“Cuando no obedeces a intereses claros, eres incómoda para unos y otros” Entrevista, Voces

Teresa Forcades expone su visión sobre la Ley Gallardón, la teología feminista y queer, y habla de su participación en el Proceso Constituyente de Catalunya.

Teresa Forcades

Foto: Joana García Grenzner

Lee la entrevista original en catalán

Teresa Forcades es doctora en medicina y teología y monja benedictina en el monasterio de Sant Benet de Montserrat. Diana habitual de campañas de lobbies económicos y políticos por su denuncia valiente del peso de los intereses de las multinacionales farmacéuticas en la gestión de la pandemia de la gripe A en 2008, y más recientemente, en la vacunación innecesaria del Virus del Papiloma Humano a las chicas adolescentes , así como por criticar las posiciones de la cúpula eclesiástica en temas como el aborto o la relación con el franquismo, impulsa el Proceso Constituyente en Catalunya mientras imparte clases de teología queer en Berlín.

¿Qué piensas del anteproyecto de Ley de protección del concebido y los derechos de la mujer embarazada que se presentó al Consejo de Ministros el pasado 20 de diciembre?

Mi postura es la del Proceso Constituyente: crítica y rechazo frontal , porque intenta regular socialmente en función de unos valores impuestos. Dicho esto, ahora viene mi motivación personal de la que me responsabilizo a nivel individual: creo que es una violación clara del derecho a la autodeterminación de una mujer que una ley le obligue a ser madre. Valoro demasiado lo que significa serlo. Me parece que una mujer que ha quedado embarazada sin desearlo, incluso a través de la violencia, puede vivir el embarazo como positivo, pero estoy a favor de permitir el aborto mientras el feto no es viable sin considerar otros elementos.

Es una violación clara del derecho a la autodeterminación de una mujer que una ley le obligue a ser madre

Hay un verdadero conflicto ético, un bioconflicto, entre el derecho a la autodeterminación de la madre y el derecho a la vida de ese ser que se está gestando. En una situación en que la madre no puede optar, sus derechos de autodeterminación merecen el máximo respeto. Puede haber una madre para quien tenga sentido traer al mundo y acompañar a una criatura con una malformación muy grave que se sabe que sufrirá y al poco tiempo de nacer morirá. Obligarla a abortar sería el otro extremo y estoy en contra, creo que esta criatura es imagen de Dios y me gustaría que tuviéramos un mundo que la sepa acoger. Pero es lo que yo creo, y no puedo decirle a otra mujer: ‘A usted, por ley , quiero que el Estado le obligue a hacer esto que yo creo que es bueno’.

Las Católicas por el Derecho a Decidir explican que el derecho canónico exculpa a las mujeres por abortar cuando son menores de 16 años, en caso de violación, necesidad, para remediar un daño, por legítima defensa… ¿Por qué crees que esta ley es incluso más restrictiva que el derecho a partir del Papa Juan XXIII?

Hay grupos que, amparándose en la fe católica, impulsan leyes restrictivas para polarizar la sociedad en grupos de intereses e intentar crear un debate que a veces se aleja de los temas más trascendentales, como pueden ser en este momento el tema social y la crisis. En 1992 fui a los EEUU por primera vez: había un montón de gente en la calle con imágenes de fetos ensangrentados, diciendo que las mujeres que abortan son asesinas… Durante aquellos años asesinaron a tiros a un ginecólogo que practicaba abortos1 y la persona que lo acompañaba. Esta polarización buscada y querida con fines políticos ha llegado aquí, y no ha sido espontáneo.

Hay grupos y movimientos que trabajan por la justicia social y muchos cristianos estarían de acuerdo, pero cuando entramos en la la homosexualidad, los derechos de matrimonio y adopción, el aborto, el derecho a decidir sobre el propio cuerpo, se problematizan hasta extremos absurdos. Es una forma excelente de dividir un cuerpo social que unido daría mucho miedo. Se había desarticulado un potencial de lucha social muy fuerte y ahora lo estamos volviendo a articular.

En momentos de crisis, la figura materna emerge como la que resolverá el problema y que se debe controlar

Lidia Falcón analiza esta ley como un castigo por todos los avances en equidad e igualdad de género alcanzados en las últimas décadas, encarnado en el cuerpo de las mujeres y fruto del continuismo con la visión nacionalcatolicista del propio cuerpo de las mujeres y del aborto. ¿Qué opinas?

Leyes como ésta obedecen a un fenómeno que también he estudiado con el tema de las brujas: tanto en Oriente como en Occidente, en diferentes momentos de crisis social, desconcierto, angustia, pérdida de referentes, la figura materna emerge como la que resolverá el problema y la que se debe controlar de forma especial como una especie de exorcismo colectivo, por ser el chivo expiatorio: “Pongamos a las mujeres en su sitio y las cosas irán mejor”. Pero estos estrategas de de derechas no tendrían éxito si no hubiera algo en la población general que se sumara. ¿Y por qué les apoyan? Por esta parte psicológica que hace que se sientan protegidos con este tipo de leyes.

Creo que el patriarcado surge de unas estructuras trashistóricas psíquicas que tenemos, basadas en la afirmación psicoanalítica del objeto erótico primario, que tanto en los niños como en las niñas es la madre o su sustituto, respecto al cual se origina una binariedad: a quien se identifica con el objeto del deseo le llamamos niña, y a quien no, le llamamos niño. El patriarcado nos dice que en vida adulta debemos ser así; yo digo que tenemos que atravesar esta fantasía primordial, en lenguaje lacaniano, y, si usamos el del cristianismo, nacer de nuevo. Si el referente identitario es la figura materna, las mujeres tendemos a hacer de cuidadoras y los hombres esperan ser cuidados.

¿Qué te parecen las iniciativas para construir una alianza amplia de mujeres de todos los sectores sociales contra la reforma de aborto como el pacto entre diputadas que ha impulsado la Plataforma Feminista de Alicante y al que se han sumado las políticas socialistas, invitando a las políticas de derechas?

Excelentes. Estas alianzas entre mujeres, esta proximidad y este darse cuenta de que hay un interés común, práctico, en el día a día, siempre han estado presentes en la historia y es nuestra fuerza: en el siglo XVII, la gran pelea entre confesiones cristianas después de la Reforma y la Contrarreforma la darían los varones, porque las mujeres se escriben cartas unas a otras y una es protestante, la otra anglicana, la otra católica…

La Iglesia no sólo toleró el franquismo, que fue un gobierno criminal, le dio un apoyo sin el cual probablemente no hubiera aguantado

Encuentran la forma de hacer puente entre ellas prescindiendo de estas divisorias confesionales. En los inicios del cristianismo, durante el Imperio Romano, una ley prohibía las mujeres cristianas dejar sus vestidos a las paganas para ir al circo. ¡Esto quiere decir que lo hacían!

Has dicho que la Iglesia española tiene que pedir perdón por su connivencia con el franquismo y renunciar a los privilegios que se derivan. ¿Esto incluye derogar el concordato del 73 con la Santa Sede, los privilegios eclesiales a la hora de destinar la declaración de la renta?

La Iglesia no sólo toleró el franquismo, que fue un gobierno criminal: le dio un apoyo sin el cual probablemente no hubiera aguantado. La mejor manera de seguir como institución después de una vivencia así es reconocerlo y, evidentemente, eliminar todos los privilegios que le corresponden sólo por ser Iglesia.

Pero con la Ley Wert volvemos a la segregación escolar por sexos, privilegios a las concertadas, la reinstauración de la religión católica como asignatura obligatoria…

En la escuela no debe haber catequesis de ninguna religión. Una asignatura que valore la religión como cultura sería muy interesante, no una maría, sino una bien hecha, y no sólo de cristianismo, se debe diseñar y pensar bien el currículo. Hay un valor en conocer la historia del país, y no porque el Evangelio desde un punto de vista cultural deba tener preeminencia sobre otro libro sagrado.

Privilegiar a las escuelas religiosas concertadas, de ninguna manera. Esto se enmarca en esta tendencia a la privatización: en España teníamos un nivel universitario bueno y, en algunos casos, puntero. Ahora, los departamentos que funcionaban mejor se privatizarán y se convertirán en instituciones de élite.

Dios es una comunidad, una relacionalidad de libertades, y para hacerse presente en el mundo no necesita una pareja heterosexual

Se podrá llegar si tienes becas, pero no se trata de coger a los cerebritos y a los ricos , sino de que la población general tenga acceso a la cultura superior y universitaria.

Esperas que el Papa Francisco aborde reformas estructurales en el seno de la iglesia. ¿Esto incluye hacer posible el sacerdocio femenino, que el celibato sea opcional y que el clero pueda casarse?

Las reformas no vienen nunca de arriba, en la sociedad y en la Iglesia. Ésta se ha ido alejando de la sociedad en su conjunto y no creo que ahora, de repente, un papa carismático hará un cambio estructural desde arriba y producirá un cambio hacia una mayor justicia social. Sí es posible que, como ocurrió con Juan XXIII, un líder de la Iglesia católica promueva cambios hacia una mayor justicia, al darse cuenta de que las bases eclesiales llevaban años no sólo pidiendo un cambio sino preparándolo, experimentando, innovando, creando instituciones como la Nouvelle Teologie (nueva teología), el movimiento litúrgico y el movimiento bíblico.

Juan XXII dijo: “Debemos abrir ventanas y que entre aire porque huele a cerrado”. Ahora estamos en una situación paralela, hay muchos grupos que se inspiraron en el Concilio Vaticano II, para ver cómo se les cerraban las puertas, y lo que empezaron retrocedía. Por ejemplo, a partir del Vaticano II se dice que las decisiones en el consejo parroquial se toman conjuntamente. En muchas parroquias estos consejos los han desmantelado o no tienen peso ante el rector, a los grupos de mujeres, de jóvenes con preocupación social los han ido ahogando, excluyendo según qué actividades….

A pesar de las dificultades, todos estos años ha habido una base católica creciente que veía urgentes estas reformas, aperturas y posibilidades de democracia dentro la iglesia. Se han creado movimientos como We are the Church (Somos Iglesia), como las Católicas por el Derecho a Decidir, como los curas que piden el celibato opcional…

Lo queer reivindica el carácter único de cada persona, y que cualquier etiqueta identitaria es una muleta que refleja el miedo a la libertad personal

La teología de la liberación, evidentemente, con todo su compromiso político, y la necesidad de encarnar políticamente el evangelio. A ver si el Papa Francisco permite que todo esto tenga un espacio propio creciente dentro la Iglesia.

Dices que la teología feminista se enmarca dentro de las teologías críticas de liberación y , por tanto, se centra en la situación de las mujeres y su concepción desde la estructura eclesial, pero también en las desigualdades y discriminaciones por clase, etnia, opción sexual, identidad de género…

Las mujeres como colectivo se encuentran una estructura eclesial que dice: “Dios justifica vuestra sumisión” , y en la historia hay grupos de mujeres y de varones que dicen que Dios está por la igualdad y la libertad de todos, y en virtud de él justifican su liberación.

Justo después del Concilio Vaticano II, Mary Daly y Elizabeth Schußler Fiorenza reclamaron la paridad absoluta en la Iglesia y las católicas fuimos pioneras en hacer la petición de sacerdocio femenino. En el 74, con las primeras ordenaciones de mujeres en la iglesia episcopaliana (creo que fueron nueve u once, entre ellas la teóloga Carter Heyward, que aún no había hecho público que era lesbiana), Pablo VI encargó a la comisión bíblica pontificia que estudiara si en las sagradas escrituras hay algo contrario a la ordenación de las mujeres La comisión trabaja durante dos años y su conclusión es que no hay nada contrario. Pablo VI hizo un motu proprio (un Papa puede tomar la última decisión ) y le pareció que pastoralmente no era el momento. Después ha habido declaraciones en contra de Juan Pablo II y Benedicto XVI , pero nunca se ha dicho que fueran un dogma de la Iglesia. Ha habido muchas afirmaciones en la Iglesia que han cambiado: durante muchos años se ha dicho que la esclavitud era querida por Dios. A los esclavos norteamericanos los colonos blancos les dicen esto y, cuando aprenden a leer, cogen la Biblia, dicen que Dios no está con los colonos blancos sino con su liberación, y crean toda una fuerza espiritual a partir de este mensaje: “Go down moses, let my people go”.

Con los dogmas de fe de la Iglesia católica no tengo ningún problema, porque nunca he pensado que la teología fuera una filosofía, que nace de la razón. La teología nace de postulados revelados y trabaja con la razón. Dice: Dios existe y se hace presente en el tiempo y el espacio encarnándose en una persona, lo que celebramos en Navidad. Me gusta el dogma mariano que dice que Dios le preguntó a María, y sólo a ella. Celebramos que quien podría ejercer el poder absoluto no lo hace, porque le da sentido el respeto por el otro, el amor y abrir espacios de libertad. Y para aparecer en el mundo, Dios no necesita una pareja heterosexual, sólo una conciencia humana libre que diga sí.

Una conciencia femenina.

Puede ser femenina o masculina, pero es evidente que una femenina encarna todo el poder de la humanidad. A Jesús se le llama hijo del hombre, pero lo fue sólo de una mujer, María, a quien el Espíritu Santo, expresión de lo más personal y libre de Dios, le hace una propuesta, y ella le dice: “De acuerdo”. Esto es pensar la relación con Dios como una relación de tú a tú.

Esta es la visión comunitaria e igualitaria de la Santísima Trinidad que reivindicas en tu tesis doctoral.

Dios no es un soberano solitario que encarna el delirio de omnipotencia infantil del psicótico, es una comunidad, una relacionalidad de libertades. María señala al hijo, y él señala el padre, y éste señala al hijo, y él te señala a ti, porque, claro, si no pasa por ti… La Trinidad desarticula todo el sistema piramidal, que no lo ha inventado el cristianismo. En muchas culturas, organizaciones sociales, la tendencia a la pirámide es propia de esta inseguridad infantil, y si las religiones tienen algún sentido, es inspirarnos para superar este miedo, entender que la realidad puede ser absolutamente horizontal. En las comunidades, las sociedades, nos cuestan las estructuras piramidales.

El amor homosexual es perfectamente asumible por la iglesia , porque tiene lo que es esencial: una intimidad abierta hacia una relación interpersonal con respeto por la integridad del otro

La horizontalidad la veo en la teología, en la regla benedictina, que vivo en mi comunidad, y en la iglesia en general. Requiere confianza y que cada uno sea maduro para romper estas relaciones de dependencia, para crear el reino de Dios en la tierra y tratarnos unos a otros como Dios nos trata. La palabra testamento (Antiguo o Nuevo) significa alianza, lo que se hace cuando las personas tienen el mismo poder. Ése es el corazón de esta religión.

¿Cómo llegas a la teología queer?

Estudiando a Judith Butler. Valoro que el queer reivindica el carácter de pieza única de cada persona, y que cualquier etiqueta identitaria, de género, raza, nación… es una muleta que refleja tu miedo a la libertad personal. El proceso de espiritualización, cristificación y divinización es atreverse a ser una concreción del amor y la libertad que son Dios mismo, cuando dice ‘estás hecha a imagen mía’. El budismo dice que la identidad personal es una ficción y debe superarse porque todo es una unidad indiferenciada. Este vacío personal sólo es un primer paso para que pases a la conciencia de unidad. Pero, con la Trinidad, la unidad nunca es más allá de la diferencia. La Trinidad dice que la diversidad es tan excelsa como la unidad, porque una cosa es la unidad y otra muy distinta la uniformidad.

El análisis religioso que entiende la relación sexual como algo que tiene como fin engendrar es una visión utilitarista del amor humano y es contraria a la espiritualidad cristiana. Entregarse al misterio de una relación interpersonal es entregarte a crecer en la dirección de ser imagen de Dios, de encarnar lo que Dios representa en la tierra. Al adentrarte, recibes un regalo, que esta unión pueda engendrar un hijo, pero eso es perfectamente compatible con que puedas ser responsable y utilizar la anticoncepción cuando te parezca.

Lo contrario a la moral cristiana es pensar como si hubiera dos formas de usar el cuerpo de una mujer, normalmente basadas en la perspectiva masculina: la mala, usarlo para que te dé placer a ti, que sería la lujuria, y está condenada por todos los padres de la iglesia, y la otra, usarlo para que te dé hijos, y eso es bueno. ¡No ! Sería denigrar la integridad de la pareja, la otra persona.

Por eso entiendo que el amor homosexual es perfectamente entendible por la iglesia, porque tiene lo que es esencial: no es tener hijos, sino una intimidad abierta hacia una relación interpersonal que incluye respeto por la integridad del otro. Dos personas que se aman, se desean y se respetan una a la otra están dando un testimonio: esto es el sacramento, una señal visible, como el bautismo, que está diciendo: “Esta criatura está aceptada en esta comunidad como uno más”. La teología trinitaria dice que todos los sacramentos representan una plasmación del amor de Dios. Dios padre, el hijo y el espíritu santo, son diferentes pero no son complementarios. El amor no es necesidad, no es cuando te necesito porque me falta algo, no puede ser el amor utilitario.

Algunos sectores y espacios políticos y sociales previamente organizados a la irrupción del Proceso Constituyente (PC) en Cataluña han criticado la velocidad de crucero del proceso y el personalismo por la visibilidad de gente ‘mediática’ como puedes ser tú o Arcadi Oliveres. ¿Cómo vives la relación con estos espacios, y con todos los procesos y asambleas surgidos del 15M de 2011?

Es normal que gente que hace años que está intentando organizar una unidad critique el hecho de ir rápido: si fuéramos 46.000 personas adheridas al PC sólo porque ha salido en la tele, esto habría sido un soufflé. Si el PC puede ir a velocidad de crucero es gracias a las asambleas del 15M, las organizaciones de barrio, y mucha gente que ya estaba trabajando y organizada que confía.

La ley por sí sola no hace una sociedad justa, pero ahora tenemos leyes que favorecen los intereses de las compañías multinacionales en contra de la soberanía popular, y hay que cambiarlas

Y también mucha que no lo estaba, porque nuestro espacio o nicho político es animar a mucha gente que no participaba. Mucha gente del 15M, incluso asambleas enteras de algunas localidades, han hecho suyo el PC otros están más expectantes, hay todas las variaciones posibles. Pero sin la gente que ya trabajaba, ni habría habido el clima en Cataluña como para que el proceso arraigase ni este potencial humano organizado.

Hay una relación donde los pioneros son los otros, y nosotros no vamos a aprovecharnos de lo que no hemos iniciado ni a hacer de competidores, sino a intentar poner un factor de unidad, y si cuaja, será entre todos. En cuanto al personalismo, ir a buscar una persona que tenga esta visibilidad ha sido una estrategia. Si no, ¿cómo movilizas a gente que no se había movilizado? Ahora empieza a haber otras caras visibles, nuestro papel debe quedar cada vez más compensado por otros agentes activos dentro del movimiento.

Eres incómoda para ciertos sectores del catolicismo, pero también para sectores de la izquierda que viven tu implicación en el PC como una injerencia, o incluso un intento de manipulación por parte de la Iglesia. ¿Qué opinas?

He tomado esta iniciativa porque gente organizada políticamente a diferentes niveles pensaban en qué podíamos hacer en Cataluña para crear una unidad, porque tenían claro que, a largo plazo, como no nos unamos nos ganarán la partida, y se les ocurrió que Arcadi y yo somos personas con credibilidad transversal. Viene de abajo, y de gente que no son iglesia.

En cuanto a la Iglesia, he encontrado incomodidad por parte de las estructuras del organigrama eclesial. El obispo de Sant Feliu, de la diócesis de la que forma parte mi monasterio, me dijo que no sirve de nada cambiar las estructuras si no se cambian los corazones. Estoy de acuerdo, la Constitución es papel mojado si la gente no trabaja para que se haga carne. La ley por sí sola no hace una sociedad justa, pero ahora tenemos leyes que favorecen los intereses de las compañías multinacionales en contra de la soberanía popular, y hay que cambiarlas. El corazón necesita algo más de trabajo, por eso estoy por el cambio de estructuras. Nuestra sociedad nos da una estructura donde hacer una experiencia de insolidaridad, yo quiero crear una que nos ayude a hacerla de solidaridad.

Hay un miedo a la Iglesia católica que reconozco, porque en nuestro país ha tenido una alianza de 40 años con la dictadura. Pero también hay mucha gente de base que da testimonio hace muchos años a favor de la teología de la liberación, los pobres, que murió en el bando republicano, que trabajaron por el catalanismo cuando esto iba en contra del poder establecido, que se mantuvieron.

En la Iglesia hay una base y unas estructuras que quienes formamos parte tenemos la responsabilidad de trabajar para que cambien. Y ser incómoda para todos, tampoco me parece tan mal.

El velo de monja gana el diferencial de clase. La gente sencilla entiende que estamos al mismo nivel

Cuando no obedeces a unos intereses muy claros, pisas un poco el juanete a unos y otros. Pero los enfrentamientos en bloque benefician a quienes pretenden que la sociedad se base en la desconfianza y el miedo; habrá niveles que nos junten o separen, pero no te puedo ver como una competidora y una enemiga. Esta es la mirada capitalista hacia el otro, y esta base antropológica debemos empezar a cambiarla.

¿Hasta dónde puede llegar la disidencia en la iglesia? Tienes miedo a represalias por el hecho de ser pública?

No debería perder la coherencia. No creo que la institución eclesial pueda hacerme abdicar de lo que entiendo que son los principios del Evangelio, y si me trae problemas, tendré que ver cómo lo reivindico. Ni la iglesia ni nadie pueden pedirme que diga lo que no pienso o haga lo que no creo. Me pueden pedir que me calle, y no lo descarto en un momento determinado. Mi voz no es imprescindible. Hay quien se ha callado y después la ha liado aún más gorda, como la teóloga brasileña Ivonne Gebara, a la que pidieron que se fuera a Europa. Era un castigo, pero ahora tiene más argumentos para defender lo que quería decir antes.

Te han llamado monja bulo, monja hereje, monja anticapitalista… ¿Qué sientes cuando te reducen al denominativo de monja?

Tras el personaje desaparece la persona. Hay una parte positiva, por ir con velo recojo los frutos de muchas monjas a quienes los pobres reconocen como personas de confianza: piden en la calle, te ven y te sonríen porque te ven cercana. En el hospital, aunque lleve la bata blanca en el hospital, el velo gana al diferencial de clase. La gente sencilla entiende que estamos al mismo nivel. No me lo he ganado yo sino las monjas que me han precedido, aunque también hay críticas históricas a las monjas que tienen fundamento.

Aunque no me gustan las etiquetas, hay una realidad social y las señales que emites dependen de donde te sitúas. También, este lenguaje refleja la dificultad de reconocer a una persona más allá. En la base de la teoría queer está que te den espacio para ser lo que eres, en lugar de obliterarte bajo el genérico monja, monjita, hermanita… Es muy interesante pensar qué significa desde la perspectiva del referente femenino, tocas cosas inconscientes.

1 El 29 de julio de 1994, el Dr. John Bayard Britton, proveedor de servicios de aborto, y James Barrett, su acompañante voluntario, fueron asesinados fuera de una clínica de abortos de Pensacola, Florida.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Print this page
“Cuando no obedeces a intereses claros, eres incómoda para unos y otros”
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

¿Quieres debatir en un espacio tranquilo, seguro y libre de (machi)trols? Vente al foro de debate de Pikara Magazine

Periodista especializada en género y comunicación de organizaciones. Activista en movimientos sociales desde su adolescencia, se hizo feminista explícita por necesidad y sentido común. Miembro del colectivo editor del Periódico Diagonal, formó parte del equipo impulsor de La Independent, Agència de Notícies amb Visió de Gènere, y colabora con distintos medios alternativos e independientes, además de impartir talleres y formaciones sobre cómo informar con perspectiva de género, clase y etnia; efectos de los ajustes estructurales sobre la vida de las mujeres y desde la perspectiva de género, economía feminista y otros temas. Más info en www.joanagarciagrenzner.wordpress.com

    Comentarios recientes

    1. Javier Bermúdez

      Esta señora lleva tiempo apoyando un producto milagro denominado MMS, que se vende como cura del cáncer, sida o autismo. Y se vende clandestinamente porque es básicamente lejía y su venta está prohibida por sanidad, así como parte de sus promotores han pasado por la cárcel por atentar contra la salud pública ¿es esto también una conspiración señora Forcades?
      Sobre el resto mejor no opino, salvo recomendar, al contrario que la señora Forcades, que sigan usando ese gran adelanto médico que son las vacunas, que tantas vidas han salvado, y que no le hagan caso y no tomen homeopatía, es agua y azúcar, un timo. Cuando estén enfermos vayan al médico de verdad.
      Con este historial en lo científico, imagínense la credibilidad que le doy en lo político.
      Por una izquierda racional, y sin magufos.
      http://www.youtube.com/watch?v=mKELMsTdMoY
      http://naukas.com/2012/11/26/alerta-magufo-empresarios-que-le-ofrecen-beber-blanqueador-industrial/

      1. Anarres

        ¿Y quien decide quien es “un médico de verdad”? Hasta donde he visto, esta mujer tiene el título de medicina. Y hasta donde la he leído y escuchado, nunca ha animado a la gente a dejar de ir al médico. Tampoco ha dicho que el mms sea bueno, sino que debería ser estudiado (algo que me parece más pro-científico que negar que pueda ser bueno sin ningún argumento). Y con las vacunas, le he visto criticar dos vacunas en particular, no todas las vacunas ni de lejos. Y por cierto, en ambos casos hablamos de vacunas que han sido largamente criticadas y cuestionadas por muchas personas del ámbito de la salud, muy especialmente el tema de la relación beneficio-coste.

        Estaré más o menos de acuerdo en unas cosas y en otras, pero eso de poner el sanbenito de “magufo” (magufa, supongo, en este caso) con tanta alegría y a partir de ahí negarse a escuchar nada es algo que me produce alergia.

    2. Pilar Campos

      Escucho y leo atentamente las exposiciones de la Sra. Forcades; porque lo que veo i oigo, mas que opiniones personales, son exposiciones de hechos bien argumentados que, unos mas que otros pueden contrastarse, porque toda esta información cuesta que llegue al publico en general. Cuando lo que expone es una opinión personal, te lo deja claro. Solo pide criterio, y te deja el libre albedrío, Solo cabe actuar con honestidad y sentido común. Agradezco que hayan personas como la Sra. Forcades, y es normal que tenga tantos detractores, porque es molesto hacer público lo bien que se hacen las cosas para beneficio de una minoría a costa de toda la sociedad. No olviden que la sociedad tiene nombre, apellidos y sentimientos, porque somos todos nosotros.

    3. Santiago Ll

      Gracias por la información Javier.
      La verdad que esta monja habla por la boca del mismísimo Satanás.

    4. Rubén

      Como siempre, los proabortistas omiten la verdad fundamental de esta cuestión: las personas, somos personas desde el momento de la concepción. Este es el verdadero debate del que los proaborto no quieren que se hable, analice, argumente,… porque no tienen argumentos. También resulta estremecedor y triste, ver cómo una religiosa pone por encima la voluntad de la mujer, al derecho a vivir de su hijo.

    5. Pingback: “Cuando no obedeces a intereses claros, eres incómoda para unos y otros” | The Fuckington Post

    6. Marisa

      Increíble lo de esta monja que utiliza el hábito para dar fuerza y llamatividad a sus posturas ya rancias y más bien anticuadas ya en el planteamiento antropológico. Una niña rebotada, hija de padres separados tal vez, con una desestructuración a nivel personal que se nota por su afán de protagonismo. Eso sí, está instruida, gracias a que ha sido una “niña bonita”, una niña pija que con el hábito se iguala, dice, a los pobres. Vamos, para mearse de la risa. El velo que lleva es símbolo de algo más grande que ella y lo está desprestigiando hasta el infinito, con la anuencia de quienes la dejan actuar así. No se trata de censurar, se trata de hacer que una persona inmadura alcance una madurez. Si es incapaz, pues lo mejor es que se busque otro lugar. La Iglesia católica tiene una doctrina social y una forma de entender al ser humano con la que esta chica no conecta y, por lo que veo desde hace tiempo, o no comprende o si la comprende tiene una actitud crítica estúpida que hace público un disenso que no es la voz del pueblo. Mejor se dedique a estudiar más teología y antropología. Se ve que la poca teología que estudió en USA y la medicina, no le han ayudado todavía lo suficiente. Pero creo que, en lo profundo, tiene algo psicológico mal digerido de un pasado tal vez lleno de heridas no curadas.

    7. Marisa

      Esta monja es de traca… Ahora veo que es tan narcisa que tiene hasta una página web dedicada a sí misma y una entrada en la Wikipedia que es probable que ella misma haya elaborado. Vamos…para morirse.

    8. Angel Fabregat

      Me ha enviado el texto una de mis dos hijas.Lo he leído con atención, con respeto y con cierta simpatía. Como tuve una tía monja que fue capaz de enfrentarse a un revolucionario que había ocupado el despacho del más rico de Burriana en la guerra civil, amigo suyo desde que le atendió en el Hospital de la Misericordia de este pueblo o ciudad, como esa monja y otras muchas como ella, que se escandalizarían de leer lo que dice mi buena Monja Forcades, he de decirle que ella goza ahora de todo el prestigio que almacenaron las muchísimas monjas como mi tía que se partieron el pecho por los pobres de verdad y superaron el miedo a ser martirizadas como lo fueron muchas, sin que nadie del otro lado les haya pedido perdón. Mi tía y su comunidad se hicieron una vez una foto con Franco, cuando Franco iba a San Sebastián y los marineros del Azor (el que luego utilizó F.G.) hablaban sobre todo euskera. Lamento haber perdido aquella foto, porque la mandaría para que Sor Forcades viera que durante el franquismo hubo muchas monjas y curas que pelearon por los pobres, la educación y la reconciliación de todos los españoles, catalanes incluidos, sin exigir que nadie pidiese perdón por tantas calamidades y destrucción de vidas, de patrimonio religioso y cultural excelso. Yo mismo fui muy amigo del hombre que en el 36, cuando tenía 18 años y la cabeza caliente, estuvo a un centímetro de matar a mi padre. En el tema del aborto me remito a la opinión de muchos expertos y muchas mujeres de buen entendimiento que están a favor de una ley como la de Gallardón, mejorándola lo que se pueda, pero están totalmente en contra de la Ley Aido. En cuanto a la Virgen, Jesucristo y la Trinidad, desearía que se fuera más serio. ¿Por qué Jesucristo no fue Jesucrista y María no fue Mario? ¿Por qué no nos fiamos más de la naturaleza? ¿Por qué hemos pasado de la lucha de clases a la lucha de sexos? ¿Qué negocios hay detrás de ciertas educaciones sexuales, uso y abuso de anticonceptivos, sexo como única o principal forma de relacionarnos, además de los tuits, abortos a mansalva y fecundaciones in vitro como última solución al abuso de no ser naturales en las cosas más naturales?¿Cuándo empezaremos a comer como los astronautas? Angel F.P.

    9. Angelus

      Es una lastima que no exista la inquisición seria feliz viendo a esta bruja y todos sus superiores arder en la hoguera lindo espectáculo mejor que el de las fallas valencianas con olor azufre incluido

    10. Carolina Carmona Ros

      ¿Y tu que opinas?. Exprésate con libertad, pero con respeto. Así nos invita Pikara Online Magazine a dejar nuestro comentario!; yo me lo he encontrado escrito debajo del comentario de Angelus y me ha parecido cuanto menos vergonzoso llamarte Angelus y escribir un comentario que incita a la violencia proponiendo la vuelta de la inquisición y las brujas quemadas en la hoguera, es una lástima que representes así a la comunidad católica y que nadie se molestara en recordarte que existen maneras mas respetuosas de manifestarte. Me parece triste que algunos miembros de la comunidad católica pongan tanto ahínco en faltar al respeto a toda la comunidad, insultar y maldecir en lugar del hacer el bien y ser cariñosos con los necesitados de nuestra sociedad. Al fin y al cabo esta señora monja o no esta dando su opinión, no es mas que una de las tantas opiniones contrarias a las propias que encontraremos a lo largo de nuestras vidas. La violencia física o verbal nunca se podrá justificar por mas en desacuerdo que estemos. Este tipo de procedimiento solo nos ensombrece, nos deshonra y envilece como comunidad.

    11. Pingback: Teresa Forcades: “Para aparecer en el mundo, Dios no necesitaba una pareja heterosexual, sólo una conciencia humana libre que dijo que sí” | Evangelizadoras de los apóstoles

    12. Ola

      Los comentarios son tristes pero me hacen pensar que la Sra Forcades dice la Verdad. Gracias Sra Forcades, no tenga miedo. Somos muchos/as quienes la necesitamos.

    13. Pingback: La teologa femminista e queer: “Non rispondi a interessi precisi? Scomoda, per gli uni e gli altri!” – Al di là del Buco

    14. María

      Bendito plagio:
      «El cristianismo de la Antigüedad y de la Alta Edad Media predicaba su mensaje en un mundo saturado de múltiples religiones. Consideraba los elementos religiosos de los pueblos paganos como partículas de una revelación total o como anticipaciones-preparaciones de la auténtica revelación. Aunque entrara en conflicto con las otras religiones, sin embargo, se consideraba a sí mismo como la religión completa, en la que se ensamblaban los elementos parciales de las otras religiones después de purificarse adecuadamente. Durante mucho tiempo resonó el lema creado por Justino hacia mediados del siglo II: “cuanto de verdad se ha dicho nos pertenece”. […] las luchas de religión de la Edad Moderna, entre otras causas, hicieron que las diferentes maneras de interpretar el cristianismo se convirtieran en confesiones. Cada confesión pretendía cada vez con mayor fuerza ser la única verdadera, de manera que tachó de idolatría todos los elementos religiosos que no le pertenecieran. […] En la Edad Moderna la religión cristiana se hace confesional y excluyente, perdiendo el carácter de religión total e incluyente que había mantenido antes. Los elementos propios de la confesión son considerados divinos y sobrenaturales, algo por lo que combatir, muriendo o matando.» http://www.uclm.es/actividades0304/seminarios/spinoza/pdf/cuadernos/7.pdf

      «[…] las paradas solsticiales acompañadas de la reanudación del movimiento solar al amanecer del tercer día, constituyen para la hipótesis astronómica las mejores variables con que explicar el nacimiento de una historia mítica que todavía hoy preside la vida de muchos humanos y ordena su calendario religioso y civil.»
      http://revistas.ucm.es/index.php/CMPL/article/viewFile/CMPL0909220095A/29003

      Pronatalismo para contar con mano de obra abundante y, por tanto, barata:
      «[…] la primera tarea del hombre en la sociedad es la de organizar la producción, en sentido lato, que […] incluye, naturalmente, la reproducción: la concepción de retoños y su crianza hasta la madurez […].» [G.E.M. DE STE. CROIX
      La lucha de clases en el mundo griego antiguo (Crítica 1988) p. 51]

      Mujeres y clase:
      «[…] las mujeres, o en cualquier caso las casadas (es decir, la mayoría de las mujeres adultas en la Antigüedad), han de considerarse en ciertos aspectos una clase específica, si bien la pertenencia a dicha clase (vistas las consecuencias que podía tener para la posesión de una finca) podía resultar para una mujer de alta cuna bastante más importante en una ciudad como Atenas que para una campesina pobre, que, si hubiera nacido hombre, habría tenido muy pocas oportunidades de poseer una gran propiedad y cuya pertenencia a la clase de las mujeres hubiera tenido, por lo tanto, mucha menos significación.» [Ibidem p. 62]

      Mujeres “ordenadas”:
      «Por libertad con respecto a lealtades irreales se entiende que debe despojarse, ante todo, del orgullo de nacionalidad; también del orgullo religioso, del orgullo de universidad, de escuela, de familia, de sexo, y de todas esas lealtades irreales de ellos dimanantes. […] Las leyes inglesas velan por que no heredemos grandes fortunas; las leyes inglesas nos deniegan, y esperemos que sigan denegándonoslo, el pleno estigma de la nacionalidad. Además, difícilmente podemos dudar de que nuestros hermanos nos proporcionarán durante muchos siglos por venir, tal como lo han hecho durante muchos siglos pasados, algo que es esencial para la sensatez, algo de inconmesurable valor para evitar los grandes pecados modernos de la vanidad, el egoísmo y la megalomanía, es decir, el ridículo, la censura y el desprecio. Mientras la Iglesia de Inglaterra no acepte nuestros servicios ―¡ojalá dure largo tiempo tal rechazo!― y las antiguas escuelas y universidades no permitan que compartamos sus acervos y privilegios, estaremos a salvo, sin tener que realizar el menor esfuerzo, de las particulares lealtades y servidumbres que dichos acervos y privilegios engendran.» [Virginia WOOLF Tres guineas (Lumen 1983) pp. 110 – 113]

    15. Hijo de la Negra

      Me ha gustado mucho la entrevista. ¿Alguien puede informar sobre su estudio sobre el tema de las brujas? Me interesa mucho. Gracias.

      Sobre la cuestión de las brujas como chivo expiatorio creo que se podría apuntar un poco más de lo que la señora Forcades explica muy bien en esta entrevista. Creo que, de alguna manera, todos anhelamos ese amor materno que tiene placer en que seamos perceptivos a nuestro propio placer interno pero, en general, nos resistimos a ser queridos hasta los huesos porque, al romper dependencias a un nivel muy íntimo, es como si una diosa obscura nos despojase de la mala imagen que tenemos de nuetro propio cuerpo como sucede, creo yo, en los procesos de descuartizamiento chamánico. O al menos así veo yo mi experiencia y así creo verla en esos cuentos maravillosos en los que muchas veces el protagonismo es el de una niña dispuesta a sacrificarse por amor propio, a otros y, tal vez, al Absoluto. Porque si hay domínio, hay resistencias y algunas tienen la dulzura de esos cuentos que, por humildes, no dejan de ser maravillosos como, sin duda, han sido maravillosas quienes los han parido porque, por muchos defectos que hayan tenido, nos han dejado verdaderos regalos de amor que no siempre han sido bien entendidos. Personalmente les estoy muy agradecido a esas, digamos, ‘brujas’ y me da mucha pena que se haya perdido esa transmisión que, me parece a mí, todavía tienen algo que ofrecer al exponer la unión del autosacrificio y del autocuidado por el bien de uno mismo y de los demás a través del amor por lo espontáneo de la naturaleza.

      Un abrazo.

    16. Hijo de la Negra

      He visto mi comentario anterior y veo que la emoción me ha cegado a las faltas de ortografía y que la puntuación es horrorosa. Disculpas a todas. Parece que no puedo editarlo así que me limitaré a poner un enlace de un canto de devoción a Aquella que rompe las dependencias. Me parece que el canto se explica mejor que yo 🙂

      http://www.youtube.com/watch?v=Yejs3ZIiAJA

    17. Pingback: Samstagslinks/los enlaces del sábado 7 | Tía Paulina (ehemals Trippmadam)

    18. Pingback: Teresa Forcades: “Cuando no obedeces a intereses claros, eres incómoda para unos y otros”

    19. Renacer

      Si bien el hábito no hace al monje, la esencia cuando es inata brilla por si sola eh ahi un ejemplo

    20. Pingback: Unbelievable!! Pro-abortion Heretic Spanish nun criticizes Spain’s new abortion restrictions | Catholic4Life

    21. Pingback: una suora davvero speciale! | padre luciano in dialogo

    22. Pingback: Cristianos Gays » “El evangelio no quiere mujeres oprimidas; Jesús nos quiere felices y bailando”

    23. Christian Didier Fierro

      Juanito Aunnonacido me pidió que compartiera esta carta:

      Escuché a través de la pared uterina de mi madre que Chile está maduro para debatir sobre el aborto.  
      Como quisiera poder decir lo mismo para poder debatir por mi vida.
      Pregunto:
      ¿Qué culpa puedo tener yo de que mi madre haya sido violada?
      ¿Por qué tendría yo que pagar por una falta que no cometí?
      Si me califican de inviable, pregunto: ¿Porque no me quieren dar una oportunidad? ¿Acaso como comunidad nos vamos a igualar a las abejas que matan a sus inviables?
      Lo siguiente es para mi mamá:
      Mamá,  si no me quieres,  regálame pero no me mates. Recuerda que la mitad de mi ser eres tú.

      Juanito.

    24. María

      Muy interesante su postura, y se nota que ha estudiado y leido mucho sobre estos temas tan álgidos hoy en día. Pero al parecer esta señora no es monja, por lo que dice esta entrevsita ella entró a estudiar al convento de las benedictinas, no dice en ninguna parte que haya tomado los votos para ser monja, por lo que asumo que anda disfrazada de monja. Por lo tanto, puede opinar y pensar libremente. De ahí todo el contenido de su entrevista. Y hasta quizás sea lesbiana.

    Los comentarios están cerrados

    Uso de cookies

    Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies