Miedo y Mierda coinciden en cuatro letras Participa

Nota: Este artículo se enmarca en la sección de libre publicación de Pikara, cuyo objetivo, como su nombre indica, es promover la participación de las lectoras y lectores. El colectivo editor de Pikara Magazine no se hace responsable ni del contenido ni de la forma de los artículos publicados en esta sección, que no son editados. Puedes mandar el tuyo a participa@pikaramagazine.com. Rogamos claridad, concisión y buena ortografía.

Leire Romera Catalán

Imagen de un ojo muy abierto

Fotografía de Ermitaño a través de Foter.com / CC BY-NC-SA

Hace unas semanas se presentó en Madrid el número 7 de la revista La Madeja del Colectivo Cambalache. El título que convocaba a todas (y algunos) las allá reunidas era Miedos, con mayúscula. Miedos porque cuando alguien propuso el tema hace un año se revolvieron las entrañas del equipo de redacción, como asegura Irene S. Choya. Miedos los que todas sentimos y necesitamos expresar. Miedos los que fueron necesarios para comenzar el proyecto de La Madeja, una revista feminista que cada año desmenuza a través de más de 30 voces conceptos complejos que tienen que ver con nosotras en este mundo cruel.

Esto no trata de una crónica sobre el encuentro ni de una reseña de la revista. Quien quiera disfrutarla que la compre: “Por 6 euros descubra el mundo de los (sus) Miedos”. De verdad, merece la pena. Después de la presentación, la estuve ojeando en mi casa y difundiéndola en mi pequeño entorno de hogar alquilado. Me alegré de haber escuchado a las redactoras de La Madeja leer los fragmentos del contenido. Con mi nefasta elocuencia no sonaban tan bien esos textos. ¡Joder! Es que la gente tiene que ir a estas cosas.

En realidad, lo que me ha animado a escribir es el tímido coloquio que hubo tras la presentación en sí. Digo tímido porque intervinieron unas 6-7 voces de una sala completa. Rondaríamos las 70, no estoy segura. Algo que dijo mucho sin decir nada de la revista y de su título. Ni siquiera yo intervine y me he pegado toda la noche pensando que por qué coño no dije algo, tonto o inteligente. Estaba cómodamente sentada en una silla, rodeada de personas interesadas en algo común, había merendado… ¡Vaya! Que estaba en plenas facultades para decir algo. Se estaba hablando del Miedo y bien es sabido que de eso no escapa nadie. Sin embargo, en una situación perfecta para terapia, silencio. Salí de la presentación y dije “¡Qué coño! Pero si yo también tengo muchos miedos”. Podría haber dado la tabarra en ese pequeño habitáculo a todas las oyentes durante horas hasta que me echaran. Podría haber compartido, al menos, uno de los tantos, haberme decidido por el miedo más candente y jugar la lotería. Quizás alguien me hubiese dado la respuesta que necesitaba. La ansiada Solución. Quizás hoy podría ser una mujer nueva.

Pero no. Hoy me levanto igual que ayer. Bueno, con una revista más sobre mi mesa, y arrepintiéndome de no haber compartido miedos, y con un miedo más en la lista por haber tenido miedo a hablar, y con el miedo de que se quede todo intacto para siempre jamás. Mierda… Por eso tenía que escribirlo, algo que también me daba miedo, ya sabes, y aquí estoy.

Hace poco leí un texto de Cristina Molina que decía que el patriarcado tiene la capacidad de imponer silencio como característica y “joya” de lo femenino. Dice Molina que el patriarcado impone que “el habla femenina será cháchara y no debe ser tomada en serio. De lo contrario, queda relegada a la queja, al plano de lo semiótico, al ‘lenguaje del cuerpo’ que sólo se expresa con leche y lágrimas”. Ante este berenjenal, viene La Madeja y nos da la oportunidad de cagarnos en todo. Pero nada. Al menos ese día. Quizás hoy otras y otros estén como yo y manden sus artículos sobre el Miedo a medios como este. Ojalá. Porque miedo y mierda coinciden en cuatro letras y eso dice muchas cosas de esta vida, de nuestra posición y de nuestras voces silenciadas.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Print this page
Miedo y Mierda coinciden en cuatro letras
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

¿Quieres debatir en un espacio tranquilo, seguro y libre de (machi)trols? Vente al foro de debate de Pikara Magazine

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR