fbpx

“Mucha gente dice que no es lo mismo ver a una mujer drogada que ver a un hombre drogado” Entrevista, Secciones, Voces, Y luego diréis que somos cinco o seis

Entrevista a Maitane Anitua, investigadora sobre el consumo de drogas entre las jóvenes

Maitane Anituak substantzia baten osaketa aztertzen du.

Maitane Anituak substantzia baten osaketa aztertzen du.

Traductora: Maialen Berasategi

Maitane Anitua Roa nació en Vitoria-Gasteiz, en el año 1983. Es diplomada en Educación Infantil y licenciada en Periodismo. Realizó el master de ‘Estudios feministas y de Género’, en la Universidad del País Vasco, e investigó sobre el consumo de drogas entre las mujeres jóvenes vascas. Ahora está a punto de comenzar el doctorado, con la intención de profundizar en este tema. Por otro lado, Anitua es también integrante de la organización Ai laket!!, cuyo principal objetivo es impulsar la adecuada gestión de los placeres y los peligros que suponen las drogas. En esta entrevista, Anitua analiza el consumo de drogas de mujeres y hombres desde una perspectiva feminista.

¿Influye el sistema sexo-género en los motivos para consumir drogas?

Mujeres y hombres consumimos drogas en virtud del tipo de placer que nos ofrecen, sean legales o ilegales, teniendo en cuenta el contexto. No porque seamos mujeres u hombres, sino porque somos personas y, en general, el placer suele atraernos más que el peligro. Dentro del consumo experimental, por ejemplo, las razones de consumo son similares en mujeres y en hombres: la integración o el deseo de probar. De todos modos, es cierto que en otros niveles de consumo (en el continuo o en el excesivo, por ejemplo) existen mayores diferencias. Entre los hombres suele primar el deseo de pasárselo bien; entre las mujeres, en cambio, se detecta un deseo de desconectar o de hacer frente a los problemas.

¿Y respecto a los niveles de consumo?

Ahí sí que suele haber grandes diferencias. Por ejemplo, el consumo de la mayoría de tipos de sustancias es mayor en los hombres y el policonsumo (es decir, el consumo de varios tipos de sustancias al mismo tiempo) también es más notorio en ellos.

Una vez dijiste que las mujeres se encuentran con el techo de cristal también en el ámbito de las drogas.

Lo que quería decir con eso es que en el mercado ilegal se repiten los roles y estereotipos de género que existen en todos los ámbitos. De hecho, el reparto de drogas está, sobre todo, en manos masculinas. Tanto mujeres como hombres consumen pero, a la hora de adquirir las sustancias, la realidad es que la mayoría de quienes venden son hombres.

Aparte del sexo, ¿qué otros factores debemos tener en cuenta para analizar el efecto de las drogas?

El peso y la situación psicológica de cada persona, el grado de tolerancia que se tiene a cada sustancia, el tipo de sustancia, el nivel y la clase de consumo, el contexto… La teoría llamada ‘Triángulo de Zinberg’ expone que es necesario considerar el triángulo sustancia-persona-contexto para poder conocer las consecuencias de los diversos consumos de drogas. En Ai laket!! empleamos esta teoría porque consideramos que es una de las más acertadas que existen.

Algunas investigaciones afirman que las mujeres consumen más drogas legales y que los hombres, por el contrario, más drogas ilegales. ¿La clave está, entonces, en la legalidad de la sustancia?

No; últimamente se ha extendido esa idea, pero no es cierta. En los últimos años, el consumo de drogas legales ha aumentado entre las mujeres, sobre todo el consumo de tabaco. Sin embargo, es necesario remarcar que dicho consumo aún no ha llegado a los niveles de consumo de drogas legales que existe en los hombres. Por tanto, ellos siguen consumiendo más sustancias, tanto legales como ilegales. (El caso de los psicofármacos es diferente).

El hombre blanco, occidental y burgués es la referencia para la construcción de todas las prácticas relacionadas con las drogas: las investigaciones sobre la producción, la comercialización, los hábitos de consumo, etc. ¿Cuáles son las consecuencias de este hecho?

La mayoría de las investigaciones y de los programas relacionados con el consumo de drogas que se han realizado hasta ahora se basan en el hombre occidental. En consecuencia, lo que ha ocurrido básicamente que se ha dejado a un lado y se ha invisibilizado a las mujeres. En otros países se han realizado varias investigaciones basadas en las sustancias y en el consumo que se practica en los lugares en los que se han llevado a cabo, pero son muy escasas en comparación con las realizadas en occidente. Respecto a la referencia burguesa, el consumo de drogas ilegales siempre se ha relacionado con personas de clase baja. La sociedad no acepta dicho consumo y, por lo tanto, tampoco interesa asociarlo a la clase media o alta.

Pero es evidente que existen muchas personas consumidoras pertenecientes a esas clases… Al fin y al cabo, es necesario tener dinero para poder adquirir drogas.

Claro, pero las investigaciones no lo reflejan. Ocultan el consumo de las mujeres, de las personas no occidentales y de la gente de clase alta. Por consiguiente, esas investigaciones no se ajustan a la realidad.

Si una mujer se droga, es que tiene un grave problema. Si lo hace un hombre, es porque necesita pasárselo bien y desconectar. ¿Esa es la lectura que hace la sociedad?

Aquí, una mujer que consume está mucho peor vista que un hombre que consume. Muchas personas dicen que no lo mismo ver a una mujer drogada que ver a un hombre drogado. El consumo de las mujeres ha sido acallado y, por eso, ellas suelen sufrir un gran sentimiento de culpa y de vergüenza. Además, la información y la mayoría de los programas y de los servicios relacionados con las drogas no están adaptados a sus necesidades. Por otro lado, es necesario mencionar que algunos hombres se encuentran en una situación parecida, ya que ellos también consumen sustancias psicoactivas. No todos los hombres toman drogas sólo para divertirse. También hay algunos que las consumen para desconectar o para hacer frente a sus problemas. Asimismo, también hay mujeres que se drogan por diversión.

¿Y qué imagen tiene socialmente una mujer que se droga si, además, está embarazada?

¡Imagínate! El rechazo de la sociedad es aún mayor; por un lado, por el hecho de tratarse de una mujer y, por otro, porque está embarazada o porque es madre. Hoy en día, del cuidado de niñas y niños se encargan aún mayoritariamente a las mujeres y, por tanto, a una madre se le multiplican los problemas si además resulta que toma drogas. Por ejemplo, más allá de la presión provocada por la sociedad, también podría tener problemas con el tema de la custodia. Podríamos repetir la frase que ya hemos mencionado: “No es lo mismo ver a una madre que se droga que ver a un padre que se droga”.

¿Reciben el mismo tratamiento los delitos de posesión o de tráfico de droga, dependiendo del sexo de quien los comete?

Ocurre algo curioso. Hoy en día, a las mujeres se las suele acusar de delito contra la salud pública, mientras que a los hombres, en general, de delitos de violencia o robo.

Eres integrante de la organización Ai laket!! ¿Qué actividades lleváis a cabo para impulsar una buena gestión del placer y de los peligros de las drogas?

Ofrecemos información muy diversa en varios formatos: en la página web, en nuestra sede (calle Herrería 88, en Gasteiz) y a través de los siguientes servicios: ‘Punto fijo’, ‘Programa Testing’ y ‘Programa Lonjalaket!’, entre otros. Además, en algunos de esos programas, aparte de información ofrecemos también un servicio de análisis de drogas.

¿Tanto mujeres como hombres hacen un mismo uso de esos servicios?

Bueno; los hombres utilizan más el ‘Programa Testing’. Sin embargo, últimamente, el número de mujeres usuarias del ‘Punto fijo’ ha aumentado muchísimo, quizás porque el clima es más cómodo. En el ‘Programa Testing’ nos ha llamado la atención la diferencia que existe entre las actitudes y los intereses de las mujeres y de los hombres. Normalmente, a los hombres les da menos vergüenza acercarse para hacer un análisis de drogas. Suelen querer conocer los resultados para comparar la calidad de su droga con la de otras personas de su entorno. Las mujeres a menudo están más interesadas en la información sobre las sustancias y sus efectos, en las medidas de reducción de riesgos, etc.

En Euskal Herria, ¿nos drogamos bien o mal?

Aún hay mucho que hacer respecto a la reducción de riesgos y al consumo de drogas.

¿Cuáles son nuestras sustancias favoritas?

En general, las sustancias que más se consumen en Euskal Herria son el alcohol y el tabaco. Dentro de las sustancias ilegales está el cannabis (hachís y marihuana).

10!! Urte. Ai laket!!-eko 10. urteurrena ospatzeko kartela

10!! Años. Cartel realizado para celebrar el décimo aniversario de Ai laket!!

 

En pocas palabras

Lo sugerente: la droga
Lo deserotizante: el reggaeton
Lo pendiente: una revolución feminista
Algo como para tirar la toalla: volver atrás
Una feminista: Margaret Thatcher (risas, por supuesto)
Una época: la Prehistoria (cuando aún no existían las personas)
Un lugar en el mundo: Gasteiz

“Mucha gente dice que no es lo mismo ver a una mujer drogada que ver a un hombre drogado”
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Agente para la igualdad de mujeres y hombres. Escéptica, perversa y peleona. En permanente movimiento y construcción.

    Comentarios recientes

    1. itziar ziga

      Qué bueno, qué necesario difundir estos análisis y servicios.
      Me encanta el logo calavera sexy, qué podereroso.
      Y yo también tengo nostalgias paleolíticas…

    2. pablo

      No sé si no he entendido bien o si la transcripción de la entrevista da a entender lo que no se ha dicho, o si lo estoy llevando al extremo y entrevistadora y entrevistada no se referían a esto, pero ¿una mujer que estando embarazada (y con intención de tener el niño) se mete rayas no es una irresponsable?

    3. Aitziber

      NO se puede coger una frase suelta y descontestualizarla,me parece que son unas pequeñas refelxiones que MAitane nos ofrece para un largo camino.
      Zorionak Maitane

    4. Fuck u

      Una mujer embarazada que se mete rayas es “irresponsable” pero nadie se escandaliza cuando esa misma mujer se toma una copita o se fuma sus cigarritos.

      Hipócritas.

    Los comentarios están cerrados

    Uso de cookies

    Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies