Artículos en Opinión

“Me violaron y seguí sonriendo” Cuerpos, Opinión

No hay dos historias de violación iguales. Ania Yoel necesitó años de terapia y de feminismo para sanar heridas que aún no han cicatrizado. Para Ana VR lo más complicado fue la incomprensión de su entorno al ver que una violación múltiple no la dejaba marcada para siempre. Pero coinciden en aprendizajes clave, como el valor del apoyo entre mujeres para sobrevivir a las violencias machistas.

“Todas hacemos vida normal porque las agresiones son parte de nuestra vida” Cuerpos, Opinión

Ilustración de emecé eseene para la exposición ‘Todas las búsquedas que somos’

No hay dos historias de violación iguales. Ania Yoel necesitó años de terapia y de feminismo para sanar heridas que aún no han cicatrizado. Para Ana VR lo más complicado fue la incomprensión de su entorno al ver que una violación múltiple no la dejaba marcada para siempre. Pero coinciden en aprendizajes clave, como el valor del apoyo entre mujeres para sobrevivir a las violencias machistas.

Sobre banderas y dioptrías En red, Opinión

Ilustración de gorka olmo

Que el Pride huele un poquito a mierda lo vamos teniendo claro muchas. Muchas de las que hacemos un análisis político radical de nuestro entorno. En mi calle, por ejemplo, han puesto una columna de globitos arcoiris a Multiópticas. Multiópticas, que fue pionera del movimiento de liberación gay en los sesenta, junto a Silvia Rivera o Marsha P. Johnson. Humor absurdo, sí. Tan absurdo como mezclar dioptrías con banderas.

¿Qué pasa cuando las negras salimos de fiesta? En red, Opinión

No he tardado mucho en entender que para muchos hombres mi color “exótico” es una señal verde que les permite tratarme como una mujer fácil, dócil, caliente, aprovechada. Clichés como que “todas las negras bailan bien” o que “todas las negras tienen un buen culo” nos exponen a insinuaciones sexuales y situaciones de acoso.

Maternidad y políticas: confusiones, falsedades y mandatos Opinión, Planeta

Los Permisos Iguales e Intransferibles no pueden desmontar el patriarcado; avanzan por la senda de las exigencias del capital. Las mujeres solo vamos a ser reconocidas como iguales cuando la maternidad sea reconocida como una aportación imprescindible, fundacional y extremadamente valiosa para la sociedad.

Carta a mis hermanas nicaragüenses Opinión, Planeta

Una manifestante en una marcha el 9 de mayo en Masaya./ Jorge Eduardo Mejía Peralta

Ya no soy la valiente estudiante que, mientras mi pueblo dormía y muchas de ustedes jugaban, salía a la calle para denunciar a “nuestro buen gobierno”. Diez años después, desde fuera del país, las veo a ustedes y me veo reflejada a mis 18 años, cuando tenía fuego en los ojos y rebeldía en la sangre. Las veo en las trincheras y se me infla el pecho de emoción y orgullo.

La Universidad pública de nuestros días: el reino del capitalismo académico Acoso en la uni, En red, Opinión

¿Os acordáis cuando de adolescentes nos decían eso de “estudia para tener un futuro”? Ese relato forma parte ya de la historia. Se ha desvanecido. Forma parte de los valores de la modernidad pasada donde existían relatos estables, previsibles, donde existía un horizonte y certezas.

La lengua o la vida Opinión, Voces

Ilustración de Montse Motos, realizada para el manual de enseñanza de romanó ‘Sar san? ¿Cómo estás?’ (Araceli Cañadas & Nicolás Jiménez, 2012).

Soy gitana. Sufro la nostalgia, la rabia y el extraño sentimiento de añorar una lengua que no tuve, que le robaron a mi gente.

Rota conoce a Rota Cuerpos, Opinión

Ilustración de Núria Frago.

Existen dos clases de personas: las que fuimos maltratadas en la infancia y las que no. Y que al primer grupo siempre le cuesta mucho más amar y desamar sin drama. Y que estamos muy rotas. Pero, pese a las complicaciones, prefiero quedarme al lado de una persona con fracturas a estar junto a otra con todas las partes de su piel intactas. Y este lazo puede generar una gran fuerza para oponer resistencia frente a la dominación patriarcal y capitalista.

La manta es represión, pero Lavapiés es solidaridad En red, Opinión

Protestas en la plaza Nelson Mandela en la mañana del 16 de marzo por la muerte de Mame Mbaye. / Foto: David Fer

Vender en la manta es la opción para aquellos inexistentes para el Estado, para los nadie de los “ayuntamientos del cambio”; mientras, durante la concentración del viernes pudimos ver a un barrio unido, un barrio que decía no al racismo y la represión, una comunidad que se aunaba para exigir un trato digno

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies