‘La seducción’: universos femeninos fallidos Ficciones, Pikagramas

La última película de Sofía Coppola es plana, carente de sentimiento y francamente aburrida

Fotograma de 'La seducción', protagonizada por Nicole Kidman y Kirsten Dust

Fotograma de ‘La seducción’, protagonizada por Nicole Kidman y Kirsten Dunst

‘La seducción’ de Sofía Coppola me ha dejado el cuerpo revuelto. Con la sensación de haber visto una película que no ha conseguido conmoverme ni emocionarme, ni para bien ni para mal y de ver un producto caduco desde su planteamiento. Soy muy fan de Coppola pero su última película ni fu ni fa. No consigue -como sí lo hiciera en la sorprendente y angustiante ‘Las vírgenes suicidas’, en la genial y sobresaliente ‘Lost in translation’ o incluso en la biografía chic ‘Maria Antonieta’- crear una atmósfera envolvente que te transporta a intensos universos propios. Es lo que ocurre en ocasiones cuando vas con expectativas altas al cine.

‘La seducción’ es una película plana, carente de sentimiento y francamente aburrida. A pesar de tener un sólido guión y unas interpretaciones más que destacables, no emociona. ¿Este aburrimiento puede venir de la propia trama? En el año 1864, durante la guerra civil norteamericana, Escarlata O’Hara no era la única que las pasaba canutas. El soldado John Mc Burney, integrante de las tropas yanquis, se encuentra malherido en la zona confederada hasta que una niña lo socorre y lo lleva a una escuela femenina en la que sobreviven un grupo de mujeres. La película de Coppola es un remake de ‘El seductor’, dirigida por Don Siegel y protagonizada por Clint Eastwood, poco antes de convertirse en Harry Callahan.

El personaje de la criada ha desaparecido en el 'remake' de Coppola.

El personaje de la criada ha desaparecido en el ‘remake’ de Coppola.

Los años 70 fueron, cinematográficamente hablando, una época muy misógina. Si seguimos el planteamiento de Susan Faludi en su necesaria e iluminadora ‘Reacción; la guerra no declarada contra la mujer moderna’ (1991), desde las ficciones audiovisuales surge una orquestada reacción contra la liberación femenina. Estas reacciones son cíclicas y paralelas al avance de las conquistas femeninas. La reacción a las norteamericanas que quemaban sus sujetadores, reivindicaban el libre ejercicio de la maternidad, apuntaban que el enemigo dormía con las propias mujeres y llamaba a la liberación sexual fue importante. Así debemos entender ‘El seductor’. Si un hombre irrumpe en un universo marcadamente femenino, tiene como consecuencia inmediata encender los furores uterinos de estas mujeres que, por encima de su patriotismo y racionalidad, se dejan llevar por sus pulsiones sexuales…. Cualquier mujer pierde la cabeza si tiene un hombre cerca.

Coppola mantiene las trazas de cuento gótico y los tintes de thriller psicológico, no se mete en líos al eliminar de un plumazo el personaje original de la criada negra, pero de alguna manera peca de ingenua. Intentar trascender la misoginia de la adaptación de Siegel es admirable, pero el intento falla. Y falla por diversas razones. Resulta imposible no leer la película desde el momento actual. Es difícil creer que ese grupo de mujeres se deje guiar por sus deseos sexuales. ¿No se supone que las protagonistas, solas y si hombres cerca, están reprimidas? Además, resulta poco convincente el poderío del personaje masculino, al que se presupone atractivo por el mero hecho de ser un hombre y de tener polla (Colin Farrell funciona mucho peor como sex simbol que Clint Eastwood). Es difícil de entender que cualquier resistencia de supervivencia de un grupo de mujeres solas no pase por cargarse al enemigo desde el minuto uno.

Las mujeres no pueden ni deben tener miedo a un individuo en franca inferioridad numérica que deviene en bestia cuando el poder que ejerce sobre ellas está en peligro. Las mujeres, la sociedad, necesitamos nuevos referentes y nuevas estrategias para enfrentar las violencias. Mientras tanto, Sofia, esperaremos ansiosas tu próxima película.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Print this page
‘La seducción’: universos femeninos fallidos
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

¿Quieres debatir en un espacio tranquilo, seguro y libre de (machi)trols? Vente al foro de debate de Pikara Magazine

María Castejón Leorza es Doctora en Historia. Tiene diversas especialidades de conocimiento como la historia y teoría de género, pero sobre todo es especialista en representaciones, género y medios de comunicación. Es editora del blog Las princesas también friegan, donde escribe sobre cultura y feminismos. Es autora del libro "Fotogramas de género. Representaciones de feminidades y masculinidades en el cine español (1977-1989)" (Logroño, Siníndice, 2013)

    Uso de cookies

    Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies