fbpx

“Para combatir la mutilación genital hay que tener en cuenta los comportamientos de las comunidades de origen” Voces

En el año 1987, Adriana Kaplan comenzó a trabajar en la comarca del Maresme, Cataluña, con población senegambiana, que era fundamentalmente la población africana inmigrada en España: “Fueron dos años de aproximación a ese colectivo, donde descubrí que era muy difícil construir procesos de integración social teniendo en cuenta únicamente el punto de llegada”.

Adriana Kaplan

Adriana Kaplan con la Vicepresidenta de Gambia, Isatou Njie-Said,

Artículo relacionado: “¡Nunca, nunca se lo haré a mis hijas!”

En el año 1987, Adriana Kaplan comenzó a trabajar en la comarca del Maresme, Cataluña, con población senegambiana, que era fundamentalmente la población africana inmigrada en España: “Fueron dos años de aproximación a ese colectivo, donde descubrí que era muy difícil construir procesos de integración social teniendo en cuenta únicamente el punto de llegada”.

Decidió, entonces, instalarse en Senegal y en Gambia para conocer la realidad de la población también en su punto de origen. “Allí descubrí la diferencia entre el ámbito rural y el urbano, las diversas etnias, las relaciones históricas entre ellas o qué expectativas había respecto a quienes inmigraban -recuerda Kaplan-. También descubrí qué sucedía con las mujeres que se quedaban allí, porque en las relaciones asimétricas en términos de género el rol de migrar le corresponde al hombre”. Fue en este contexto donde la antropóloga empezó a trabajar temas relacionados con la salud reproductiva y tomó contacto con las mutilaciones genitales femeninas.

Actualmente, Adriana Kaplan coordina el Grupo Interdisciplinar para la Prevención y el Estudio de las Prácticas Tradicionales Perjudiciales de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). El objetivo principal de este grupo es implantar una estrategia integral para combatir las mutilaciones, teniendo en cuenta los comportamientos de las comunidades de origen y de destino migratorio de los colectivos implicados.

Para ello, el grupo de trabajo creó el Observatorio Transnacional de Investigación Aplicada y Nuevas Estrategias para la Prevención de las Mutilaciones Genitales Femeninas. Este proyecto está compuesto por cuatro ejes: investigación aplicada, formación, diseño de materiales educativos y propuesta metodológica de ritual alternativo. Cuenta con el firme a apoyo de la Diputación Foral de Álava, “gracias a unas mujeres sabias que han entendido y han compartido nuestra visión y nuestra metodología de trabajo”, reconoce Adriana Kaplan.

Hasta la fecha, el Grupo Interdisciplinar ha realizado mapas de las mutilaciones genitales femeninas en todo el territorio, asesoramientos y talleres de formación y sensibilización que abarcan ámbitos multidisciplinares, como el social, sanitario, educativo, judicial, policial, político y comunitario. La producción de materiales educativos de referencia, escritos y audiovisuales, es otra actividad principal del grupo.

Materiales educativos para combatir las MGF: www.mgf.uab.es

“Para combatir la mutilación genital hay que tener en cuenta los comportamientos de las comunidades de origen”
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Agente para la igualdad de mujeres y hombres. Escéptica, perversa y peleona. En permanente movimiento y construcción.

    Comentarios recientes

    1. Loreto

      En una ponencia del último congreso de Feminismo Islámico, no recuerdo muy bien quién (puede que fuera Rozana Isa, representante de Musawah), comentaba cómo, tras intentar repetidamente legislar contra la ablación en (puede que) Egipto (como ves, no estoy demasiado bien informada, pero hablo de memoria), las políticas no daban resultado en el ámbito rural. Hablando con la responsable de las intervenciones en uno de los municipios, cuando la convencieron de que, desde un punto de vista sanitario y, principalmente, desde un punto de vista religioso, la infibulación no tenía ningún sentido e, incluso, era claramente pecaminosa, lo que la mujer finalmente confesó fue: “Ya, pero, si no puedo hacer esto, entonces ¿de qué como?”. Invirtieron en un puesto de pollos asados, la mujer se dedicó a eso y en esa población no hubo más ablaciones.

      Aunque supongo que, desgraciadamente, no es todo tan sencillo como una tienda de pollo frito.

      1. DeVera

        No será siempre tan fácil, pero es un gran ejemplo de lo que se puede hacer cuando uno no va de prepotente occidental moderno que lo sabe todo.

    2. Itziritzi

      Gracias por tu observación, Loreto. Generalmente, en los países de origen en los que hay que combatir la MGF la situación de pobreza complica la búsqueda de los ingresos básicos para vivir. Por eso, la estrategia tendría que contemplar proyectos productivos para las mujeres que practican la mutilación.

      Estoy de acuerdo contigo en que no todo es tan sencillo como montar una tienda de pollo frito, pero me niego a pensar que sea tan complicado como para que años de interverción por parte de la ONU no hayan dado ningún resultado. Más bien creo que estamos mirando con la lupa equivacada o, peor aún, que lo que estamos equivocando son los intereses…

    Los comentarios están cerrados

    Uso de cookies

    Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies