La rebelión de las menopáusicas

Donostia. Mesa redonda sobre acción directa en un encuentro feminista. La media de edad de las ponentes es de 25 años. En el turno de debate, una mujer de 55 años —pelo corto y coletilla, menuda y fibrosa, jovial y vivaracha— opina sobre las intervenciones y añade, para desconcierto del auditorio: “Y ya va siendo hora de que en el feminismo hablemos de la menopausia”. Es Bego González, la Txispas, la vecina que nos instaló los estores en la redacción de Pikara, integrante del colectivo feminista del barrio, Galtzagorri. Así nace este reportaje.