Intrépidas exploradoras Sangre Fucsia

Viajar siendo mujer es desafiar los roles de género que nos dejan un campo de acción limitado. Supone expandir nuestros horizontes de movimientos y mentales enfrentándonos a un sinfín de situaciones que nos ponen en riesgo pero de las que salimos con la cabeza alta con el apoyo de una amplia genealogía de intrépidas exploradoras que nos han precedido.

Viajar, explorar, aventurarse en lo desconocido sin volver la vista atrás y empeñadas en reventar los roles de género, completar kilómetros sin encontrarse con la violencia, en definitiva, ser aún más libres según avanzamos en nuestro diario de viaje.

La idea de realizar un programa repasando la genealogía de intrépidas exploradoras que nos han precedido surge, como siempre, de una pregunta más biográfica y personal: ¿se encontrarían las mismas dificultades nuestras predecesoras al viajar siendo mujeres? La respuesta es positiva pero fue solventada con gran astucia y empeño en no quedarse en casa, en la pequeña parcela asignada según nuestro rol y salir a ponernos a prueba. Y por supuesto, en hacer lo que nos venga en gana.

Entre las aventureras que hemos destacado hay periodistas, amas de casa y científicas. Una variedad de perfiles que muestran la amplitud de espectro que hemos querido acoger cuando nos enfrentamos al término ‘exploradoras’. La primera protagonista que colocamos sobre el mapa es Elizabeth Jane Cochran, más conocida como Nelly Bly. Esta periodista estadounidense de finales del XIX era una reportera incisiva que se atrevía con denuncias de las condiciones de trabajo o crónicas ‘desde dentro’ de un asilo psiquiátrico para mujeres. La pluma comprometida la metió en más de un lío pero también hizo destacar su nombre para ser escogida en una hazaña sin precedentes: intentar batir la vuelta al mundo narrada por Julio Verne en su famosa novela. 72 días y 6 horas es lo que tarda la periodista, un auténtico récord teniendo en cuenta la época.

No hace falta ser una afamada periodista o incluso una deportista de élite para viajar allá donde te propongas. Esa lección que aprendemos en nuestras vidas, también se la aplicaron Anne, Eve y Antonia, tres amas de casa de los años cincuenta que fueron las primeras mujeres europeas en aventurarse en Zanksar, una zona que pertenecía al Tíbet occidental y escalar el que se conoce ahora como Wive’s Peak. Estas aventureras ‘no profesionales’ ejecutaron tal hazaña con zapatillas de deporte convencionales y acarreando su té preferido para no perder esta costumbre en el viaje; sin duda, detalles que nos recuerdan que ser aventurera está al alcance de nuestra mano.

Sangre-Fucsia_IntrepidasExploradoras

Con un afán científico pero con este espíritu amateur que caracterizó la expedición de estas intrépidas británicas, se embarcó Maria Sibylla Merian en 1699 desde los Países Bajos dirección a la Guayana neerlandesa (actual Surinam). Maria Sybilla era una exquisita pintora y científica aficionada que dedicó los dos años de estancia a realizar un compendio de insectos de la zona donde continuaba atestiguando su mayor hallazgo: las metamorfosis de las mariposas. Una mujer aventurera durante toda su vida, no fue hasta ya bien entrado el siglo XX que se ganó su merecido puesto en la genealogía exploradora pero sobre todo científica por haber sido capaz de refutar las teorías sobre el nacimiento de muchos insectos desbancando al mismísimo Aristóteles.

Podríamos haber incluido a más mujeres en esta particular herstory pero estaríamos pecando de ¡excesivamente coloniales! Está claro que muchos pueblos tuvieron su cuota de mujeres aventureras que se lanzaron a viajar, por ejemplo, entre las diversas islas del Pacífico Sur o entre los mares de Asia, como ya vimos en nuestro programa sobre piratas. Pero hoy queremos destacar a la polémica figura de Sacawagea, de la tribu de los comedores de salmón de los shoshone, conocida en la historia occidentalizante como la guía de los expedicionarios Lewis y Clark a lo ancho de América del Norte, camino al océano Pacífico. Decimos polémica figura porque fue acusada de colaboracionista por sus contemporáneos y porque, aún hoy, no tiene el protagonismo que se merece dentro de las narraciones sobre la invasión británica de América del Norte.

Como decíamos al principio, nuestra genealogía arranca con una reflexión desde nosotras mismas y, de esta manera, terminamos precisamente: poniendo sobre la mesa aquellas situaciones que detestamos vivir cuando emprendemos rumbo a lo desconocido. Desde ser ignoradas a la hora de querer alquilar vehículos porque se presupone que no sabemos conducir hasta momentos que ponen en riesgo nuestra vida, unos momentos que siempre nos hacen acordarnos de Virginie Despentes y su Teoría King Kong. Unos momentos que, siguiendo la opresión nos devolvería a nuestras casas pero que a nosotras nos hace recoger el macuto y continuar viaje.

Playlist

Le Tigre – Deceptacon (sintonía)
Röyksopp-Coming home
Stephen Foster-Nelly Bly
Christina Rosenvinge-Voy en un coche
Subsonica-Strade
Kate Ryan-Voyage, voyage
Violeta Parra – Arriba quemando el sol
Irene Grandi – Prima di partire per un lungo viaggio
Garbage-No horses

Si quieres escuchar más programas de Sangre Fucsia, puedes encontrarlos aquí

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Print this page
Intrépidas exploradoras
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

¿Quieres debatir en un espacio tranquilo, seguro y libre de (machi)trols? Vente al foro de debate de Pikara Magazine

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies