolescencia, se hizo feminista explícita por necesidad y sentido común. Miembro del colectivo editor del Periódico Diagonal, formó parte del equipo impulsor de La Independent, Agència de Notícies amb Visió de Gènere, y colabora con distintos medios alternativos e independientes, además de impartir talleres y formaciones sobre cómo informar con perspectiva de género, clase y etnia; efectos de los ajustes estructurales sobre la vida de las mujeres y desde la perspectiva de género, economía feminista y otros temas. Más info en www.joanagarciagrenzner.wordpress.com

    Comentarios recientes

    1. yeah

      Muy buen reportaje. Y por fin,desde un periódico feminista, se hace una distinción clara entre todos esos conceptos. Conceptos que los medios de comunicación mezclan continuamente, dando a todo una confusión extrema. Y conceptos que convienen al feminismo abolicionista seguir manteniendo, para seguir manteniendo su mentira de que toda la prostitución es trata. (mentira que no se creen ni ellos/as, dicho sea de paso)

      Todavía leí en el facebook estos dias atraás que una chica pedia que «no se desvinculara la trata de la prostitución», como si fueran cosas iguales. Pedia una cosa que se sabe que es mentira, un error, un estrategia del abolicionlismo normativo que no acepta la realidad de una prostitución voluntaria. Una realidad, además, mayoritaria.

    2. un asturiano entre aproximadamente un millón

      De todas maneras, la prostitución es un problema de los hombres, y esto no se enfatiza lo suficiente casi nunca. Más del 99% de la prostitución que se publicita de alguna manera en nuestro país, sea esta prostitución organizada(clubes, pisos, bares de alterne),o prostitución ejercida de manera independiente (medio abierto, mujeres independientes en pisos), es consumida exclusivamente por hombres (de todos los estratos sociales, de diferentes nacionalidades).

      Sin demanda no habría oferta de sexo prostitucional. Sigo creyendo en que si a los hombres se nos hiciera ver con buenos razonamientos, con insistencia, que la demanda y consumo de prostitución es algo injustificado, a lo que quizás la mayoría de nosotros no tenemos derecho, esa demanda y ese consumo podrían disminuir mucho.

      El que España sea uno de los países de la UE donde -según varios informes- esta práctica está más extendida para mí es, en parte, un fracaso de las políticas de igualdad a nivel institucional, y asimismo, un fracaso del conjunto de movimiento feminista español, de movimiento de hombres profeministas, y en última instancia, un fracaso también de la educación en valores y/o en moralidad que se imparte desde nuestro sistema educativo.

    3. montsenr

      La otra buena noticia es que desde Fiscalía de Violencia de Género de varias provincias se está trabajando para que esto sea así. Espero que poco a poco, con pasitos así se consiga.

      Asturiando como siempre apartándose del eje central de la noticia, que es la asistencia integral a las víctimas de trata de seres humanos.

    4. Q

      No Yeah, quien único miente y lo sabe (o es tonto, no lo sabemos aun) es quien utiliza los mismos argumentos que la segunda industria mas millonaria del mund, esos argumentos de separar trata y trafico (cuando están íntimamente relacionados, y vuestra idea de voluntariedad es bastante cuestionable) no se sostienen a poco que conozcas algo el tema, o de esas redes. Al igual que es una imbecilidad decir que las prostitutas callejeras son, por lo general, autónomas.

      …Bueno y leer “Genera Derechos” tocando temas de mujeres me malhumora, esa asociación que decía que los bureles eran muy buenos porque daban dinero a los barrios. Pues Genera, Donas y demás panfletarias, las causas de la prostitucion (que separan de explotación sexual incompresiblemente) son las mismas que las de la trata: pobreza, marginación y patriarcado.

    5. yeah

      preguntale a la comentarista anterior por la «voluntariedad» que negais. A las personas que trabajan en servicio doméstico, en cuidados de ancianos etc, a esas, curiosamente no se lo preguntáis nunca.

      Nadie discute que no haya TRATA. Lo que si te puedo asegurar es que en España, la gran mayoría de las mujeres en prostitución lo hacen porque han decidido hacerlo. Y los motivos, son tan diversos como la que elije el servicio doméstico, o trabajar en comercio. Ni más ni menos. Insisto, preguntale a la chica del post anterior acerca de la voluntariedad. Esa que continuamente negais para imponer vuestro criterio moral, que es en el fondo lo que hace el abolicionismo. Imponer un criterio moral, y culpabilizar a los agentes implicados.

    6. yeah

      Y por cierto, díselo también a la autora de el articulo. Eso de que la prostitución y trata van indefectiblemente unidas.

      Es tal vuestra mentira, que a veces la comparo con los movimientos anti-aborto cuando dicen que un embrión de tres semanas es un ser humano.

    7. Q

      Hay millones de comunicados de vecinos, que además de aportar por la legalización ingenuamente, hablan de cómo la mayoría de las mujeres de las carreteas no están ahí voluntariamente. Y Montse no es “las prostitutas”. Argumento igual que absurdo que cuando me dicen a mi que “no conozco ese mundo” como se nota que no saben con quienes están hablando.

      Lo siento, tampoco se decide ejercer la prostitucion como cualquier otro trabajo, lo siento por ti pero eso no es así, los motivos están a simple vista, para cualquiera que quiera estudiarlos un poco, Nacho.

      Y eso de llamar mentiroso esta muy feo, trata de no ver en los de+ lo que quizas eres tu.

    8. Q

      De hecho, si la policía fuera seria y no colaborara con esta mierda, debería investigar a colectivos pro-legalización y pro-abolicion, a ver si detrás de alguno se esconde algo raro, a ver quien miente. Me parece genial, se deberían hakear correos y demás.

    9. yeah

      Montse es una trabajadora sexual si, pero si la siguieras un poco te darías cuenta que ha comentado muchas veces que las situaciones de trata, coacción o violencia son minoritarias, y fruto entre otras cosas de politicas de inmigración (y de machismo asqueroso, también) Lo dice ella, no yo. Yo de mano procuro creer a la gente que está realmente (no es una observadora, sino una participante) dentro del asunto, y si es con la honestidad demostrada que esta mujer tiene, me hace fiarme aún más.

      Mi postura con este asunto coincide con Hetaira, a la que por cierto se la acusó sin ninguna base de ser financiada por ANELA, en un intento de desprestigiar la asociación. Mantengo que el abolicionismo es una postura política respetable, pero con argumentos sólidos. Y decir que el 95% de las prostitutas (en este pais) son víctimas de trata,es simple y llanamente, mentir.

      http://e-spacio.uned.es:8080/fedora/get/tesisuned:CiencPolSoc-Jlopez/Documento1.pdf

      Y mi opinión, como ninguna otra, no debe ser «hakeada». La normalización de la prostitución, la desestigmatización de las mujeres que estan inmersas en ella es defendida por colectivos tan feministas al menos como el abolicionismo normativo. No son los chulos o los empresarios quienes desde el feminismo defienden la postura pro-derechos. Son las propias mujeres, las propias prostitutas. Y hablo de pro-derechos y no pro-legalización, porqeu pueden ser cosas parecidas pero no iguales. Hay muchas formas de regular, y no el manido «que si me quedo en paro el INEM me va a ofrecer trabajar de prostituta» argumento maniqueo que se utiliza con frecuencia para predisponer ideológicamente a la gente en un sentido concreto.

      Y si quieres se debate todo lo que quieras sobre el porqué de la demanda, el problema de género, pobreza y todo lo que consideres. Es un debate tremendamente abierto e incluso pudiera pasar que hasta coincidieramos en algo, pero tomarnos por tontos no eh, por ahi no por favor.

    10. Q

      A mi lo que diga Montse que también defiende el turismo sexual en su Blogger y/o facebook me da exactamente igual, mi querido contertulio, entre otras cosas porque vosotros no representáis ni a un 0.5% de la prostitucion, y si embargo opináis con mucha prepotencia. En concepto de trata de vosotros es diferente al nuestro, y no tiene nada que ver, tampoco es verdad que la mayoría de las mujeres no estén obligadas de alguna forma, y no lo digo solo yo, sino los vecinos de los barrios que viven donde hay prostitutas, y son gente sin intereses extraños ni asociados en ninguna parte. Son muchas las mujeres que están coaccionadas, amenazadas y pagando deudas enormes, como también las que empezaron “voluntariamente”, y no pueden salir después por coacciones.

      Yo, además, uso los argumentos que me da la gana, y no los que tu me digas que tengo que usar, y lo del INEM supongo que es para ver como reaccionan los que presumen de tener una mente tan abierta.

      Desconozco la acusaciones hacia Hetaria, pero la propuesta de esta asociación difiere en pocas cosas con las de ANELA. Difiero de vuestra posición, y vuestras soluciones, que no han traído nada bueno.

      Ripeodre no tiene base intelectual ni humana para tocar este tema, además de ser un absoluto misógino ilustrado, he leído varias cosas de el, incluido, ¿IGNACIO?, un articulo en que decía burradas como una catedral para defender “la industria del sexo”. No me parece que sea un ejemplo de nada.

    11. Q

      «Mito trafiquista», luego «De esta forma, se ha construido un mito que justifica la
      intensidad de la acción criminalizadora hacia todo el entramado de
      intermediarios, agentes y empresarios en la industria del sexo» … es que vosotros no estáis bien, sois muy peligrosos. Y ahora que parte de vuestras ideas no tienen tanto gancho por las experiencia, han modificado algo el discurso, pero agüita, miedito me dais, relativizando el trafico y quitándole.

      O sea, que investiguen ya a las asociaciones que promulgan una solución y la otra, y haber quien miente “y lo sabe”, las vinculaciones que puedan tener, con grabaciones, infiltrados, etc. Quiero saber si las abolicionistas son unas mentirosas al servicio de extraños intereses o no. Que no lo van a hacer nunca porque no interesa…de ahí que dure tanto determinadas acusaciones prepotentes, cada día están mas nerviosos y agresivos los pro-derechos o pro-legalización que es lo mismo, vamos, ¿Qué les pasa?¿

    12. Smerdiakov

      ¿Cuándo vais a entrevistar a un/a sociólogo/a para tratar estos temas? Los periodistas «expertos» en género en comparación con un/a sociólogo/a experto en género, con todos mis respetos, tienen poco rigor y ninguna legitimidad científica para hablar de temas de género.

    13. Maria

      Lean el comentario de Zorg y vean qué clase de gente defiende la prostitución: los fascistas misóginos.

      1. Pikara Magazine

        Hemos eliminado ese comentario porque hacía un alegato delirante del varonismo como respuesta a los Estados feminazis antihombres.

        1. No me parece bien

          No me parece bien, todos tienen derecho a conocer al hombre patriarcal, a las mentes que defienden la prostitucion.

    14. Cliente X

      A pesar de que las trabajadoras sexuales que dan la cara supongan un porcentaje insignificante del total, me parece una barbaridad afirmar que sus testimonios no son representativos.

      Son mujeres que llevan muchos años en el negocio, que han trabajado en docenas de sitios y conocido a cientos de mujeres. Saben mejor que ninguna de esas «expertas» la realidad de la prostitución ya que la han experimentado día a día.

      Al igual que nosotros, los clientes. Cuando aseguramos que no hemos hallado mujeres forzadas a prostituirse es porque es así, no para curarnos en salud. Ciertamente hay asociaciones de feministas y de vecinos que dicen lo contrario, pero es para respaldar sus tesis. No porque la realidad sea así, sino porque son contrarios a la prostitución y por tanto les conviene alimentar este mito.

      Los comentarios de Q provienen bien de la ignorancia, bien de la maldad. Lo último que habría que hacer es darle más poder a la policía pues, como sabrías si hablases con las prostitutas, son ellos los auténticos chulos. Amenazan a las chicas con detenerlas, deportarlas o enviar a sus familiares a la cárcel si no les pagan. ¿O por qué te crees que existe semejante empeño en no regular un negocio tan lucrativo? Para que estas personas permanezcan sin derechos ni seguridad jurídica y así seguir obteniendo unos altísimos beneficios bajo cuerda, que no son fiscalizados. Porque si la prostitución fuese reconocida como cualquier otro trabajo eso significaría que se acabarían las extorsiones, se pagarían los impuestos que legalmente corresponden y punto.

      Y a asturiano se le va a acabar su argumentación en una generación o así, cuando compruebe que la demanda femenina de prostitutos se acaba consolidando. Yo conozco a varias mujeres que han pagado por sexo, y aunque todavía son pocas es una tendencia que va en aumento. ¿No comprendes que nosotros también queremos la igualdad? Pero es que somos de derechas y queremos igualar por arriba, que todos tengan. Los izquierdistas como tú deseáis una igualdad por abajo, empobrecer a todos, que no haya nada para nadie. Nuestro modelo es el de un Miami, el vuestro el de una Siberia.

    15. Q

      Tu no lees cuando yo escribo.

      1) Aclare que eso seria posible si la policía fuera de fiar, que no lo es, ya que muchos se aprovechan de las chicas, e incluso apoyan a los proxenetas.

      2) Esas asociaciones no son abolicionistas, al contrario muchas optaron por la legalización creyendo que era la mejor solución. Y no, mal que te pese, no tienen intereses extraños, son vecinos, trabajadores, que viven su realidad.

    16. Q

      «¿No comprendes que nosotros también queremos la igualdad? Pero es que somos de derechas y queremos igualar por arriba, que todos tengan.»

      No te preocupes que June y otras feminista te apoyan, aspirana vuestros privilegios, a copartir con vosotros el poder, el de los de «arriba»

    17. un asturiano entre aproximadamente un millón

      Cliente X escribe:

      «Y a asturiano se le va a acabar su argumentación en una generación o así, cuando compruebe que la demanda femenina de prostitutos se acaba consolidando. Yo conozco a varias mujeres que han pagado por sexo, y aunque todavía son pocas es una tendencia que va en aumento. ¿No comprendes que nosotros también queremos la igualdad? Pero es que somos de derechas y queremos igualar por arriba, que todos tengan. Los izquierdistas como tú deseáis una igualdad por abajo, empobrecer a todos, que no haya nada para nadie. Nuestro modelo es el de un Miami, el vuestro el de una Siberia.»

      Creo que te engañas a ti mismo al decir esto. El consumo recurrente -habitual- de sexo prostitucional por parte de los hombre es poco significativo a nivel estadístico entre los hombres de un país como España (mayores de 18 años y menores de 70 años); y me imagino que lo será aún menos en el resto de países de la UE.

      Con lo que si nos referimos a la demanda y consumo de sexo o sexo-afecto prostitucional por parte de las mujeres, ni te cuento lo insignificante que es.

      1. jaja

        ¿No te cansas de escribir para autoleerte despues a ti mismo de un modo narcisista?

    18. Aneh

      Es curioso que los más activos «luchando» por los derechos de las prostitutas (que ningún abolicionista cuestiona; sólo las mafias, los proxenetas y los puteros niegan derechos a las mujeres en esta cuestión), es curioso, digo, que los más «implicados» en esta «lucha» terminen diciendo a menudo cosas como «pijoprogres», «hipocresía progre», «feministas=lesbianas», «ya están los progres cercenando derechos»… ¿Me parece adivinar un signo político mayoritario en los puteros activistas? ¿No es curioso que la libertad para hacer con el cuerpo lo que cada cual quiera sea el único derecho que se les ve defender últimamente? Un poco oportunistas, ¿no?

    19. Zorg

      Me censuraron mis comentarios que hacen pedazos a sus falacias hembristas del abolicionismo feminazi, pero por suerte los guarde, así que léanlos de nuevo, hembristas!!!

      1. Pikara Magazine

        Sí, estás censuradísimo en esta revista. Tienes toda la blogosfera machinazista para expresarte.

    20. un asturiano entre aproximadamente un millón

      Zorg escribe:

      «Los varones vamos a satisfacer nuestras necesidades sexuales en mayor mediada con las prostitutas y así evitaremos depender del chantaje sexual y emocional al cual nos someten mujeres “decentes” y así ganaremos esta guerra por los derechos y la liberación del varón.»

      -Pues que triste, menos mal que sois pocos los varones que aceptáis esta manera de ser «complacidos» en vuestras «necesidades sexuales».
      Por suerte la mayoría de los hombres no aceptan ser infantilizados de esta manera.

      -Por lo que escribes se ve que eres un neo-machista y reaccionario. Menos mal que no ocupas ningún cargo de poder político porque el pensamiento que expresas aquí es peligro potencial para el conjunto de la sociedad. Además demuestras saber poco de Historia, de filosofía, de filosofía política (con tu rechazo, sin más -sin argumentar racionalmente nada- a los conceptos de ‘igualdad de oportunidades’ e ‘igualdad de resultados’ y de las ‘acciones positivas’.

    21. Amore

      Soy mujer y todo lo de izquierdas que yo puedo ser, y por más vueltas que le doy al tema, legalizarlo no me parece la mejor solución. Pero dejar las cosas como están, tampoco. No sé si por ello seré menos de feminista que las demás, pero cuando veo en el centro de Madrid a esas niñas ejerciendo la prostitución, lo que se me pasa por la cabeza no es legalizar su «trabajo» sino poder ofertarles la posibilidad de que ellas elijan otro.

    22. un asturiano entre aproximadamente un millón

      «Mientras los hombres eran explotados y utilizados por los Estados misandrinicos como trozos de carne en sus permanentes guerras. Y mientras las mujeres quedaban sobre valoradas, sobre protegidas, admiradas y adoradas, los hombres eran llevados a los mataderos que eran las guerras donde perdían sus vidas o partes de su cuerpo por nada, defendiendo a unos Estados que demonizan a los varones. No querido, los que han sufrido la verdadera opresión e injusticias son los hombres y es hora acabar con todas injusticias una vez por todas.»

      ¿Ah sí?, ¿Eran todos los hombres de aquellas sociedades los que eran explotados y utilizados como trozos de carne en las guerras, o eran una parte de ellos? ¿De qué tiempos históricos estás hablando?, ¿no existían entonces los hombres dedicados específicamente a las guerras: caballeros, soldados?
      ¿Y no existían entonces las mujeres que eran explotadas laboralmente?, ¿no existían entonces las mujeres pobres?, ¿no había muchas para la que el único destino en la vida era ser madres y esposas o servidoras sexuales (prostitutas)?

      Más:
      Los libros que tú me estás recomendando pueden contener mucho de ideología misógina y anti-feminista y muy poco de realidad. Para mí no son ningún referente. Por desgracia yo he vivido la opresión patriarcal y machista en mi propio núcleo familiar (la ejercida por mi progenitor sobre mi progenitora). También he de decir que mi progenitora participó de esa opresión al tener ella asimilada una cultura machista (el hombre es superior a la mujer; las mujeres son poco capaces de hacer cosas en la esfera de lo público; su lugar es la esfera privada: las labores de cuidado en el hogar familiar, de los hijos, de los ancianos, del marido). A mí mis progenitores me llegaron a inculcar algo de esta horrible ideología y cultura patriarcal-machista; algo de lo que aún hoy no he conseguido deshacerme del todo.

      -Además la realidad objetiva es que tanto históricamente como todavía en la actualidad, son muchos menos los trabajos que se ofrecen a las mujeres que los que se ofrecen a los hombres. Muchas mujeres no encuentran otra opción para sobrevivir que la de casarse o emparejarse y ser ‘amas de casa’, madres y esposas (incluso en sociedades avanzadas como puede ser la española). Existen menos profesiones y oficios que son realizadas por las mujeres que las que son realizadas por los hombres. Y en muchas de las demás profesiones u oficios las mujeres están subrepresentadas en relación a los hombres.

      Con respecto al problema de quiénes son los que tienen que ir a la guerra, es cierto que a los hombres a lo largo de la Historia les ha tocado esta papeleta, pero hoy en día empieza a ser algo diferente: los ejércitos de varias naciones desarrolladas se han empezado a profesionalizar de manera que ahora tanto hombres como mujeres pueden ser soldadxs y sufrir y morir en confrontaciones bélicas o incluso en misiones de pacificación.
      Saludos.

    23. yeah

      La posición de Zorg me parece en muchos sentidos completamente absurda, sin más base que esos pésimos documentos masculinistas que han circulado por ahí estos últimos años(otros documentos masculinistas, no profeminstas precisamente, pueden tener más valor, al estar más documentados). Me alejo 100% de dicha posición y me gustaría que nadie me asociara con ella. En absoluto defiendo eso.

      Pero si defiendo la libertad individual, y por eso soy pro-derechos. Como defiendo el aborto, el modelo familiar que uno y una quiere para su vida y cualesquiera que sean las decisiones que una persona tome en su vida para desarrollarse y sobrevivir. Siempre que no molesten a los demás. Esa es la máxima moral que deberíamos aplicarnos todos. A partir de ahí debatimos (como he dicho) sobre lo que queráis. Pero por el supuesto bien de una supuesta colectividad (Las mujeres) no debemos impedir la libertad individual de nadie. Me sigue pareciendo muy curioso que se luche contra el estigma de la lesbiana (lucha que también comparto) y no tanto contra el de la puta.

      1. Amore

        No tienen ningún sentido las comparaciones absurdas que haces, creo que eres un persona un poco ignorante, incluso mas que yo, sobre el tema a tratar, ¿prostitucion con lesbianismo, como puedes mezclar así las cosas? creo que si debatieras con menos falacias seria mas sano para todos, incluso haría tu postura mas legitima.

        1. yeah

          No lo estoy comparando para nada, lee bien. No estoy poniendo ni por encima ni por debajo nada. Digo que se debe luchar contra todos los estigmas producido por las orientaciones o decisiones sexuales de cada persona.

          Yo no digo que tenga la verdad asboluta sobre este tema (ni sobre nada, claro) pero de ahí a llamarme ignorante hay un paso muy grande, y muy atrevido por tu parte.

          Saludos

          1. un asturiano entre aproximadamente un millón

            yeah, pensar que «lo malo» de la práctica prostitucional, tanto de personas que ejercen como de hombres cliente radica en el estigma que por razones de práctica sexual sufren unas y otros es equivocado.
            Como sabrás, el estigma en tanto que identidad minusvalorada que sufren determinados grupos que son «señalados» como desviados es una aproximación desde la microsociología, concretamente desde el enfoque teórico de las ‘labelling theories’. Es decir es un enfoque más de la sociología entre otros muchos. Uno de los principales exponentes de este enfoque fue el sociólogo Edwin Schur. Por otra parte: la socióloga feminista española, Raquel Osborne Verdugo, una de las pioneras en defender al movimiento internacional por la defensa de los derechos de las prostitutas ha seguido el enfoque de dicho autor para abordar la prostitución (lo mismo que la teórica y activista pro-derechos holandesa, Gail Pheterson).

            El problema está en que «el etiquetaje social» negativo que sufren quienes ejercen o consumen prostitución en mi humilde entender no explica nada de la dimensión moral de la práctica prostitucional, por lo que en el caso hipotético que tales señalamientos por parte de «la sociedad»: familiares, colectivos vecinales, cuerpos policiales, políticos, desapareciesen, lo problemático desde un punto de vista ético de una práctica como la prostitución seguiría existiendo para quienes participan de este «comercio».

            Saludos.

            1. un asturiano entre aproximadamente un millón

              Fe de erratas:

              Donde aparece escrito:

              «Como sabrás, el estigma en tanto que identidad minusvalorada que sufren determinados grupos que son “señalados” como desviados es una aproximación desde la microsociología,»

              debe poner:

              » Como sabrás, el estigma en tanto que identidad social subvalorada, en el que un grupo minoritario posee –o se cree que poseen– una serie de atributos o características que expresan una identidad social devaluada, es una aproximación desde la microsociología,»

              Goffman defined Stigma as:
              The phenomenon whereby an individual with an attribute is deeply discredited by his/her society is rejected as a result of the attribute. Stigma is a process by which the reaction of others spoils normal identity. (Goffman, 1963).

              A stigma is defined as a powerfully negative label that changes a person’s self-concept and social identity. Fuente: Wikipedia

            2. Amore

              Deacuerdo en todo, menos que exista el estigma para quien paga por sexo, eso no es asi, en este pais no esta mal visto pagar por sexo, en absoluto.

    24. un asturiano entre aproximadamente un millón

      «Pero si defiendo la libertad individual, y por eso soy pro-derechos. Como defiendo el aborto, el modelo familiar que uno y una quiere para su vida y cualesquiera que sean las decisiones que una persona tome en su vida para desarrollarse y sobrevivir. Siempre que no molesten a los demás. Esa es la máxima moral que deberíamos aplicarnos todos. A partir de ahí debatimos (como he dicho) sobre lo que queráis. Pero por el supuesto bien de una supuesta colectividad (Las mujeres) no debemos impedir la libertad individual de nadie. Me sigue pareciendo muy curioso que se luche contra el estigma de la lesbiana (lucha que también comparto) y no tanto contra el de la puta.»

      -No comparto esta posición, al menos mientras la misma no se defienda con otros argumentos, que no sean la invocación a la lucha contra el ‘estigma de puta’.
      No sé porque me da que los hombres que defienden esta posición pro-derechos -y que suelen ser hombres que se consideran a sí mismos como profeministas- no comprenden lo que significan las relaciones prostituta-cliente ni como tales relaciones afectan a las subjetividades de los hombres (negativamente en general). Y cuando hablo de ‘prostitución’ me refiero a actos o relaciones sexuales que la persona que ejerce ofrece y realiza a cambio de una remuneración económica, no me refiero a ‘alterne’ (sin sexo), puesto que entiendo que este puede realizarse de diferentes maneras (cuando no es el «entrante» para una relación sexual pagada, ni tampoco una interacción con actividad sexual: besos, manoseos, etc.).

      La libertad individual esa de la que tú hablas para consumir o para ejercer sexo prostitucional quizás debamos tolerarla desde el punto de vista de las leyes, pero ello no quita el que debamos asimismo criticarla desde el punto de vista de la ética.
      Y para decir esto parto de la base de que en la mayoría de los casos de hombres que son clientes su demanda y consumo de sexo de pago no podría ser justificada. Si la justificamos para mí significa que dejamos de creer en los hombres (varones), y que los consideramos de algún modo sujetos que no pueden controlar sus pulsiones sexuales o sus necesidades de ‘afecto-sexo’. Y entonces a continuación deberíamos preguntarnos por qué las mujeres en su inmensa mayoría si pueden controlar tales pulsiones o tales necesidades, y porqué aunque existan algunos pocos hombres que ofrecen sexo y afecto-sexo a mujeres en nuestro territorio desde hace ya años (prostitutos, gigolós, sexy-boys), ni siquiera una porción relativa de mujeres (las menos agraciadas, muchas mujeres casadas, las mujeres jóvenes que resultan menos atractivas por su forma de ser, las gitanas, las mujeres con menos formación y «recursos culturales» provenientes de familias más humildes) ha hecho suya la práctica de demandar y consumir relaciones sexuales pagadas.

      En descargo de los hombres, creo que también se puede decir el que nosotros estamos rodeados de oferta de sexo comercial y de modelos de mujer cosificada (p.ej. Men’s magazines, publicidad sexista, modelos de mujer en cine y programas de televisión, moda juvenil sexy femenina) de una manera que no tiene parangón en el caso de las mujeres.

      Saludos

    25. Amore

      ¿Si piensas que debe ser tolerada por leyes para que la criticas? ¿no te parece una posición cosmopolita?

      Yo creo que en la prostitucion no hay libertad, ni individual, ni de ningun tipo.

    26. un asturiano entre aproximadamente un millón

      «Yo creo que en la prostitucion no hay libertad, ni individual, ni de ningun tipo.»

      A mí también me parece así.

    27. un asturiano entre aproximadamente un millón

      Zorg escribe:

      «Sabias que la primera Guerra Mundial no era otra cosa que un genocidio de varones, donde 12 millones de hombres han sido masacrados por los Estados y otros millones quedaron mutilados, la mayoría han sido varones jóvenes con toda vida por delante. Los Estados monstruosos han destruido la vida a millones de varones, mientras las mujeres ya a a partir del 1800 en toda Europa del Norte(sobre todo en Gran Bretaña) y USA gozaban de extraordinarios privilegios, a costa de los derechos y sufrimiento de los varones.
      La opresión de los hombres es histórica, ya dura siglos(mas de 200 años de opresión) y justamente las que tiene una deuda moral con los hombres después del Estados misandrinicos son las mujeres, ya que disfrutan de sus privilegios a costa del sufrimiento de hombres y también, por ignorar el caso del genocidio masculino que llevaban a cabo los Estados y encima culpar a los varones que eran las verdaderas victimas de opresión de algo que jamas han hecho.»

      – Menuda forma que tienes de entender la historia de los hombres y su participación en las guerras durante los siglos XIX y XX: me parece totalmente tendenciosa y hecha a mala fe.
      La historia -por lo poco que yo sé- son procesos que duran en el tiempo: las mujeres de casi todos los estratos sociales, pasado el siglo XVIII, seguían estando en gran medida relegadas a la esfera privada y desarrollando roles secundarios y subordinados a los de los varones.
      Las mujeres no eran consideradas en pie de igualdad con los varones en ningún ámbito, y por esto mismo los Estados europeos no las enviaban a las guerras (se puedes decir que los gobernantes de Estados funcionaban de un modo pragmático (la tecnología bélica durante el XIX no era avanzada como lo fue entrado el siglo XX), pero también tenían mentalidades patriarcales o machistas que les impedían siquiera considerar la posibilidad de enviar cupos de mujeres al combate.
      Además de lo anterior, las mujeres no tenían ninguna (o tenían muy poca) responsabilidad en que se generases las guerras entre las diferentes naciones ya que ellas carecían de todo poder político (en la esfera pública) y no eran quienes gobernaban las naciones que entraban en conflicto, so tonto.

      En consecuencia niego rotundamente esto que sentencias:

      «La deuda moral que tiene las mujeres con los varones es imposible de saldar y sera pendiente por eternidad, ya que jamas podrán devolver la vida y también los brazos y piernas mutiladas a tantos millones de hombres que han sido mascarados por el hecho de haber nacido hombres.»

      -Y regresa al presente: en el mundo actual una parte de las mujeres sí que tienen que hacerse soldados profesionales para poder ganarse el pan y sobrevivir. Y mueren el las guerras o como víctimas de atentados terroristas, lo mismo que los hombres ¿o no?

    Los comentarios están cerrados

    Uso de cookies

    Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies