“Estamos tomando conciencia de que la respuesta institucional contra la violencia machista es insuficiente, de que tenemos que hacer algo” En red, Entrevista

La Última Gota (trailer) from Las Tejedoras on Vimeo.

El colectivo feminista madrileño Las Tejedoras critica mediante un cortometraje la revictimización por parte del sistema judicial que enfrentan las mujeres que denuncian malos tratos y que se presenta como única vía para salir de una situación de violencia. El mensaje generalizado de que “nada se puede hacer si las mujeres no denuncian” se utiliza como “lavado de manos institucional y social”, que impide a las víctimas obtener apoyo y reparación.

“Señora, se limita usted a contar anécdotas inconexas, que sólo demuestran la animadversión que siente hacia su marido”. “Le estamos pidiendo pruebas, no vecinas”. “¿Que su marido la violaba? ¿Se da cuenta de que está haciendo una acusación gravísima?”. El cortometraje ‘La última gota’, realizado por el colectivo feminista Las Tejedoras, ficciona situaciones reales de mujeres que denunciaron a sus parejas por violencia de género y se enfrentaron a juicios en los que profesionales con escasa formación las trataron como sospechosas. Además, la cinta señala la falta de voluntad mostrada por el Gobierno español para atajar la violencia machista y la tendencia de la clase política y de los medios de comunicación de responsabilizar a las víctimas, con el consabido “No las podemos ayudar si no denuncian”.

“Hay que facilitar otros mecanismos para atajar las situaciones de violencia: a través de los centros de salud, los colectivos de mujeres, otros servicios sociales… El Estado no es sólo policía y juzgados”

El guion se basa en la experiencia de integrantes del colectivo que se dedican a la abogacía y al trabajo social. Las escenas se intercalan con animaciones en las que una voz en off aporta datos alarmantes, como que el 73% de casos de violencia de género no se denuncian, que desde 2009 el número de denuncias ha ido en descenso, mientras ha crecido el porcentaje de denuncias retiradas y que se ha reducido en un 12% el número de órdenes de alejamiento concedidas. Tres de las ‘tejedoras’, Elena Saura, Isabel Cáceres y Julia Yagüe, explican que el objetivo con este proyecto es “crear debate social e invitar a construir alternativas” para luchar contra la violencia machista. “Puede servir para que las mujeres que piensen en denunciar sepan con qué se pueden encontrar y vayan mejor preparadas, para que quienes ya han vivido situaciones similares sepan que no son las únicas, y para que las y los profesionales tomen conciencia y se formen”, añade Cáceres.

¿Qué balance hacéis diez años después de la aprobación de la Ley Integral de Violencia de Género?

Julia Yagüe: La ley tenía sus limitaciones, pero introducía avances en lo relativo a la violencia en el contexto de la pareja; por ejemplo, proponía alternativas para garantizar una asistencia integral a las mujeres. Esas promesas no sólo no se están cumpliendo, sino que el proceso judicial se convierte en una nueva fuente de violencia.

Elena Saura: En los siete años de aplicación de la ley, ha aumentado en un 158% el sobreseimiento de las causas; las denuncias se archivan por falta de pruebas. Amnistía Internacional ha emplazado al Gobierno a evaluar la aplicación de la ley y a investigar por qué las mujeres no denuncian y por qué son cada vez más las que retiran las denuncias.

¿Qué compromisos institucionales reclamáis vosotras?

Saura: Que se cumpla la ley. Es papel mojado si no se dota de presupuesto para su desarrollo. La formación de quienes trabajan en los llamados juzgados especializados se limita a un curso virtual que no permite suficiente profundización, mientras que otras especialidades exigen estudiar dos años. Exigimos una formación profunda y con perspectiva de género. Y hay que facilitar otros mecanismos para atajar las situaciones de violencia: a través de los centros de salud, los colectivos de mujeres, otros servicios sociales… El Estado no es sólo policía y juzgados.

Yagüe: Sólo un 30% de las mujeres en situación de maltrato se plantea interponer una denuncia, pero el 100% van al centro de salud con síntomas asociados al maltrato, como dolores de cabeza o depresión. Una mayor especialización por parte de las y los trabajadores de los servicios sociales y de salud permitiría que detecten situaciones de violencia y hagan un acompañamiento efectivo. No podemos denunciar una situación de violencia cuando estamos machacadas psicológicamente, con la autoestima por los suelos y sin apoyos.

En el vídeo replican la memorable afirmación de la ministra Ana Mato: “No podemos ayudarlas, no podemos apostar, y no digo el Gobierno, digo toda la sociedad, si esas mujeres no denuncian”.

Yagüe: Ese discurso es un lavado de manos. Si no denuncias te acusan de que no quieres interrumpir esa situación de violencia. Y cuando denuncias, la situación de violencia no se interrumpe, porque las mujeres encuentran violencia institucional en un proceso judicial que además las pone en riesgo.

“En los juzgados se cuestiona constantemente la veracidad del testimonio de la mujer y se le exige aportar pruebas. En otro tipo de delitos hay una investigación, una búsqueda de pruebas, se llama a testigos”

Isabel Cáceres: Tú vas al juzgado y esperas justicia y reparación. Eso sería lo normal, pero no es lo que está ocurriendo, porque el sistema judicial es patriarcal.

Saura: Ha calado en la ciudadanía el mensaje generalizado de que no se puede atajar el problema si las mujeres no lo denuncian. Nosotras no decimos que no recurran a la vía penal, sino que llamamos a que ésta no sea el único mecanismo válido para salir de una situación de violencia y que cuando se denuncie se establezca una protección de derechos para que las mujeres no se vean violentadas en el proceso. Además, las campañas de sensibilización suelen poner el foco sólo en la víctima, nunca en los maltratadores, que no están siendo repudiados socialmente.

Muestran a víctimas de violencia de género acorraladas en duros interrogatorios.

Yagüe: En los juzgados se reflejan todos los prejuicios sociales. Se cuestiona constantemente la veracidad del testimonio de la mujer y no se la deja relatar su historia a su manera: “Conteste sí o no”. Y recordemos que muchas no dominan el castellano. En otro tipo de delitos hay una investigación, una búsqueda de pruebas, se llama a testigos. En los delitos por violencia de género, a la mujer se le exige aportar pruebas que determinen que ha vivido esas situación. Además, sólo tienen en cuenta la violencia física, en vez de entender que es la puntita más visible de una pirámide de violencia que incluye acoso, control, desprecio, violencia sexual… ¿Cómo demuestras que has sido sistemáticamente despreciada o minusvalorada por tu pareja?

¿No se aceptan testimonios y peritajes para probar la violencia psicológica?

Cáceres: Cuando es juicio rápido no suelen intervenir profesionales de servicios sociales.

Yagüe: Solicitar informes a profesionales -que sabemos detectar si un testimonio es veraz- es una buena práctica que la mayoría de jueces no contempla. Además, se juzga la última situación concreta que motivó la denuncia, en vez de abrir diligencias para investigar que es una violencia habitual.

Saura: Los testimonio de vecinas que han sido testigos tampoco se suelen admitir.

Los juicios rápidos sonaban a avance, pero la consecuencia es que la denunciante llega a la vista con poca preparación.

Yagüe: Interponen la denuncia desinformadas, recién salidas de la situación de violencia, y el contenido de la denuncia tiene mucho peso en el juicio. La ley establece el derecho al asesoramiento jurídico gratuito desde antes de la interposición de la denuncia, pero muchas veces se encuentran con el abogado cinco minutos antes de la comparecencia.

Saura: Y una historia de violencia no es algo que se cuente en cinco minutos.

Cáceres: Muchas comisarías no saben aplicar los protocolos. Los turnos de abogacía de guardia son recursos escasos. La policía les dice: “Huy, la abogada puede tardar horas en venir, no le va a hacer ni caso y le va a cobrar” y les convence de que “vuelva usted mañana”.

Una piensa que con la denuncia cesará el maltrato, y se encuentra con el inicio de un proceso que implica más violencia, por parte del agresor y del sistema judicial.

Cáceres: No se promueve el empoderamiento de las víctimas para que puedan sobrevivir a la vía penal. Existen muy pocos servicios sociales que no exijan presentar denuncia, y se tarda meses en tener una cita con una psicóloga. Es mínimo el porcentaje de mujeres que reciben atención previa antes de poner la denuncia.

Saura: La ley contempla la atención psicológica, pero no es obligatoria.

“Es una estrategia recurrente que ellos afirmen que también sufrieron maltrato. El resultado suele ser una orden de alejamiento mutua o que las causas se archiven

Yagüe: Los agresores con sentencia favorable salen del proceso judicial cabreados por lo que “esa tipeja se ha atrevido a hacer”, crecidos e impunes, sienten que nadie les va a detener. Muchas veces las mujeres tienen que huir, lo que se traduce en desarraigo para ellas y para las hijas y hijos a su cargo. Los maltratadores siguen yendo al bar de la esquina, al mismo trabajo, quedan con los amigotes. No hay respuesta social.

Destacan que entre 2011 y 2012 651 mujeres fueron condenadas como consecuencia de las contradenuncias presentadas por sus agresores.

Yagüe: Es una estrategia recurrente que ellos afirmen que también sufrieron maltrato (aunque esto no se juzga como violencia de género sino como delitos comunes). El resultado suele ser una orden de alejamiento mutua o que las causas se archiven. También abundan las presiones a las mujeres para que retiren la denuncia, como decirles que piensen en las consecuencias que la orden de alejamiento tendrá para los hijos.

Cáceres: En muchos casos, a las mujeres las atienden abogados del turno de oficio, mientras que los hombres pueden contratar a letrados mucho más activos.

Saura: Los maltratadores se informan, tienen foros en internet. Y el sistema patriarcal les beneficia, porque si el personal de los juzgados de violencia de género no están bien formado, los prejuicios machistas se imponen. Nosotras tenemos que ir al juicio mucho más armadas y empoderadas.

Y uno de los prejuicios que condiciona a las y los profesionales de la justicia es el de que las mujeres denuncian malos tratos en falso.

Yagüe: Las denuncias falsas por violencia de género representan el 0,0038% (según los datos de 2012 de la Fiscalía General del Estado) y, sin embargo, esta fábula que se divulga constantemente. Los machistas presentan los datos de sobreseimiento de casos como indicador de denuncias falsas. Pero recordemos que recabar pruebas es difícil, entre otras cosas porque pone a las mujeres en situaciones de riesgo: por ejemplo, coger el móvil para grabar al agresor durante un episodio de violencia puede aumentar su enfado.

Si asumimos que la vía penal no está funcionando, ¿qué puede hacer la ciudadanía para detectar y combatir la violencia de género?

Saura: Es importante concienciar a la gente desde la infancia, pero el Gobierno eliminó la asignatura de Educación para la Ciudadanía: si en las escuelas ya se hablaba poco de igualdad, de derechos humanos, de violencia, ahora ni eso.

Yagüe: Nos hemos relajando pensando que las instituciones estaban haciendo algo. Estamos tomando conciencia de que la respuesta institucional no es suficiente, de que tenemos que hacer algo, pero no tenemos herramientas. Hemos de empezar a pensar estrategias colectivas y trabajar en autodefensa feminista para promover el empoderamiento de las víctimas y enfrentar a los agresores. Si queremos acompañar bien a una mujer que enfrenta violencia, hemos de asesorarnos, no juzgarla y tener mucha paciencia. Resulta frustrante cuando una amiga no se anima a denunciar, pero recordemos que es muy valioso que sepa que estamos ahí, que cuando lo necesite nos puede llamar, venirse a nuestra casa… Y eso rompe el cerco de aislamiento que fortalece al maltratador.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Print this page
“Estamos tomando conciencia de que la respuesta institucional contra la violencia machista es insuficiente, de que tenemos que hacer algo”
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

¿Quieres debatir en un espacio tranquilo, seguro y libre de (machi)trols? Vente al foro de debate de Pikara Magazine

Periodista. Madre orgullosa de Pikara. Colaboro con eldiario.es, Diagonal y Argia. Me gusta contar historias de personas libres y rebeldes. También me gusta romper tabúes y provocar cortocircuitos contra los sectarismos (el mío incluido).

Comentarios recientes

  1. LaTomasa

    Gracias por los datos! Estoy harta de que, cuando sale este tema en cualquier conversación, la gente (sobre todo hombres, pero también,tristemente, increíblemente, vergonzosamente, mujeres…), enseguida lo zanjen con el clásico “¡Pero qué machismo ni qué machismo! Si las mujeres SIEMPRE se llevan la custodia! Si la MAYORÍA de las denuncias por maltrato son falsas!” … Harta de tener la sensación de hablar con la pared…
    ¿Dónde se puede ver el corto entero? Parece muy interesante.

  2. chanela

    Odio la duda que se escucha contantemente ” ha denunciado o no?” y que importa? la denuncia no la protege y ella lo sabe.

  3. E.

    Muchas gracias, en serio, cuando acompañas a colegas en el proceso de denuncia te encuentras con un laberinto legal que parece que no lleva a ninguna parte. Los testimonios no tienen peso, pareciera que cada acto de violencia requiriera de varios testigos (¿dentro de casa?), ¿cómo se muestra el acoso y de qué sirve mostrarlo? y luego te encuentras con policías “machirulos” que complican muchas situaciones protegiéndolos a ellos. Con ese clima, quisieras poner algo de luz para levantar los ánimos de tu amiga, para dar un hálito de esperanza; pero se te va cayendo de paso a tí. Y luego, pensamos en la vía de presión social, pero claro, con el miedo de hasta donde apretar las tuercas sabiendo que tiene una custodia compartida. HAY QUE HACER ALGO,es decir, TENEMOS QUE HACER ALGO, PORQUE NADIE LO VA A HACER POR NOSOTRAS.

  4. kevin

    Como sólo quiero dar una opinión y se que se me lapidara , sere rapido . Hay un problema que la ,para mi , mal llamada concienciación de la violecia de genero . Primero , porque tambien hay hombres asesinados , hijos asesinados por las madres , hijos que matan a los padres , dentro de la violencia doméstica hay multiples casos y ya el llamar a esto ”terrorismo machista” es muy muy muy peligroso , por que todo hombre del mundo , es sospechoso de ser terrorista , solo por ser hombre . Segundo , es que que pasa si un hombre es acusado injustamente , si se que para vosotras esto es imposible por que el hombre es la malo solo por ser hombre , pero estos casos los hay , y no son 90 % como dijo el gilipoyas del canto pero tampoco el 1% como lei hace poco , ya que el verdadero problema es el acoso psicologico en miuchos casos es indemostrable , y hay se entra , y de hecho se está entrando en que una mujer pueda llevar a juicio a un hombre por acoso psicologico sólo con su palabra y si os quitarais por un solo segundo el ”papel” de mujeres en un patriarcal en el todos y cada uno de los hombres dle mundo son malos malisismos , os dariais cuenta de lo peligroso que son ciertas leyes … El dia que un hijo , un hermano , vuestro novio o un gran amigo , se llege una denuncia de maltrato de genero y aunque salga inocente ya tenga la cruz del maltratador para el resto de su vida ya me os dareis cuenta de que esa campaña de ”concienciación” es un arma de doble filo .

  5. AYN RANDiano2

    “Los agresores con sentencia favorable…”

    ¿Cómo os atrevéis a llamar “agresores” a unas personas con sentencia favorable?.

    ¿Son “agresores” acaso TODOS los denunciados?.

  6. AYN RANDiano2

    “Los maltratadores se informan, tienen foros en internet” OS RETO a que enlacéis UN SOLO “foro de maltratadores” en Internet. Tal foro no existe. Quien dice que hay “foros de maltratadores” ha de probarlo. ¿Dónde están esos foros?. Enlaces, por favor.

    ¿Cómo os atrevéis a llamar “agresores” a unas personas con sentencia favorable?.

    ¿Son “agresores” acaso TODOS los denunciados?.

  7. Pingback: Anónimo

  8. Alberto

    Buenas:

    No estoy de acuerdo con lo que plantea el articulo.

    Es cierto que la respuesta institucional es claramente insuficiente, y que deberia cambiar, mejor hoy que mañana.

    Pero es que plantear que es por un problema de machismo es una manipulacion interesada de la realidad.

    Las instituciones, tanto las españolas como las vascas, no funcionan.
    Pero es que no funciona ninguna.
    Hay un monton de organismos de todos los niveles administrativos dedicados a la creacion de empleos, nuevas empresas, ayudar a los emprendedores y demas, y seguimos con cifras record mundiales de paro. Eso no es por machismo.
    Hay infinidad de organizaciones, organismos, fundaciones, asociaciones y lo que se os ocurra destinadas a fomentar la cultura y facilitar el apredizaje de multiples materias. Pero seguimos a la cola en educacion europea y los datos de fracaso escolar y nivel de conocimientos adquiridos es cada vez peor. Eso tampoco es por machismo.
    Las administraciones estan mal concebidas, demasiado atomizadas y mal gestionadas. Y asi no hay manera de que nada funcione. Eso no tiene nada que ver con el machismo.

    En cuanto a la justicia…
    Los juzgados españoles no son patriarcales ni matriarcales. Son un desastre y no funcionan bien casi nunca. Funcionan igual de mal en casos de violencia de genero de lo que lo hacen en casos de atraco a mano armado, robos, hurtos, accidentes laborales…

    Hay que cambiar muchas cosas, y mejorar las leyes y la manera de aplicarlas, pero no solo en casos de violencia de genero.

  9. AYN RANDiano2

    “LOS MALTRATADORES SE INFORMAN, TIENEN FOROS EN INTERNET”

    Aún no me habéis dicho cuáles son los enlaces a esos (mitológicos) “foros de hombres maltratadores”. Sería facilísimo presentar esos enlaces…si existiesen. No existen.

    Estoy esperando para poder denunciarlos a la Guardia Civil:

    https://www.gdt.guardiacivil.es/webgdt/colabora.php

    Lo digo totalmente en serio: Si viese un foro así, lo denunciaría, lo mismo que si viese un foro donde se explicase cómo hacer bombas, como envenenar a tu marido sin que se note o…cómo disparar a Andy Warhol y no fallar (Valerie Solanas).

    No hay tales “foros de hombres maltratadores”. El artículo miente en eso. Imagínense ustedes lo fiable que es en el resto de lo que dice.

    1. txus itxas

      Con respecto de los “foros de maltratadores”. Al leer el artículo he entendido que serían lugares de consulta donde, aquéllos son denunciados, exponen y resuelven cuestiones legales. No he pensado que fuesen espacios donde se hable de como maltratar, de apología del delito o algo similar.

      Si estoy en lo cierto no creo que algo así fuera denunciable, si sería interensante que alguien facilitara enlaces. De cualquier modo, si esto no es verdad, tampoco hace el total del artículo falso o dudoso, estoy bastante de acuerdo en general.

      1. AYN RANDiano2

        Gracias por tu amable contestación.

        “De cualquier modo, si esto no es verdad, tampoco hace el total del artículo falso o dudoso”

        En derecho se dice de los testigos dudosos “Falso en uno, falso en todo”, queriendo decir que a quien pillamos en una cosa dando información claramente incorrecta, tenemos buenas razones para dudar de todo lo demás que diga.

        Si los “foros de maltratadores” no existen, el resto de los datos del artículo son para ponerlos muy en duda también, ya que se demostraría que el artículo tiene una afirmación categórica totalmente inventada.

        Con lo fácil que sería para las autoras dar unos simples enlaces a esos “foros de maltratadores”. ¿Por qué no un artículo en Pikara estudiando cómo piensan y qué dicen?. ¿No le interesa a nadie algo tan porometedor?. Lo malo (o bueno, mejor dicho) es que tales foros…no existen.

        A todo esto, yo no entiendo como no han denunciado esos “foros de maltratadores” si se los han encontrado de verdad. Yo los denunciaría si los conociese.

        Siguen sin aparecer los enlaces.

        1. txus itxas

          Verás, vuelcas el significado de la frase en la entrevista. Donde se lee: “Los maltratadores se informan, tienen foros en internet.”, tú cambias por “foros de maltratadores”, entre comillas, cuando no aparece literal en ningún lado. Estás deformando una frase para luego atacarla, esto es una falacia conocida como “hombre de paja”.

          Después de consultar te podría extender lo que dije antes en esa línea, es a lo que se refiere la entrevistada, pero no lo haré.

          Probablemente a más de uno el detector de trolls se le ha disparado y no te responden. Y eso sin leer el circo que estás montando en burbuja.info (http://goo.gl/BZ0GTN). Viendo lo poco honesto de tu intervención, y aunque tengo bastantes cosas que decir, no me voy a seguir molestando en contestar.

          1. kevin

            pues viendo el enlace que pones demuestras que no es troll , simplemente es una persona , otras de las muchas , indignadas por ciertas afirmaciones que por aqui se comentan , como la idea que se da en todo articulo que no hay hombre inocente de denuncias de maltrato , si no inventigaciones mal hechas .. tomas geroma pastillas de goma .. el dia que tengas la mala suerte , espero que sea nunca , que tengas una denuncia de maltrato de genero ( psicologica , por ejemeplo ) falsa , o se la pongan a un ser querido tuyo , me cuentas … Y te repito , tal vez no diga exactamente , ”foros de maltratadores” pero si da a aentender y en todos los articulos de esta pagina que hombre denunciado es hombre culpable , si tuvieras la mas minima conciencia de que , 1 toda persona del mundo tiene derecho ser considerado inocente hasta que se demuestre lo contrario , 2 toda persona del mundo tiene derecho a un juicio justo que se garantize poder demostrar las pruebas de su inocencias ( si lo fuera ) , 3 el hombre no puede ser el malo solo por ser hombre , 4 la mujer solo por ser mujer no puede tener la razón siempre o si no eres un machista producto del patriarcado …

      2. AYN RANDiano2

        Oye, un aparte: ¿Cómo has hecho para poner una imagen en tu avatar?. Gracias anticipadas.

      3. Angela

        Si tenemos la razón, y la tenemos ¿Para qué utilizar argumentos falaces?

        1. AYN RANDiano2

          ¿Quién utiliza qué argumento falaz?.

          Yo aquí no hablo de ningún “argumento”. Hablo de una FALSEDAD FÁCTICA, esto es, se habla de que existen unos “foros de hombres maltratadores” que en realidad no existen.

        2. Jose

          “Si tenemos la razón, y la tenemos ¿Para qué utilizar argumentos falaces?”.

          Si tenéis la razón, entonces usáis argumentos falaces por ignorancia.

          Ya que, si tenéis la razón, disponéis de infinidad de argumentos no-falaces, pero no sois capaces de encontrarlos.

          Si no tenéis la razón, entonces usáis argumentos falaces por maldad.

          En cualquier caso no quedáis muy bien paradas…

  10. kevin

    He leido de nuevo el articulo y la verdad decir que todos los acusados por maltrato son culpables y negar lo que policias , abogados y abogadas , jueces y juezas y basicámente todo la población sabe , que es que la denuncias falsas , aunque sean pocas , por suerte , existen , sobre todo las de maltrato psicólogico ,ya que hasta decir que no te gusta un vestido , tirarse un pedo o incluso que te hable y no contestes es considerado maltrato psicológico, es como para que haceroslo mirar. No se en que mundo vivis , aunque pensareis lo mismo de mi , pero pensar que hombre acusado es hombre culpable , es primero de vivir en los mundo de yupi , no saber que significa la ley , no saber como funcionan abogados y jueces y juezas ; segundo de tener un odio muy fuerte , me compadezco por lo que os ha tenido que pasar para pensar asi de 3500 000 000 de PERSONAS de este mundo , 3500 000 000 millones de personas jamas mentiran en una denuncia y 3500 000 000 son malos pr genética , ese es el mundo pintais ; tercero , es que es lógica , igual que hay denuncias por daños que son falsas , igual que se acusa gente de delitos y son inocentes , también se acusa a hombre de maltrato y son falsas , ya no es que salgan inocentes por falta de pruebas , es que hay resoluciones que demuestran que la mujer hizo denuncia falsas sobre todo en tema de indemnizaciones …

  11. Lyanna

    Lo cierto es que en este tema si estoy de acuerdo. El sistema judicial es desastroso, y el trato que se da a las mujeres maltratadas es horrible, obligarlas a denunciar pero luego no darles más opción que esperar es cruel cuanto menos. Aunque debo decirle que muchas de estas mujeres, por desgracia, si desde un hospital o un centro de servicios sociales se les dijera que están siendo maltratadas, probablemente lo negarían y no querrían recibir ayuda alguna, es una pena, pero el maltrato provoca estas cosas, de modo que si se quiere ayudar desde otros medios que el judicial hay que pensar muy bien el sistema, porque no sera tan fácil como decir “Como profesional de la medicina creo que tu marido te pega o te insulta a diario”, el asunto seria más complejo.

    Eso si, lo triste también es que cuando se trate de este tema se olvide de los hombres y los menores de edad maltratados, dado que ellos también tienen serios problemas para denunciar, y viven muchas tragedias, las cuales suelen estar muy silenciadas, sobretodo en el caso de los primeros. Se debería tener más en cuenta, en lugar de pintarles como los malos y ya esta, porque así se lavan tanto las manos como la señora Mato.

    ¡Buenas noches!

  12. Angela

    Esto es de vergüenza, tenemos que hacer algo ya, aunque sea por nuestros propios medios.

  13. Razz

    ¿Enlace al foro de maltratadores, please?

    Si la autora no aporta un enlace pensaré que está mintiendo.

  14. Piotr

    A mi también me gustaría ver el enlace al foro ese de los maltratadores.

  15. Pilar

    Han pasado más de cuatro años desde que se inició el debate para valorar el impacto de las reformas legislativas que en materia de violencia doméstica había realizado el PP en 2003, y que continuó el PSOE con la ley contra la violencia de género en 2004. Se empezó a decir en voz alta que no se estaban respetando los derechos fundamentales de muchos ciudadanos en España, que las leyes aprobadas contribuían a aumentar el nivel de intensidad del conflicto en las parejas heterosexuales, provocaban dolor innecesario, suponían un despilfarro para el erario público y no conseguían atajar lo más mínimo el problema de la violencia extrema sobre las mujeres.

    Ahora podemos afirmar que el único avance en el respeto a las libertades fundamentales de todos que, de momento, hemos conseguido en esta materia, es que podamos hacer uso de nuestro derecho a la libertad de expresión. Se había instalado un pensamiento único que llevó a varias asociaciones a solicitar al CGPJ, en 2005, que me sancionaran y prohibieran hablar en público.

    Se están produciendo abusos al aplicar la bienintencionada ley contra la violencia de género

    Expuse entonces que todos estábamos teniendo un comportamiento poco acertado. Me refería a jueces, fiscales, policías, abogados, periodistas y a muchas mujeres que utilizaban el Código Penal para obtener mejores condiciones en los procesos civiles de rupturas de parejas.

    La presión mediática ha llevado a muchos profesionales a una reacción defensiva y de autoprotección ante el miedo a las posibles consecuencias personales. Así, jueces que han concedido prácticamente todas las órdenes de protección que les han solicitado por temor a que se les pudiera acusar de no haber tomado medidas, colapsando así los servicios administrativos de protección a las víctimas que difícilmente las pueden atender; fiscales solicitando en prácticamente todos los casos que se adoptara una orden de protección, normalmente alejamiento, muchas veces sin demasiadas pruebas y sin valorar que ello podía comportar pérdida de empleo si ambos trabajaban en la misma empresa, o dificultades para permanecer en una ciudad pequeña con el estigma de maltratador; policías que han procedido a la detención de miles de hombres sin más indicios que la sola afirmación de la denunciante, sabiendo que en uno o dos días serían puestos en libertad por el juez, y sin considerar el trauma que para algunos ciudadanos puede suponer pasar esas horas detenido, esposado y trasladado junto a delincuentes, todo por miedo a exponerse a un expediente disciplinario si luego ocurría un hecho luctuoso, ya que “ellos también tenían familias”; abogados que han recomendado la interposición de una denuncia por malos tratos porque se podía solventar en horas la atribución provisional del uso de la vivienda familiar, ya que la orden de alejamiento supone la expulsión inmediata de la misma, así como la fijación de una pensión de alimentos y la custodia de los hijos; periodistas que cuando se producía un hecho grave lo exponían de modo que culpabilizaban a todos los que de un modo u otro habían intervenido, y en ocasiones de manera sensacionalista (esto ahora ya no ocurre); y mujeres que, sin ningún escrúpulo ni respeto por las que están padeciendo situaciones terribles sin atreverse a denunciar, han abusado de lo que se les ofrecía, poniendo en marcha el aparato policial y judicial con fines espurios, en algunos casos inventándose directamente hechos que ni siquiera han ocurrido, pero con escaso riesgo de que ello pueda demostrarse, y se les exijan responsabilidades.

    Pero no es la maldad de algunas personas la causante del problema. Lo tremendo es estructurar un sistema legal, y una aplicación de la norma, que permita a los perversos utilizar la organización colectiva para conseguir sus objetivos, causando daño a muchos otros (niños, abuelos, padres…), y se mantenga durante años a pesar de la evidencia de que no ha dado resultado. Mueren tantas mujeres como antes.

    La ley integral contra la violencia sobre la mujer, aprobada por unanimidad por el Parlamento, era bienintencionada, pero los que formamos parte de la estructura judicial del Estado sabíamos que únicamente tendría desarrollo la parte referida a la modificación del Código Penal, con escasísimos medios y total falta de coordinación con otros profesionales (especialmente servicios sanitarios y sociales de cada lugar), pues la ley ni siquiera encargó a nadie el desarrollo de esta necesidad.

    La consecuencia de atribuir a un órgano de cada partido judicial en exclusiva esta materia ha desorganizado la estructura judicial y colapsado los juzgados de violencia, que se han convertido en destinos que no quiere prácticamente nadie. Hemos consentido la detención de miles de hombres que luego, en su mayoría, han resultado absueltos, y probablemente habremos condenado a más de un inocente, en aplicación de unas leyes que, como la Ley de Enjuiciamiento Criminal, denomina “agresor” al denunciado, antes de iniciar cualquier investigación tendente a averiguar la certeza de los hechos. Y mientras tanto, la mayoría de las mujeres que sufren violencia extrema siguen en muchos casos padeciéndola en silencio, viendo cómo su causa ha sufrido el desprestigio por la acción de los que sólo las han utilizado para sus propios fines y aspiraciones. Es hora de iniciar de nuevo el debate en el Parlamento, y valorar los resultados del camino andado.

  16. AYN RANDiano2

    “Verás, vuelcas el significado de la frase en la entrevista. Donde se lee: “Los maltratadores se informan, tienen foros en internet.”, tú cambias por “foros de maltratadores”, entre comillas, cuando no aparece literal en ningún lado”

    Muy bien, usted tiene la razón.

    ¿Dónde están esos “foros que tienen los maltratadores” en Internet y en los cuales “se informan”?.

    No estoy pidiendo las Tablas de la Ley de Moisés ni la Piedra Rosetta. Estoy pidiendo algo sencillísimo: Enlaces a esos foros, que -por lo que sé- son tan imaginarios como los Unicornios Rosas Invisibles.

    Pidiéndolos y no apareciendo estos ni a la de tres, simplemente pongo de relieve el carácter de MITO de gran parte del “discurso” de este artículo. Podría seguir con el “0.0038% de denuncias falsas”, pero es más interesante (a mi juicio) hacer notar que los famosos foros donde “los maltratadores se informan” son tan míticos como el Minotauro o las Sirenas.

    “Probablemente a más de uno el detector de trolls se le ha disparado”

    Es su problema, no el mío.

    Se supone que este espacio es para debatir, para la controversia y para el desacuerdo, no para estar todo el mundo disciplinadamente de acuerdo con la “Consigna del Mes”.

      1. AYN RANDiano2

        ¿Y usted cómo sabe que esos “tipejos” (su expresión que dice mucho sobre usted, no sobre ellos) son maltratadores de verdad?.

        ¿Qué hechos le llevan a pensar eso sobre ellos?.

        ¿Todo hombre denunciado por malos tratos es un “tipejo”?.

        Si se molesta usted en leer el sitio verá que ninguno se presenta como maltratador ni hace apología alguna del maltrato.

        Siguen sin aparecer los foros donde los “hombres maltratadores” se “informan”.

        1. Ave

          Que si , sigue esperando que venga uno y reconozca su culpabilidad en vez de acusar de mentirosa a su ex.Ea , y luego vas y te despiertas.

          No seas vago escribe “blog masculinista ” , denuncias falsas , antifeminismo , y tienes todas las webs machistas que quieras.

          Quien es incocente no tiene miedo de una denuncia.Una denuncia sobreseida no tienen por que ser falsa , simplemente no ser delito.

          La mujer denuncia falsamente a priori ¿no?Tipejo

          1. AYN RANDiano2

            “No seas vago escribe “blog masculinista ” , denuncias falsas , antifeminismo , y tienes todas las webs machistas que quieras”

            Le despejo unas cuantas confusiones que tiene usted en su mente:

            * Masculinismo =/= Machismo.

            * Antifeminismo =/= Machismo.

            * Feminismo =/= Hembrismo.

            * Hombre con denuncia de maltrato =/= Maltratador

            Y bien, ¿en qué hechos se basa usted como para considerar “maltratadores” a los hombres de la página que ha enlazado?.

            Aún no me ha contestado.

          2. Ave

            Confusiones ninguna.Haga el favor de dejar de manipular y falsear la realidad.

          3. Ave

            ¡Pedazo de micromachismo que acabas de comenter!

            “Le despejo unas cuantas confusiones que tiene usted en su mente:”

            Toma pedazo de paternalismo.

  17. Sole

    Por mi parte me gustaría comentar como alguien que lleva trabajando varios años en la atención a mujeres que pasan por una situación de violencia, varias cuestiones sobre el trailer presentado. Primero que con todos mis respetos a quienes realizan este trabajo, lo siento, pero no resulta muy creíble el papel de la chica supuestamente en situación de malos tratos que presenta la denuncia. Hay algo en la forma en que actúa que hace más que se quede en teatro que en una situación que pueda parecer real, la imagino antes en un concierto de noche que pasandolo mal con su pareja.
    Por último, la violencia institucional es algo más complejo que el hehco de que reciban una atención que invite a desestimar poner una denuncia. Creo que el caso escogido es muy claro y no arroja mucha luz sobre el problema de la violencia institucional

  18. pliquer

    Otro artículo que ataca directamente a todos los hombres de la faz de la tierra. Osea, que si eres mujer y te denuncian, tienes derecho a persunción. Pero si eres hombre no…

    Por esta intolerancia hacia nuestro género, por esta falta visión global para darse cuenta de cómo atacáis a los hombres (ya que vivís en vuestro mundo sin mirar alrededor), por todo esto, nunca triunfará el feminismo.

    Salud e igualdad.

  19. ingeniero

    n-ésimo artículo victimista de June, que representa a mujeres sometidas a la voluntad sexual o sádica de los hombres. Pobrecitas ellas, tan buenas, tan sumisas y sin posibilidad de defenderse.

  20. iker

    En fín… qué podemos esperar de una periodista supuestamente vasca que escribe en El País fachorro…

  21. atebom

    No se engañen. El verdadero problema social no es la violencia que la mujer sufre, sino la que ella ejerce. Dicha violencia va desde las clásicas bofetadas al novio, frecuentemente vistas como un chiste, al brutal aborto, pasando por las denuncias falsas por maltrato y el despojo patrimonial del hombre.

  22. JosebaG

    Algunos de los datos que aportas los he visto nombrados o repetidos y realmente no se de donde salen. Me gustaria que lo aclarases. Por ejemplo en la enrevista Julia Yagüe da el dato de denuncias falsas y cita la fuente, el dato es correcto y absoluto, no es estadistica si no es el porcentaje exacto de todas las denuncias. Yo hubiese añadido que ese porcentaje es el de denuncias falsas probadas, segun entiendo del informe, pero es una opinión.

    En cambio citas un “73% de casos que no se denuncian” si no se denuncian ¿como sabemos que no se denuncian? ¿encuesta telefónica? Es un dato que he visto repetido y tiene visos de convertirse en el próximo “solo usamos el 10% del cerebro” que a base de repertirlo se convierte en verdad establecida.

    Siendo cierto que existen casos sin denunciar, antes que aventurar un porcentaje asi yo lo enfocaria por ejemplo con denuncias interpuestas-retiradas o quien denuncia y retira, un vecino que denuncia y dos dias depues retira la denuncia es, para mi, mucho mas creible que una denuncia tras dos años de separación y un tortuoso camino judicial entre custodias, la vivienda etc.Hacer una extrapolación tras analizar esos datos, siendo honestos sobre como se ha llegado a ellos es para mi mucho mejor que dar porcentajes de fuente desconocida.

    Un saludo, la entrevista interesante, y tenia un poco de reparo en comentar hasta que he leido el resto de comentarios.

  23. AYN RANDiano2

    “¡Pedazo de micromachismo que acabas de comenter!

    “Le despejo unas cuantas confusiones que tiene usted en su mente:”

    No sé cual es su sexo, ni me interesa porque el sexo del interlocutor es perfectamente irrelevante en un debate intelectual (a no ser que sea usted tan sexista como para pensar lo contrario).

    Le he dicho lo que le he dicho porque tiene usted en su mente una muy seria confusión de conceptos, no porque sea usted mujer, hombre, “transexual” , “genderqueer”, asexual o hermafrodita. Su condición sexual es perfectamente irrelevante en un debate intelectual entre personas civilizadas. Como debería ser la mía para usted.

  24. Hernán Cortés

    Las llamadas muertes por “violencia de genero” tienen una solucion dolorosa que no pasa por dar mas herramientas, mas dinero, mas funcionarios, mas jueces a las mujeres.. Es como esperar reducir las muertes de trafico en Semana Santa sin querer reducir el turismo y el consumo de combustible. Por eso en realidad las muertes de semana santa son inherentes al propio sistema, carecen de solucion. La solucion seria tan dolorosa para el estado y los ciudadanos que de fondo se asume que ese porcentaje de muertes se dara.

    Por dar dos ejemplos que contarían como “víctimas de violencia de genero”

    – Un borracho parado mata a su mujer adicta al crack.
    – una mujer decide volver con su marido el maltratdor porque dice que “lo quiere”.

    ¿No se ve que hay factores externos que todo este aparato estatal creado para “proteger a las mujeres” no tiene incidencia ni la tendra nunca?

  25. Hernán Cortés

    En el primer caso habria que evitar que hubiese borrachos, parados y adictos al crack. (ya hay que plantear si tal cosa es posible o si incluso no provocaría males mayores)

    En el segundo caso habria que “tutelar” a las mujeres sobre el tipo de relaciones y de hombres que les convienen. Habria que crear un cuerpo de policia especializado en evitar que las mujeres por su mala cabeza se metiesen en relaciones que pongan en “peligro” su integridad fisica y psicologica.

    Pues eso, ya sabeis por donde empezar.

  26. ¿O sea que ahora tampoco el sistema judicial responde a vuestras expectativas?
    Si he entendido bien, lo que venís a decir es que como las mujeres ya no denuncian tanto como sería deseable hay que tramar otro sistema que no dependa del judicial para que la maquinaria siga funcionando y la denuncia que no es tal se pueda hacer en el kiosco en el que se venden los periódicos ¿Es así?
    Se me ocurre una idea, podríais empezar por pedirle a las mujeres que se defiendan solas, como se hizo siempre. Ese sí que sería empoderamiento, y no ir lloriqueando de puerta en puerta poniendo en evidencia su incapacidad para defenderse.

  27. Pingback: La Última Gota (trailer) | Plataforma Catalana pel Dret a No Ser Prostituïdes

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR