Nosotras criamos, nosotras teorizamos Opinión, Voces

La izquierda quiere que mujeres y hombres tengan el mismo capital económico cultural y simbólico, sin que los hombres pierdan espacio, voz, puestos, proyectos y protagonismo. Es como pretender adelgazar, sin dejar de zampar.

Jule Goikoetxea, Kattalin Miner, Irantzu Varela (abajo las firmantes)

Ilustración de Emma Gascó, basada en la famosa frase de 'Mujeres Creando'

Ilustración de Emma Gascó, basada en la famosa frase de ‘Mujeres Creando’

Quieren igualdad y que donde ahora hay cien hombres haya cincuenta mujeres. Pero nadie deja su sitio. Algunas voces dicen que necesitan pedagogía para aprender a callarse y estar en segundo plano. Pobres. Es que la pedagogía de nuestras bisabuelas, abuelas y madres feministas parece que no fue atendida. No supieron (ellas, por supuesto) convencerlos de que cuidar, limpiar y servir gratis mientras otros cobran es una gracia divina maravillosa. Pobres. Se les enseñó a ser protagonistas. Por eso el 84% de quienes piden reducción de jornada para criar, gratis, son mujeres. Así que o casi todas las familias de este país son de derechas y católico-apostólicas o es que son patriarcales. Y no hace falta que nadie jure, que para eso están las cifras: en la Comunidad Autónoma Vasca un 30% del PIB viene del trabajo que las mujeres hacemos gratis. Lo que por pura probabilidad significa que en la mayoría de los hogares (los vuestros incluidos) no hay una relación entre iguales, sino entre sirvienta vs. señorito. Por tanto, el hecho de que la mayoría de este país se defina sociológicamente de izquierdas sólo confirma que la mayoría de este país miente sin parar.

Es curioso que la izquierda, los partidos, movimientos y sindicatos nombren todo el rato el capitalismo como mecanismo de explotación pero omitan sistemáticamente la explotación que reproducen ejerciendo todos los santos días los privilegios que tienen por ser hombres. No sólo omiten el patriarcado, tampoco son capaces de explicarlo. Es como hablar del sistema económico actual sin nombrar al capitalismo. (Carcajadas).

Nos llamáis para hablar de la “precarización en el sector feminizado” (que significa “explotación por tener vagina”), de los embarazos subrogados y úteros de alquiler pero para hablar de democracia, justicia, economía, cultura, conflicto, deporte y tecnología la gran mayoría sois hombres y el eje teórico macho blanco de mediana edad.

“No hay mujeres en este ámbito”, nos decís mientras claváis vuestros huevos en mitad del espacio público.

“No hay mujeres”, decís mientras la mayoría en este país y el 60% de las licenciadas son, desde hace años, mujeres.

“No hay mujeres” porque os negáis a darnos autoridad y poder. No tiene más misterio. No es Dios quien cada mañana prepara todo el escenario patriarcal con sus respectivas humillaciones e indiferencias en los medios, organizaciones, empresas e instituciones que dirigís, habitáis o aplaudís.

No, no nos hemos topado con el chulito de turno, nos hemos topado con el patriarcado progre y revolucionario. El 80% de los invitados en los eventos de sindicatos, academia, movimientos y partidos de izquierda son hombres. Y el 99% de los intelectuales que estos fervientes defensores de la diversidad e igualdad leen son hombres blancos heterosexuales. Y la heterosexualidad, queridos camaradas, no es una pulsión. Es una ideología.

Pero queréis igualdad. Y desobediencia. (Y nosotras un trago).

Resulta que el Nuevo Sujeto de la soberanía, la democracia participativa y la revolución que estos señores plantean es el mismo sujeto de la Revolución Francesa: hombre hetero blanco organizado en familia heteronormativa, con propiedad en herencia y descendencia de sangre. Y si no estamos de acuerdo y no nos identificamos con el sujeto político ‘normal’, es decir, con ellos y sus propuestas universales, entonces, el feminismo es un gueto. (Carcajadas).

La desobediencia es una práctica contra la normalidad, y el sujeto normal es hombre y es hegemónico. Hay muchas formas de ser un cuerpo desobediente. Y muchas de ser uno hegemónico. Si nuestros culos no caben o no quieren caber en vuestros asientos (organizaciones, proyectos, ritmos, esquemas) tendréis que cambiar de asientos, no de culos.

Es obvio que allí donde vosotros veis particularidad y parcialidad, nosotras vemos emancipación, y donde vosotros veis universalidad, eje articulador o desobediencia, nosotras solo vemos pollas.

Sabemos que algunos de nuestros compañeros tienen un problema con la realidad. Sobre todo con esta. Y sabemos que la realidad se hace y deshace, sobre todo si tienes medios y poder y la fisonomía adecuada para tiro porque me toca, porque nosotros nacimos, nosotros decidimos.

No recibís la gran mayoría de las invitaciones, proyectos, sueldos, propiedades, alabanzas y prestigio porque tenéis talento. Sino porque tenéis la fisonomía adecuada para ser protagonistas de la historia y de vuestra vida. Sujeto y Objeto de la ciencia y la sabiduría. Primero tuvisteis a Dios (sorpresa, hombre blanco hetero y de mediana edad), luego a la verdad (algo más peluda que Dios) y ahora al sujeto posmoderno (otro colega de la cuadrilla). Tenéis la fisonomía adecuada para tener cajas, partidos, sindicatos, medios, empresas e incluso gobiernos. Tenéis más sueldo, más espacio público, más contactos, más títulos, más dinero y más estructuras.

Lo que no tenéis, y nunca tendréis por vuestra fisonomía, es nuestra legitimidad.

La indiferencia o sectorialización sistemática que hacéis con lo que creamos y decimos (incluimos aquí militancia, empresas, organizaciones e instituciones, academia, casa y calle) es patriarcal. Es sexista. Es misógina. Es política. No es emancipadora ni desobediente ni democrática. Y lo que es o no es política patriarcal no lo decidís vosotros. Lo decidimos nosotras.

Exactamente igual que no damos autoridad a la patronal para decidir lo que es y no es un trabajo digno.


Este artículo lo firman mujeres del ámbito de la política, sindicatos, movimientos sociales, universidad, cultura, periodismo, empresa y bertsolarismo.

Zuriñe Rodriguez, Danele Sarriugarte, Onintza Enbeita, Irati Sarasua, Leire Palacios,  Maialen Aranburu, Malen Aldalur, Josebe Iturriotz, Estitxu Garai, Günes Öztürk, Nagore Uriarte, Andrea Etxenagusia, Nagore Iturriotz, Ana Iruretagoyena, Elena Sanchez, Bea Egizabal, Irati Urkiola.

Nosotras criamos, nosotras teorizamos
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

¿Quieres debatir en un espacio tranquilo, seguro y libre de (machi)trols? Vente al foro de debate de Pikara Magazine

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Comentarios recientes

  1. Carol

    Y redes. Tienen las redes. Se aúpan, se invitan, se citan y se aplauden y recomiendan entre sí.

  2. Marco del Campo

    “Y la heterosexualidad, queridos camaradas, no es una pulsión. Es una ideología”

    Falso. La heterosexualidad es una orientación y comportamiento sexual instintivo y muy extendido en todas las especies animales, incluido el ser humano.

    “Y lo que es o no es política patriarcal no lo decidís vosotros. Lo decidimos nosotras.”

    Falacia ad hominem

    1. Lur

      Otro listo!
      qué es para ti la sexualidad, pues?

      Poner el ejemplo del reino animal, telita!
      tu intento de reafirmarte como listo, a través de “comportamiento sexual instintivo y muy extendido en todas las especies animales” deja un poco que desear. Es una perspectiva muy andro/antropocéntrica y patriarcal de interpretar los comportamientos animales.
      Aunque es una idea muy extendida. Lo compruevo cada vez que mi perro lame pitos, monta y juega con otros machos y los dueños se indignan y les intentan separar!

      clase básica: la reproducción y la sexualidad no es lo mismo. Y aun así, hay que ser atrevido para poner como ejemplo al reino animal, donde existen muchas formas de reproducción.

      1. Marco del Campo

        Un perro puede lamer pitos y “jugar” con otros machos por otras razones que no son el celo sexual. Eso no puede considerarse realmente homosexualidad animal, como no podría considerarse así tampoco los ritos mágicos de iniciación de ciertos indígenas que eyaculan en el ano de un muchacho en el tránsito de la niñez a ser un hombre. Hay otras funciones de actos formalmente sexuales.

        ¿Muchas formas de reproducción? Que yo sepa está la asexual (cosa de seres muy simples, unicelulares) y la sexual, (del resto de los seres vivos, donde se incluye la especie humana)

        ¿La reproducción y la sexualidad no es lo mismo? Hombre, claro que no es lo mismo. Lo que sí ocurre es que están biológicamente muy relacionadas, porque el sexo es lo que lleva a la reproducción. El orgasmo masculino conduce a la liberación del semen, los rasgos atractivos coinciden con una mejor salud de la posible descendencia y una mayor fertilidad, la juventud es por lo general más atractiva porque es el período de la vida más adecuado para tener hijos… y así muchas otras razones.

  3. Nerea

    “El 80% de los invitados en los eventos de sindicatos, academia, movimientos y partidos de izquierda son hombres.”

    Hablo como parte del departamento de juventud de un sindicato minoritario (a nivel autonómico y estatal) y me gustaría matizar esa frase. No TODOS los sindicatos son iguales. En el nuestro a nivel de Euskadi su ejecutiva está formada al 50% por mujeres y hombres, y durante esta semana la juventud estamos tomando parte en unas jornadas de igualdad y juventud donde más de la mitad de las ponentes e invitadas son mujeres.

    Me parece que generalizar y meter a todxs en un mismo saco es un error. ¡El resto del artículo me parece de 10!

  4. Marco del Campo

    Por lo demás, este artículo se basa en acusaciones graves sin demostración. Cuando hay un hombre en tal puesto de decisión, o recibiendo tal premio, o tal reconocimiento, etc, y no una mujer, y se acusa de discriminación machista, hay que demostrar que esa situación concreta es efectivamente consecuencia de una discriminación y no de un mérito.

    Pero la realidad es que desde siempre ha habido una diferencia en los intereses vitales, y han sido los hombres quienes más han sentido la necesidad de explorar y ordenar el mundo, lo cual se corresponde fisiológicamente con la mayor capacidad visuo-espacial y con la testosterona, que dota de mayor agresividad y de un comportamiento de riesgo físico necesario para salir de caza, defender un territorio o aventurarse a explorar el entorno, y siendo asumible demográficamente una mayor mortalidad masculina por estas razones debido a que un solo hombre puede engendrar muchos hijos en poco tiempo, mientras que una mujer solo 1 cada 9 meses, y su condición de madres las dota naturalmente de una mayor búsqueda de la seguridad. El mismo cuerpo de hombres y mujeres revela ya que en el varón hay una mayor orientación a actuar sobre lo externo, a la actividad física.

    Que el liderazgo sea una cualidad mucho más frecuente en hombres también está relacionado con todo eso, pues el ejemplo a seguir y el carisma se revelan sobre todo frente a las empresas peligrosas, de riesgo para la vida. Cuántas veces se ha hablado de la ventaja que las mujeres tienen respecto a la manifestación de sus sentimientos, sobre el miedo de los hombres a mostrarse débiles y a pedir ayuda a los demás, y al suicidio masculino relacionado con todo eso. Pues ya va siendo hora de reconocer la cara buena de ese hecho, que es la que dota de una mayor capacidad de liderazgo, porque el líder es quien no muestra a cada momento su debilidad, quien no muestra inseguridad, quien resuelve problemas en vez de ir molestando a los demás con sus problemas, y es por todo ello digno de ser seguido.

    En fin, como siempre ocurre con el feminismo, mejor haríais en reconocer la responsabilidad propia y la libertad de cada cual en lo que hace, que pensar en una igualdad natural falsa que nunca llega a cumplirse por unos entes abstractos patriarcales opresivos y discriminadores. Mejor haríais pensando que en lo que hacemos y dónde estamos, los principales responsables somos nosotros mismos, y no culpando siempre a los demás, sobre todo culpando al hombre, a ese objeto de odio, que por ser “el fuerte” es automáticamente “el malo” y el “opresor”.

    1. esparadrapo

      Hay alguien por aqui que aún lea estos tochacos de gentuza con colgajo???

    2. La dama del lago

      Este articulo entre otras cosas viene a explicar la frase “Hombre, ¡si no te callas nadie nos escucha!” Así que mansplaining de Marco del Campo resulta muy cómico. Dale ahí fuerte machote que nos vas a alargar muchos años de vida así, a risas.

      1. Marco del Campo

        No, no, lo que esperaba era precisamente escuchar. Pero escuchar argumentos, no insultos y “risas” que solo muestran la impotencia de entrar en debates razonadamente. Los insultos retratan penosamente.

    3. Pankhurst

      Por una fracción de segundo me he planteado responder a tu comentario con seriedad. Explicarte lo que es la falsa libertad de elección, lo que es el sistema capitalista y patriarcal y cómo se refleja en la educación y en las relaciones. Luego lo he pensado mejor y me he dicho”para qué perder media hora escribiendo a un machistorro que ni le importa ni le interesa aprender nada sobre feminismo. Otro eyaculador precoz que piensa que sabe más que nadie de igualdad e insiste en” hacernos ver nuestro error”

      1. Marco del Campo

        Sin duda no soy digno de tu gran sabiduría, oh, gran sabio. En cuanto al odio, no me afecta. El odio corroe a quien lo emana.

  5. Elisa

    FAN TÁS TI CO
    Me lo voy a imprimir y a repartir por el mundo.

    Ni un artículo feminista sin su mansplaining, es como el sello de garantía 😂 Marco, un saludooooo

    1. Marco del Campo

      jaja, me hace mucha gracia eso del mansplaining. Es una falacia ad hominem muy bien pensada. Todo argumento proveniente de un hombre que incomode o ponga en cuestión el feminismo, por más razonadamente que se exponga, será automáticamente tachado de “mansplaining”, porque lo que interesa no es la verdad, sino solo la ideología. A quien le interesa la verdad le interesa rebatir argumentos.

      1. Elisa

        Mira, a duras penas llegué hasta el momento en el que empieza la machicharla sobre diferencias fisiológicas. No tengo tiempo para ti y ningún interés en convencerte de nada. No te cuestionas nada en absoluto. Todavía.

        1. Marco del Campo

          Pues léelo todo, y eso te ayudará a lidiar con otras formas de ver las cosas, lo cual lleva a cuestionar lo propio precisamente, que es algo de lo que carece el feminismo. Porque ese es uno de los peligros del feminismo: que se convierte en sectáreo, incuestionable, irracional, dogmático, que no entra a discutir, porque ya ha tomado partido de antemano frente a la razón y la justicia sin mirar el sexo.

  6. Marco del Campo

    “Exprésate con libertad, pero con respeto”, se avisa. Supongo que comentarios como ese deberían eliminarse

    1. esparadrapo

      Pues he tenido que controlarme para no soltarte mucho más respeto; inmundo y desgraciado ser que se dedica a soltar berborrea en paginas que no le son afines, Vete a La Mierda de forochoches, aqui no molestes, PAYASO.

  7. NAP

    * ‘Una de las premisas de la muestra es actualizar ideas arcaicas como que las mujeres primitivas se dedicaban únicamente a la reproducción y a distribuir el sustento entre su familia, que previamente había recolectado el hombre. (…) Figuras y pinturas rupestres presentan a mujeres con armas, arcos y flechas, que reflejan la existencia en la época de cazadoras. Son muestras de ello las llamadas Damas Blancas.’ Visto en: https://historiayarqueologia.wordpress.com/2006/06/28/guerreras-cazadoras-y-recolectoras/

    * ‘Por ejemplo, el hecho de que imaginen que el varón prehistórico tenía una familia que dependía de él y que su esposa esperaba un bebé suyo, no se atiene a los hechos prehistóricos. La mujer, en la Prehistoria no se vinculaba al varón, ella sola se cuidaba de alimentar a su prole (y lo mismo ocurre entre nuestros parientes primates, sólo se cuida de su prole la hembra), así que no era posible que una varón quisiese cazar para “su esposa”.’ Visto en: http://disiciencia.blogspot.com.es/2008/06/falsas-ideas-sobre-los-papeles-sexuales.html

    1. Marco del Campo

      Menos mal que hay algo de cordura por aquí.

      Sí, ha posiblemente ha habido mujeres cazadoras en la prehistoria. Sin embargo, esa situación es muy probable que se produjese precisamente por el déficit de población masculina resultante de la mortalidad en la caza y en la guerra. Hay algo que es revelador para comprendernos, y afortunadamente, está libre de la dificultad que entraña averiguar un pasado remoto, y está libre de posibles ideologías que puedan ensuciar el estudio, y es el hecho de que la naturaleza y los mecanismos evolutivos “modelan” y dotan de cualidades necesarias a los seres vivos según sus funciones vitales. Los cuerpos no mienten.

      Por otra parte, hablas de un tiempo tan remoto en el cual aún no habia conocimiento de la vinculación entre el sexo y la reproducción. Probablemente, en ese pasado el concepto de familia era diferente, más comunal , más basado en un clan numeroso. Pero incluso en ese tiempo remoto, los comportamientos por sexo son diferentes, como lo son, por ejemplo, entre los chimpancés, que tampoco conocen esa relación, y son las hembras las que en un grupo tienden a quedarse en el centro y a cuidar de su descendencia mientras los machos vigilan y guerrean y protegen en los lindes del territorio.

    2. Miguel Carmona

      esto es falso, ver cualquier documental de la dos sobre primates, falso hasta decir stop, una cosa es tener una idiología y otra es mentir, la etología es una ciencia muy desarrollada y mucha de la literatura escrita utilizando el método científico esta realizado por grandes mujeres, que le han costado la vida, por favor respetemos a las mujeres cientificas y vamos a leerlas, muchas de ellas son fisiologas, antropologas y tendría que decir mucho de las cosas que aquí se afirmas con respecto a la biología, con respecto a todo lo demás, sin decir más hay muchas cosas ciertas, como que los hombres ejercimos un comportamineto que debemos cambiar, pero necesitamos educación, y por cierto, no mesiento nada identificado con este artículo, vivo rodeado de grandes mujeres, son mis profesoras de ciencia, son mis jefas ( hablo de catedráticas con importancia en la política universitaria), mis compañeras que me enseñan cosas que no sé.

      lo que vengo a decir, es que comprendo las actitudes, pero que mentiras no se pueden decir, no se puede hablar de la prehistoria, que hablas del neolitico, del paleolitico, de la glaciación, y donde, en europa, africa, america, hablas de neardentales o hablas de cromañones, que cuevas que representaciones neoliticas? mucho queda por saber de nuestros antepasados, hoy los genetistas ( muchas mujeres por cierto y conozco muy buenas de las que he aprendido mucho) están reescribiendo mucho de los comportamientos de nuestros antepasado.

      para finalizar, todos tenemos un enemigo común, que es el poder establecido, con normas y roles basados en una cultura antigua, pero dialogos como los que he leido no hacen ninuna ayuda a nadie y mentir y no estar bien informado solo demuestran una terrible incultura y esto no entiende de generos, ni raza.

  8. esparadrapo

    Por personajes como el tipo del colgajo que ha dejado el tocho de más arriba en este articulo, deje de participar en los comentarios de eldiario, espero que no permitamos que este tipo de comentarios campen a sus anchas en una página como ésta. Contundencia y patadas en la boca a todos ellos. Abrazos a todas.

  9. Elena

    No hay más ciego que el que no quiere ver. Dale una vuelta, anda! y sé algo más autocrítico contigo y los de tu calaña. Mientras has redactado tu patético post, ya me han asesinado, violado, humillado y acosado… Tu imparcialidad ante esto te hace cómplice. Pégate un tiro.

  10. Marco del Campo

    Espero que no todo el feminismo sea como aquí se está mostrando.

    1. esparadrapo

      Que te vayas a hacer algo productivo, como te han propuesto mas arriba, ya sea meterte un tiro, tirarte por la ventana, o simplemente cagar. Pero aqui no vengas a llorar, gilipollas.

      1. mar y fris

        En serio, esparadrapo, que defender una idea no es lo que estás haciendo, no es la imagen que la lucha de la mujer debería dar. Estás haciendo lo mismo que se ve en foros de machitos.

        1. esparadrapo

          Porque ostias das por hecho que yo estoy defendiendo una idea?
          Le estoy mandando a la mierda. Sin pedagogías. Y tu y tu mierda de opinión sobre que “imagen” debo dar para la “lucha de la mujer” tambien os podéis ir por el mismo puto camino.

  11. esparadrapo

    A ninguna nos interesa lo que tu pienses, creas, u opines sobre el feminismo, con tu actitud nos basta para mandarte a la mierda. Nadie quiere debatir contigo, lárgate pesado de los cojones.

      1. David

        Es la primera vez que entro a leer un reportaje a esta página y no entiendo que a la opinión (guste o no) de una persona se le responda con las faltas de respeto de la tal esparadrapo. No importa las ideas que defienda, la violencia con la que se expresa hacen que pierda las ganas de volver a aparecer por aquí. Me gustaría que la revista diera ejemplo de lo que leo justo encima de mi comentario: ‘Exprésate con libertad, pero con respeto. Nos reservamos el derecho a eliminar comentarios discriminatorios, ofensivos o que consideremos inadecuados por algún motivo’.

        Feliz tarde 😉

        1. esparadrapo

          Es la primera vez que entras pero vienes a dejar tu polla encima de la mesa y dejar claro lo que tiene esto que ser. Todo normal, un PAYASO más.

          1. David

            Querida, te aseguro que a feministas me ganan pocos hombres que conozcas cuando de hecho llevo años dedicándome laboralmente a ello. Así que aprende a defender tus ideas con argumentos en vez de con las faltas de respetos y la simplicidad que rebosan tus argumentos. Lo último que necesita el feminismo es que tú cosifiques a nadie o te tomen de ejemplo. Fórmate.

  12. esparadrapo

    Sabemos para qué estas aqui, machote, por eso queremos esta pagina libre de engendros de la naturaleza como tu.

  13. Marco del Campo

    ¿como va esto? ¿Tu eres la jefa y decides por todas y hablas en nombre de todas? Cada vez me caes mejor 🙂

  14. esparadrapo

    Espera, que creo que después de 9 comentarios AÚN te haces el tonto:
    – Lárgate a escribir tochacos de tu vomitiva cabeza a forochoches, aqui no son bien recibidos.
    – PAYASO.
    – Inmundo y desgraciado infraser que se dedica a soltar berborrea en paginas que no le son afines, VETE A CAGAR.
    – Si todo lo demás falla, pégate un tiro.

      1. esparadrapo

        Hay que ver como romantizais la mierda los heteros. Que asco.

  15. Marco del Campo

    A Juan, que decía: “No te has enterado que lo personal es político chaval…”

    ¿Lo personal es político? O sea, que la política debe hacerse para el interés personal, no para el interés de todos. Muy bien. Eso mismo piensan todos los corruptos 🙂

    1. juan

      “Los monstruos han definido siempre los límites de la comunidad en las
      imaginaciones occidentales. Los centauros y las amazonas de la Grecia antigua
      establecieron los límites de la polis central del ser humano masculino griego
      mediante su disrupción del matrimonio y las poluciones limítrofes del guerrero con
      animales y mujeres. Gemelos no separados y hermafroditas eran el confuso material humano en la temprana Francia moderna que basaba el discurso en lo natural y en lo sobrenatural, en lo médico y en lo legal, en portentos y e enfermedades, todo ello de suma importancia para el establecimiento de la identidad
      moderna. Las ciencias evolucionistas y del comportamiento de los monos y simios
      han marcado las múltiples fronteras de las identidades industriales del finales de este
      siglo. En la ciencia ficción feminista, los monstruos ciborg definen posibilidades
      políticas y límites bastante diferentes de los propuestos por la ficción mundana del
      Hombre y de la Mujer.” Donna Haraway – Manifiesto Cyborg

      1. Marco del Campo

        Lo del manifiesto Cyborg de Haraway es muy entretenido. Algo pasado de moda, eso sí, porque el entusiasmo por los robots, la inteligencia artificial, la ciencia ficción y demás fue mucho más importante en los 80. Mientras se quede en eso, en ciencia ficción, muy bien.

  16. H

    60% de mujeres licenciadas y 40% de hombres? este es un grave problema en la educación de desigualdad por sexos, también habrá que solucionarlo junto con los otros como la violencia, etc. Menos mal que denunciais el problema en pro de la igualdad! gracias!

    1. Marco del Campo

      Muy bueno, yo voy a ser un poco más explícito: cuando en el artículo se da ese dato, no hay ni por asomo conciencia de una desigualdad que habría que solucionar. Allí donde las mujeres toman ventaja, eso será por méritos propios. Allí donde lo haga el hombre, será discriminación. Esa es la lógica.

      1. H

        El 95% del profesorado infantil son mujeres, y así sucesivamente hasta secundaria, donde toda la educación está controlada por mujeres. Si los asientos de la educación no le van bien a los culos de los varones, habrá que cambiar esos asientos, no sus culos, no? para que quepan todos. Por el resto del artículo, estoy de acuerdo en todo, por otra parte, así que pasa de darme la razón, Marco, no somos colegas.

        1. Marco del Campo

          Lo bueno de la razón es que es ciega para colegueos y bandos: su fuerza es independiente.

  17. Elisa

    A ver, los pesados: que vuestras historias de cuñaos ya nos las sabemos, que es la misma mierda que oís en el bar, en el fúrbol y allá donde se juntan un par de machunos a solucionar los problemas del mundo. LO HEMOS OÍDO DESDE LA CUNA TODAS, podéis descansar, que ya conocemos el mensaje. Entiendo que a vosotros también por algún sitio no os cuadra la versión patriarcal de la vida, porque si no qué coño hacéis aquí leyendo cosas tannnn locas y sin sentido. Pero en serio, que sois unos brasas y unos pesaos. Que no os tenemos que llevar de la manita, joder, ni aguantaros, que NO SABÉIS ESCUCHAR y hay que decirlo todo mil veces y a gritos. SOIS UNOS BRASAS y no merecéis el tiempo ni el trabajo de rebatir esas mierdas que contáis y que se caen solas en cuanto te paras a observar a tu alrededor sin la venda patriarcal.

    1. Marco del Campo

      Tiene gracia lo que escribes, pero no es así lo que sucede. Es más o menos esto:

      El feminismo lanza sus ideas, pero hay alguien que las encuentra erróneas (al menos en parte) y razonadamente intenta rebatirlas, siendo todo oídos para los argumentos y para el debate. Sin embargo, éste no se produce, sino que su lugar lo ocupan los insultos.

    2. H

      Cito el artículo: ““No hay mujeres”, decís mientras la mayoría en este país y el 60% de las licenciadas son, desde hace años, mujeres.” Casi el doble de mujeres licenciadas que hombres, teneis razón que eso demuestra el machismo en las profesiones, pero que demuestra en la educación, con absolutamente mayoría de mujeres? nada más que decir. No necesito respuesta, gracias.

      1. Marco del Campo

        Pero es que eso no demuestra el machismo en las profesiones. Si hay menos mujeres en una profesión, eso sólo demuestra el mero hecho de la menor representación, y precisamente la demostración de las razones de ese hecho son lo que falta.

        Pero de verdad, qué poco se tiene la libertad y la voluntad de las mujeres. Si hay muchas menos creadoras de videojuegos, por ejemplo, será porque se han interesado más por otras cosas, no porque haya una mano negra machista y discriminadora con el poder de impedir a las mujeres hacer videojuegos en contra de su deseo.

        1. Marco del Campo

          Quería decir: EN qué poco se tiene la libertad… Son los inconvenientes de escribir rápido y que no haya posibilidad de edición.

  18. Marco del Campo

    Y eso no hace sino confirmar que el feminismo es un movimiento fuertemente irracional, que muchas mujeres siguen porque entienden que les favorece de alguna manera, otras porque al no sentirse femeninas y ser más hombre que mujer, han sentido en cambio la presión social sobre lo que se espera de una mujer y han tenido por meta una equiparación al hombre, y otras directamente porque les mueve un odio a lo masculino. Y en hombres, sobre todo porque la idea de la mujer débil y víctima a proteger está grabada en nuestro inconsciente, y el feminismo la promueve como ninguna otra ideología, acercándose en eso al criticado “patriarcado” porque esa idea le sirve para sus fines, y así la mujer es siempre presentada como víctima, y llega hasta tal punto esta supuesta debilidad para el feminismo que la libertad y la voluntad de las mujeres no son nada, y por eso son anuladas por simples y tristes habladurías, por extraños agentes externos que la oprimen y condicionan, de modo que lo que hace en sociedad no es por su propio sentir, sus propios intereses y su propias capacidades. Y todo esto tomando una idea del “patriarcado” acrítica, muy parecida a un mantra, como si en algún momento de la historia hubiese o siguiese habiendo reuniones de malvados hombres que trazan malvados planes de dominación para someter a las débiles mujeres, ignorando así que los valores sociales son compartidos y perpetuados por toda una sociedad, y omitiendo, por supuesto que las formas tradicionales de organización social ha conllevado en realidad ventajas e inconvenientes para los dos sexos: en el caso del varón, las muertes en masa en la guerras, los trabajos forzados, las ocupaciones de mayor riesgo, los accidentes laborales, etc. Y esta útil idea de la debilidad femenina es la puerta para la vulneración de la igualdad de derechos, por ejemplo, en la “discriminación positiva” o en la ley de la violencia de género, o en las custodias de los hijos, porque lo racional es sólo una débil capa en nosotros, porque el hombre es el “fuerte” que debe poder con todo, que no debe quejarse nunca, que puede soportar la burla sexista, que no debe mostrar debilidad y que le incomoda enormemente ser una víctima.

  19. Marco del Campo

    La verdad es que el artículo no tiene desperdicio. Cito:

    “Quieren igualdad y que donde ahora hay cien hombres haya cincuenta mujeres. Pero nadie deja su sitio.”

    En esto tienen razón, todos los hombres feministas deberían ponerse de acuerdo para decidir quién deberá dejar sus empleos y echarse al paro, cuidando de dejar un matemático 50% de representación. El método es a elección, puede ser a suertes, o por apellidos, eso ya es lo de menos. Los hombres no feministas no estamos obligados a semejante disparate. Supongo que las mujeres feministas deberán hacer lo mismo en las profesiones con mayoría femenina, pero de eso no se dice nada en el artículo.

    “Por eso el 84% de quienes piden reducción de jornada para criar, gratis, son mujeres”

    Las mujeres, por lo general, prefieren ser ellas las que cuiden de sus hijos pequeños. Sobre todo, son las que dan el pecho, cosa que difícilmente puede hacerse trabajando 8 horas. El vínculo de una madre con su hijo no es el mismo que en el caso del padre, desde el momento en que es ella la que se queda embarazada, la que pare y la que da de mamar. La naturaleza no entiende de vuestras ficticias igualdades.

    ““No hay mujeres” porque os negáis a darnos autoridad y poder. ”

    Como si la autoridad y el poder te lo tuviese que dar alguien. No, la autoridad y el poder se ganan.

    “No recibís la gran mayoría de las invitaciones, proyectos, sueldos, propiedades, alabanzas y prestigio porque tenéis talento. Sino porque tenéis la fisonomía adecuada para ser protagonistas de la historia y de vuestra vida.”

    Lo seguro es: no recibís la gran mayoría de las subvenciones porque tenéis talento, sino porque tenéis la fisonomía (de mujer) adecuada para recibirlas.

    1. Beto

      Sólo te faltó decir que un homosexual es antinatural porque coger por el culo no se puede reproducir la vida. Vaya, hombre. Que tú problema es que todo lo ves por el mismo ojo. Yo soy de Tlaxcala, un estado pequeño a poco menos de 150kms de la capital de México. La situación de explotación sexual tiene unos matices impresionantes: las mujeres son convertidas en prostitutas después de casarse. Esta cadena de esclavitud tiene su origen en el pensamiento de que “una mujer hace lo que el marido le diga porque él trae el sustento, él manda”. Qué ya no estamos en la época de las cavernas. Que ya (casi) nadie tiene que ir a cazar la cena. No se trata del pasado y menos, nunca, biología va a ser igual a cultura. Es básico, y no tiene que ver nada con discursos de igualdad. Que no hay nada más antinatural que vertirse de traje y checar el mail en un Starbukcs. Que el artículo está escrito con coraje, es cierto. Pero también es cierto que no eres el público meta del mismo. Creer que las mujeres “eligen” quedarse en casa es como budismo de clase media, que cree que los pobres son pobres porque no desean suficientemente salir de ella. No, nunca, la autoridad y el poder se ganan. Ni Barak Obama es el primer presidente Norteamericano negro porque la democracia lo permitió. Sólo los ingenuos caen en esa trampa. No buscas ningún diálogo con las feministas, sólo leo ironía en cada frase tuya desde el incio.

      1. Marco del Campo

        Dices que solo lees ironia en mis comentarios, y que el artículo está escrito con “coraje”. Debe ser que referirse a los hombres como “pollas”, “vuestros huevos” en el mundo feminista es coraje. Yo lo llamo falta de respeto. Y si no he dicho nada sobre homosexuales, no presupongas nada, eso sería falaz. Hablas de la explotación sexual en Tlaxcala, y bien, no hay duda de que es un gran problema, pero es que el mundo está lleno de maldad y de sufrimiento. También hay esclavitud infantil, trabajos forzados y ejecuciones de homosexuales que solo afectan a hombres, guerras donde muchachos sin experiencia en la vida son llevados a la muerte, personas sin techo que en su mayoría son hombres, etc. Es el feminismo quien lo ve todo “por el mismo ojo”. Y por cierto, una cosa es usar el matrimonio para retener a una joven en la trata, y otra muy distinta es que en el matrimonio se convierta a las mujeres en prostitutas. Si eso es lo normal en Tlaxcala, entonces vives en un lugar de bestias inmundas, no de hombres.

        En cuanto a las mujeres y lo que eligen, lo que yo veo es que las mujeres eligen lo que hacen en sus vidas. No las veo como seres débiles.

        Y no, no estamos en la época de las cavernas. Pero somos casi los mismos y tenemos los mismos instintos. Y dejemos ya de ver la naturaleza como lo malo, sobre todo la naturaleza masculina. Voy a citar un gran libro: “The War Against Boys” de Christina Hoff Sommers:

        “La matanza cometida por dos jóvenes en Littleton, Colorado”, declara el Congressional Quarterly Researcher, “ha obligado a la nación a reexaminar la naturaleza de la juventud norteamericana”. William Polack, director del Centro para hombres del Hospital McLean y autor del éxito literario “Comprender y ayudar a los chicos de hoy: cómo potenciar las cualidades de los futuros adultos”, relata a diversas audicencias de todo el país: “Los jóvenes de Littleton son la punta del iceberg. Y el iceberg lo componen todos los jóvenes”

        Cientos de chicos iban al Instituto Columbine de Littleton. Algunos de ellos se comportaron heroicamente durante el tiroteo. Seth Houy lanzó su cuerpo sobre una niña horrorizada para resguardarla de las balas; Daniel Rohrbough, de quince años, pagó con su vida el sostener una puerta abierta para que otros pudieran escapar. Más tarde, acongojados jóvenes asistieron a los servicios funerarios. En uno de estos servicios, dos hermanos interpretaron una canción que habían escrito para su amigo desaparecido. Otros jóvenes leyeron poemas. Considerar a dos mórbidos asesinos representativos de “la naturaleza de los chicos” es profundamente erróneo y hondamente irrespetuoso para los chicos en general.

        Este libro cuenta la historia de cómo se ha puesto de moda atribuir diversas patologías a millones de chicos sanos. Es la historia de cómo nos estamos volviendo en contra de los chicos y olvidando una simple verdad: que la energía, el espíritu competitivo y la acción de los hombres normales y decentes son responsables de mucho de lo bueno del mundo”

        1. Ingeniera

          Tus argumentos son sólidos y coherentes y en ningún momento has faltado el respeto a nadie, no entiendo por qué esos ataques por parte de un par de ‘individuas’ cegadas por el odio seguramente por malas experiencias personals suyas.. No todas las mujeres somos así, te lo puedo asegurar. Ni siquiera dentro del feminismo

          1. Marco del Campo

            Muchas gracias, claro que no todas sois así, y que hay muy buenas personas dentro del feminismo. La misma autora del libro citado dice ser feminista. El problema es sobre todo la secta en la que se está convirtiendo el movimiento. También me parecen muy razonables algunas ideas de lo que se llama el feminismo de la diferencia.

          2. Marco del Campo

            También aclaro que muchas veces la concisión en el lenguaje conlleva generalizar, y si he dicho, por ejemplo, “el feminismo es tal y cual”, hubiera sido mejor decir: “La mayoría del feminismo”, o “el feminismo tiende a”.

  20. Arequipa...

    Más allá de las descalificaciones hay que reconocer que el señor Marco os está ganando el debate, porque caéis en la descalificación y pensáis que vuestro discurso es sentido común, y lo siento, pero no lo es, y eso echa para atrás y aleja, a mucha gente del feminismo, que tiene sentido en torno a la igualdad, pero no desde la diferencia, y desde el lenguaje del guetto.. y si podéis insultar, descalificar, y todo lo queráis en torno a nosotras somos las buenas, y vosotros los malos… pero el señor Marco os ha dado un repaso, racional, en toda regla… buenos días.

      1. Ingeniera

        Las personas como tú nos hacéis flaco favor a las mujeres y al feminismo

  21. Varón

    Dios mío asusta la falta de respeto y el odio ciego al que someteis a Marco del Campo. Y encima el chaval dice cosas muy razonables, incluso argumenta. Que pxtxtxcxs sois xlgxnxs. Animo Marco, que no decaiga la razón.

  22. Hugo González Mora

    Aunque en primero de Internet se aprende que no hay que dar de comer al troll, je… y Marco, amigo mío, lo eres (obligar a las demás a debatir contigo y usar varios perfiles para dar la impresión de apoyo son dos características habituales en un troll, que según mi experiencia, por cierto, siempre es un hombre), en segundo de Internet, sin embargo, se aprende a detectarlos, y por ello no he podido evitar entrar al trapo y posicionarme públicamente, aunque solo sea para desahogarme y prevenir a otros/a 😉

    En efecto, la biología o la diferencia sexual, y no solo las construcciones de género, está en el origen del patriarcado (aunque no todos los feminismos, como el queer, dan esta conclusión por válida), pero a diferencia de Marco, yo critico esa biología y propongo el conocerla mejor para contrarrestarla con más cultura, y no deduzco automáticamente el “debe” a partir del “es” (falacia naturalista), habitual entre las personas deterministas “de derechas” o conservadoras. La ley del más fuerte es sin duda una de las leyes o patrones de la naturaleza (ej. los machos de la mayoría de las especies de primates, como el chimpancé, el gorila y el orangután, violan; en este sentido recomiendo el libro “El lado oscuro del hombre”), pero la naturaleza tiene muchas más leyes (cooperación, igualdad, razón, etc.), y el decantarse por la primera o por las segundas no es algo que se pueda justificar apelando solamente al “es”, porque en ese caso estaría justificado todo lo que “ha sido” alguna vez, entre ello Hitler o la estupidez.

    Hace falta, por lo tanto, aportar razones morales de por qué el feminismo contemporáneo es una alternativa mejor al machismo y al posmachismo (este último defiende, en el mejor de los casos, un feminismo “de iure” anclado en el siglo XIX), y yo creo que esas razones se han venido aportando al menos desde los años 70 y la llamada “segunda ola” (Millett, Firestone, Lerner…), otra cosa es que, como dice James Rachels, no es lo mismo probar un hecho moral que “persuadir a alguien de que acepte la prueba”. Según él, “puedes tener un argumento impecable que alguien se niegue a aceptar, pero eso no significa que debe haber algo malo en el argumento o que esa “prueba” es de algún modo inalcanzable. Puede simplemente significar que alguien es terco” (Introducción a la filosofía moral).

    Saludos a todas y enhorabuena por este espacio tan necesario.

    1. Marco del Campo

      Sin duda no debiste llegar a tercero de internet e hiciste rabona en la clase de ética. Porque allí se dejaba claro que acusar de algo feo sin que ni acusador ni acusado tengan la posibilidad de demostrar nada solo puede ser debido a que se va de mala fe o a una falta de inteligencia. Evidentemente, yo solo puedo defenderme diciendo que no he escrito más que con el nombre que firmo, y no sé lo que pensarán o harán los que han intervenido en mi apoyo si leen tu lamentable comentario. En cuanto a lo de “obligar a debatir”, lamentarse por ver insultos, desprecios y odios en lugar de debate, no es obligación de debatir. Pero aunque tan torpemente hayas manchado y deslegitimado la discusión, y como lo que más me interesa son las razones y argumentos, y sobre todo, destapar lo falso y llegar a la verdad, te respondo a lo que dices:
      No, el “debe” no se deduce necesariamente del “es”. Lo bueno no es siempre lo natural (por ejemplo, una enfermedad puede ser natural y no es algo bueno). Pero cuando hablas de “criticar” esa biología y “contrarrestarla con más cultura” lo que haces es una jerarquía de valores por la cual lo biológico es “lo malo” que hay que reprimir y ahogar con lo cultural, que es “lo bueno”, y sobre esto hay que avisar que ahogar y reprimir instintos puede ser algo peligroso. A menudo se olvida que si tenemos instintos es por algo, por razones evolutivas de supervivencia. Cuando por ejemplo, se entiende la violencia como un mal intrínseco y sin justificación posible, se olvida que la violencia puede usarse para el bien o para el mal, que no solo supone agresión, sino también protección.

      Por mi parte, suelo centrarme en lo que ES, no en lo que DEBE SER, porque en el Es hay un terreno fértil para la filosofía. En cambio, hay un pensamiento que se apresura con el deber ser y le otorga poderes de los que carece mientras ignora o vacía lo que es. Es un pensamiento que tiende a vaciar al ser humano de lo interior, lo biológico, lo instintivo, lo innato, y en cambio lo entiende como una tabula rasa que se llenará a posteriori con lo exterior, con la cultura y la educación. Pero algo así no solo es falso, sino también peligroso. La idea de que se puede inventar al ser humano y programarlo como Skinner da miedo. Cuando se quiere planificar como DEBE SER la vida humana, pisoteando la disidencia y negando lo que de hecho el ser humano ES, todo eso solo puede conducir a distopías, a represiones, al “mundo feliz” de Huxley y a desastres comunistas. Las ideas humanas pueden llegar a ser lo más torpe, mientras que la naturaleza ha asegurado su viabilidad y su verdad con el paso de miles de millones de años de evolución.

      En cuanto a tu párrafo sobre el feminismo, siguiendo tus referentes, lo primero que me encuentro de Millett es: “Su tesis principal sería que el patriarcado, ni los papeles y posiciones sociales derivan de la naturaleza humana, el origen del patriarcado sería histórico y cultural. No existe una disparidad mental ni emocional entre los sexos.”

      Y lo primero que llama la atención no es ya que eso sea simplemente FALSO, y que por lo tanto, de una base falsa no puede construirse nada de valor, sino que tus propias guias espirituales te contradicen en puntos capitales del pensamiento en cuestión.

      Firestone, por su parte, no se queda atrás: “La reproducción de la especie a través de uno de los sexos en beneficio de ambos sería sustituida por la reproducción artificial… La división del trabajo desaparecería mediante la eliminación total del mismo (cybernation). Se destruiría así la tiranía de la familia biológica.

      Mundo distópico donde los haya, e ignorante de la naturaleza humana. ¿Es eso lo que de verdad quieres para el ser humano? ¿es lo que quiere el feminismo? ¿Estamos planificando siniestros “mundos felices” erradicando la maternidad, la paternidad y la familia?

      Siguiendo con importantes teóricas feministas, como Gayle Rubin, Monique Wittig o Adrienne Rich: Cuando se enjuicia la heterosexualidad como “primer y más importante nudo de opresión femenina.”, cuando la heterosexualidad es “una institución política que debilita a las mujeres”, cuando se cuestiona la heterosexualidad como “preferencia” u “opcion” para las mujeres, cuando “Hombre y mujer serían categorías políticas generadas, a partir de la diferencia sexual, por el orden heterosexual, para asegurar la dominación masculina” y “el sexo es un producto de la opresión”, cuando “las lesbianas, para Monique Wittig, serían el único sujeto político que se sustrae de la relación de dominación heterosexual y del sistema binario de opresión” (es decir, que si no eres lesbiana, estás oprimida, estás en el error, llevas una existencia inauténtica, estás en el pecado), y cuando se cuestiona “¿se puede ser feminista y heterosexual? o ¿todas las heterofeministas y las mujeres heterosexuales van a acabar siempre durmiendo con el enemigo? (por supuesto, el hombre, ese diablo con cuernos), cuando se sostiene todo eso, digo, todo ello solo puede tener un nombre: delirio lesbiano. Y espero que la dureza de este comentario no empañe lo que de verdad es duro y despreciable: la falta de respeto por la diferencia y hacia la libertad sexual de las mujeres y su propia voluntad.

      Se puede entender que muchas de estas teóricas feministas hayan sido más bien masculinas y lesbianas y que por eso se hayan cuestionado la feminidad o la heterosexualdad por no haberla sentido como propias. Pero por eso mismo no están autorizadas para hablar en nombre de todas las mujeres. La teoría feminista dice mucho de la condición de la autora, no de la mujer o el ser humano o la vida.

      En fin, no sé si serán estas esas razones morales que decías. Desde luego, son puntos capitales de la teoría feminista. Puedes tener un argumento que impecablemente demonice al sexo masculino y que sea aceptado de buen grado por un hombre. Pero eso no significa que deba haber estupidez. Puede simplemente significar que alguien es masoquista.

      1. evanion

        Yo vuelvo al tema que nos ocupa. Un post bárbaro (estamos hasta la cona de no poder decidir sin pedir permiso, y digo esto pensando en puestos de responsabilidad profesional) y el video es si cabe aún mejor que el post. Me he reído un montón. Desde luego todas estas izquierdas (incluyo a toooda la diversidad de géneros o no-géneros) sin duda, son incapaces de, simplemente, asentir y asumir lo que sea que les toque. Independientemente de si se lo dice una, uno o unx… A M ni lo mento, mejor ni darle bola, amigxs? (bárbaro Hugo y Esparadrapo) <3

  23. Marco del Campo

    Por cierto, tampoco me he inventado el perfil de Lur, ni de Pankhurst, la dama del lago, Elisa, Elena, Hugo González Mora y sobre todo, la gran esparadrapo. Eso hubiera sido mucho más gracioso que la mediocridad de crear un perfil de apoyo. Como suele decirse, la realidad supera la ficción.

    1. Varón

      Animo Marco! Que falta de entendimiento veo por estos lares… y de respeto también. Postdata, no soy Marco, pero ya me gustaría exponer mis ideas de forma tan consistente. Eso ed lo que falta en el debate feminista, consistencia. Un poquito de logica de predicados.

  24. evanion

    Yo vuelvo al tema que nos ocupa. Un post bárbaro (estamos hasta la cona de no poder decidir sin pedir permiso, y digo esto pensando en puestos de responsabilidad profesional) y el video es si cabe aún mejor que el post. Me he reído un montón. Desde luego todas estas izquierdas (incluyo a toooda la diversidad de géneros o no-géneros) sin duda, son incapaces de, simplemente, asentir y asumir lo que sea que les toque. Independientemente de si se lo dice una, uno o unx… A M ni lo mento, mejor ni darle bola, amigxs? (bárbaro Hugo y Esparadrapo) <3

  25. Mujer&Madre

    Buenas! Aquí Mujer, madre soltera, mujer maltratada, feminista, y bisexual, de … un niño, chico.
    Así bien, conozco al varón, sus actitudes y de lo que es capaz. Pero he de medir bien mis palabras, y hasta mis sentimientos, por haber puesto uno en el mundo (y amarlo más q a mi misma, en esta vida y hasta en las otras si las hay….). Soy una persona consciente.
    Dicho ésto, he leído todos los comentarios y creo:
    El post, muy bueno.
    Mi opinión: varios habéis intentado tirar el argumento feminista siempre “montados en el caballo” de que es una ideología. Y no sólo es una ideología, sino un punto de partida, un HECHO constatable:
    el varón es causante imparable de… aprox., 9 de cada 10 agresiones sexuales, y no sexuales, en todo el mundo y a cualquier edad. Sólo en pederastia han sesgado y marcado negativamente millones de vidas en todo el mundo. Varones son, con cifras de 1 contra 1 millón, casi los únicos a los que les puede brotar la idea de agredir a un bebé, eso para mi los convierte en humanos de segunda.
    Lo siento, es lo que hay.
    Por contra, las mujeres, somos proveedoras de vida y crianza, heroínas naturales de valor y sacrificio, inteligencia y sutilidad. Valía pura y belleza.
    Normal que hayan intentado imponer su sistema desde antaño… pura rabia y miedo, inferioridad, digamos, y seguramente vendrá de los tiempos de las grandes “diosas de barro”.
    Excepciones aparte (enfermedades mentales, etc…) esas son las cifras, como el ying y yang, uno es agresor y el otro sanador.
    No hay solución? Si claro, creo firmemente q si nosotras gobernasemos el mundo, con nuestra mano, infinitamente más amante y noble, con el paso de generaciones y el sistema cambiado, podríamos empezar a limpiar heridas, a desintoxicar el mundo de tanto daño. Y a criar niñas y niños más felices y sanos, con madres seguras, no agredidas… Y seríamos capaces de encontrar el camino, médico, psicológico, y social (combinado) de corregir las cifras, y minimizar el daño, ayudando a los varones a frenar sus instintos, a manejar sus emociones… Para poder convivir con ellos, porque en mi opinión, hasta el día de hoy, No se puede. Es obvio.

    Por otro lado, Marco, tío, no sé si lo sabes, pero tienes claros tintes de #Maltratador!!!
    Pasar x un foro contrario a tu opinión: bien. Comentar, aunque seas contrario: bien. Insistir 40 veces, cada vez con más rabia, cuando ves q molestas… eso es abuso, vamos, yo no soy muy lista, pero si intuitiva (y + q me ha hecho la vida), no quisiera ser tu pobre mujer, ni novia, ni empleada, ni ná… amigAs no nombro, obvio no tendrás.

    Gracias x vuestra lectura, incluso a los varones q os hayáis sentido ofendidos o no descritos, claro hay excepciones.
    X favor, no respuestas rabiosas.
    Un salud@.

    1. Marco del Campo

      Que sí, que sí. Que mujer buena y hombre malo. Que molesto, que soy un maltrador, que las mujeres no agreden a bebés.

    2. Marco del Campo

      De todas maneras, ya que ha salido el tema de la agresividad:

      La maldad no entiende de sexos. La agresividad sí, porque tiene que ver con la testosterona. Es cuestión de grado, solo marca una mayor tendencia, no es exclusiva de hombres. Pero la agresividad no es mala en sí misma. La naturaleza la ha puesto en nosotros como medio de defensa. Puede usarse para el bien. Quizá no estamos canalizando bien esas energías en nuestros modos de vida.

    3. Marco del Campo

      Para terminar con lo que dice Mujer&Madre, y para que se vea el peligro de ese tipo de ideas: los afroamericanos cometen 7 veces más homicidios que los estadounidenses blancos. Siguiendo la lógica de Mujer&Madre, los negros son humanos de segunda. Por supuesto, se olvida que los que cometen homicidios son una ínfima parte del total de afroamericanos, y que las causas pueden tener que ver con circunstancias complejas: http://www.xatakaciencia.com/antropologia/por-que-la-gente-que-vive-en-estados-unidos-es-tan-violenta

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies