fbpx

Besos sin plomo Planeta

Come y que te coman a besos, muchos, a cientos, pero besos sin plomo, por favor. Los últimos estudios realizados a diferentes firmas de cosmética que comercializan barras de labios han vuelto a recordarnos que un alto porcentaje de este producto contiene trazas de plomo. Plomo que beso a beso vamos ingiriendo.

Bésame mil veces, y después otras cien

y de nuevo mil veces, y de nuevo otras cien

y después mil besos más, y otros cien otra vez,

y, cuando miles y miles de veces se cumplan los besos,

no llevemos la cuenta precisa, que no la sepamos,

para que ningún malvado pueda maldecirnos

cuando sepa la cantidad de veces que nos hemos besado.

Catulo, ‘Dame mil besos’ (Siglo I  A.C.)

Come y que te coman a besos, muchos, a cientos, pero besos sin plomo, por favor. Los últimos estudios realizados a diferentes firmas de cosmética que comercializan barras de labios han vuelto a recordarnos que un alto porcentaje de este producto contiene trazas de plomo. Plomo que beso a beso vamos ingiriendo. Amor plomizo, diría yo. El informe de Campaign for Safe Cosmetics concluye que los niveles de plomo se encuentran muy alejados de las cantidades diarias admitidas y establecidas por la Organización Mundial de la Salud. Las compañías de cosmética se defienden, diciendo que son mínimas.

Barras de labios de larga duración, ¡y tanto! El contenido de algunas dura más que los y las besadas. Cambias de pareja, pero la barra de labios con su plomo amigo sigue a tu lado. Pequeñas partículas de plomo que se derraman por tus labios, atrincheradas bajo tu lengua, merodeando en tu saliva, viajando garganta abajo, hasta encontrar algún lugar cómodo donde esperar otra dosis de labial rojo y plomizo.

Cuidado con esos colores que dicen ser de larga duración, cuánto más dura más alto contenido en plomo puede llevar. ¿Y qué vas a hacer hoy? Ir al cine y comerme lentamente una ración de plomo labial, sola o en compañía. Personalmente el plomo es un sabor que no me agrada. Si decido no comerme unas fresas con plomo, ni prepararme un té al aroma de la traza de plomo, ¿por qué debo ingerirlo en mi lápiz de labios? Una cosa es tener una pareja plomiza y otra muy distinta soltarle dosis de plomo sin ton ni son, aunque sea a besos.

Besa, no te cortes, pero asegúrate antes de lo que el mercado te pone en los labios. Besa, sí, besa mucho, pero besos sin plomo.

  • Sobre este asunto se habló durante el V Congreso Vegetariano realizado en Zaragoza el 9 y 10 de abril.
  • La mitad de las barras de labios contienen plomo. Algunas de las marcas de cosmética más caras y conocidas son las que más trazas de plomo añaden.
Besos sin plomo
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

En mi DNI debería poner: poeta, animalista, bloguera y vegana.

    Comentarios recientes

    1. Pingback: Besa, pero besos sin plomo, por favor « Entre nómadas

    Los comentarios están cerrados

    Uso de cookies

    Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies