Archivos de los tags: gitanas

La lengua o la vida Opinión,Voces

Ilustración de Montse Motos, realizada para el manual de enseñanza de romanó ‘Sar san? ¿Cómo estás?’ (Araceli Cañadas & Nicolás Jiménez, 2012).

Soy gitana. Sufro la nostalgia, la rabia y el extraño sentimiento de añorar una lengua que no tuve, que le robaron a mi gente.

De María José Llergo y otras verdades flamencas Análisis,Ficciones

María José Llergo en un fotograma del videoclip 'Niña de las dunas'./ Cortijo Films

Se nos revuelve la peineta para visibilizar ese flamenco joven, legítimo y actual que no deja de florecer en los rincones donde no acostumbran a alumbrar vuestras farolas. El flamenco de las protagonistas: las mujeres andaluzas/gitanas. Sí, es tristísimo que ni en nuestro propio arte veáis que existimos.

Cuando una iniciativa progitana se tornó antigitana En red,Opinión

El cortometraje ‘Partir de cero’, realizado por hombres payos para la Fundación Secretariado Gitano, nos anima a las personas gitanas a esforzarnos para alcanzar la igualdad de oportunidades. Una filosofía estilo Mr. Wonderful que elude señalar el racismo estructural y social que nos subyuga.

Nuestros potajes: receta de mi potaje gitano de Nochegüena Opinión,Voces

Escena del espectáculo ‘En la orilla del Dniéster’, del gitano soviético Ivan Rom-Lebedev, en el Teatro Estatal de Moscú Romen. La obra recrea la lucha de los gitanos partisanos contra los fascistas.

Las tres o cuatro horas que dura el guiso dan para mucho: las cuñás, las primas, las sobrinas, las tías, las hermanas, las hijas, las madres, las abuelas reforzamos la sustancia del potaje, un potaje que año tras año es la excusa tradicional del empoderamiento, de la sororidad, de la hermandad de la pejnalipen, un momento esencial del año, insólito y primordial.

Pues sí,el feminismo gitano/romaní existe Crónica,En red

Foto de María Hernández, concejala de León por Podemos, gitana.

La autora, con su hija y sus primas y sus tías, estuvo en el I Congreso Feminismo Romaní, que se celebró hace unos días en Madrid.

Oenegemonismo antigitano: el incesante viento de frente En red,Opinión

Cartel del congreso feminista que prepara la AGFD y que está siendo contraprogramado

En el espacio institucional, monopolizado por una fundación ‘para los gitanos’, los movimientos y asociaciones gitanas somos contempladas como satélites o rivales, subordinadas o vetadas y boicoteadas con celo. Para ello no se dudará en robar ideas e iniciativas de las propias asociaciones gitanos. Un reciente ejemplo: la burda estrategia de contraprogramar el I Congreso Internacional de Feminismo Romaní.

Sara Kalí: ¿la patrona del pueblo gitano? Crónica,Voces

Caravanas y furgonetas trazan las calles de una ciudad transitoria: la de las 10.000 personas que acuden a la peregrinación. /Foto: Andrea Mantovani

Cada 24 de mayo, más de 10.000 romeros y romeras -gitanas en su mayoría de grupos como manouches y gitans catalans- de toda Europa acuden a Saintes-Maries-de-la-Mer, en el sur de Francia, para venerar a Santa Sara, Sara Kalí en la tradición gitana.

Dav tuqe jekh ròza miri dukhaƟar. De mi dolor te doy una rosa Análisis,Cuerpos

Estigmatizadas por los casamientos y embarazos tempranos, las gitanas enfrentamos una ración extra de violencia obstétrica. Esterilizaciones forzadas o no informadas, abusos verbales en la atención sanitaria o protocolos hospitalarios que nos segregan son algunas de esas prácticas derivadas de la intersección entre patriarcado y racismo antigitano.

“Las gitanas feministas nos estamos organizando para dejar de ser islas” En red,Entrevista

Integrantes de Gitanas Feministas, en el Orgullo LGTB. En el extremo izquierdo, Ana, Carmen y Eva

Reclaman libertad para poder decidir si casarse y tener hijos o no. Defienden la libertad sexual y la corresponsabilidad para que las mujeres se quiten la pesada mochila que implica asumir solas el cuidado de las familias. Les preocupa especialmente la situación de las viudas y de las inmigrantes rumanas. ‘Gitanas Feministas por la Diversidad’ nos explican las bases de su propuesta, que definen como rebelde, intuitiva y en construcción. De las feministas payas esperan complicidad y apoyo, en ningún caso tutela.

Una revolución lenta, pero irreversible Planeta,Reportaje

Dos generaciones de gitanas

Las gitanas quieren ser escuchadas. Cambian las tradiciones del pañuelo como prueba de virginidad, la del luto riguroso y la de los matrimonios tempranos. Estudian, trabajan fuera de casa y conducen. Discriminadas y estereotipadas, se organizan para reivindicar sus derechos y promover un feminismo diverso

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies