Orgasmo vaginal Afinando el órgano, Cuerpos, Secciones

Estoy en pareja desde hace un tiempo y aún no he conseguido tener un orgasmo vaginal, sólo lo consigo si yo me toco el clítoris a la vez que la penetración. ¡Ya empiezo a dudar incluso de que exista! ¿Qué puedo hacer para solucionarlo? Porque me agobia bastante y a algunas de mis parejas también. Leer más

Orgamos_vaginal_Sonia

Estoy en pareja desde hace un tiempo y aún no he conseguido tener un orgasmo vaginal, sólo lo consigo si yo me toco el clítoris a la vez que la penetración. ¡Ya empiezo a dudar incluso de que exista! ¿Qué puedo hacer para solucionarlo? Porque me agobia bastante y a algunas de mis parejas también. Sole.

Sólo existe un tipo de orgasmo, pudiendo variar el lugar de estimulación. La inmensa mayoría de la mujeres obtienen los orgasmos a través de la estimulación directa del clítoris; otras lo hacen con la estimulación indirecta a través de la vagina y/o de los labios internos y externos

¡Hola Sole! Haces bien en dudar de su existencia puesto que, efectivamente, la diferenciación entre orgasmo vaginal y clitorial no existe. Sólo existe un tipo de orgasmo, pudiendo variar el  lugar de estimulación. Tal y como comentaba en este artículo, el orgasmo es la respuesta neurovegetativa que el organismo produce a los estímulos, sean cuales sean, generados en la fase de excitación de la respuesta sexual humana. Esta estimulación se traduce en impulsos eléctricos que llegan al centro de reflejo orgásmico, en la médula sacrolumbar, desencadenando una serie de contracciones en el suelo pélvico que dan lugar a la sensación orgásmica.

En el cuerpo de la mujer, el clítoris es el único órgano del cuerpo cuya única función es producir orgasmos. Aunque su zona externa pueda parecer en algunos casos pequeña, el clítoris al completo puede medir hasta 13 centímetros. La parte visible, el glande y el capuchón, están unidos a los labios internos de la vulva en su parte superior. La parte invisible del clítoris rodea la vulva, bajo los labios internos y externos y, a su vez, la uretra.  Es decir, es muy difícil no estimular el clítoris, ya sea de manera directa o indirecta, al entrar en contacto con la vulva.

La inmensa mayoría de la mujeres obtienen los orgasmos a través de la estimulación directa del clítoris, mientras otras tantas lo hacen a través de la estimulación indirecta, ya sea a través de la vagina o/y la estimulación de los labios internos y externos. Y no sólo eso, sino también mediante la estimulación mental. Y en todas estas estimulaciones no suele faltar las contracciones del suelo pélvico que, al contraerse y expandirse, hace que el clítoris sea estimulado indirectamente.

La vagina, como sabes, es insensible en su mayor parte. Las sensaciones se concentran en la entrada, donde el clítoris tiene su raíz. La estimulación de la misma puede ser placentera, pero no tiene por qué ser la más placentera en la mujer. En el interior de la vagina se puede encontrar una zona más sensible, denominada Punto G, que coincide con parte de la raíz del clítoris y la próstata femenina. Al ser estimulada esta zona, algunas mujeres sienten la sensación de orinarse, puesto que el clítoris crece por la excitación y ejerce presión sobre la uretra. Dependiendo de la mujer, esta sensación puede ser placentera o no, y en algunos casos desencadenar un orgasmo en el que también está interviniendo el clítoris. Algunas mujeres describen que la sensación orgásmica es diferente, ni mejor ni peor, puesto que da la sensación de que el orgasmo es “hacia fuera”, mientras que con la estimulación directa del clítoris la sensación es “hacia dentro”. Esto puede ser debido a que, al intervenir la uretra, el cerebro mande diferentes instrucciones. En realidad, si experimentas y juegas con tu suelo pélvico, puedes obtener diferentes sensaciones… aunque no olvides que el objetivo es disfrutar y no demostrar.

Aunque su zona externa pueda parecer en algunos casos pequeña, el clítoris al completo puede medir hasta 13 centímetros

El problema de la creencia del orgasmo vaginal radica en la limitación que supone para una sana vivencia del sexo, puesto que restringe el placer de la mujer y prima la práctica de la penetración pene-vagina como elemento indispensable para que las relaciones sexuales genitales sean “adecuadas”. Esta creencia ya no sólo es limitante para las mujeres, sino también para los hombres, puesto que les otorga una responsabilidad extra. Cuando en realidad el objetivo del sexo es el placer propio, sea de la manera que sea.

¿Por qué se sigue manteniendo esta falsa creencia?

Es curioso cómo algunas personas mantienen la creencia de Freud que afirmaba que el orgasmo deseable y maduro era el que se obtenía a través de la estimulación de la vagina, mientras que si sólo se estimulaba el clítoris era un orgasmo infantil. Junto a ello encontramos también la idea de la envidia del pene en las mujeres, puesto que el clítoris era considerado un pene pequeño. De ser así, ¿no te resulta contradictorio? Es decir, siguiendo esta línea de pensamiento, si el clítoris es un pene pequeño (aunque, si tuviésemos que comparar, el pene en realidad es un clítoris grande), ¿por qué ese empeño en que las mujeres obtengan los orgasmos en otra zona distinta del hombre? Si el transcurso de la historia hubiese sido al revés, es decir, que primase el placer de la mujer y su orgasmo a través de la estimulación del clítoris, ¿estaríamos hablando hoy de una distinción entre orgasmo peneal y testicular en el hombre?

Esto me recuerda a algo que leí hace tiempo en un consultorio sexual. En él aparecía la misma duda que tú planteas y la respuesta “experta” fue: “Lo que necesitas es una estimulación extra en el clítoris”. Al leerlo, lo primero que me vino a la mente fue: ¿Extra? Si volvemos al ejemplo anterior en el que imaginábamos que la práctica habitual (o dictatorial) fuese la estimulación del clítoris, hoy estaríamos hablando de que lo que necesita un hombre para obtener un orgasmo es la estimulación extra del pene. ¿No te parece absurdo?

Se mantiene la creencia de Freud de que el orgasmo deseable y maduro era el que se obtenía a través de la estimulación de la vagina. Otro mito absurdo es que si la mujer descubre que es autónoma en su placer, prescindirá del hombre

Otra idea mantenedora de este mito/mentira es la de que si la mujer descubre que es autónoma en su placer, prescindirá del hombre. Para no romper la línea de los párrafos anteriores, debe ser que los hombres aún no os habéis dado cuenta de que sois autónomos en vuestro placer y por eso aún algunos no habéis prescindido de las mujeres, ¿verdad?. ¿Puede ser esa la razón por la que algunos seguís manteniendo relaciones con mujeres? ¿No os habéis dado cuenta de que solos también obtenéis placer? ¿Es por eso? Agradecería mucho que alguien me lo aclarase, puesto que es algo que me tiene realmente preocupada.

Para concluir, hagamos un experimento. Cuando lo hagas te sorprenderá, porque el resultado es totalmente inesperado. Todas las personas que lo han hecho aseguran que es una de las mejores sensaciones que han tenido. Puedes hacerlo en cualquier sitio, da igual si tienes gente alrededor. Tómate un minuto. Coloca tus dedos sobre la barbilla y comienza a masajeártela. Puedes hacerlo a diferentes ritmos: más lento, más rápido… juega con las diferentes presiones. Puedes utilizar todo el dedo o sólo la yema. Recréate en la sensación. ¿Verdad que es placentero? ¿Has tenido un orgasmo? ¿No? Entonces eso significa que eres un frígido/a, porque toda la gente que lo ha hecho obtiene placer.

¿Verdad que es absurdo?

Si quieres hacer una consulta a Mónica Quesada Juan, escríbenos a revistapikara@gmail.com poniendo ‘Sexóloga’ en el asunto

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Print this page
Orgasmo vaginal
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

¿Quieres debatir en un espacio tranquilo, seguro y libre de (machi)trols? Vente al foro de debate de Pikara Magazine

Estudié Pedagogía para contribuir a un cambio hacia la vivencia del placer sin culpabilidad. Me especialicé en Sexualidad, base de la formación y castración de nuestra personalidad. Parto de analizar la construcción actual del género como limitante de nuestra expansión.

    Comentarios recientes

    1. Anarres

      La gracia del polvo pene-vagina es que deja las manos, la boca y el resto del cuerpo libre para otros menesteres. Casi diría que las mejores penetraciones (como penetración y nada más) se consiguen más con unos dedos hábiles que con un pene.

      Se agradece leer a alguien que escribe sobre sexo con un poco de cabeza. Cada vez que oigo a alguien diciendo que el punto G no existe, o que eso de tocarse a una misma le da “asquito”, o similares, me desespero… Sigue siendo muy necesario hacer divulgación sobre la sexualidad femenina (y masculina, ya puestas).

    2. Pretty Nuit

      Enhorabuena por esta publicación!! Me parece muy interesante y útil, además estoy de acuerdo contigo en muchísimas cosas. Hay muchas formas de estimulación, no nos debemos concentrar solo en una y frustrarnos sino conseguimos el resultado deseado, sino probar y probar, ya sea con nuestra pareja o solos, se trata de experimentar y jugar con nuestro cuerpo, porque cada persona somos un mundo por descubrir.
      Un saludo y gracias!!!
      http://www.prettynuit.blogspot.com

    3. Jimena

      Genial! esto me confirma, lo que mi hije, trans..ha sostenido siempre..que, el amor y placer, no tienen género! es solo, sentir, sentirte, sentirnos..
      Excelente artículo.
      Saludes de Chile,
      Jimena.

    4. Pingback: Orgasmo vaginal

    5. a

      Siento decir que sí que existen diferentes tipos. Si os consuela pensar que no porque no llegais, bien por vuestro problema o por el de vuestro amante, me alegro, pero no se cuentan mentiiiras.

    6. Rebelde

      Muy acertada tu explicación Mónica, pero yo la verdad además de explicarle a la persona que te consulta, a Sonia, sobre su preocupación y las vias como bien has explicado que existen para lograr el orgasmo, le hubiera aconsejado que cambiara de pareja.

      La comunicación es fundamental en una pareja, y si estas con alguien tienes que decirle sin presiones, libremente, lo que te gusta o no, cómo y de qué manera. Tiene que establecerse una comunicación entre ambas personas,y si no lo entiende o ni lo quiere entender : puerta.
      Me ha parecido que ella se sentia de alguna manera culpable por esa presión social a la que nos vemos somentidas todas con la idea (equivocada) de que el orgasmo solo se consigue via vaginal unicamente, (hay algunas que sí y otras que no), y me temo que ella estaba también demasiada presionada por su pareja/as, e incluso lo llega a decir ella misma”agobia incluso a mis parejas”.
      Su agobio empieza por su pareja……..

      Y en cuanto a lo de Freud…mejor dejarlo en el baul de los recuerdos, puesto que dice un sinfin de absurdidades en sus teorias sobre nosotras y nuestra sexualidad.
      Como tu bien dices : “Es curioso cómo algunas personas mantienen la creencia de Freud que afirmaba que el orgasmo deseable y maduro era el que se obtenía a través de la estimulación de la vagina, mientras que si sólo se estimulaba el clítoris era un orgasmo infantil”, comparto tu idea, yo tampoco lo entiendo, ni entiendo como algunas personas pueden compartir eso.
      Saludos

      1. emilia

        querida mia, siempre para refutar una afirmacion hay que tener conocimiento el cual permita sostenerla. evidentemente tus conocimentos sobre psicologia y mas precisamente sobre psicoanalisis dejan mucho que desear. esta linea de pensamiento se centra principalmente en el analisis y en el “caso por caso” lo que impide la generalizacion de teorias en individuos…no tomes tan literal las palabras de Freud, ni sus escritos porque para comprenderlos nenecitarias años de estudio, te lo dice una licenciada en psicologia. en todo caso deberias asesorarte con algun entendido que te explique que es lo que Freud esta queriendo demostrar con sus teorias sobre la sexualidad y sobre todo, te explique que para entender cualquier corriente es necesario situarse en el contexto en el cual fue elaborada, para asi apreciar el verdadero significado de sus aportes.

    7. Itzíar

      Me ha parecido interesantísimo y totalmente cierto.

      Al principio de la relación con mi novio, tuvimos muchos problemas a todos los niveles relacionados con el sexo (desde simples “gatillazos” hasta discusiones por la presión psicológica que él tenía). Él se sentía fatal porque no entendía por qué no era capaz de conseguir que yo tuviese un orgasmo vaginal y, a pesar de que trataba de explicarle que yo sí disfrutaba aunque no consiguiese un orgasmo vaginal (ya que los conseguía con la estimulación del clítoris), no atendía a razones y no me creía. Llegaba incluso a decirme que no quería tener sexo conmigo.

      Con el tiempo me di cuenta de que el problema radicaba en la educación sexual recibida y algunos de los modelos observados durante su vida. Esto es: porno, básicamente. Cosa que me pareció tristísima. Cuando me di cuenta de que su comprensión de la sexualidad se basaba en algo así, hablé con él exponiendo las cosas desde una perspectiva distinta y, hasta ahora, puedo decir que ha funcionado.

      En cualquier caso, genial y clarísima explicación de cómo funcionan las cosas en nuestro interior. Gracias.

    8. Anothing

      Tienes suerte de ser una mujer YO ME MATARÍA POR SER UNA DE VOSOTRAS 🙂

    9. lola

      hola, estoy en la misma situacion aunque con la diferencia de que con mi pareja no he tenido ningun tipo de problemas sobre que tipo de orgasmo siento. de todas maneras me gustaria experimentar no solo con el clitoris.he llegado a tener muchos orgasmos en el clitoris teniendo penetracion vaginal y en la vagina se siente muy bien, incluso he tenido esa sensacion de deseos de orinar pero que hago despues?me orino? jajaja, y si me orino de verdad? que verguenza!!!!!!! por favor orientenme en esto. gracias.

    Los comentarios están cerrados

    Uso de cookies

    Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies