Extremos Participa

Nota: Este artículo se enmarca en la sección de libre publicación de Pikara, cuyo objetivo, como su nombre indica, es promover la participación de las lectoras y lectores. El colectivo editor de Pikara Magazine no se hace responsable ni del contenido ni de la forma de los artículos publicados en esta sección, que no son editados. Puedes mandar el tuyo a participa@pikaramagazine.com. Rogamos claridad, concisión y buena ortografía.

Sara Levesque

Una mujer escribe sola en el bordillo de la calle

Fotografía de Peter Ras a través de Foter.com / CC BY-NC-SA

Si pudiera, si me dejaras, si me lo permitieras, te escucharía y luego te besaría la voz. Después de besar las lágrimas de las nubes, porque a veces cuando te leo me hablas a través de ellas. Siempre lo haces, a ratos eres auténtica, a ratos das miedo. Sea como sea me invades el pensamiento. Sí, sigo leyendo todo lo que escribes, aunque no te lo diga. Es una anémica forma de volver a sentirte junto a mí. Ojalá volvieras. No, ojalá regresaras, porque dentro de ese verbo está mi nombre. Y yo me fumaría la vida entera esperándote, porque dentro de ese vicio está el tuyo.

Y, al pensar en ti, por mucho que duelas, se me sigue asomando una sonrisa a la boca. Unas veces tímida, otras valiente, depende de cómo me haya despertado.

Es normal. Estés en el país que estés, visites la ciudad que visites, o te levantes de la cama de quien te levantes, lo cierto es… que haces un día precioso. Fuiste mi más linda casualidad. Solo por eso, merece la pena soportar que vivamos cada una en un extremo del mundo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Print this page
Extremos
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

¿Quieres debatir en un espacio tranquilo, seguro y libre de (machi)trols? Vente al foro de debate de Pikara Magazine

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Comentarios recientes

  1. Pingback: Extremos (nueva publicación) – Bohemia… te adoro

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies