fbpx

Economía del cuidado vs. economía verde Planeta

La eliminación de las desigualdades de género es esencial para el desarrollo humano, social y económico sostenible a nivel mundial. No lo piensan así en Río

huelga cuidados

Huelga de cuidados, acción feminista durante la huelga general del 29 de marzo en Bilbao./ AMB-BEA

Crónica relacionada: Río+20 igual a cero, por M.A. Fernández y J. Marcos

Comoperra Sinbozal

En España la población femenina está altamente formada y el capital humano se despilfarra en precariedad, subempleo, contratos a tiempo parcial, inactividad, economía sumergida y desempleo. La pobreza juvenil, los problemas demográficos o la violencia machista también están relacionados con la marginación y la falta de autonomía de las mujeres, aquí como en el resto del mundo. La globalización de los cuidados y del empleo sigue perjudicando a las mujeres. ¿Qué hay un mundial? Allí estamos las putas; ¿qué las blancas quieren trabajar? las mujeres migradas; ¿qué las adultas quieren parir? Allí estamos las jóvenas; ¿Qué las académicas dicen misa? Amén. ¿Qué las cool necesitan fashion? Aquí estamos las aldeanas rodeadas de transgénicos y pollos mutantes.

Río+20 apuesta por la “economía verde”, es decir, la privatización de los derechos y la capitalización de la vida. Y los recortes en el gasto social repercuten en mayor medida a las mujeres.

La eliminación de las desigualdades de género es esencial para el desarrollo humano, social y económico sostenible a nivel mundial. No lo piensan así las responsabilidades que negocian nuestro futuro en el foro mundial de la ONU Río+20 donde apuestan por la “economía verde”, es decir, la privatización de los derechos y la capitalización de la vida.

El cambio a un nuevo modelo productivo, reproductivo y de consumo es fundamental y la crisis brinda una buena oportunidad para el cambio. La incorporación de los hombres a las tareas domésticas, el desarrollo de buenos servicios públicos y la reducción de las jornadas laborales son medidas que podrían tomarse para disminuir el impacto de la crisis en las mujeres. Las políticas deberían incluir la dimensión de género tanto en el análisis de la crisis, en el desarrollo de la misma, como en las medidas para salir de ella. Los recortes en el gasto social repercuten en mayor medida a las mujeres: agrava las situaciones de dependencia, conciliación y aumenta la explotación de las mujeres.

El reto fundamental a nivel mundial frente a la crisis es la intervención en sus causas estructurales y estas tienen que ver con el modelo actual de “crecimiento” que está impregnado del régimen patriarcal que domina las relaciones sociales, económicas y laborales.

Los feminismos no irán más allá sin perspectiva de clase, ecologismo y anticapitalismo. La revolución de los cuidados tendrá que ver con lo que comemos, con la soberanía del territorio y la soberanía de nuestros cuerpos. Con el decrecimiento y los orgasmos.

Economía del cuidado vs. economía verde
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Comentarios recientes

  1. Pingback: Subvertir la economía | Bloc de CJ

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies