La represión no será televisada En red, Opinión

De aquella eclosión de movimientos sociales del 15M, de la que pronto se cumplirán seis años, hoy tenemos sentencias judiciales contra quienes protestaron.

Sara Plaza

De aquella eclosión de movimientos sociales hoy tenemos estas sentencias.

De aquella eclosión de movimientos sociales hoy tenemos estas sentencias.

“A mí me señalan y la gente me dice que corra porque han ordenado mi detención. Yo corro, pero me tropiezo y levanto las manos para no ofrecer resistencia ya que me alcanzaban. La reacción de los policías es tirarme al suelo y empezar a patearme la cabeza. Una señora que había al lado, que estaba en las fiestas, se puso a llorar con un ataque de nervios. La policía decidió arrastrarme hasta detrás de una caseta para seguir conmigo”. Un testimonio como este no puede darse en una democracia. Sin embargo, estas palabras resuenan hoy, martes 18 de abril, en los Juzgados de lo Penal de Getafe (Madrid). El problema es que quien las pronuncia se sienta en el banquillo de los acusados.

Óscar -dueño del testimonio que encabeza este texto-, José Manuel y Cristóbal fueron detenidos en una protesta vecinal durante el pregón de las fiestas del barrio de San Nicasio (Leganés, Madrid) el 9 de octubre de 2013. Los ‘3 del pregón’, como han sido apodados, denuncian violencia policial y detenciones selectivas. Les esposaron llamándoles por sus nombres. Eran conocidos activistas del municipio detrás de una pancarta. Se habían organizado una y mil veces para luchar contra las injusticias sociales que aún nos azotan. Ese día el alcalde, por aquel entonces el popular Jesús Gómez, increpaba desde el escenario a los allí congregados, que portaban como únicas armas un pito y una pancarta. Afectadas y afectados por las preferentes, personas que iban a perder sus casas vendidas a un fondo buitre, defensoras y defensores de la escuela pública… y el 15 M, siempre presente. Había que parar aquello. Y la represión fue la técnica desenfundada. Y ellos tres fueron los elegidos.

“Cuando me llevaron detrás de la caseta tuve suerte porque vino todo el mundo. Los policías se vieron rodeados de 20 o 30 personas que me conocían y que me estaban viendo en el suelo hecho un trapo. La reacción de uno de ellos fue sacar la pistola. Se le cayó al suelo. A mí me dio mucho miedo porque yo nunca había visto una pistola de cerca y en un momento así de tensión hubiera podido suceder una desgracia”, sentencia el afectado mientras se hace un largo silencio.
Óscar, José Manuel y Cristóbal se enfrentan a una suma de ocho años de cárcel y 2.600 euros de multa. Les acusan de lesiones y atentado a la autoridad. Cuatro años después de los hechos, de aquella fatídica noche en la que durmieron en comisaría por ser incómodos para el sistema, se ven hoy con la justicia. Un juicio que parte de un atestado policial que los acusados consideran “un montaje” plagado de incongruencias. “Nos acusan de pegar a policías. Yo estaba retenido en el suelo, con una rodilla en mi espalda y una bota en mi cara”, explica José Manuel. “Yo estaba detrás de una pancarta. De repente sentí cómo un policía me cogía de la pechera y me amenazaba con el otro puño. Yo me quedé quieto, me tiraron para abajo y me detuvieron. No ofrecí resistencia en ningún momento”, explica Cristóbal, a quien acusan de pegar a tres agentes.

Los 3 del pregón junto al grupo de apoyo el día de la presentación de la campaña por su absolución en La Libre de Barrio (Leganés)

Y no son los únicos. Durante este largo y tortuoso proceso han establecido una red de apoyo con otras personas represaliadas. Grupos que no verás abriendo las noticias en el telediario pero que existen y han sufrido la pena de banquillo simplemente por protestar. Es el caso de los ‘5 del Buero’, que participaban en una manifestación en Guadalajara en 2011 contra los recortes educativos de María Dolores de Cospedal, por entonces presidenta de Castilla-La Mancha, y en marzo fueron absueltos. O los ‘3 del pensionazo’, que eran detenidos también en 2011 en una concentración en Madrid en contra de que se elevara la edad de jubilación, que pasaron a finales de marzo por el juzgado. O los ‘5 de Alcorcón’, a los que se les pide una suma de 27 años de cárcel, detenidos mientras participaban en la huelga general de noviembre de 2012 y que fueron juzgados ayer, lunes de Pascua. Atentando contra la autoridad, desórdenes públicos, lesiones… todos comparten acusaciones. Y todos hacían lo mismo: manifestarse por sus derechos, que son también los nuestros.

El próximo 15 de mayo celebraremos el sexto aniversario del 15-M. Al mismo tiempo, en la sombra, se vivirá el desenlace de estos juicios. De aquella eclosión de movimientos sociales hoy tenemos estas sentencias. La mano del Estado tenía que amainar la protesta, pero no contó con la lentitud de la justicia. En Leganés, el proceso de los ‘3 del pregón’ ha servido para volver a encender la llama. No hay miedo que valga. Al lado de Óscar, José Manuel y Cristóbal ha renacido un grupo de apoyo que, bajo el nombre ‘Absolución los 3 del pregón’, ha conseguido llenar de nuevo las plazas en solidaridad con los encausados.

Porque la represión es un boomerang que se puede volver en contra de quien la ejerce. Porque ya es hora de que en España se investigue lo que sucede en las comisarías (y fuera de ellas). Porque según ha recogido la Coordinadora para la Prevención de la Tortura, entre los años 2004 y 2015, 7.812 personas se han visto afectadas por maltrato policial en nuestro país. Porque si España quiere ser algún día una democracia la protesta no puede ser castigada. Y no es ciencia ficción. Porque estas cosas suceden mientras ellos te ofrecen lo que ocurre en Venezuela.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Print this page
La represión no será televisada
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

¿Quieres debatir en un espacio tranquilo, seguro y libre de (machi)trols? Vente al foro de debate de Pikara Magazine

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Comentarios recientes

  1. Pingback: La represión no será televisada

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR