El cáliz y la espada Participa

Nota: Este artículo se enmarca en la sección de libre publicación de Pikara, cuyo objetivo, como su nombre indica, es promover la participación de las lectoras y lectores. El colectivo editor de Pikara Magazine no se hace responsable ni del contenido ni de la forma de los artículos publicados en esta sección, que no son editados. Puedes mandar el tuyo a participa@pikaramagazine.com. Rogamos claridad, concisión y buena ortografía.

Almodis Nogués

En pleno siglo XXI, donde las nuevas tecnologías salen de debajo las piedras y la opinión pública empieza a carecer de valores éticos y morales, hoy os vengo a hablar de un hecho que me tiene intrigada desde hace ya muchos años.

¿Qué es lo que empuja a las mujeres a formar parte de liderazgos negativos?

Es interesante, sobre todo, en los movimientos sociales relacionados con el feminismo o el asociacionismo cómo este fenómeno se lleva a cabo.

En miles de situaciones, tristemente, hemos podido observar cómo en movimientos sociales nos pisamos las unas a las otras, sin más mera razón que luchar por un falso liderazgo que malinterpretamos como ser una mujer ruda y fuerte que mantiene a raya a los hombres y que es idolatrada y seguida por sus compañeras de militancia.

Este hecho cada vez más frecuente se puede interpretar desde muchos factores, y todos se relacionan con posibles flaquezas que el patriarcado nos ha impuesto, como son la falta de autoestima, la inseguridad, el miedo al rechazo, etc…

Pero qué es lo que realmente empuja a mujeres formadas ( supuestamente) a emprender actitudes machistas y tóxicas… Me atrevería a decir que son actitudes que pueden ir relacionadas con el liberalismo empresarial, pero seguramente habría dado demasiadas vueltas al tema, y es quizá demasiada osadía por mi parte.

El concepto que es seguro que influye es el Patriarcado, como aquel sistema que  consigue que una mujer – se relacione con el ámbito que sea-  considere a personajes como Angela Merkel o Margaret Tatcher como referentes a seguir.

El cáliz y la espada:  la mujer como fuerza en la historia es el libro que escribió Riane Eisler en el 2005.

En él trataba el tema de las mujeres referentes en la historia.

En el libro se hacen reflexiones muy interesantes sobre qué es lo que el votante veía en ellas para poder ejercer la política y liderar las potencias mundiales de Alemania e Inglaterra. 

En el libro se llega a la conclusión de que la opinión pública y las masas creían en ellas porque reproducían todos los roles patriarcales habidos y por haber.

Incluso en algunas políticas aplicadas por Tatcher, se superó lo implacable, como fue la aplicación de la ley de habitaje de los ochenta, que tanta miseria generó en el territorio británico.

 Finalmente acabo este breve artículo con la reflexión que llevaba Riane Eisler en el libro, que es que hoy en día las mujeres seguimos reproduciendo los mismos errores una y otra vez, y hasta que no entendamos que las relaciones no han de sumirse en la más mísera jerarquización entre personas, o no entendamos que una mujer que entra en el movimiento no es una oponente, sino alguien con quien aprender y seguir en la brecha; el patriarcado seguirá ganando. Y es que alguien muy cercano me dijo alguna vez:

 – Hija mía, tu hermano por ser hombre lo tendrá siempre todo más fácil, tendrás que esforzarte mucho, y nunca ganarás lo mismo, pero siempre cuídate tú, y aprende de todo tu alrededor. 

El cáliz y la espada
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

¿Quieres debatir en un espacio tranquilo, seguro y libre de (machi)trols? Vente al foro de debate de Pikara Magazine

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies