8 apellidos vascos. Catarsis casi sin mujeres Pikagramas

Es una lástima que en una de las comedias más relevantes del año, que desmonta el estereotipo de “lo vasco” con ironía y mordacidad, sea tan androcéntrica y tenga un personaje femenino protagonista tan pobre y plano.

Protagonistas

Todo comienza cuando Amaia (Clara Lago), una joven vasca de pura cepa, oriunda de Argoitia, visita Sevilla junto con sus amigas para celebrar su despedida de soltera. En un típico bar sevillano, conoce a Rafa (Dani Rovira), a quien se enfrenta después de que éste cuente chistes sobre personas vascas. Una vasca y un andaluz que se enfrentan pero que terminan durmiendo juntos. Rafa se enamora perdidamente de Amaia, tanto que está dispuesto a dejar Sevilla, hacerse pasar por vasco e ir a las Vascongadas. Amaia no recibe con especial entusiasmo a Rafa, pero tras el rechazo inicial, decide que se haga pasar por su novio Antxon. Así, no tiene que contar a Koldo (Karra Elejalde), su recién recuperado aita, que el verdadero Antxon le ha dejado plantada casi en el altar con un buen número de deudas. El enredo, al que se une Merche/Ane (Carmen Machi) como supuesta madre de Rafa/Antxon, está servido.

8 apellidos vascos es la película número 13 de Emilio Martínez Lázaro, un cineasta que ha dirigido un número considerable de comedias entre las que destacan Amo tu cama rica (1991), Los peores años de nuestra vida (1994), El otro lado de la cama (2002)o Los 2 lados de la cama (2005). Se trata de comedias protagonizadas por actrices y actores jóvenes como Ariadna Gil, Pere Ponce, Gabino Diego, Jorge Sanz, María Esteve, Paz Vega, Natalia Verbeke, Verónica Sánchez Ernesto Alterio, Guillermo Toledo o Alberto San Juan. Son comedias, en la que el punto de vista desde el que se construye el relato es masculino. Ni la juventud de las y los protagonistas ni el protagonismo femenino evitan que las películas de Martínez Lázaro destilen un androcentrismo muy identificable y más que evidente y se observen roles sexistas. En Amo tu cama rica (1991) y Los peores años de nuestra vida (1994) la protagonista asiste casi sin inmutarse a una galería de masculinidades dominantes que la consideran un objeto a conquistar.

Si bien era Amaia el personaje principal inicial, el que hace que se desencadene la trama, a lo largo del metraje va perdiendo importancia y lo que destaca es la relación entre el falso yerno y el padre. De nuevo el personaje femenino es una excusa y queda fuera del entendimiento masculino que es el que destaca y sale reforzado

En El otro lado de la cama (2002) y Los 2 lados de la cama (2005), con una banda sonora basada en melodías populares, diversas parejas, heterosexuales en la primera y heterosexuales y homosexuales (¡femeninas!) en la segunda, bailan al ritmo de la guerra de sexos en la que las mujeres se quejan de los excesos masculinos, mientras éstos intentan huir del control de sus novias sabedores de que en última instancia el poder está de su parte.

En 8 apellidos vascos se repite el mismo esquema. Es una lástima que en una de las comedias más relevantes del año, con un éxito de público más que destacable, con dobles sesiones y colas en el cine –lo qué nos gusta una comedia española que se basa en tópicos y estereotipos- sea tan androcéntrica y tenga un personaje femenino protagonista tan pobre y plano. Y es una lástima además, porque más allá del éxito masivo de público, es una película que desmonta “lo vasco” desde un punto de vista irónico, mordaz e incluso cruel que hace veinte años o diez años hubiera sido completamente inconcebible.

ocho-apellidos-vascosHace veinte o diez años hubiera sido impensable una película, que con el inestimable precedente del programa ‘Vaya semanita’ de EITB (Euskal Irrati Telebista) se riera e incluso ridiculizara de una manera tan evidente lo vasco. En esta deconstrucción a pase de topicazos, es vital el perfecto guion de Borja Cobeaga. Que la crítica venga de un señorito andaluz mujeriego, sevillano y del Betis puede levantar ampollas, de hecho estoy segura de que lo ha hecho, pero esta crítica es sana, duela a quien le duela. Y aunque se afirmen cosas como “no hables de Franco que se enervan”, “estos hacen cócteles molotov en cero coma”, “que pueden ser de un comando”, “rayar coches es típico allí” y el protagonista en un momento dado se convierta en adalid de la kale borroka bajo el seudónimo de Iñaki el metralletas, o se incida en otros tópicos que no tienen que ver con el pasado terrorista de Euskadi como “para el tema de las bromas qué poco arte tenéis” o aprender euskera con un libro que se titula “Kaixo. El euskera sin miedo”, todo huele a catarsis y alivio.

Esta mirada del otro tiene claras referencias a la feminidad euskalduna, que apelan a un imaginario en la que las vascas tienen poco afición por el sexo, y no se caracterizan por cuidar de su aspecto físico e indumentaria. Perlas como “dormir con una vasca es como tirarte tres veces a una de Málaga”, las vascas en el bolso no llevan ni pintalabios, ni rimmel, ni nada, en Euskadi no hay Miss Euskadi, “esa ropa está bien si vengo de coger aceitunas en Puente Genil”, inciden en una realidad evidente, la homogenización de una determinada estética femenina vasca que huye de marcar o potenciar la feminidad y que lleva consigo necesariamente connotaciones de represión sexual. Como comentaba Itziar Ziga en el libro ‘Sexual Herria’ (Txalaparta, 2012), es necesario y urgente sacarse el crucifijo del culo y ampliar los referentes femeninos.ocho-apellidos-vascos-karra

Desde el punto de vista cinematográfico, 8 apellidos vasco es brutalmente androcéntrica. Los personajes de Rafa/Antxon y de Koldo destacan por encima de los personajes de Amaia o de Merche/Ane. Koldo representa la masculinidad vasca; es un hombre rudo. Pescador en el “Sabino hiru” no se caracteriza por ser un hombre sensible. Sólo es capaz de mostrar sus sentimientos si está borracho o lejos. Hace seis años que no tiene relación con su hija de la que se intuye se separa tras el abandono de su mujer por (otro) sevillano. Para él lo más importante es que su hija se case con un vasco de pura cepa, que no sea del sur, de ese sur que está en Vitoria. A pesar de su afabilidad y de que el público empatice inmediatamente con su personaje, asume una masculinidad patriarcal dominante, esa que pesca atunes de muchos kilos, que hace todo “con la chorra” y que nunca ha asumido responsabilidades en el espacio privado y/o doméstico. Una masculinidad autoritaria que para no cuestionarse sus certezas prefiere ignorar. Una masculinidad que tras la relación con su hija y con Merche (impresionante el despertar rodeado de motivos de la Benemérita) evoluciona levemente hacia una evidente humanización que hacen de él un personaje entrañable.

Como es habitual en el cine patriarcal, el personaje masculino que inicialmente se caracteriza por su rudeza y cierta intransigencia, con el desarrollo del film, la relación sexual y sentimental con una mujer se transforma en un personaje más cercano. En esta transformación, además de la intervención femenina, es vital la relación de complicidad que termina estableciendo con Rafa. Y es que, si bien era Amaia el personaje principal inicial, el que hace que se desencadene la trama, a lo largo del metraje va perdiendo importancia y lo que destaca es la relación entre el falso yerno y el padre. De nuevo el personaje femenino es una excusa y pasa a un plano secundario y queda fuera del entendimiento masculino que es el que destaca y sale reforzado.

El de Amaia es un personaje plano. Mantiene la misma actitud de joven arisca durante toda la película. No evoluciona, o al menos no lo hace como los personajes masculinos. Llega a ser una mujer manipuladora e incluso mala, frente a la bondad intrínseca de los hombres de la película. No es capaz de decirle a su padre que la boda es una farsa. Es Rafa quien lo hace, subrayando sus virtudes y dejando en evidencia a Amaia. Si bien el personaje de Merche es más rico, y su relevancia es mayor, refuerza este orden patriarcal al considerar a Amaia como una mujer manipuladora. Incluso aconseja a Rafa que tenga cuidado con ella.

En definitiva, 8 apellidos vascos es otra comedia que desde el punto de vista de género contribuye a fomentar los roles patriarcales de preponderancia masculina. Y es que en esa Euskadi deconstruida en la que las mujeres tejen las redes de los barcos en las que los hombres salen a faenar las mujeres están casi fuera de la catarsis que propone la película.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Print this page
8 apellidos vascos. Catarsis casi sin mujeres
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

¿Quieres debatir en un espacio tranquilo, seguro y libre de (machi)trols? Vente al foro de debate de Pikara Magazine

María Castejón Leorza es Doctora en Historia. Tiene diversas especialidades de conocimiento como la historia y teoría de género, pero sobre todo es especialista en representaciones, género y medios de comunicación. Es editora del blog Las princesas también friegan, donde escribe sobre cultura y feminismos. Es autora del libro "Fotogramas de género. Representaciones de feminidades y masculinidades en el cine español (1977-1989)" (Logroño, Siníndice, 2013)

    Comentarios recientes

    1. Pingback: 8 apellidos vascos. Catarsis casi sin mujeres (en Píkara Magazine) | Las princesas también friegan

    2. mohandas

      Como hombre, dudaría muchisimo antes de publicar algo en torno a como se representa en el cine a las mujeres. Como vasco, hubiera preferido que la visión fuera menos categórica en lo que atañe a la “vasquidad” (la “catarsis” el “miedo” el “terrorismo” etc.). Por lo de mas muy interesante articulo, aunque ahora tendre que ver la peli… con lo caro que es el cine!

      1. Isis Brand

        Vivo a la espera de que en Píkara empecéis a banear machiruladas, por nuestra convivencia política y terapéutica.
        Voy a hacer una petición en Change, un grupo de fb o algo.

        El artículo chapó, muchacha. Mu rico.

    3. Beatriz

      Gracias por el análisis, gracias porque, de no hacerlo consciente, nos lo comemos con patatas y lo normalizamos. Un abrazo!

    4. Pingback: #bateríadelinks 24-28 de marzo 2014 | Borjalona

    5. kevin

      Espero que en las muchisimas peliculas y series donde el hombre es malo , semiretrasado , estupido e incapaz de hacer nada por si solo y la mujer la inteligente también sean peliculas criticables desde el punt de vista de género

    6. Mónica

      A ver si nos creemos que los sevillanos van todos con gomina, polito y jersey anudado al cuello, haciendonos los graciosos, etc etc… la película se rie tanto de los tópicos vascos, como de los andaluces… hay que tener sentido del humor!! Y no creo que sea una película en la que el personaje de la chica sea pobre y plano, quizás sea que no has entendido bien la película… yo que tú iba a verla un par de veces más!! Un saludo!! 😉

    7. Noelia

      Y yo que tu me leería unos cuantos libros sobre teoría feminista por lo menos una vez a ver si opinas también lo mismo. o si lo sha leído pues otro par de veces mas 😉 saludos!

    8. Alicia Murillo

      Una crítica estupenda, muy de acuerdo en todo. Gracias por escribirla, era muy necesaria visto el éxito taquillero de la peli.

    9. Iñigo

      Me parece acertado el análisis. Hasta me atrevería adecir que, si esta película, mostrara una mujer empoderada, podría resultar hasta incómoda. Y esque, no hay nada tan arraigado como el patriarcado y este, desgraciadamente, supera con creces las expresiones violentas del conflicto vasco.

      1. Txata

        El conflicto vasco no lo tenemos los vascos; lo teneis los españoles… y si la pelicula resulta androcentrica entonces esta mal hecha…sociedad mas matriarcal que la nuestra no hay en toda españa. De historia sabeis bien poko no?

        1. Bidatz-Bihotz

          Estoy de acuerdo. La sociedad vasca es matriarcal, y el machismo y “señoritingueo”, andaluz. Y las vascas no somos poco femeninas sino que nos valoramos en conjunto y no solo por la imagen sin vendernos a la sexualizacion femenina de la sociedad.

        2. Laura

          Pues en el pasado no sé, pero ¿dices que el patriarcado no está en la médula del País Vasco como en la médula andaluza? no me creo ‘na’. Los hombres vascos que he conocido eran tan machistas como los sevillanos, y mis amigas vascas tampoco me cuentan lo contrario.
          Salud!

    10. paxi

      Vergüenza ajena de esta cutre peli españolista mala donde las haya, rebozandose en topicos.
      Carmen Machi no se quita el estigma de aida, siempre con el registro de la española gracita morales.
      Alguna pincelada de humor que para eso mi beretar me cuenta uno de Gorka.

      1. rodax

        mala te parece a ti solo lle unos 40 kilos de taquilla osea mala mala no es. 😉

        1. frink

          Osea, si relacionas la fama de una peli con su calidad, muy, muy muy mal andas tú.

    11. Eimer

      Me parece increíble que la autora de esta crítica diga algo como “huye de marcar o potenciar la feminidad y que lleva consigo necesariamente connotaciones de represión sexual” y luego invitar a las mujeres vascas a sacarnos el crucifijo por el culo, en una página web feminista.

    12. Laura

      Tengo la espantosa costumbre de leer las críticas antes de ir a ver la película y me temo que esta vez no ha sido una excepción. Leí con atención tu artículo y ahora, con la película recién vista, coincido bastante con tu análisis: da mayor protagonismo a los personajes masculinos, hace que sean ellas las que mientan y organicen el engaño para “contentar” al padre y, sobre todo, no olvidemos de que el origen de todo es que la protagonista se siente avergonzada porque su novio la ha dejado a las puertas del altar. Respecto a los gags basados en los tópicos vascos y andaluces he de reconocer que me he reído bastante con casi todos. Aún así, mi resumen sería lo que me dijo un amigo que fue a verla hace unos días “Fui al cine con la idea de ver “Vaya Semanita” y me encontré con Los Morancos”

    13. estela

      Totelmente en desacuerdo. El personaje de Amaia si evoluciona, fijafe si evoluciona, que termina enamorandose.
      Realmente has visto la pelicula? Amaia no le cuenta a su padre la verdad pero tampoco lo hace Rafa, es el personaje de Merche quien la cuenta.

    14. Rafael jimenez

      Lo q me llama la atención es q una doctora en historia se entretenga ó “malgaste su tiempo” en analizar un chiste. Más allá “de analizar y deconstruir el chiste” no le llevará a nada. Los chistes cambian con los habitos sociales, con la cultura. Y usted, doctora en historia deberia alegrarse de saber q esta película hace 10 ó 15 años no hubiera podido hacerse. Y ahora lo siguiente q será… Deconstruir 13 rue del percebe ó a los machistas Mortadelo y Filemón?

      1. María Castejón Leorza Artículo de la Autora

        Hola. No suelo contestar a los comentarios que critican mi trabajo. Incluso a los que me dicen que no me he enterado de nada…Pero tu comentario me ha sorprendido. Sí, soy Doctora en Historia, y escribo y analizo lo que me parece interesante. Deconstruyo lo que mi intuición y mi trabajo me dice y me recomienda. Me alegro de lo que considero debo alegrarme, y no sobre lo que me dicen lxs demás.

        Lo siguiente??? No lo sé, pero desde luego que desde el rigor.

        un saludo
        maría

      2. Laura

        “Los chistes cambian con la cultura”, por eso se analizan, entre otras cosas, para observar los cambios culturales, y en este “chiste” no los hay. Y como la película es actual es interesante ver como se reproducen patrones de “13 rue del percebe ó a los machistas Mortadelo y Filemón?”.
        Tu cerebro ha hecho aguas…

    15. rafa

      patetico articulo y punto de vista,demagogico,anticuado……..los andaluces llevamos toda la vida aguantando estereotipos sin q nadie de fuera nos defienda q tampoco lo necesitamos,a mi hasta me hace gracia si es sin animo de ofender,porq el humor entre otras cosas es ironia,exageracion y casi todo vale si la intencion es sana,en cuanto a lo de hace unos años seria inconcebible,porq?…..tienes muchos prejuicios¡ los vascos son inteligentes en su mayoria y veran gracia donde tu has querido ver cosas raras.

      1. Itsma

        “tienes muchos prejuicios¡ los vascos son inteligentes en su mayoria”

        tremendo combo.

    16. cajun

      es muy sexista este articulo, agradeceria no llamarlo comedia, o al menos usar un termino no sexista como comedi@

    17. Manuel

      He leído la crítica con atención después de haber visto la película esta tarde. La gente ha salido encantada y en ningún momento a nadie se le ha pasado por la cabeza que existiera ninguna clase de androcentrismo, puesto que es una película de humor donde no se pretende un desarrollo de los personajes ni una trama de cierta complejidad. Únicamente se pretende entretener a la gente. Sinceramente, tras leer su crítica lo que denoto es cierta obsesión por el tema del “patriarcado”. Tal vez el androcentrismo del que usted habla no provenga de los guionistas de la película, en mi más humilde opinión, lo crea usted como espectadora buscando temas y conflictos donde no los hay.

    18. María Castejón Leorza Artículo de la Autora

      Estimado Manuel
      Le agradezco su preocupación por mi pretendida obsesión por el patriarcado.
      Le recomiendo que lea algo sobre teoría de la comunicación. Y de teoría feminista, para entender minimamente que el androcentrismo se lleva muy muy dentro y en múltiples ocasiones de forma inconsciente.
      Un cordial saludo

      1. Sepblac

        Con todo respeto, y habiendo visto la película, un poco de hacer por ver “gigantes” lo que son “molinos” también hay….aunque quizá la cosa va de eso. Supongo que incluso supone un merito académico.

    19. Hemos Visto

      Conseguimos ir a verla este pasado fin de semana (el tercero después de su estreno) y las salas continuaban totalmente llenas.
      No es una joya, pero tampoco una pesadez basada en los tópicos entre comunidades, la verdad es consiguen, eso sí, a base de tópicos hacernos salir del cine con la sensación de que hemos visto una buena comedia.
      Muy recomendable

      Hemos Visto
      http://hemosvisto.blogspot.com/2014/03/ocho-apellidos-vascos.html

    20. Emilia

      Ayer vi la pelicula. Sali con cierta desazón, indefinida, todo el mundo se reia, salia extasiado del cine…Ahora termino de darle forma a mi inquietud. Yo también me rei con la peli, he de reconocer que tiene mucha frescura y unos puntos geniales. Sin embargo, no tengo la sensación de que desmonte estereotipos “culturales” sobre Euskadi. Si no más bien todo lo contrario. Es “españolista” y, por ende, refuerza también los estreotipos machistas. Rafa, el chico sevillano, por ejemplo, no va a Euskadi a quedarse alli por amor, sino a “rescatar a Amaia” para “llevársela” a Sevilla…si me quedo con eso, pues no me hace gracia, no. Asi que para verla y disfrutarla me tengo que quitar la mirada de género y la critica contra el españolismo, difícil en mi caso…Pero tampoco podemos esperar otra cosa de una comedia ideada para el gran público español, ¿no?. Gracias por la crítica, muy necesaria! Un saludo.

    21. Terio

      Para hacer un comentario de una película que sólo tiene como objetivó el humor y que, por cierto, esta arrancando las carcajadas de millones de personas, no hace falta subirse a ningún doctorado en Historia ni mucho menos sacar diplomas de experta en patriarcados y androcentrismos varios. El sentido del humor es una inequívoca señal de la inteligencia de las personas; en cambio la pretenciosa solemnidad en ocasiones como esta resulta patética o, cuando menos pasmosa. En fin, supongo que debe ser que la madre naturaleza apuesta por la variedad y ha sido elegida para ilustrar y hacer de antorcha al resto, advirtiéndonos de los peligros que supone esta comedia.

    22. Geor

      El análisis me parece acertado y no es incompatible con disfrutar y reirse con la peli.
      Yo lo que eché de menos fueron las amigas ¿dónde se quedaron las amigas en toda la peli?

    23. re

      se te va la piiiinzaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!
      La película cuenta la experiencia desde el punto de vista de un chico porque quien la ha hecho le parece bien, y se cuenta bajo su punto de vista. un consejo…no te obsesiones con el porcentaje de refuerzo masculino que hay en todo porque te vas amargar… también hay que vivir, bueno y ganarse el pan escribiendo…!
      te das quuuuuer!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    24. Dani

      Me parece un análisis interesante pero diría que un comentario sobre los elementos sexistas en la sociedad vasca tendría que hacer alguna referencia al hecho de que el sexismo también puede transmitirse a través de un sustrato matriarcal. Los “hombres-hombres” euskaldunes que aparecen caricaturizados en esa película no se han hecho a sí mismos y no son solo el resultado de la complicidad viril: también son, en alguna medida, el producto de una sociedad de amatxus y aítas que no por ser mujeres transmiten valores feministas, sino todo lo contrario. Si en la película tendría que haber más protagonismo femenino, y estoy de acuerdo con eso, también debería decirse algo sobre el sexismo femenino, que está en todas partes y diría que en Euskadi es particularmente patente.

      1. María Castejón Leorza Artículo de la Autora

        Hola Dani.
        Lo que comestas es muy, muy relevante. Todo el cacareado asunto del “matriarcado vasco” no es sino un mito como otro cualquiera. Innumerables comportamientos patriarcales, como bien apuntas han sido trasmitidos vía materna. No podemos olvidar la importancia de la figura de la AMA (real y patria) y de la ETXEKOANDRE en la sociedad vasca. El tema da para mucho a verdad….

        Un saludo

          1. María Castejón Leorza Artículo de la Autora

            Glups!!! Sabía que llegaría este momento. La b y la v vienen junticas en el teclado…Corregido. Me encanta que me leáis!

    25. frink

      La opresión hembrista en estas tierras es simplemente insoportable. No puedes opinar por ser hombre, la prioridad a estudiar tienen las hijas, la herencia a las hijas, los mejores trabajos reservados solo para mujeres gracias a vuestra esponsor Emakunde.

      Pero hemos despertado. Fuera el matriarcado!

    26. Raul

      Es autora del libro “Fotogramas de género. Representaciones de feminidades y masculinidades en el cine español (1977-1989) – See more at: http://www.pikaramagazine.com/2014/03/8-apellidos-vascos-catarsis-casi-sin-mujeres/#sthash.fJKbUOsG.dpuf madre mia, y vendiste muchos libro sobre eso?como se puede mirar una pelicula sobre la guerra de genero,que la halla no te dire que no, por que aun hay muchos hijos de mala madre sueltos,¿he dicho madre?,vaya esa mujer tan agnegada que nos da la vida,pero que no tiene la conciencia social,de educarnos como personas y no como esteorotipos,para que despues personas como tu vayan denigrando una simple pelicula por que la protagonista es plana,¿que la querias que fuera tetona?anda ya hija mia dedicate a la historia,y habla sobre los males de la sociedad,pero no seas tan friki de mirar esas cosas en las peliculas que al fin y al cabo solo son mero entretenimientos

      1. María Castejón Leorza Artículo de la Autora

        Estimado Raúl
        No te confundas, yo no denigro la película. La analizo y hago una crítica desde una perspectiva de género.

        Respecto a mi carrera editorial, ya que estás tan interesado, te puedo decir que “Fotogramas de género. Representación de feminidades y masculinidades en el cine español (1977-1989)”. Logroño, Siníndice, 2013, que salió a la venta en noviembre de 2013 ya va por su segunda edición con excelente acogida de crítica y público.

        Por si te interesa comprarlo, toda la info la tienes en http://www.fotogramasdegenero.com

        Un saludo

        1. Eva

          Jaja …. ME ENCANTAN TUS RESPUESTAS MARÍA!!!

          Yo si que voy a comprar ese libro! … leyendo algunos de estos comentarios, reafirmo mis argumentos, de que en la lucha por la igualdad y por una educación a través de la cual las personas sean capaces de respetar la diversidad (en el sentido más amplio de la palabra), aún andamos con mucho retraso! es una pena.
          Si cada persona fuera capaz, a la vez que de divertirse, criticar constructivamente los mensajes que recibe, de una manera o de otra (en este caso a través de un audiovisual), seguramente la sociedad en la que vivimos sería mucho más justa y viviríamos con muchos más derechos, y no tantos deberes, de lo que lo hacemos ahora. Pero el capitalismo, los medios de comunicación y la transmisión de valores, roles y estereotipos machistas tienen a la mayoría de la población en un limbo de ignorancia.
          Me ha encantado tu crítica a la película ….. no la he visto, pero cuando la vea, seguro que me río un montón, a la vez que analizo esos aspectos que tan ricamente has transmitido! gracias!

      2. Aioria

        No creo para nada que las películas (y series de televisión) sean meros entretenimientos si no un medio para inculcarnos patrones de conducta estereotipados (Hombre: sujeto activo, fuerte, decidido y salvador. Mujer: sujeto pasivo, débil, dubitativa y acostumbrada a ser rescatada). Estos patrones son asimilados con facilidad por la cantidad de producciones con que nos bombardean a diario, y reproducidos en todos los ámbitos de la vida.

    27. alucinao

      Analizar esta película desde este punto de vista cansino y demagógico me parece bastante triste. Y no me refiero precisamente al tema vascos/andaluces/tópicos, me parece bastante exagerado (por no decir ridículo) poner a esta película de machista, madre mía, se te ha ido un poco el asunto de las manos…
      Sinceramente, a veces pienso que el movimiento feminista extremo no os hace ningún favor a las mujeres, una cosa es defender derechos, igualdad, y todo lo que realmente os merecéis, y otra cosa es este tipo de artículos.

      En fin, es sólo una opinión más. Un saludo

      1. torpedo

        Es una pelicula machista aunque no vomitivamente…mas grave es el manejo que hace de los estereotipos y topicos para brindarle a la masa el extasis puro

    28. Nina

      Yo vi ayer la película y admito que sí detecté cierto tufillo machistoide sobre todo en lo concerniente a la cuestión del matrimonio…la muchacha despechada porque la había dejado el primer novio antes de la boda, la necesidad de montar toda la parafernalia para que su padre creyese en que su hija se iba a casar, la “desesperación” de la protagonista por fingir que la boda se iba a producir… Pero también es cierto que la peli es muy simplificadora conscientemente con un montón de aspectos más. También reconozco que me reí un montón….

      1. Rafa

        Nina, estás equivocada. Amaia finge la boda para quedarse con el dinero del convite, que iba a poner su padre. Recuerda que en varias ocasiones comentan que el tal Antxon “le había dejado un pufo “. Y ese motivo no lo conocía Rafa, de ahí su enfado en la confesión con el cura.

    29. Fernando

      A lo mejor soy muy básico, pero no veo nada raro que en una película escrita por dos hombres y dirigida por otro se exprese un punto de vista masculino (bueno, más bien de esos tres hombres concretos). Salvando las distancias, que Platón o Aristóteles no tengan en cuenta la perspectiva de los esclavos ¿dice algo en contra de su obra?. Lo pregunto sin ironía.

      1. Ave

        Creo que hubiera sido muy interesante para las generaciones posteriores conocer la perspectiva de los esclavos para entender con mayor profundidad la Grecia clásica.

        1. falo

          Claro. El mundo entero en aquel momento disponía de esclavos, pero los griegos malos, progenitores de TODO el avance que hemos tenido cultural, linguística y científicamente, hay que juzgarlos según si tenían esclavos o no.

          1. Ave

            El mundo entero …¡en “el mundo entero ” están incluidos los esclavos y las esclavas! ¿tu crees que sin los esclavos y esclavas hubieran podido los ciudadanos griegos desarrollar su cultura? Y sin embargo nunca conoceremos el punto de vista de las personas esclavizadas.

            1. falo

              Por eso mismo. Que no hay que hacer demasiado hincapié en la esclavitud griega ya que fué fuente de nuestro avance en la civilización. En el resto del mundo también había esclavos, y en naciones en las que no existía ni la medicina.

            2. Ave

              :O ¿Qué no hay que hacer hincapié? :O Me has dejado completamente anonadada.Qué barbaridad.

        2. Fernando

          Yo también lo creo, pero no es esa la cuestión. La cuestión es si podemos juzgar una obra de arte (literaria, cinematográfica o del tipo que sea) por criterios políticos, como son los feministas. Velázquez era un alto cortesano de Felipe IV y compartía su visión estamental de la sociedad ¿resta eso valor a las meninas? (Las comparaciones son odiosas, lo sé)

          1. Ave

            Yo no soy experta pero creo recordar que en el instituto cuando hacíamos comentarios de texto, te pedían que escribieras el contexto histórico de la obra (un poema , un ensayo , una parte de una novela) , así que supongo que sí.

            1. Fernando

              Evidentemente para apreciar una obra a veces es necesario conocer su contexto histórico. Alguien que no supiera lo que ha pasado en Euskadi en los últimos 30 años, no entendería nada de esta película. Pero eso es una cosa y otra hacer una valoración artística en base a criterios históricos y políticos. Personalmente me parece empobecredor. Es como si digo que Manu Chao es mejor músico que Richard Wagner porque soy ideológicamente más afín, o que la catedral de Burgos no tiene valor porque se hizo al servicio de una institución y una ideologías opresoras.

            2. Ave

              Creo que estamos mezclando cosas. Una pregunta para seguir debatiendo ¿has ledo algún libro de Canción de fuego y hielo?

          2. María Castejón Leorza Artículo de la Autora

            Hola Fernando. El contexto es básico. Y no hago una valoración artística de la obra, hago un análisis desde la perspectiva de género que es diferente. Tener una ideología no implica que tus análisis sean menos científicos. Me gusta sabina, he oído muchas veces sus canciones y a nivel personal me parece un poco impresentable. Un saludo!

            1. torpedo

              Tener una perspectiva de genero me parece una marsupilada
              Del Marsupilami

    30. -Marta

      Cuanto machirulo repartiendo sermones por aquí, que pena. Acertadísima la critica, la comparto 100%.

      1. torpedo

        Soy un marichulo con disforia d genero negativa tengo pene y aunque me flagelo a diario consigo vivir feliz en pareja (de un genero), solo tengo insomnio un poco

    31. R. Royo

      ¿Pero qué hace tanto machirulo por Píkara? Que se lean algún artículo más, a ver si reflexionan y se autocuestionan un poco.

      1. Trickur

        Eso. Estar en contra del feminismo es ser inculto, machirulo. Estar a favor es ser culto…

        Esta es la clase de debate que ofrece la dialéctica feminista? Muy abierto, lleno de contenido verdad?

        1. Ave

          Dime cual es la técnica de lectura que utilizas porque yo no he leído que os llame R.Royo incultos en ningún sitio .O está en tinta invisible o es que te has confundido de pastilla.

        2. torpedo

          Buena, gracias un poco de aire!
          No se puede respirar.
          Cuanto debo flagelarme por haber nacido hombre en un patriarcado milenario

      2. Ave

        ¿Hacer autocrítica , ellos? ¿Y que va a ser después , que los elefantes vuelen? XD

    32. Marichulo

      “María Castejón Leorza es Doctora en Historia.”

      Qué forma más asquerosa de empezar la presentación de uno mismo. Yo también tengo un doctorado, y no se me ocurre forma más pretenciosa de presentarme.

    33. Marichulo

      -Hola. Soy doctor en partículas subatómicas, y quiero una doble cheesburger. Sin pepinillo.

    34. Adriana

      !Por fin una crítica de esta película cómo es debido! Completamente de acuerdo, el personaje de Amaia es el menos interesante de todos!

    35. Lola O'keeffe

      Totalmente deacuerdo con el análisis de género de la película. Pensé lo mismo que el personaje de Amaia era muy soso, plano y sin evolución. Y reconozco que lo que me tocó las narices y lo que quizás podría añadir a tus palabras es que el tirar de estereotipo andaluz tb quema, y que se presuponga que las andaluzas vamos arregladas y con un bolso como toda una tienda de Sephora, por poner un ejemplo , tb cansa ; parece que lo único que queremos es tener novio! Si fuese tio quizás y solo quizás podría decir que los andaluces, especialmente el sevillano no es un “RAFA” de la vida… pero si alguien quiere sacar punta a ese tema que se busque las papas, pq no es mi guerra.
      Por lo demás coincido. Construcción de una historia que en esencia es poco original, el arte hubiese sido, se me ocurre de repente, que la pelicula que batiese records de taquilla y provocado tantas risas fuese con una PROTAGONISTA ( pero de verdad! no como Amaia que parece una excusa para un fin) potente; arte es cambiarles los papeles y que siga siendo comedia. Eso hubiese sido arte y digno de aplauso.

    36. Mon

      No tengo intención de ver la peli la verdad….No es que sólo vea cine iraní, pero cuando una peli española tiene tanto éxito, SIEMPRE me echa para atrás… ( véase Torrente …y el largo etcétera de cutreces españolas recientes que han sido taquillazos…) Está claro que nuestra sociedad está hipnotizada con toda la basura que se consume vía televisión y eso se refleja en los gustos de los espectadores que acuden a las salas…el boca a boca hace el resto, pero repito, el problema está en la base, en las escasa inquietud cultural de nuestro país …Agradezco la crítica desde esa perspectiva que da la autora.

    37. zoe

      Estupendo. Muchas gracias por este análisis tan lucido. Demasiado poco a menudo tenemos esta perspicacia. Muchas gracias a la autora y a Pikara. Haceis un trabajo CRUCIAL. Gracias por existir

    38. Pingback: Anónimo

    39. Samu

      De acuerdo con el análisis de género.

      Pero por favor… Que no sólo ‘caricaturiza’ a lo vasco la peliculita… Andalucía y los andaluces no somos así, ni somos ‘españolitos’, ni tenemos una cultura más patriarcal que Euskadi, Madrid, o Tombuctu… Qué hay que leer unas cosas que dan grima.

      1. torpedo

        Bravo manoi no hi ha per tant !! Ala a ver quien la suelta mas gorda

    40. Fernando

      Soy sevillano y del betis. Aparte de eso no tengo nada que ver con el protagonista ¿tengo que sentirme denigrado u ofendido? Lo siento, pero no me sale. No he ido a ver un tratado antorpológico sino una caricatura con la que me he reido un rato. El personaje femenino es pobre, sí, como otras partes del guión, pero creo que en todo caso eso sería una crítica estética, no política.

    41. Miriam

      No he podido parar de reírme viendo la película “Ocho apellidos vascos”. Ya era hora de que en este país alguien se atreviera a desonstruir todos esos prejuicios y estereotipos que tanto daño nos hacen. Creo que por fin algo profundo está cambiando. La película no puede arrancar mejor: un chico engominao en una tarima de un bar típico, de esos a los que vamos todos aquí, cuenta chistes que le sientan mal a una vasca mu mal hablá y con poco sentido del humor, pero bastante mona pese al flequillo. No recuerdo si es porque dice alguna palabrota, porque me estaba partiendo el eje con esta escena tan ingeniosa, pero la chica dice en todo caso cosas mu feas (porque no sabe beber rebujito) y entonces el chico la coge debajo del brazo cual paquete express para, entre aplausos, sacarla de la sala y echarla a la calle. El paquete, que guarda bajo los lunares la esencia de una fierecilla vascuence no del todo fácil de dominar, se retuerce mientras bajan las escaleras. Pero al fin y al cabo ella, vasca o no, es una mujer que desea lo que todas: un macho alfa fuertote aunque tenga gomina. Así que se la lleva a casa y casi echan un polvo. Pero él la acaba respetando.. (en el face algunos contactos no entendieron la ironía)

      1. AYN RANDiano2

        “entonces el chico la coge debajo del brazo cual paquete express”

        Agresión sexista (de las de verdad) seguida de intento de violación: Una mujer borracha no puede consentir una relación sexual a un hombre sobrio, y la idea del sevillano (como confiesa al cura más tarde) es follarse en su piso a la vasca borracha.

        Ambas horrores presentados como tema de “comedia”. ¡Y en “Pikara” elogiando a esta película!.

        “8 apellidos vascos” tienen tanta gracia como este nauseabundo sketch de Martes y 13:

        https://www.youtube.com/watch?v=HphcSqm2h5g&list=PLA3B7BF100F0384E9

        1. Pablo

          entonces si un hombre borracho se acuesta con una mujer sobria, también es violación?

      2. torpedo

        Deconstriur el que?
        No usemos palabras al tuntun
        Lo que menos consigue el guion es deconstruir nada sino reforzar redundar y atufar prejuicios uno tras otro

    42. Nekane

      El análisis creo que se queda un poco corto. La película es androcéntrica, falocéntrica y una pura defensa del heteropatriarcado pero es que además es fascista, nazi y franquista. ¿Por qué no hay ni un/a sol@ transexual ni un/a subsaharian@ ni una persona con diversidad mental o física. Es una asquerosidad como tantas otras perpetradas por el Estado español contra Euskal Herria. Debería ser prohibida. ¿Hasta cuándo los españolistas y machistas del PNV van a consentir esto? ¿Para cuándo un organismo que vigile que las películas no sean una pura defensa del fascismo y del machismo?

    43. Carla

      Empezé a ver la película sin prejuicios previos, sin haber leido nada sobre ella (salvo su éxito) y con ganas de divertirme. Esa expectativa se acabó de golpe ya al principio, cuando el señorito sevillano saca a la adusta vasca del tablao….¡cogiéndola por la cintura y cargándosela al hombro! – cual troglodita saleroso -. A cualquiera (la mayoría) de nosotras nos intentan hacer eso (si pudieran, claro), y eso acaba en denuncia en comisaria. En ese casom se supone que a la vasca le encantó, y acaban en la cama. Esa sólo escena ya derrumba a toda la película, no pude seguir viéndola sin advertir el cúmulo de trampas y falacias. Por cierto, estoy de acuerdo que el personaje de Amaia es plano, pero es que Clara Lago es una “actriz” on/off, con sólo dos registros…y en esa película enciama sólo utiliza uno.

      1. Anian

        Me paso exactamente lo mismo. De hecho iba saltando trozos de película (alquilada) y agradecí q acabará. Menudo bodrio machista y misogino! Ella por supuesto al final cede y va a buscar al macho español que ha vuelto a Sevilla, y acepta sumisa su lugar, en la salerosa Sevilla. De nauseas, jajajaja no sabia si reirme, llorar o vomitar.
        Por cierto q si el machismo de la película no es percibido es pq hay muxas mujeres q no quieren darse cuenta, luchar exige un esfuerzo y si te lo dan todo hecho pues mejor, pq hace tan sólo 15 años cualquiera habría visto el machismo. Violencia de género incluida desde el minuto 3

    44. Javier

      En mi opinión la crítica ha sido bastante suavita. Sólo pude ver los primeros 20 minutos, 15 de los cuales me parecieron una descripción de lo que es un acoso. Ni puñetera gracia tiene la película.

      Un saludo.

      1. Anian

        En mi opinión también. La crítica se ha quedado muy corta. Bien pero corta.

    45. torpedo

      Ave salve maria
      Que la madre naturaleza nos ayude a superar este bache hondo hondo que surcamos

    46. Pingback: 2014, el mejor año del cine español, ¿también para las mujeres?, por María Castejón Leorza | Cine en Violeta

    Los comentarios están cerrados

    Uso de cookies

    Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies