“Todo se limpia, y prácticamente todo lo limpian mujeres” Planeta, Reportaje

La Diputación de Bizkaia ha ofertado un curso sobre limpieza sólo para mujeres. Las trabajadoras del sector y los sindicatos critican la medida porque no ataja la desigualdad de las empleadas ni la precariedad.

Imagen del anuncio del curso.

Imagen del anuncio del curso.

¿Quieres trabajar como profesional de la limpieza? Pues, si eres mujer, puedes participar en la formación ‘Limpieza de superficies y mobiliario de edificios y locales’. Esta oferta formativa ha generado polémica entre las trabajadoras del sector y los sindicatos, quienes exigen una rectificación ante el curso que subvenciona la Diputación de Bizkaia. ¿Supone igualdad de oportunidades?

Ante las críticas despertadas surgen varias preguntas: ¿Por qué chirría que este curso sea solo para mujeres? ¿Cuál es el papel de los hombres en el sector?… Estas son algunas de las cuestiones que se plantean las implicadas, quienes consideran que la formación ofertada no se ha diseñado desde una perspectiva de igualdad, ni haciendo un análisis de la situación en la que se encuentra actualmente el sector de la limpieza.

“Todo se limpia, y prácticamente todo lo limpian mujeres”, cuenta Araceli Llano, delegada sindical y trabajadora de la limpieza en centros de la Diputación de Bizkaia. En este sector los hombres suelen contar con categorías profesionales superiores y cargos de dirección y, por lo tanto, con un salario más elevado.

Limpieza de cristales, conducción de máquinas, de vehículos, peón limpiador… no veremos un anuncio en el que se busque a una peona limpiadora o una peona conductora. Esto dice mucho de la situación en la que se encuentra el sector de la limpieza, y de por qué a las trabajadoras no les ha gustado nada el curso ofertado. “Las empresas son las que están creando o manteniendo el sistema, el cual se puede cambiar y regular para que no sea discriminatorio, pero ante esta situación no hay ninguna empresa en Bizkaia que quiera dar el paso. Hoy seguimos con la misma estructura a la hora de decidir quién tiene qué tipo de contratación”, explica Maite Leizegi, representante del sindicato ELA.

Varias empleadas del sector defienden que, tras muchos años trabajando, nunca se les ha dado la opción de poder hacer un curso o poder promocionarse para adquirir los conocimientos necesarios y acceder así a ese tipo de capacitación en la que sí tienen cabida los hombres. En cambio, ellos entran ya con la categoría profesional superior y les enseñan sobre la marcha. “Además este es un sector en el que la mayoría de las compañeras se sienten muy invisibles, esta es la sensación que nos trasladan las trabajadoras del colectivo. Estamos en horarios fuera de atención al público, en momentos en los que no suele haber actividad y, si la hay, pasamos totalmente desapercibidas”, explica Llano.

Por lo tanto, respondiendo a la cuestión sobre la igualdad de oportunidades, las representantes sindicales tienen claro que no existe una igualdad real en el sector de la limpieza puesto que “no ha habido un aumento significativo en el número de empleados hombres, al igual que tampoco existe un incremento de las mujeres en puestos de hombres”.

Araceli Llano, delegada sindical y trabajadora de la limpieza en centros de Diputación y Maite Leizegi, representante de ELA. / Foto: Marina León

Araceli Llano, delegada sindical y trabajadora de la limpieza en centros de Diputación y Maite Leizegi, representante de ELA. / Foto: Marina León

Desde el sindicato opinan que la denuncia pública que se ha hecho ante el anuncio del curso de limpieza y la petición de una rectificación ha servido para generar una respuesta por parte de la Administración foral, algo que hasta el momento no ha sido lo común. “Visto lo visto, pienso que están tan lejos de la problemática de este colectivo que no saben de qué hablamos. Cuentan con la experiencia de su propio personal de limpieza, pero miran para otro lado”, explica Leizegi.

Especialización en el sector

Se ofertan todos los años desde la Diputación Foral de Bizkaia aproximadamente 700 acciones formativas, unas vinculadas a decretos de empleo joven, otras destinadas a colectivos más difícilmente empleables. “Intentamos primar desde la Administración Pública la discriminación positiva hacia esos sectores que tienen más dificultad para insertarse en el mercado laboral”, explica Teresa Laespada, diputada de Empleo, Inclusión Social e Igualdad, en referencia al anuncio sobre el curso de limpieza industrial dirigido a mujeres. “No pretendemos fomentar la división sexual del trabajo con cursos como este, ni poner a las mujeres a limpiar, sino que algunas provienen ya de un sector de la limpieza muy deteriorado y las colocamos en un mercado laboral normalizado”, comenta la diputada.

La respuesta de las trabajadoras y los sindicatos es rotunda: no están en contra de que se dé opción a formación, pero creen que la Diputación no conoce verdaderamente los problemas de su sector, como por ejemplo la dificultad de obtener un salario digno. “Hay situaciones en las que las trabajadoras se colocan en el umbral de la pobreza, cada caso es muy diferente”, explican.
Otras de las dudas que se plantean las implicadas respecto a formaciones de este tipo son para qué sirven, es decir, con qué objetivo se plantean, a quienes se dirigen y en qué condiciones se van a hacer los contratos en prácticas posteriores a los cursos. “Si estas formaciones se acaban implantando de manera oficial, ¿van a tener todas las personas interesadas en un puesto de trabajo acceso a esa formación? A nosotras nos parece que es otra manera de que las empresas se ahorren dinero. Han amortizado puestos de trabajo en la limpieza y se fomentan los contratos en prácticas”, concluye Maite Leizegi.

Es relevante mencionar que la propia Diputación cuenta con un colectivo propio, Garbialdi, que limpia los centros de esta institución en toda Bizkaia y que lleva cinco años pidiendo una subida salarial. Actualmente, se les está ofreciendo una subida de 14 céntimos al día. Todo esto ocurre cuando hay una pérdida de poder adquisitivo tremenda, según cuentan las trabajadoras consultadas; cuando es la propia Diputación la que dice tener superávit, y cuando es Unai Rementeria, el diputado general, quien está afirmando que ya es hora de que se dignifiquen los salarios y que empiecen a incrementarse. “Existe un discurso de puertas hacia afuera, pero de puertas hacia dentro, el propio responsable de Diputación tiene en sus centros personal que ahora debería estar en otra situación, lo cual es bastante contradictorio y está generando que tengamos que organizarnos, concentrarnos y reivindicar”, comenta Leizegi.

Concentración de trabajadoras de la limpieza en Bizkaia. / Foto: Cedida

Concentración de trabajadoras de la limpieza en Bizkaia. / Foto: Cedida

El sector de la limpieza es muy precario y feminizado. Actualmente se establece una jornada laboral máxima de 35 horas, pero son cada vez menos las que tienen esa posibilidad, “si este sector se caracteriza por algo es por las jornadas parciales. Aquí nos podemos encontrar a mujeres que trabajan en cuatro empresas diferentes, prestando cuatro servicios distintos de limpieza y no llegar a los 400 euros al mes. Esta gente es superviviente, se buscan la vida como pueden”, apuntan las trabajadoras.

Poner en marcha un nuevo recorrido

Las representantes sindicales establecen que el primer paso por parte de la Administración Pública es hacer un diagnóstico de partida, en el que las empresas se vean interpeladas. Tienen claro que deben sentarse a hacer números y porcentajes, dedicarle tiempo y hacer una denuncia pública para así poder iniciar un recorrido y hablar de este tema evitando los juicios rápidos.

“A las instituciones les pedimos que nos pregunten, que se molesten en obtener información si de verdad saben en qué situación se encuentra este sector, para que así las mujeres invisibles del sector de la limpieza dejemos de serlo”, concluye Araceli Llano.

 


También te puede interesar:

“Cuídate para cuidar”, las trabajadoras del hogar mueven el mundo
Guantes amarillos: la lucha de las trabajadoras griegas de los hospitales
“Nos queréis invisibilizar y vamos a estar presentes más que nunca”
Obreras del cariño, las ‘kellys’ de los cuidados
‘Las milagros’ de la agroindustria almeriense

“Todo se limpia, y prácticamente todo lo limpian mujeres”
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

¿Quieres debatir en un espacio tranquilo, seguro y libre de (machi)trols? Vente al foro de debate de Pikara Magazine

Comentarios recientes

  1. Pingback: Reflexiones sobre qué es el feminismo y las nuevas paradas anti-acoso |

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies