Un Orgullo menos ‘suyo’, un Orgullo más ‘nuestro’ Crónica, En red

Imagina un Orgullo LGTBI sin carrozas. Un Orgullo de a pie, menos suyo, más nuestro. Un Orgullo alejado de la imagen que todo el mundo tiene del Orgullo.

Estudiantes participando en la manifestación.

Estudiantes participando en la manifestación.

Esto es el Orgullo Crítico, una manifestación alternativa que nace como necesidad de las personas no normativas de tener una plataforma propia, más honesta y alejada del capitalismo y del pinkwashing tan presente en el Orgullo de siempre. Reconozco que estuve dudando mucho si asistir a uno u otro. Temía que el Orgullo del Sur, sin su parte crítica, dejara completamente de lado la protesta y se centrara sólo en la fiesta. Al mismo tiempo, temía que el Orgullo Crítico se pasara de reivindicativo —como si eso fuera posible— y obviara la parte festiva tan necesaria.

Como mujer trans mi día a día es una lucha constante por visibilidad, derechos y dignidad. ¿Nos vamos a negar el único día anual que tenemos para festejar que, pese a todo, seguimos vivas? Al final, tras mucho preguntar y mucho pensar, decidí plantarme en el primer Orgullo Crítico del Sur celebrado el 23 de junio en Sevilla. Y no me arrepentí.

Primeras impresiones

A primera vista, no aprecié gran diferencia entre uno y otro. Éramos, sin más, un grupo de gente diversa, de todas las edades y todas las estéticas, cubierta de todos los colores del arcoiris en forma de maquillaje y banderas. Lo mismo que vi el año anterior, en mi primera vez como fotógrafa en el Orgullo. La diferencia, sin embargo, estaba ahí. No había carrozas patrocinadas por discotecas, apps de ligoteo o páginas del sector. No había indeseables como los amigos de Ciudadanos, intentando ocultar su LGBTIfobia regalando baratijas de cartón. No estaba el PP, haciendo pinkwashing de sus nefastas políticas. El partido político más visible de todo el Orgullo Crítico fue Izquierda Unida, el principal propulsor del mismo como celebración del 40 aniversario de la primera manifestación por la libertad sexual de Andalucía.

Éramos personas. A pie, con pancartas, banderas y megáfonos. Regalándonos sonrisas y abrazos y selfies y fotos. Éramos mujeres, hombres y no binaries, trans y cis, lesbianas, gays y bisexuales, disfrutando y alardeando, por una vez, de nuestra diversidad.

Drags participantes en la manifestación

Cartel con frase en inglés que contiene un juego de palabras para decir: "Apoya a tus hermanas, no sólo a tus cis-hermanas".

Dos personas con carteles con los lemas "Por una sanidad más inclusiva" y "los chicos trans también vamos al ginecólogo"

Antonio Maíllo, Eleazar Fernández y Daniel González

Antonio Maíllo, Eleazar Fernández y Daniel González

Dos chicas con carteles de visibilidad bisexual

Una pareja de chicas sonriendo

Soy gay, soy lesbiana, soy bisexual, soy transexual, soy heterosexual, soy humano    Un chico lleva el mensaje: "Marica asesinado, homófobo colgado"

 

Un manifestante con el altavoz

Ni un sólo cántico, eslogan o frase fuera de lugar. Sin discriminaciones, sin recriminaciones. Simplemente, un grupo de personas felices por estar vivas, felices por poder alzar la voz y luchar por nuestros derechos.

Representación en la fiesta transmaricabollo

Ya en los Jardines del Valle inició la fiesta que todos estábamos esperando. Tras la charla de rigor de los representantes de la Asociación de Transexuales de Andalucía (ATA) y Ververipen, Rroms por la Diversidad, empezó la fiesta. Con la actuación de Platania, La Musa Ke Kema, Joss Free Soul, Flores para Tristian o V de Bragas, la noche tuvo un broche espectacular.

 

Un representante de Ververipen

Un representante de Ververipen

Joss Free Soul

Joss Free Soul

 

La Musa Ke Kema

La Musa Ke Kema

 

V de Bragas

V de Bragas

Allí tuve el placer y el honor de hablar con un caballero —del que no recuerdo el nombre— que afirmó haber estado en aquella primera manifestación andaluza por la libertad sexual y que aquí sigue estando. Porque todavía queda muchísimo por hacer, muchísimo por conseguir.

El caballero que participó en la primera manifestación por la libertad sexual en Andalucía

El caballero que participó en la primera manifestación por la libertad sexual en Andalucía

Por qué sigue haciendo falta el Orgullo LGTBI

Tras toda la manifestación, la fiesta y la celebración, recibí una mala noticia. Simone, la Musa Ke Kema, fue víctima de un ataque tránsfobo en la Alameda de Hércules, lugar del fin de fiesta de la cabalgata oficial.

Lee el hilo entero

Esto lo dice todo. Si ni en nuestros propios espacios, ni en nuestro día, estamos seguras, es que queda mucho por luchar. Muchísimo por conseguir. Mucho camino por recorrer.

Un Orgullo menos ‘suyo’, un Orgullo más ‘nuestro’
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

¿Quieres debatir en un espacio tranquilo, seguro y libre de (machi)trols? Vente al foro de debate de Pikara Magazine

Fotógrafa sevillana especializada en fotografía de calle y retrato. También soy escritora, traductora y diseñadora gráfica y web.

Comentarios recientes

  1. Pingback: España: Un Orgullo menos ‘suyo’, un Orgullo más ‘nuestro’ | mitimaes

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies