¿Feliz Día del Padre? Participa

Nota: Esta es la sección de libre publicación en la que promovemos la participación de las lectoras. Publicamos contenidos que nos parecen interesantes aunque no coincidan con nuestra línea editorial ni con nuestros criterios de edición. Máximo 3 folios.

Este artículo ha sido enviado por un lector o lectora. La sección Participa se plantea como un espacio plural en el que fomentar la participación y el empoderamiento. Los textos publicados en ella no tienen por qué coincidir con la línea editorial de Pikara Magazine. ¡Gracias por participar!

Eduardo Bogino Larrambebere, co-portavoz de la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles (PPIINA)

En el Día del Padre, los hombres comprometidos con la igualdad de género no estamos tan felices como nos gustaría porque nos sentimos engañados y robados. Con la suspensión de la ampliación del permiso de paternidad a 4 semanas, que según la Ley 9/2009 debería haberse hecho efectiva en enero de 2011, nos han robando 2 semanas para cuidar y disfrutar de nuestro hijo/a. Dos semanas de felicidad. Pero también pensamos que 4 semanas no son suficientes, porque queremos tener los mismos derechos y deberes que nuestras parejas, y para ello necesitamos un permiso de
paternidad igual al de maternidad.

Hoy en día sabemos que la paternidad es una construcción sociocultural, y entendemos que los hombres podemos desarrollar al igual que una mujer la sensibilidad, el cariño y el cuidado de nuestros hijos e hijas. Los hombres igualitarios creemos en una paternidad responsable donde estemos presentes físicamente, cuidando, dando amor y
disfrutando; donde el vínculo afectivo y emocional se vaya construyendo desde el nacimiento de nuestro hijo/a. Por ello, nos preguntamos: ¿Cómo nos pueden dar solamente 15 días de permiso de paternidad? ¿Qué podemos hacer en 15 días? ¿Cómo el Gobierno puede decir que está por la corresponsabilidad y, a la vez, suspender la ampliación del permiso ya aprobada por ley? ¿Cómo al Legislador todavía no se le ha ocurrido que los hombres somos capaces de cuidar de nuestro bebé en igualdad, en lugar de ser meros colaboradores?

Necesitamos que se igualen los permisos por nosotros mismos, para poder asumir corresponsablemente las tareas de cuidado y el trabajo doméstico, para no seguir alimentado la injusticia de que las mujeres sean las responsables casi en exclusiva del cuidado de nuestros hijos/as. También lo queremos por nuestros hijos e hijas, porque como demuestra un estudio reciente de la Fundación la Caixa, “Infancia y Futuro” de noviembre de 2010, los modelos de paternidad corresponsales repercuten positivamente en la salud, en las competencias socio emocionales y en el compromiso escolar de los menores.

Finalmente, y no menos importante, pedimos la igualdad de los permisos por nuestras parejas, porque no podemos seguir permitiendo que las mujeres sean discriminadas en el mercado de trabajo. Como las madres se ausentan mucho más tiempo que los padres, se les ofrece a las mujeres salarios inferiores a los de los hombres para un mismo puesto de trabajo y son excluidas de determinadas profesiones o puestos de responsabilidad, ya que se ve en la ausencia laboral por el permiso un peligro para la productividad. Por el contrario, las mujeres tendrán más oportunidades en profesiones o puestos en las que puedan ser sustituidas fácilmente. El hecho de considerar automáticamente como más arriesgado la contratación o ascenso de una mujer en edad de procrear es totalmente independiente de la productividad de esta mujer en el puesto de trabajo. La mujer no puede influir en esta opinión con sus propias
acciones, éste es el elemento discriminatorio que se denomina discriminación estadística.

Queremos que se aproveche el capital cuidador de los hombres, y apostamos por un cambio en el modelo de sociedad actual de un sustentador/una cuidadora a una sociedad formada por personas sustentadoras/cuidadoras en igualdad. Creemos que este cambio es una cuestión de justicia, que nos hará más felices y pacíficos. Por ello, muchos hombres igualitarios formamos parte de la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPIINA).

Por todas estas razones, ha llegado el momento de apostar por una reforma legislativa que establezca el objetivo de permisos por nacimiento y/o adopción, para cada progenitor/a, intransferibles, de igual duración, con la misma parte obligatoria y pagados al 100%; así como las medidas transitorias necesarias para aumentar progresivamente el permiso de los padres (o del ‘otro/a progenitor(a)’) hasta llegar a ese objetivo. Solo así podremos decir que estamos poniendo las bases para que sea posible la corresponsabilidad y, en definitiva, para una sociedad en la que hombres y mujeres podamos ser iguales.

¿Feliz Día del Padre?
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies